¿Sumiso a Su Voluntad?

¿Sumiso a su voluntad? - marcos 14:27-42
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Marcos 14:27-42
Fecha: Julio 22 de 2018
Escuchar audio de esta predica

Marcos 14:27 Entonces Jesús les dijo: Todos os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas. 14:28 Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea. 14:29 Entonces Pedro le dijo: Aunque todos se escandalicen, yo no. 14:30 Y le dijo Jesús: De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces. 14:31 Más él con mayor insistencia decía: Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré. También todos decían lo mismo. 14:32 Vinieron, pues, a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que yo oro. 14:33 Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a entristecerse y a angustiarse. 14:34 Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad. 14:35 Yéndose un poco adelante, se postró en tierra, y oró que si fuese posible, pasase de él aquella hora. 14:36 Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú. 14:37 Vino luego y los halló durmiendo; y dijo a Pedro: Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una hora? 14:38 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. 14:39 Otra vez fue y oró, diciendo las mismas palabras. 14:40 Al volver, otra vez los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño; y no sabían qué responderle. 14:41 Vino la tercera vez, y les dijo: Dormid ya, y descansad. Basta, la hora ha venido; he aquí, el Hijo del Hombre es entregado en manos de los pecadores. 14:42 Levantaos, vamos; he aquí, se acerca el que me entrega.

Cada uno de nosotros en algún momento de nuestras vidas ha querido conocer la voluntad de Dios y de la misma manera cada uno de nosotros con seguridad ha luchado con la idea de someterse a eso que Dios nos revela. Muchas veces queremos conocer esa voluntad para ver si coincide con la nuestra y si coincide nos sentimos aprobados, pero si no es así; emprendemos un camino de resistencia, de desilusión, de depresión, de frustración, he incluso nos atrevemos a entrar en rebeldía. Y no creo que ninguno de nosotros pueda decir que no ha experimentado alguna de esas emociones frente a la voluntad de Dios y todos estas no son más que la demostración de lo difícil que resulta que nuestra carne se someta de forma automática, voluntaria o gozosa a los designios establecidos por el Señor para nuestras vidas.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.