Despojaos de todo peso

Despojaos de todo peso - Hebreos 12:1
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Hebreos 12:1
Fecha: Octubre 22 de 2017
Escuchar audio de esta predica

Hebreos 12:1. Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.

Hay una figura interesante en este relato a la que se remite el apóstol Pablo, ya que el contextualiza su enseñanza conforme a la práctica que ejecutaban los griegos en sus competencias, los corredores que habían alcanzado los más altos honores en el pasado ahora serían los que observarían con detenimiento en un lugar de privilegio el desempeño de los actuales competidores dándoles animo a lo largo de la carrera.

Hebreos 12:1 (NT VIVIENTE) — 1 Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante.

Hebreos 12:1 (DHH – LA) — 1 Por eso, nosotros, teniendo a nuestro alrededor tantas personas que han demostrado su fe, dejemos a un lado todo lo que nos estorba y el pecado que nos enreda, y corramos con fortaleza la carrera que tenemos por delante.

Hebreos 12:1 (NVI) — 1 Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante.

En el capítulo 11 de Hebreos encontramos una larga lista de estos testigos que nos antecedieron y quienes con su testimonio nos animan a saber que el galardón que nos espera es maravilloso. Abraham, Jacob, José, Moisés, Rahab la ramera, Josué, Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel, los profetas.

No olvidemos que la vida cristiana es como una carrera la cual debemos enfrentar diariamente y la palabra nos anima a correrla, pero debemos recordar que al intentar hacerlo vamos a enfrentar obstáculos y aun cosas que intentaran detenernos o hacer que corramos lentamente, en ocasiones aun deteniendo nuestro avance e ímpetu espiritual. Es por esta razón que el apóstol nos deja la exhortación de despojarnos de todo peso, de aquel lastre, de todo obstáculo que procura detenernos. La Biblia nos advierte lo difícil que es correr cuando una trae mucho peso. Para correr se necesita ligereza de pies y ausencia de todo estorbo. Aquellos estorbos que dificultarían y producirían agotamiento y cansancio a los pies del corredor.

Y es que hay muchos hijos de Dios que gustan de llevar consigo cargas que les hacen muy gravoso su camino en Cristo. A veces, esos mismos bultos son tan pesados, que no les permiten ni moverse y ser llenos del Espíritu Santo para vivir una vida de consagración y servicio al Señor.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.