La Buena Parte del Día - Oseas 6:6

La Buena Parte del Día - Oseas 6:6Oseas 6:6. Quiero que demuestren amor no que ofrezcan sacrificios. Más que ofrendas quemadas, quiero que me conozcan.

Este es un fragmento de la palabra profética dada por Oseas a Israel, Oseas fue un profeta contemporáneo a los reyes de Israel y de Judá y quien fue comisionado por Dios en los últimos años del reino del norte, para profetizar lo que en su momento Dios quería hablar a su pueblo de una manera dramática en tiempos de restauración. (Oseas 1:1).

En este pasaje podemos ver la expresión del deseo del corazón de Dios para con sus hijos. Llevándolos a un entendimiento que todo aquello que ofrecían religiosamente no demostraba el amor hacia Él, lo que El anhelaba de ellos era corazones fieles. Y a pesar de la infidelidad de su pueblo aun había esperanzas para ellos, a través del arrepentimiento en un futuro promisorio que Dios les daba con amor, invitándoles primordialmente a conocerle (Oseas 6:6).

Hoy vivimos en medio de una religiosidad tal que podemos llegar a confundir, como el pueblo de Israel sacrificio con amor y el dar con conocer. Ya que muchas veces negociamos el amor con cosas materiales y creemos que al darlas, estamos demostrando amor, entonces distorsionamos el sentido del mismo, Israel ofrecía holocaustos y ofrendas que nada tenían que ver con lo que verdaderamente Dios veía en sus corazones.

La palabra aun nos habla hoy con un mismo llamado. No podemos negar que cuando decidimos aceptar a Jesús en nuestras vidas entramos en una relación personal con El, y como en toda relación genuina se espera un total conocimiento de quien amamos y una fidelidad absoluta, de lo contrario se vive en una mentira disfrazada de verdad. Para amar se debe conocer a quien amamos.

Dios nos pide cambiar 2 cosas importantes en nuestra manera de expresarle amor para vivir una relación verdadera con El.

1. A cambio de entregar Sacrificios, entregar corazones.

2. A cambio de Ofrecer lo material, conocerle más a Él.

El pueblo de Israel pensaba que los sacrificios y holocaustos que aprendieron por la ley demostraba su amor a Dios, mientras en sus corazones reinaba el hacer el mal y el egoísmo, Dios en su amor de padre nos quiere enseñar que más que hacer un acto ritual visible a los ojos de los hombres, El pueda ver en cada corazón un verdadero amor hacia Él con nuestra manera de vivir.

El ofrecerle a Dios cosas materiales o tratar de hacer buenas obras antes los hombres no nos hace conocedores de Dios. Lo único que nos puede acercar al EL para conocerle realmente es el escudriñar su palabra. Y es tan necesario alimentarnos de ella porque es lo que nos llevará a un crecimiento espiritual que nos impida ir por corrientes de doctrinas erradas (Oseas 4:6).

Cuando desconocemos su palabra y no la estudiamos continuamente, nuestra vida espiritual estará en decadencia porque el espíritu solo se puede alimentar con el conocimiento de Dios.

Tenemos un Dios que desea una cercanía estrecha con El, que desea más que nada que le conozcamos de verdad, que restauremos nuestra comunión con El, porque así como al pueblo de Israel le mostraba su misericordia así mismo lo sigue haciendo cada día con nosotros.

Oración.

Señor guíanos cada día más al conocimiento de tu palabra porque a través de ella te conoceremos realmente y viviremos en unidad contigo.

Bendiciones.

Por: Rosana Quevedo Angel. 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.