Vidas ocultas

Vidas ocultas - Génesis 3:8Escuchar audio de esta predica Génesis 3:8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

Dos hombres vivían en un pueblo. El uno era rico, y el otro pobre. 2 El rico tenía muchísimas ovejas y vacas; 3 en cambio, el pobre no tenía más que una sola ovejita que él mismo había comprado y criado. La ovejita creció con él y con sus hijos: comía de su plato, bebía de su vaso y dormía en su regazo. Era para ese hombre como su propia hija. 4 Pero sucedió que un viajero llegó de visita a casa del hombre rico, y como éste no quería matar ninguna de sus propias ovejas o vacas para darle de comer al huésped, le quitó al hombre pobre su única ovejita.

Con esta ilustración dejaría el profeta Natán al descubierto todas aquellas cosas ocultas que habían en la vida del rey David, el hombre que debía ser ejemplo como representante de Dios delante de su pueblo ahora quedaría desnudo y lo que parecía ser un secreto saldría a la luz otorgándole más que cualquier cosa la libertad para poder restaurar su relación con Dios y cumplir su extenso propósito. 

Si hay algo que trajo consigo la salvación en Cristo fue la muerte de todos esos secretos oscuros que habían en nuestras interior, esto nos permitiría el no tener absolutamente nada por lo que ser acusados o condenados y que pudiera dañar nuestra comunión con Dios. Cuando leemos las escrituras desde el principio de ellas descubriremos que si había alguien interesado en colocar delante nuestros ojos todos nuestros oscuros secretos era el Señor, recordemos que quien busco a Adán, Caín y al mismo David fue él.

Génesis 3:8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

Génesis 4:9 Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano? 4:10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

El que nuestra vida no tenga nada tras las sombras nos permitirá poder disfrutar la plenitud de la libertad dada por Cristo.

Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 5:15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Jesús dentro del sermón del monte esta hablándonos de la necesidad de que nuestra vida este a la vista de todos, el tener una vida oculto no es una opción para aquellos que hemos decidido el venir a habitar en su reino ya que si hay algo que glorificara a Dios es el poder comunicar a través de la transparencias de nuestras buenas obras su propio testimonio.

1 Samuel 12:19 Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. 12:20 Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió. No hay nada que produzca más tormento que un secreto oscuro, David a partir de aquí tendría que vivir con el consecuente de su falta, pero no había nada que le produjese más alivio que el haberse librado de esa vida oculta que lo acusaba todo el tiempo y no lo dejaba tener una comunión plena con Dios. David por mucho tiempo vivió en cuevas ocultándose, su angustia en diferentes ocasiones nos muestra el que él conocía lo terrible de vivir entre las sombras.

Nosotros debemos recordar lo tormentoso que era vivir entre sombras antes de Cristo al igual que David, ocultando nuestros deseos más bajo para mantener un orden aparente ante la sociedad, pero Jesús procuro nuestra libertad con el alto precio de su sacrificio, así que a través de ello el propiciaría el ponernos a cuenta con el Padre eliminando nuestra deuda y permitiéndonos el presentarnos delante de él sin nada que temer. Cuando ocultamos cosas en nuestro interior invalidamos todo su esfuerzo por reconciliarnos con Dios.

Nosotros somos sustancia y carácter y no tan solo imagen y reputación.

Tarde o temprano lo oculto saldrá a la luz a través de las deficiencias en nuestro carácter.

2 Samuel 11:4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. 11:5 Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta.

David y Betsabe creyeron que habían cosas que se borraban tan solo con el cumplimiento de un rito como la purificación y que terminarían siendo conocidos tan solo por ellos, sin embargo Dios es su infinito amor permitiría que se revelara la deficiencia en su carácter, así que Betsabe quedaría en cinta haciéndose visible todo lo que estaba oculto.

