Hay Cosas Que El Dinero No Puede Comprar

hay cosas que el dinero no puede comprar
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Génesis 1:26-28
Fecha: Octubre 27 de 2019
Escuchar audio de esta predica

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Dos frases que fueron usadas por Jesús y que me ayudan a ilustrar el pensamiento que deseo compartir son: "Al principio no fue así" y: "Les fue dicho, pero yo os digo". ¿Qué encierran estas Palabras en boca del Señor? La necesidad de que miremos su plan original, el que podamos encontrar el principio de las cosas desde su mismo corazón para saber con claridad cómo deberíamos funcionar y por otro lado dejar atrás lo que nuestra intuición o racionalidad nos dice o lo que nos fue enseñado por tradición.

Cuando hablamos de nuestra vida financiera lo primero que debemos saber es que la escasez nunca estuvo en el plan de Dios. Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra 1:29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 1:30 Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. 1:31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Después de cinco días de trabajo, construyendo un lugar perfecto y sobre abundante, el Señor se ocuparía de hacer con sus propias manos al habitante y administrador de ese lugar. Todo lo que podemos leer antes de la creación del hombre nos muestra la extravagancia de un Dios el cual deseaba una vida sin ningún tipo de necesidad para su máxima creación, ya que nuestro Padre esperaba que la raza humana no enfrentara nada que tuviera el poder para irrumpir en la comunión que tenía con Él.

Dios siempre ha sido un Dios de abundancia, no hay en él ninguna mezquindad, ni timidez al dar. Juan 6:10 Entonces Jesús dijo: Haced recostar la gente. Y había mucha hierba en aquel lugar; y se recostaron como en número de cinco mil varones. 6:11 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían. 6:12 Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada. 6:13 Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.

Esto nos conduce a la conclusión de que:

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.