La Buena Parte del Día - Romanos 12:9-14

La Buena Parte del Día - Romanos 12:9-14Romanos 12:9-14 Nueva Traducción Viviente (NTV). No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente. No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo. Alégrense por la esperanza segura que tenemos. Tengan paciencia en las dificultades y sigan orando. Estén listos para ayudar a los hijos de Dios cuando pasen necesidad. Estén siempre dispuestos a brindar hospitalidad. Bendigan a quienes los persiguen. No los maldigan, sino pídanle a Dios en oración que los bendiga.

El Capítulo 12 de la carta a los Romanos, está llena de recomendaciones eficaces para la vida de un Cristiano. Tan solo en esta porción del versículo 9 al 14 encontramos las 5 primeras que son esenciales seguirlas y deben ser parte de nuestro estilo de vida, de esta manera encontraremos respuesta a muchas preguntas que en el caminar de una vida cristiana hacemos por desconocimiento de ellas. Estas recomendaciones que da el Apóstol Pablo a los romanos revelan el carácter de Cristo, el cual El desea forjar en nosotros que nos ha llamado sus testigos:

1. AMAR SINCERAMENTE. (Amar sin fingimiento). Rom 12:9-10 "No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. 10 Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente".

"No finjan Amar; Amen de verdad", Esta indicación implica ser portador de un amor desinteresado, sin hipocresía, que posea acciones correspondientes a lo que se expresa. Esta clase de amor incluye decisión y elección de dar de sí mismo por el bienestar de la otra persona sin considerar lo que me cueste. A su vez este amor requiere de 3 ingredientes esenciales _Pureza, honestidad y honra_. (Vr 9.b -10). Dios desea que el amor que expresemos hacia El primeramente y hacia otra persona a la cual decimos amar sea puro y sin mancha. Dios quiere purificar nuestro amor hasta convertirlo tan desinteresado como el que Él nos entrega. La honestidad es lo que nos diferencia de quien no ha conocido al Señor Jesús. Y así mismo la honra es valorar al otro; el amor sin honra no tiene validez.

2. SER DILIGENTES: (Rom 12: 11) "No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo". El Señor es claro en su palabra, la negligencia es rechazada por Dios. En la parábola de los talentos el Señor usa también este adjetivo sobre el siervo negligente que enterró sus talentos, y este término lo utiliza la palabra para enfatizar que este tipo de actitudes son propios de una persona que no da frutos. (Mateo 25:26). En este pasaje el Apóstol pablo no solo hace referencia a no ser negligente sino que agrega el servir con esmero y entusiasmo, dos acciones que hacen parte de la diligencia. La palabra esmero significa afán con dedicación, vehemencia, es decir poner todo el empeño para agradar a Dios en las cosas que hacemos.

3. GOZO, FE Y PACIENCIA: (Rom 12:12) "Alégrense por la esperanza segura que tenemos. Tengan paciencia en las dificultades y sigan orando". Unir estos tres elementos en uno solo no es fácil en medio de una dificultad, sin embargo esta recomendación es fundamental para llevar una vida basada en la dependencia de Dios y crecer en una relación genuina con El. Para vivir en un gozo constante sin importar las circunstancias, debemos partir de la premisa que nos garantiza que si Dios lo dijo Él lo hace!. De esta manera al mirar hacia el futuro, podemos hacerlo con una confiada y gozosa expectativa. Algo fundamental en la sinergia de estos tres dones es la perseverancia en la oración, expresión con la que termina esta recomendación "Sigan Orando", queriendo enseñarnos que etas tres virtudes no se obtienen sin una comunión permanente con el Señor.

4. SER BUENOS SEMBRADORES: (Rom 12:13) "Estén listos para ayudar a los hijos de Dios cuando pasen necesidad. Estén siempre dispuestos a brindar hospitalidad". El sembrar surge de un corazón agradecido y presto a tener una disposición desinteresada de dar en los momentos en los que Dios nos puede usar en la vida de otras personas que pueden pasar por dificultades que quizás ya hemos pasado nosotros por ellas, o en las que un día nos podríamos encontrar. Esta es una manera de honrar al Señor demostrando de su amor por medio de la generosidad que Él ha puesto en nuestros corazones.

5. BENDECIR. (Rom: 12-14) "Bendigan a quienes los persiguen. No los maldigan, sino pídanle a Dios en oración que los bendiga". La palabra bendecir significa "decir bien de..." declarar el bien hacia otra persona. Y es fácil cuando se trata de alguien de quien has recibido lo mismo, pero tanto el Apóstol pablo en esta carta como también lo dijo el Señor Jesús en (Mateo 5:44) se refieren a bendecir a quienes nos persigan o nos lastimen. Tener la capacidad de bendecir a quien nos ha lastimado es algo que solo lo produce el Espíritu Santo de Dios, y este principio va de la mano con el primero, que es amar sin fingimiento, esta clase de amor desinteresado es el que puede ayudarnos a que de nuestra boca salgan palabras de bien hacia una persona que no ha hecho lo mismo precisamente hacia nosotros.

Cuando seguimos estas recomendaciones y las volvemos parte de nuestra manera de vivir, seguramente tendremos resultados diferentes a los que generalmente lamentamos cuando actuamos sin ellas.

Oración. Dios gracias por enseñarnos a través de tu palabra la manera más eficaz, sana y tranquila de vivir.

Bendiciones.

Por: Rosana Quevedo Angel. 

 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.