1 Samuel 15:13 Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová. 15:14 Samuel entonces dijo: ¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos? La deficiencia en el carácter del rey Saúl se haría evidente por el sonido que hacían sus acciones.

hay cosas que hacemos en secreto que creemos que jamás serán reveladas, incluso aprendemos a vivir con ellas siendo meticulosos y religiosos para que no salgan a la vista de los demás, pero más temprano que tarde terminaremos sufriendo su manifestación a través de nuestro carácter. Hay quienes incluso cumplimos con un rito como lo hizo Betsabe sintiendo que hemos sido purificados por un acto religioso de remordimiento, pero lo cierto es que el mal sigue allí.

Hay que tener la convicción que mientras lo oculto no sea erradicado tarde o temprano se hará evidente. Hay personas que luchan y luchan con lo oculto, no pueden vivir en la paz que la palabra expresa que Cristo nos ha conferido, podemos tratar de echarle toda la tierra posible, pero con toda certeza lo más oculto terminara haciéndose evidente. Lo incorrecto en nosotros no debe ocultarse, lo asertivo es cortarlo de nuestra vida. Mateo 5:29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. 5:30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

Ni usted ni yo percibimos lo que pasa en el corazón de los demás, pero podemos tener la certeza de que está lleno cuando sus acciones lo descubren. Mateo 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

Nuestros secretos ocultos siempre procuraran nuestra destrucción.

2Samuel 12:10 Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer. 12:11 Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. 12:12 Porque tú lo hiciste en secreto; más yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol. Todo lo que trajo consigo un momento producto de una pasión oculta en la vida de David. Esto no solo reflejo un consecuente en su vida sino en la de sus próximas generaciones.

Josué 7:10 Y Jehová dijo a Josué: Levántate; ¿por qué te postras así sobre tu rostro? 7:11 Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les mandé; y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres. 7:12 Por esto los hijos de Israel no podrán hacer frente a sus enemigos, sino que delante de sus enemigos volverán la espalda, por cuanto han venido a ser anatema; ni estaré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros. Josué 7:21 Pues vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos, lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello. (Secretos escondidos)

Hay cosas que comienzan como un juego, que parecen no tener mucha importancia y que incluso pueden aparentemente expresar inocencia pero lo más seguro es que terminen convirtiéndose en nuestra peor pesadilla. Hay que eliminar el doble sentido de nuestra boca, la coquetería, la excesiva vanidad, el ser envidioso, rencoroso, altivo.

Este tiempo expresa aparentemente la oportunidad para tener vidas dobles con facilidad, cuidado con nuestros perfiles en internet, las relaciones que por allí se gestan que aunque inofensivas guardan la lascivia y concupiscencias de nuestros corazones. No se nos olvide que las enfermedades de nuestra alma siempre querrán terminar manifestándose en nuestra carne. (Esto es como cuando hay una persona rencorosa o envidiosa, esto termina notándose hasta en su aspecto físico)

Hacemos cosas cuando creemos que nadie nos está mirando que con toda seguridad no haríamos si alguien estuviese presente. Lo que no se puede hacer ante los ojos de los demás o se puede hablar de ello con libertad es porque está en el orden de una doble vida.

La única manera de que nuestra vida oculta desaparezca es tomando el remedio de la palabra. Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Solo en la palabra de Dios está la efectividad para vencer todos esos enemigos que se ocultan en nuestro interior llamados secretos oscuros que lo que procuran es nuestra destrucción. Si usted posee alguna lucha interna llámese como se llame que no le permite vivir la plenitud de la libertad en Cristo, corra hacia la escritura que es la única que puede cercenarlo para otorgarnos el vivir en una entera libertad. Lo único que pudo darle paz a David fue su encuentro con la palabra de Dios que salió a través de la boca del profeta Natan. Sepa esto: si usted ha estado luchando por años con algo y no lo ha podido vencer, tenga la suficiente humildad para buscar ayuda en alguien que posea la palabra de Dios, porque si no ha podido solo hasta ahora difícilmente podrá salir de esa situación. Recuerde los pecados ocultos siempre tendrán el suficiente poder cuando los dejamos a oscuras para poder crear su propia vida llevándonos a tener vidas ocultas.
 
Pastor: David Bayuelo
16 de Junio de 2013

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.