La Buena Parte del Día - 2 Samuel 23:14-18

La Buena Parte del Día - 2 Samuel 23:14-182 Samuel 23:14-18. David estaba en una fortaleza, y los filisteos tenían una guarnición en Belén; y como David tenía mucha sed, dijo: «Cómo quisiera beber un poco de agua, del pozo que está a la entrada de Belén!» Entonces los tres valientes irrumpieron en el campamento filisteo y sacaron agua del pozo de Belén, y se la llevaron a David, pero él no la quiso, sino que la derramó en el suelo como ofrenda al Señor, y dijo: «¡Que el Señor me libre de hacer esto! ¡Sería como si bebiera la sangre de estos valientes, que pusieron en peligro su vida!» Y no la quiso beber. Tal fue la hazaña de esos tres valientes.

El segundo libro de Samuel en el capitulo 23 resalta el grupo de soldados valientes del ejercito de David y destaca a 30 soldados como los "mas valientes", pero aun en esos treinta, sobresalen de ellos, únicamente 3 soldados que demostraron, mas arrojo que los demás.

Estos tres valientes de David destacados nunca se dejaron llevar por las multitudes, ni por los ruidos externos, no se dejaron llevar por el temor, ni por las circunstancias. Aun cuando nadie más los acompañó en su arrojo dejaron de confiar en Dios, más bien dejaron de confiar en sus propias fuerzas y actuaron motivados por su amor al Rey.

Nuestro medio, nuestras congregaciones, nuestro entorno siempre necesitara de personas comunes que aman a Dios y sirven a El y al prójimo, pero aún más necesita personas que caminen una milla más, que caminen en lo extraordinario, en lo sobre natural, que actúen por fe y no por vista. (2 Cor 5:7), y podamos ser llamados valientes del Rey de reyes, de nuestro Señor.

Para caminar por fe y no por vista se necesitan 3 cualidades enmarcadas en la valentía que poseían estos 3 hombres:

Decision, Acción y Entrega.

1. Decisión: (Irrumpieron en el campo enemigo). Las decisiones en situaciones determinantes son actos de valentía, precedidas por un deseo profundo o una necesidad inminente, en este momento se daban estas dos connotaciones, "y como David tenía mucha sed, dijo: «Cómo quisiera beber un poco de agua, del pozo que está a la entrada de Belén!» había un deseo profundo del Rey y una necesidad inminente sobre ese deseo, pero además de eso también David notó claramente el arrojo de estos hombres. La palabra dice que estos tres hombres "irrumpieron" fueron decididos y confiaron ciegamente en cumplir aquello que tenían como objetivo. Los planes de Dios en nuestra vida generan que mostremos el arrojo de caminar en fe e irrumpir en decisiones que nos llevaran al cumplimiento de sus propósitos. No siempre estaremos en zona de confort, a veces tendremos que entrar al campo enemigo y ser determinantes en la fe.

2. Acción: (Tomaron el Agua del Pozo de Belen). No solo se necesita ser decididos, una decisión, siempre ira seguida de una acción, nuestra fe sin obras es muerta (Santg 2:14). "y sacaron agua del pozo de Belén", estos hombres no solo tenían claro su decisión de irrumpir en el campo filisteo, también actuaron en función de su propósito de manera inmediata. Cuando tomamos decisiones que nos lleven al cumplimiento de un propósito no sirve de nada quedarnos con la intención en la determinación, lo que Dios admira de nuestra fe es actuar de forma inmediata en el momento en que tenemos la oportunidad de hacerlo, de lo contrario será una fe muerta . La acción es la manera en la que nuestras determinaciones cobran sentido.

3. Entrega: (...Y la Llevaron a David). Toda decisión y acción está dispuesta en una entrega. Estos tres valientes estaban dispuesto a todo incluso a dar su vida por David, cuando escucharon que su rey tenia sed sin dudarlo fueron determinantes y actuaron y se entregaron a su misión por completo sin temor, porque solo importaba el sueño de su Rey. (Mateo 22:37). Dios desea este mismo tipo de valentía en el que haya entrega total en sus propósitos, en todo lo que hagamos para su cumplimiento. Personas capaces de no retroceder en el campo espiritual sino avanzar hasta obtener sus promesas y verlas cumplidas.

Tendremos esta valentía que encierra Decisión, acción y entrega?, en los proyectos de nuestra vida enmarcados en los propósitos de Dios para con nosotros?. Dios prueba nuestra valentía en el campo de batalla donde tenemos una sola arma, nuestra fe!!, con la que enfrentamos toda prueba, que sea necesaria.

Oración.

Señor ayúdanos a tener una fe tal que seamos determinantes, activos y entregados en todo aquello que tú has deseado.

Bendiciones.

Por: Rosana Quevedo Angel.​  

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.