La Buena Parte del Día - Efesios 3:17

La Buena Parte del Día - Efesios 3:17Efesios 3:17 "Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu. 17 Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes".

Cuando el Apóstol Pablo estaba escribiendo esta carta se encontraba en la cárcel de Roma, esperando ser juzgado, y en medio de sus circunstancias el no olvidaba la misión encomendada por Dios a través de su vida, se consideraba así mismo como un canal de la gracia de Dios a los hombres. Por esta razón su mayor preocupación era que su pueblo se mantuviera firme sin flaquear en medio de las circunstancias difíciles. Y en esta oración expresada en el cap. 3 verso 17 tiene una petición a Dios muy significativa, que su pueblo sea "fortalecido en su ser interior".

Teniendo en cuenta que para los griegos el ser interior significaba tres áreas esenciales de nuestra vida:

La inteligencia, la conciencia y la voluntad.

Tres áreas que hacen parte de nuestra parte almática del ser y deben ser gobernadas por nuestro espíritu y el Espíritu de Dios que mora en nosotros desde que hemos aceptado al Señor. Al ser fortalecido en estas tres áreas podremos experimentar el poder de Dios en nuestra vida para afrontar cualquier circunstancia. Esta petición del Apóstol Pablo cuando es respondida por Dios para nuestras vidas produce que:

1. Nuestra inteligencia fortalecida por Dios, nos de la capacidad de discernir lo equivocado y lo cierto en medio de nuestro andar, nos de la sabiduría para tomar decisiones acertadas y firmes. Nos provea un pensamiento claro frente a las situaciones adversas para saber cómo afrontarlas.

2. Nuestra conciencia fortalecida por Dios, nos de una sensibilidad sobrenatural que proviene de Dios para estar apercibidos y expectantes de lo que Dios está haciendo, lo cual nos dará la capacidad de vivir en una tranquilidad absoluta y confiada en Dios.

3. Nuestra voluntad fortalecida en Dios, tiene la capacidad de ser consecuente con la conciencia, porque muchas veces tenemos la conciencia de lo que debemos hacer pero la voluntad no es suficientemente fuerte para respaldar nuestra conciencia y actuar en coherencia con ella.

Nuestro ser interior posee una inteligencia una conciencia y una voluntad que fortalecidas por el Espíritu santo de Dios nos llevará a una vida que camine en sus propósitos. Y este fortalecimiento llega cuando Cristo mora de manera permanente en nuestro corazón, cuando su presencia hace parte de lo más íntimo de nuestro ser, cuando nuestra comunión con él se convierte en una necesidad permanente, cuando por nuestra propia decisión le damos paso a que su fuerza haga parte de nosotros.

Oración:

Señor gracias por darnos esa fortaleza a nuestro ser interior que tanto necesitamos para que nuestra inteligencia, conciencia y voluntad sean guiadas por tu Espíritu y saber que vivimos en tus propósitos. Amén!

Bendiciones.

Por: Rosana Quevedo Angel. 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.