Una vana devoción

Una vana devoción - Marcos 7:1-13
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Marcos 7:1-13
Fecha: Diciembre 18 de 2016
Escuchar audio de esta predica

Marcos 7:1 Se juntaron a Jesús los fariseos, y algunos de los escribas, que habían venido de Jerusalén; 7:2 los cuales, viendo a algunos de los discípulos de Jesús comer pan con manos inmundas, esto es, no lavadas, los condenaban. 7:3 Porque los fariseos y todos los judíos, aferrándose a la tradición de los ancianos, si muchas veces no se lavan las manos, no comen. 7:4 Y volviendo de la plaza, si no se lavan, no comen. Y otras muchas cosas hay que tomaron para guardar, como los lavamientos de los vasos de beber, y de los jarros, y de los utensilios de metal, y de los lechos. 7:5 Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas? 7:6 Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. 7:7 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. 7:8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. 7:9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición. 7:10 Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. 7:11 Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios) todo aquello con que pudiera ayudarte, 7:12 y no le dejáis hacer más por su padre o por su madre, 7:13 invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas.

Este verso ha venido siendo el centro de las enseñanzas de las últimas semanas, pero en el día de hoy nos ocuparemos de su contexto para entender de mejor manera la apreciación humana que se tenía de una verdadera devoción y la corrección que Jesús finalmente termina haciendo de esta y que nos centraliza en cual es la forma correcta.

En este capítulo siete, Jesús desea establecer dos principios fundamentales, el primero la prioridad de la palabra y el segundo donde debe estar centrado nuestro corazón, y nos invita a analizarlos a partir de casos concretos.

Por medio de estos dos principios el Señor nos enseña el "hacer" que Dios espera de nosotros como hombres nuevos. Así la relación con Dios no se convierte en un puro acto de formalísimo, sino en algo existencial y estructurado a través del compromiso cotidiano que expresa una verdadera vida de devoción.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.