Primicias

PrimiciasEscuchar audio de esta predica Proverbios 3:9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.

El termino primicias es utilizado en el orden del antiguo testamento como una de las sombras que nos revela a la luz del nuevo a la persona de Jesucristo, El Señor establecería para los hebreos un recordatorio constante de la obra que haría en la persona de su hijo al entregar lo primero y lo mejor.

Dios no añadiría esta práctica de inminente cumplimiento por mero capricho, la razón es que ella un día se cumpliría en la caída en tierra del grano de trigo que al ser sembrado y morir traería consigo mucho fruto (Jesús). (Juan 12: 24). En el libro de Proverbios capítulo 3 versos 9 y 10 hallamos como Dios nos llama a honrarle con nuestros bienes y con las primicias de nuestros frutos y el consecuente de esto sería que nuestra vida llegaría ser grande mente bendecida. Esto es exactamente lo que sucedió con la siembra que Dios hizo de su primogénito, ya que con ello traería una gran primavera al mundo llena de abundancia y gracia infinita.

Cabe aclarar que nosotros en el orden de esta dispensación no celebramos la fiesta de las primicias como tal, porque si hiciésemos esto sería como devolvernos a las prácticas rituales del antiguo pacto cumplidas ya en Jesús y la idea de Dios nunca fue que los judíos se quedaran en ellas sino que les mostraran el camino hacia el Mesías. Así que lo que realmente hacemos es tomar la esencia de su significado que cobró vida para nosotros en la persona del Señor Jesucristo para edificación y transformación como nos lo dice Hebreos 10:1 Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.

Ahora el punto al que quiero llegar es que muchos de nosotros hoy deseamos recoger el fruto de la primavera de la que Dios nos ha estado hablando desde el comienzo de este año, el renacer, pero lo que descubrimos desde el mimo ejemplo de nuestro Padre es que para recoger primero se tiene que sembrar. Leamos con exactitud lo que dice: Proverbios 3:9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto. Toda, escúchese toda... promesa hecha por Dios siempre estuvo sujeta a un condicionante y la mejor manera de definir esta condición sin lugar a equivocarnos tiene que ver con lo primero y lo mejor que debemos estar dispuestos a entregar de nuestras vidas.

¡Cuántos deseamos vivir este resurgir, este renacer, esta primavera!

Por nuestra respuesta la pregunta es: ¿Estamos listos para dar lo primero y lo mejor?

Si anhelamos disfrutar de este renacer profético debemos desear con todo nuestro corazón entregar nuestra primicia.

Proverbios 3:9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.

Las primicias eran ofrendas presentadas a Dios como señal de lealtad de parte del adorador. Estas se hacían en cada una de las 3 grandes fiestas anuales de Israel: la de los Panes sin Levadura, la de Pentecostés y la de los Tabernáculos. Las primicias que hoy traemos están representado en todo aquello que podemos darle a Dios no con tristeza ni por necesidad, esto nos habla de nuestro tiempo, talentos y tesoros y que nos procuran una bendición abundante.

Marcos 10: 17 al 22 nos narra la historia de un muchacho rico quería recoger una gran cosecha pero sin sembrar nada...

Marcos 10: 17 Cuando Jesús salía para irse, vino un hombre corriendo, y arrodillándose delante de El, Le preguntó[a]: "Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?" 18 Jesús le respondió: "¿Por qué Me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios. 19 Tú sabes los mandamientos: 'NO MATES, NO COMETAS ADULTERIO, NO HURTES, NO DES FALSO TESTIMONIO, no defraudes, HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE." 20 "Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud," dijo el hombre. 21 Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: "Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; entonces vienes y Me sigues." 22 Pero él, afligido por estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes. Jesús estaba originalmente hablando del lugar que Dios ocupaba en su vida. El deseaba obtener una gran cosecha pero no le entregaba ni lo primero ni lo mejor.

Después de la resurrección y asención del Señor Jesús los discípulos se irían al aposento alto a ofrecer sus primicias en fe y lo que vino con ello fue el descender del Espíritu Santo para llenarles en el día de pentecostés.

Josué 6:19 Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. El pueblo de Israel entro por Jericó a la tierra prometida y esta ciudad es tipo de las primicias, ya que serían diez las ciudades que conquistarían y la primera seria enteramente separada como ofrenda a Dios, ellos tuvieron que hacer esto antes de disfrutar la tierra prometida. De la misma manera cuando apartamos inicialmente lo que le pertenece a Dios estaremos seguros de saber que todas las batallas que libremos después de esta esteremos sobre una victoria garantizada.

Ahora estas primicias que traemos a Dios debe tener dos características claves.

