La Buena Parte del Día - Colosenses 3:12-14

La buen parte - colosenses 3:12Colosenses 3: 12 – 14 (NTV). Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros. Sobre todo, vístanse de amor, lo cual nos une a todos en perfecta armonía.

El Apóstol Pablo se dirige en esta carta a los colosenses como "Escogidos de Dios". Aunque en principio este privilegio fue dado a los judíos, el apóstol toma esta expresión para llevarla a los gentiles, mostrando que la gracia de Dios se había extendido hacia todo aquel que creyera en Jesucristo; Esta palabra trae a los creyentes el tipo de vestidura que debía cubrir a un cristiano, enseñando que estas virtudes son los frutos del Espíritu Santo reflejados en sus vidas para lograr mejores relaciones personales. Que la paz de Dios es un método divino infalible y la manera de obtener la victoria en cualquier conflicto.

Para esto describe una vestidura de 5 piezas esenciales, así como identificó claramente las características del viejo hombre que deben desecharse, también señala las ropas específicas que debían estar incluidas en el vestuario del nuevo hombre:

Compasión, Bondad, Humildad, Gentileza y paciencia.

Podemos notar que estas 5 virtudes todas nos llevan a dar más que a recibir. Requieren de una disposición completa de morir al "Yo" que nos conduce siempre a pensar en sí mismos nada más.

1. Compasión: Nos habla de la necesidad de tener un corazón compasivo, Jesús habló de esto en el sermón del monte (Mateo 5:7 "Dios bendice a los compasivos, porque serán tratados con compasión".). Muchas veces nos cuesta ser compasivos en especial hacia quienes nos han tratado de manera "injusta", pero esta virtud es necesaria si queremos obrar en la correcta justicia de Cristo.

2. Bondad: La palabra bondad en su traducción original es "la virtud de una persona para la que el bien de su prójimo le es tan deseable como el suyo propio".Confirmando la regla de oro que nos habla (Mateo 7:12). Esta traducción en el original es la que describe la palabra bondad usada en (Lucas 6:35), como una característica esencial de Dios :"¡Amen a sus enemigos! Háganles bien. Presten sin esperar nada a cambio. Entonces su recompensa del cielo será grande, y se estarán comportando verdaderamente como hijos del Altísimo, pues él es bondadoso con los que son desagradecidos y perversos". Una de las características del cristiano es esa bondad amable.

3. Humildad: La palabra "humilde" significa "que se rebaja volun­tariamente". Esta parte de nuestra vestidura es quizás la más difícil de colocarse, ya que es una virtud que para algunos significa flaqueza, pero Jesús la describe como el único camino que lleva a un corazón a ser reconocido por Dios. (Lucas 18:4), además porque nos lleva a morir a sí mismos para dar lugar al buen trato hacia los demás. El Apóstol Pablo lo describe de mejor forma en Filp 2:3 "Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo".

4. Gentileza: La gentileza hace parte de los frutos del Espíritu ("mansedumbre") y Pablo también exhortó a los filipenses en el capítulo 4:5, "Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres". Es decir esta virtud es algo que se debe reflejar visiblemente hacia afuera por medio de nuestro trato para con los demás. Sin embargo, es una virtud que no muchas veces pedimos al Señor que obre en nosotros. Tenemos el concepto que "gentil" o "manso" son sinónimos de persona débil, sin la facultad de decisión o sin fuerza de carácter. Sin embargo, Jesús mismo, cuando describió su carácter, dijo "Soy manso y humilde de corazón" (Mateo 11:29). La gentileza está relacionada a la capacidad de tener fuerza y firmeza de carácter para decidir no hacer uso del poder o autoridad para dañar a otros, sino para tratar con compasión y ecuanimidad en medio de una situación que requiere control y solución. El Apóstol Pedro también en (1 Pedro 3:15- 16) nos enseña cómo hemos de responder al no creyente con mansedumbre y con respeto, pero esto es posible sólo en la vida del que está dando a Cristo la prioridad y el control de sus vidas.

5. Paciencia: La palabra paciencia se traduce en otras versiones de la biblia como longanimidad, y longánimo significa "Generoso y benigno, constante en las adversidades". Esta palabra bíblica des­cribe la disposición de no perder la pa­ciencia con otros aunque sean "difíciles de soportar" (1 Ped. 2:18). Una persona paciente es quien aunque no tolera el pecado alienta al pecador, y a los de poco ánimo, sostiene a los débiles y es generoso para con todos (1 Tes. 5:14).

Si estos 5 elementos están presentes en nuestra vestidura como cristiano, entonces podemos considerarnos como sus escogidos. Porque los elegidos de Dios están vestidos con la justicia de Cristo. Estas virtudes nos son más que parte de los frutos del Espíritu Santo. Definitivamente el amor es el vínculo perfecto que nos mantiene unidos como cuerpo de Cristo y el que nos permite vestirnos de compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia.

Oración.

Gracias Señor por cubrirnos con vestiduras nuevas que nos llevan a reflejar tu carácter, para que por medio de tu amor podamos permanecer en unidad y comprender lo que tu permites en nuestra vida para simplemente ver tu Gloria.

Bendiciones.

Por: Rosana Quevedo Angel. 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.