Un poder prestado

Un poder prestado - 2 Corintios 12:7-10
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: 2 Corintios 12:7-10
Fecha: Agosto 30 de 2015
Escuchar audio de esta predica

2 Corintios 12:7-10 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 12:10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Una de las cosas que más nos suele suceder a los hijos de Dios es que un día experimentamos la sensación de tener todo el poder al alcance de nuestra mano para tocar el cielo y al instante siguiente nos hallamos tocando el suelo pidiéndole al Señor que nos de el poder necesario para sobre ponernos a la adversidad que nos aqueja. Esto prueba que en nuestra carne aún se halla latente la equivoca necesidad de sentir que todo cuanto hemos alcanzado es por nosotros mismos y no por la mano poderosa de Dios.

Este pasaje en el libro de Corintios nos deja claro que Pablo no estaba inmune al peligro del orgullo y con toda certeza nadie lo está. El apóstol nos recuerda esa disposición interna que poseemos los seres humanos de ser exaltados sin medida, por los favores recibidos de parte de Dios.

Se han ofrecido incontables explicaciones concernientes a la naturaleza del aguijón de Pablo en la carne. Éstas van del rango desde una tentación incesante, inflexibles oponentes, enfermedades crónicas; tales como problemas oculares, malaria, migrañas y epilepsia, hasta inhabilidad para hablar. Lo que sí sabemos acerca de este aguijón, proviene del mismo Pablo cuando nos dice en 2 Corintios 12:7 "Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera." Claramente, su propósito era el de mantener a Pablo en humildad.

   

 

 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.