Nacidos para Crecer

Nacidos para Crecer - 2 pedro 1:3-11
Pastor: Oscar Rosas
Cita Biblica: 2 Pedro 1:3-11
Fecha: Mayo 20 de 2018
Escuchar audio de esta predica

2 Pedro 1: 3 – 11: 3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; 5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Para introducirnos en el tema de hoy, recordemos una pregunta que seguramente o nos hicieron (o hemos hecho) en algún momento de nuestra vida. ¿Qué quieres ser cuando seas grande? A lo que nosotros respondíamos según lo que bajo nuestra perspectiva de ese momento resultara ser lo más atractivo.

Ahora, recordemos que mientras más pequeños fuéramos, las respuestas podrían ser las menos esperadas; sin embargo a medida que vamos creciendo vamos teniendo más elementos para tomar ese tipo de decisiones, porque ya nos vamos acercando al hecho de ser grandes (en edad) y algo tenemos que hacer.

Y esta pregunta lleva implícito algo muy valioso, que tal vez no lo tomamos tan en serio, pero es muy valido: LA VIDA ES EL MÁS PRECIADO ACTIVO QUE TENEMOS, mientras tengamos vida, tenemos todo el potencial de hacer lo que sea. (Gen 2:7) El hombre es un ser viviente! Así lo hizo Dios. Con este activo tan preciado, los que somos padres y nuestros padres ven que por ley natural ese activo debe producir una ganancia.

Entonces cuando seguimos ese camino de nuestra vida, vamos viendo que empezamos a adquirir unos conocimientos básicos donde de manera general todos vamos (Aprendemos a leer, escribir, operaciones matemáticas) y de ahí para adelante todo puede pasar: los que estudian, los que no estudian, los que trabajan, los que no, los que se casan, los que no, etc., pero hay algo cierto, teniendo la vida, nada es una limitante para alcanzar lo que queremos.

Hay muchos ejemplos de personas que han nacido en extrema pobreza y hoy son personas con una vida de riqueza impresionante; también hay personas que han nacido en la riqueza, las comodidades y han caído en la indigencia; pero también hay personas que no han hecho nada con su vida; solo verla pasar.

Ahora, sobre estos mismos ejemplos miremos nuestra vida espiritual. Tal vez nos hemos hecho esa pregunta de ¿qué queremos ser cuando grandes (espirituales)?, ¿se las hemos hecho a nuestros hijos?

Por esto hoy vamos a ver que de acuerdo con la Escritura nosotros hemos nacido para crecer. De eso nos dio un claro ejemplo el Señor Jesús en sus primeros años de vida terrenal.

Lucas 2:40, 52

40 Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él.

52 Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.

Aquí claramente la Palabra de Dios nos muestra que Jesús una vez nació como hombre fue creciendo en su cuerpo como todos, pero a medida que iba teniendo un desarrollo corporal, psicológico, motriz, etc., Él crecía, se fortalecía, se llenaba; en todo esto, la gracia (la aprobación de Dios) estaba sobre Él.

Esto me lleva a pensar que nuestra vida, a la luz del ejemplo de Jesús debe ser una vida más práctica y menos teórica.

Entonces, así como Jesús crecía, se fortalecía, se llenaba; nosotros deberíamos estar en el mismo rol y vamos a ver cómo sucede esto y lo explica el Apóstol Pedro en su segunda carta.

1.UNA NUEVA VIDA, UN NUEVO ACTIVO (Vrs. 3 – 4)

3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

El Apóstol Pedro, después de su saludo a todos aquellos que han alcanzado justicia por la obra de Jesús, empieza a mostrar todo aquello que ha recibido por la gracia de Dios.

¿Qué cosas ha recibido?

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.