La Buena Parte del Día - 2 Timoteo 3:14-17

La Buena Parte del Día  - 2 Timoteo 3:14-172 Timoteo 3:14-17 (TLA). Tú debes seguir creyendo en lo que aprendiste, y que sabes que es la verdad. Después de todo, conoces muy bien a quienes te lo han enseñado. Recuerda que desde niño has leído la Biblia, y que sus enseñanzas pueden hacerte sabio, para que aprendas a confiar más en Jesucristo y así seas salvo. Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir. De ese modo, los servidores de Dios estarán completamente entrenados y preparados para hacer el bien.

Hoy en día estamos plagados de muchas alternativas literarias para guiarnos al éxito, libros de autoayuda, y gran cantidad de ofertas de este estilo que aseguran resultados provechosos en nuestro beneficio. Pero nada de esto tendrá realmente un efecto trascendente en nuestra vida si primero nuestro ser interior no es transformado por Dios con un corazón dispuesto a serlo.

No tenemos en cuenta que no hay nada más provechoso para obtener un conocimiento pleno de nosotros mismos y de la vida que deseamos que a través de la palabra de Dios.

El Plan de Dios para nuestra vida no es limitado únicamente a nuestra salvación eterna, sino que en el transcurrir de nuestra vida en esta tierra nuestro ser viva una transformación en nuestro carácter y éste llegue a reflejar el de Cristo. Y el canal que utiliza para lograrlo es su palabra.

Dios busca esta transformación para protegernos, para fortalecernos, para enseñarnos y corregirnos dándonos alternativas para levantarnos en medio de nuestras equivocaciones. Este pasaje nos dice claramente que la palabra de Dios nos presenta beneficios incalculables, nos hace sabios. (vr. 15). Algo que ningún otro libro nos podría dar. Nos dice que todo lo escrito allí proviene directamente de Dios. Y es útil para 3 cosas esenciales en nuestra vida:

1. Enseñarnos: Solamente en el Nuevo Testamento tenemos una descripción de Jesús, un relato de su vida y una exposición de su enseñanza. Y únicamente conociendo su proceder y su ejemplo, podremos aprender de El para formar nuestro carácter conforme al suyo.

2. Ayudarnos y corregirnos: Cuando en la biblia encontramos el término redargüir en otras versiones, nos está diciendo que Dios nos ofrece una ayuda valiosa por medio de su palabra para convencernos de manera íntima y personal cuando estamos en el error, e indicarnos el camino correcto. Y de esta manera nuestra mente estará de acuerdo con sus enseñanzas. El Señor no solo nos hace ver aquello en lo que estamos mal, sino que nos entrega la salida, solo está en nuestra libre voluntad decidir si queremos salir o no.

3. Nos muestra cómo vivir: El escudriñar o profundizar en las Escrituras nos entrena en integridad hasta equiparnos para toda buena acción.

No debemos estudiar las Escrituras con un fin egoísta, simplemente para creer que sabemos más que otros de ella, o para presumir que conocemos a Dios. Sino para luego de recibir tan innumerables beneficios podamos hacernos útiles al servicio de Dios y de nuestros semejantes, dando de gracia lo que por gracia recibimos.

La única manera de aprovechar estos incalculables beneficios es yendo a la palabra de Dios, Leerla, meditarla, creerla y ponerla por obra en nuestra vida.

Oración.

Dios Gracias por tu palabra que nos da sabiduría, nos enseña, nos corrige y nos guía, nada más necesario para obtener una vida abundante y en paz con nosotros mismos y con los demás.

Por: Rosana Quevedo Angel.  

  

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.