No se turbe vuestro corazón

No se turbe vuestro corazón - Juan 14:1-9
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Juan 14:1-9
Fecha: Octubre 27 de 2017
Escuchar audio de esta predica

Juan 14:1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 14:3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 14:4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. 14:5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 14:7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. 14:8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 14:9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?

El libro de primera de Samuel nos brinda una mirada a la agonía que se hizo presente en la vida de un rey como Saúl ante la incertidumbre de lo que le depararía su siguiente batalla, los evangelios como acabamos de leer también registran la intranquilidad de los discípulos al acercarse la inminente partida de su Maestro, el pueblo de Israel frente a los retos que les presentaba cada paso en el desierto dejaron ver como sus corazones se llenaran de crítica y desesperanza, todos estos sentimientos contrastan con la seguridad de un salmista como David que se atreve a afirmar que Hubiera desmayado, si no creyese que vería la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes. (Salmos 27:13) o como un Pablo que indistintamente de las circunstancias tiene la capacidad de decirnos ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? guardando fielmente la esperanza en cada Palabra que el mismo Dios le había revelado.

Vivir con incertidumbre es una de las sensaciones heredadas por causa del pecado, esta se halla asociada con ese primer sentimiento que Adán experimento después de haber caído llevándolo a esconderse al saber que había menospreciado la gracia de su creador.

"Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino" Estas fueron las Palabras del Señor Jesús a sus discípulos para quitarles toda incertidumbre justo antes de pasar por la cruz, para luego partir, pero al parecer ellos no sabían ni a donde iba y mucho menos que Él era el Camino. Por eso le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. El Camino era Él y el lugar al que llegarían sería a su Padre.

Estas mismas Palabras deberían ser suficientes para todos aquellos que hemos creído en la persona de Cristo, ya que el encontrarnos con él por malos que sean los tiempos debe producirnos una absoluta tranquilidad, una tranquilidad que borre en nosotros toda incertidumbre. El asunto es que al igual que sus discípulos aunque nos hemos encontrado con el Camino seguro que nos guía a una vida abundante muchos de nosotros aún desconocemos que estamos marchando en Él.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.