Nuestro Dios es Fiel

Nuestro Dios es Fiel - Deuteronomio 7:9 - www.cccbogota.orgEscuchar audio de esta predica RV. Deut 7:9 Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.

NTV: Reconoce, por lo tanto, que el SEÑOR tu Dios es verdaderamente Dios. Él es Dios fiel, quien cumple su pacto por mil generaciones y derrama su amor inagotable sobre los que lo aman y obedecen sus mandatos.

Es común escuchar la frase "Dios está en control" cuando afrontamos situaciones complejas o difíciles, que nos hacen dudar de Él.

La soberanía y la Fildelidad de Dios son dos conceptos que van de la mano. Si decimos Dios es soberano, estamos reconociendo que Él tiene el derecho absoluto y exclusivo de ejercer su autoridad en la creación y todo lo que en ella hay. sal.36:6 "Tu justicia es como los montes de Dios, Tus juicios, abismo grande. Oh Jehová, al hombre y al animal conservas". Bien lo diría Pablo en Hch.17:28:"Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos."

Nada puede ocurrir ajeno a su voluntad, de lo contrario no sería Soberano. En cuanto a su fidelidad, es un atributo divino/virtud (lo que Él nos ha revelado, lo que es visible, puestas por Dios en la obra de su creación, providencia y redención, en las Escrituras). Esta virtud se asocia a su bondad paternal para con el pueblo del pacto.

A lo largo de la historia de la salvación la fidelidad divina se revela inmutable (que no cambia), frente a la constante infidelidad del hombre, hasta que en Cristo, testigo fiel de la verdad, Jn18:37, comunica a los hombres la gracia de que esta lleno y los hace capaces de merecer la corona de vida, imitando su fidelidad hasta la muerte Ap.2:10 "No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida".

En el libro de Deuteronomio llamado Palabras o segunda ley, Moisés exhorta al pueblo a ser fiel a Jehová, pues ellos eran un pueblo especial con una misión específica, basado en el pacto que Dios había establecido con ellos que había sido por gracia y su amor.

Este pacto era para su beneficio y bendición del pueblo, basado en el compromiso de obediencia, el cual contiene las promesas y también las responsabilidades que deben existir entre Dios y su pueblo.

Dios se identifica a sí mismo como YO SOY JEHOVA TU DIOS deut.5:6 YO SOY TU DIOS SOBERANO Y FIEL.

1. NUESTRO DIOS ES DIOS, ES DIOS FIEL. v1

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia...

El contenido de este capítulo trata de vivir una vida separada de los demás pueblos, por esta razón Moisés los prepara para el encuentro con estas culturas, de manera que no fueran influenciadas por ellas. v1 v.2. este pueblo al cual Moisés les recordaba el pacto era la nueva generación de Israel, así que en ese recordar apuntan a 5 aspectos que debían tener presente:

1. AMOR HACIA DIOS: Dios les amo con amor especial, aun cuando no lo merecían, ahora Israel tenía que amar a Dios con todo su corazón, con todo su ser y con toda su alma. Deut.6:5.

2. DEBIAN RECONOCER A JEHOVA DIOS COMO SU UNICO DIOS: Al reconocerle como su único Dios debían servirle exclusivamente. Deut.6:4 (Monoteísta).

3. DEBIAN TENER ETICA PERSONAL: Al estar en una relación de dependencia y obediencia con Dios, su relación con el prójimo era con justicia. Como eran separados, su vida daría, su conducta moral y social debían reflejar esta relación. Cuando le preguntaron a Jesús cual era el mandamiento más importante de la ley en Mt.22:37, Jesús cito Deut.6:5.

4. DEBIAN ESCUCHAR: palabra es EL SHEMA deut.6:4 OYE Israel...La nueva generación tenía que aceptarlas demandas del pacto y el "Shema" era la forma de aceptarlo. Jesús siempre que daba una instrucción decía el que tiene oídos para oír que oiga... Mr.12:29-30 "El primer mandamiento de todo es: OYE Israel...".

5. DEBIAN ESCUCHAR EL DECALOGO: Moisés se los repite en Deut.5: 1-11.

Teniendo de presente estos aspectos hay dos palabras claves en este versículo 9:
Fiel: Amán que significa: confiar, apoyar, permanecer, ayudar para estabilizar o para asegurar, para ser apoyado, dándonos la idea uno sobre quien puedes apoyarte constantemente porque es digno de confianza, porque puedes depender de Él. Como las columnas en una construcción.

