Un Padre insuperable

Un Padre insuperable - Romanos 4:18-24
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Romanos 4:18-24
Fecha: Junio 18 de 2017
Escuchar audio de esta predica

Romanos 4: 18 Aun cuando no había motivos para tener esperanza, Abraham siguió teniendo esperanza porque había creído en que llegaría a ser el padre de muchas naciones. Pues Dios le había dicho: «Esa es la cantidad de descendientes que tendrás». 19 Y la fe de Abraham no se debilitó a pesar de que él reconocía que, por tener unos cien años de edad, su cuerpo ya estaba muy anciano para tener hijos, igual que el vientre de Sara. 20 Abraham siempre creyó la promesa de Dios sin vacilar. De hecho, su fe se fortaleció aún más y así le dio gloria a Dios. 21 Abraham estaba plenamente convencido de que Dios es poderoso para cumplir todo lo que promete. 22 Y, debido a su fe, Dios lo consideró justo. 23 Y el hecho de que Dios lo considerara justo no fue solo para beneficio de Abraham, sino que quedó escrito 24 también para nuestro beneficio, porque nos asegura que Dios nos considerará justos a nosotros también si creemos en él, quien levantó de los muertos a Jesús nuestro Señor.

La semana anterior escuchamos en algunos apartes de la enseñanza argumentos suficientes para guardar concordancia con la Palabra al referirse a Abraham como el padre de la fe. La Biblia lo describe dentro de toda la escritura como el único hombre que estuvo dispuesto a entregar a su único hijo por mandato Divino y esto nos debe llegar a considerar que el título que le otorgo el Señor evidentemente lo cobija.

El apóstol Pablo nos brinda en este capítulo todo un tratado teológica en cuanto a poder entender que nuestra salvación es producto de la fe y no del cumplimiento de la ley y se enfoca en Abraham como el ejemplo concreto para poder entender esta verdad, pero más halla nos permite ver una serie de indicios que lo llevaron a que pudiera ser escogido por Dios como el padre en el que serían benditas todas las familias de la tierra.

Abraham el padre insuperable; aquel por donde entraron las más grandes bendiciones espirituales y en quien podemos poner nuestros ojos para distinguirnos de la misma manera. Debe quedarnos claro que cada principio que este pasaje nos ofrece es válido para todos aquellos que vivimos una vida cristiana.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.