Evidencias de una vida religiosa II

Evidencias de una vida religiosa IIEscuchar audio de esta predica  2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Hace dos semanas atrás hablamos de ciertas características que nos llevan a descubrir que antes de tener una relación con Dios lo que acontece en nuestras vidas es que entramos en el terreno frio de tan solo ser religiosos que dejan que el torrente de aguas proporcionado por Jesús se seque para darle paso a escarzo riachuelo que meramente nos permite sobre vivir.

Si hay algo determinante para vivir permanente mente en la realidad dispuesta por Jesús para nuestras vidas es entender lo que ha pasado en mí, y esto es que todas las cosas viejas pasaron siendo hechas todas nuevas hablando de la esencia misma de lo que yo era antes de Cristo.

La palabra nos lleva a descubrir que el Señor Jesús les mostraría a los judíos su incapacidad de poder ser las personas que ellos decían ser, ya que su esencia misma no podía comunicar absolutamente nada diferente que maldad. Mateo 7:17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 7:18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

Muchos de nosotros a veces entramos en la frustración de sentir que no podemos cumplir lo establecido por Dios en su palabra, regresando a una vida guiada por la ley y las obras, la razón: desconocemos lo que ha pasado en nosotros o simplemente aunque esta verdad algún día nos fue dada por Dios no permaneció en nuestras vidas conduciéndonos nuevamente a la esclavitud de una vida religiosa.

El leer libro de Gálatas nos ilustra la carta magna dada por Dios al apóstol Pablo que defiende la libertad cristiana, hombres y mujeres a quienes se les había mostrado la verdad pero quienes decidieron retornar a una vida religiosa consumada, apagando toda la fuerza del torrente que había venido con el sacrificio de Cristo a través del Espíritu Santo.

Una evidencia de que mi vida está bajo un orden religioso es que le doy credibilidad a enseñanzas erróneas.

Gálatas 1:6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

Recordemos que la palabra evangelio significa buenas nuevas y en esencia este es la enseñanza viva constituida a través de Cristo en la cruz del calvario, el gran problema que está anunciando el apóstol Pablo es que los Gálatas han borrado de este mensaje el merito mismo de aquel que les había otorgado la salvación para creer que dentro del orden de sus prácticas estaba el hacerse merecedores de la vida eterna y de paso el perfeccionamiento de sus vidas.

¿Usted ha experimentado el sentir que un día está listo para ir al cielo y al otro se alberga un profundo temor de tener sus pies en el infierno? La razón para que esto pase es porque está midiendo esto por una sola cosa y es el cumplimiento de la ley y por ende sus obras.

Efesios 2:4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 2:5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 2:6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.

Lo que debo aprender aquí es que solo existe un evangelio y es aquel que me dice que Jesús murió por mi y en esto se halla la virtud para que yo tenga vida eterna y para que mi esencia misma haya cambiado, convirtiéndome en alguien que no procura por esfuerzo propio hacer que el bien salga de mí, sino que este se expresa con una absoluta naturalidad al haber muerto el viejo hombre y darle paso al que procede ahora de la cimiente del Árbol incorruptible.

Una evidencia de que mi vida está bajo un orden religioso es que juzga a su hermano no teniendo en cuenta que puede ser igualmente tentado.

Gálatas 6:1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. 6:2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

Las iglesias de Galacia al adoptar un evangelio errado entraron nuevamente en el orden de lo aparente, ya que ellos sabían que era imposible el poder mostrase abiertamente sobre todo cuando intentaban ser justos por sí mismo a través del cumplimiento de la ley y las obras. Así que si había algo en que escudarse era en las caídas de sus hermanos para así de esta manera mostrarse perfecto ante ellos.

Mateo 23:23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. 23:24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!. Si había algo que caracterizaba a los fariseos era la hipocresía hacia su prójimo, ellos procuraban mostrarse piadosos pero eran los primeros en señalar y apedrear a los que caían, Jesús les hace énfasis en sus señalamientos dejando al descubierto que eran personas que no tenían lo que requería para guiar a otros y mucho menos para señalarlos.

Una de las características más claras que muestra la religiosidad es el vivir ocultándonos tras mascaras para mantener una apariencia entre aquellos con quienes convivimos y así de esta manera nuestros errores no puedan ser visibles. Pero Dios nos ha llamado a vivir un amor sin fingimientos y este es aquel que tiene por certero que los que están a nuestro lado algún día se van a equivocar pero que los vamos a restaurar con el amor que caracteriza a nuestro Padre y a aquellos que somos sus hijos.

Una evidencia de que mi vida está bajo un orden religioso es que desprecia el maestro y la enseñanza que Dios le ha dado para edificación de mi vida.

Gálatas 4:11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros. 4:15 ¿Dónde, pues, está esa satisfacción que experimentabais? Porque os doy testimonio de que si hubieseis podido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos. 4:16 ¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?

El apóstol Pablo había sentado no solo el fundamento de la salvación para los Gálatas sino el que los mantendría libres y dando fruto en abundancia, pero ellos con ligereza se despojaron de él para darle paso a la obtención de enseñanzas ceñidas no a la verdad de Dios sino a la prudencia de otros hombres.

1 Samuel 15:13 Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová. 15:14 Samuel entonces dijo: ¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos? 15:15 Y Saúl respondió: De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tú Dios, pero lo demás lo destruimos. Saúl caería en el terrible error de desechar la palabra dispuesta por Dios para darle paso a la sugerencia del pueblo, lo que ellos proponían parecía bueno y al parecer lo fascinaría, pero de ningún manera podía rebasar la opinión del Maestro por excelencia, "DIOS".

Por muy fascinantes que parezca ser lo que nos dicen o enseñan si esto no está conforme a lo determinado por Dios lo más prudente es cerrar nuestros oídos por que cuando menos pensemos estaremos envueltos en una mentira que se robara todos nuestros frutos, si Dios nos coloco bajo la tutoría del Espíritu Santo démosle validez a su enseñanza basada entera y completamente en su palabra.

Pastor: David Bayuelo
Septiembre 15 de 2013

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.