Duro de Corazón

dureza de corazon  - Exodo 4:21
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Exodo 4:21
Fecha: Abril 22 de 2018
Escuchar audio de esta predica

Éxodo 4:21 Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.

¿Ha estado usted frente a una situación difícil y mientras la expectativa es que el Señor la resuelva estas cosas terminan volviéndose más complejas?

El pueblo Israel había clamado a Dios para que los librara de una opresión de más de 400 años, ya que la gloria de su antepasado José en la tierra de Egipto se había borrado por completo de la mente de sus gobernantes. El gran temor se había apoderado de la nación egipcia por la multiplicación y fuerza sobrenatural del pueblo de Dios, los llevo a esclavizarlos, ya que estos eran tan solo un puñado de hombres cuando fueron establecidos en la tierra de Gosén pero ahora mal contados sobre pasaban un millón y medio de personas, sin duda se convirtieron en un peligro inminente para el faraón y su nación.

Los capítulos tres y cuatro del libro de Éxodo resaltan como Dios decide levantar el líder que usaría para poner en marcha su plan libertador cumpliendo así lo pactado con los patriarcas; Abraham, Isaac y Jacob. El Señor establecería una larga conversación con Moisés donde no solo se revelaría como el gran YO SOY, sino que le describiría con detalle las acciones que efectuaría para alcanzar su cometido.

Éxodo 3:6 Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. 3:7 Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, 3:8 y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.

Las palabras de Dios a Moisés en el capítulo cuatro verso veintiuno definitivamente no pueden leerse de manera ligera porque generan un corto circuito en la mente del lector: "pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo" ¿Cuál era la verdadera intención de Dios, sacarlos o por el contrario agrandar su opresión?

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.