Nacidos para Crecer

Nacidos para Crecer - 2 pedro 1:3-11 Escuchar audio de esta predica  2 Pedro 1: 3 – 11: Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Ocupaos en Vuestras Salvación

ocupaos en vuestra salvacion - Filipenses 2:12-13 Escuchar audio de esta predica Filipenses 2:12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 2:13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Este texto es uno de los más importantes en toda la escritura a la hora de comprender la santificación que Dios lleva a cabo en nosotros. Pablo sigue en estos versos con la intención de entregar las respuestas prácticas como antídoto a la división que ha estado sucediendo en la iglesia de Filipo.

Lo primero que hace él apóstol es exhortar a estos hermanos a los que él llama amados, pero no solamente se conforma con decirles amados, sino que les dice: amados míos, porque quiere resaltar lo cercana que es su relación y esto nos habla de la consideración particular que Pablo guardaba por ellos. Ahora, su exhortación está guiada a invitarlos a obedecer sus indicaciones indistintamente de su ausencia o presencia, aunque si había algo que había distinguido esta iglesia era su obediencia.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.