Despojaos de toda Murmuración

Despojaos de toda murmuracion - filipenses 2:14-18
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Filipenses 2:14-18
Fecha: Mayo 25 de 2018
Escuchar audio de esta predica

Filipenses 2:14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 2:15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 2:16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado. 2:17 Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros. 2:18 Y asimismo gozaos y regocijaos también vosotros conmigo.

Pablo en este texto le habla a la iglesia de filipenses de la imperiosa necesidad de parar las murmuraciones y discusiones entre los hermanos y además apunta a que puedan concientizarse del daño que hacen las quejas continuas, que antes de sumar, por el contrario estas tienen el poder de ir minando la confianza y la fuerza en medio de la batalla espiritual que estamos librando en regiones celestes. (Efesios 6: 12)

El apóstol al igual que en el texto que estudiamos con anterioridad les deja un mandato y luego les manifiesta la razón por la cual les hace esta exigencia, en este caso les dice: "Haced todo sin murmuración y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa"

Pensemos por un momento en lo recurrente que puede ser en nuestras vidas la violación de este mandato o de esta ordenanza, ya que el peligro que esto representa es que la queja se vuelve algo tan común que terminamos creyendo que esto es natural y que resulta imposible que no se encuentre en nuestras vidas, conduciéndonos finalmente a desobedecer la Palabra de Dios.

Ahora, Pablo sostiene que se trata de todo lo que hacemos, no de algunas de las cosas que efectuamos y esto nos da una idea del absoluto que representa dado que el mandato no se halla sujeto a las circunstancias o a nuestros quehaceres, es todo lo que hacemos.

Cuando miramos hacia el antiguo testamento nos encontramos con un pueblo quejumbroso, todo el tiempo se hallaba entre murmuraciones y contiendas y como consecuente término dando vueltas en el desierto en un peregrinaje interminable. Bueno, esta es una de las posibles razones por la cual muchos de nosotros no hemos logrado salir de nuestros círculos viciosos, ya que para Dios dentro de su pensum académico es pre requisito pasar esta materia para poder seguir hacia lo que se halla adelante.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.