La naturaleza de la ofrenda de las Primicias se enfatiza con 2 palabras hebreas: 1. (bikkûrîm) Consistía en la parte de la cosecha que maduraba más temprano. 2. (rêhîth). Era la más escogida.

Estas son dos cosas claves que nos hablan de lo primero y de lo mejor.

Génesis 4:3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. 4:4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; 4:5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. 4:6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?

Abel trajo lo primero, Caín trajo lo que le sobro, la escritura dice: "andando el tiempo" ósea que Caín primero determino lo que haría con el producto de la tierra y luego de lo que le sobro le traería a Dios. Dios es digno Él nos enseñó el significado de dar lo mejor, no nos da sobras, así que de esto debemos aprender.

El mes de abib cuando se traían las primicias marcaba el tiempo de la primavera el tiempo en que los frutos habían alcanzado su mejor tamaño. Y Dios a determinado este tiempo como tiempo de renacer, tiempo de primavera y eso nos dice que llego el tiempo de cosecharemos y traeremos a Dios lo mejor, lo nunca antes visto en nuestras vidas, el fruto de mejor tamaño cosechado en nuestra vida en Cristo.

Éxodo 13:14 Y cuando mañana te pregunte tu hijo, diciendo: ¿Qué es esto?, le dirás: Jehová nos sacó con mano fuerte de Egipto, de casa de servidumbre; 13:15 y endureciéndose Faraón para no dejarnos ir, Jehová hizo morir en la tierra de Egipto a todo primogénito, desde el primogénito humano hasta el primogénito de la bestia; y por esta causa yo sacrifico para Jehová todo primogénito macho, y redimo al primogénito de mis hijos.

Cuando traigamos todo lo primero del producto de las bendiciones otorgadas por Dios, nuestros hijos preguntaran y nosotros diremos yo era esclavo en Egipto esclavo del Diablo, pero Dios dio sus primicias por mí y esto hace que yo le dé lo primero y lo mejor de mí. Porque él es lo primero de mi vida.

Hoy tú y yo le daremos a Dios lo primero y lo mejor y mañana tendremos una historia que contar a las generaciones que vienen de la gran restauración que Dios propicio en esta casa y ellos verán el abundante fruto que testificara de la obra hecha por Dios.

Leamos Malaquías en este pasaje en el que nos habla del diezmo, pero vamos a verlo como lo primero y lo mejor que ofrecemos a Dios y a través de ello descubramos proféticamente lo que nos sobre vendrá al darle en este año a Dios lo primero y lo mejor.

Malaquías 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 3:11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 3:12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos. En este pasaje encontramos Siete beneficios del ofrendador y diezmador.

1. Las ventanas de los cielos estarán abiertas. Las ventanas abiertas siempre habla de avivamiento, esto nos dice que los generosos siempre serán personas avivadas, alegres con Dios viviendo en su presencia.
2. Derramará bendición hasta que sobre abunde, puedes colocar a prueba a Dios en esto y el cumple su palabra.
3. Dios reprende por nosotros el devorador y la palabra reprender quiere decir: paralizar o invalidar. Y hay que ver este pasaje a la luz del nuevo pacto por que hoy en día Dios no reprende al diablo nosotros lo hacemos, no podemos estar con brazos cruzados esperando que Dios lo haga, así que nosotros no permitimos que el diablo toque de ninguna manera nuestras vidas.
4. No os destruirá el fruto de la tierra; el diablo no puede tocar nuestra cosecha, Dios nos otorgara la sabiduría para nuestras inversiones, nos librara de estafadores y ladrones, poseeremos protección divina. Así que Dios nos ahorrara muchos dolores de cabeza, la sabiduría de Dios estará dispuesta para nosotros.
5. Nuestra vid no será estéril, todo lo que hagamos prosperara, no perderemos jamás lo sembrado y comeremos el fruto del trabajo de nuestras manos, hay muchas formas de perder el fruto pero no va a pasar en nuestras vidas. Esto nos habla de la familia de Dios y nuestra familia tendrá protección divina, aquí incluso hay una promesa que podrás tener bebes.
6. Todas las naciones os dirán bienaventurados, seremos testimonio para otros por causa de lo que Dios ha hecho con nosotros.
7. Seremos tierra deseable, tendremos el favor de Dios para nuestra vida, hay personas que nos verán con buenos ojos y querrán invertir en nuestra vida, nos bendecirán y nos querrán ayudar. Si deseas anota estos siete beneficios en tu biblia, para que siempre lo recuerdes.

Pastor: David Bayuelo
Enero 19 de 2014

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.