La Biblia declara la fidelidad de Dios. sal.117:2 Porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia, Y la fidelidad de Jehová es para siempre. Aleluya. 1co.1:9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.

Misericordia: heb. Jesed que significa: Benignidad, bien, fidelidad, hacer misericordia, en otras palabras una actitud de lealtad de una persona hacia otra que están unidas por medio de una relación especial.

La Jesed de Jehová por Israel indica que la fidelidad de Jehová hacia su pueblo emana por medio del Pacto. La fidelidad de Jehová está relacionada con la promesa del decálogo Deut.5:9,19. Jesús lo dijo Jn.14:15 Si me aman guarden, obedezcan mis mandamientos.

Este pacto se ve cumplido en la oración que Jesús hace por sus discípulos en Jn.17:6-19 NTV.

Al igual que en el Antiguo Pacto, Pedro define la identidad que como pueblo de Dios hemos sido elegidos y renacidos para ser transformados y cumplir su misión en el mundo.

Nuestra conducta ha de ser movida por el temor/reverencia a Dios.

Hoy en día en esta sociedad postmodernista en la que nos desarrollamos, los hijos son los que imponen las normas dentro de la familia y el padre ha perdido la autoridad y el respeto quedando relegado de sus funciones.

Temor: Es una reverencia sana y santa hacia Dios.

Dios nos reclama como suyos, de tal manera que debemos romper con las ideas, hábitos, puntos de vista a través de comprender nuestra nueva posición de hijos y del pago que Él hizo por nuestro rescate o redención.

1P.1: 17-20 ratifica esta oración: Recuerden que el Padre celestial, a quien ustedes oran, no tiene favoritos. Él los juzgará o los y cumplir su misión recompensará según lo que hagan.

Así que tienen que vivir con un reverente temor de él mientras sean «extranjeros en la tierra». 18 Pues ustedes saben que Dios pagó un rescate para salvarlos de la vida vacía que heredaron de sus antepasados. Y el rescate que él pagó no consistió simplemente en oro o plata 19 sino que fue la preciosa sangre de Cristo, el Cordero de Dios, que no tiene pecado ni mancha. 20 Dios lo eligió como el rescate por ustedes mucho antes de que comenzara el mundo, pero ahora él se lo ha revelado a ustedes en estos últimos días.

- Los 5 aspectos que Moisés les recordó al pueblo son aplicable hoy para nuestras vidas.

2. JESUS ENCARNA LA FIDELIDAD DE DIOS, ASI QUE PODEMOS DESCANSAR EN SUS PROMESAS. Ro.15:8 NTV

Recuerden que Cristo vino a servir a los judíos para demostrar que Dios es fiel a las promesas que les hizo a los antepasados de ellos. 9 También vino para que los gentiles le dieran la gloria a Dios por la misericordia que él tuvo con ellos.

Ahora él se refiere a la obra de Jesús en la cual reconcilió a (los creyentes de) los judíos con (los creyentes de) los gentiles. A través de su hacerse-hombre, fue siervo de la circuncisión; es decir, llegó para servir al pueblo de Israel, para mostrar la verdad (la fidelidad) de Dios hacia las promesas para con su pueblo. Ro.9:4: Que son los israelitas, de los cuáles son la adopción (ex.4:22), la gloria (Ex.16:10), los pactos (Ef.2:12), la promulgación de la ley, el culto y las promesas. Al mismo tiempo abrió paso a los gentiles de tal modo que todos juntos puedan glorificar el nombre de Dios. Con muchas palabras de Las Escrituras (tomadas del Pentateuco, los profetas y los Salmos y citadas libremente), Pablo nos hace ver que Dios quiso también la salvación de los gentiles. Así llevó a la unidad a aquellos que estaban separados por un abismo. Solamente recordándonos la gran obra del Señor estamos dispuestos a aceptarnos mutuamente y glorificar juntos a Dios.

El sacrificio de Jesús en la cruz es la respuesta más poderosa de la fidelidad de Dios.

Definición de Promesa: es el compromiso de conceder bienes a ciertas personas, que Dios asume libremente y que mantiene con su poder y fidelidad. La promesa es correlativa al amor de Dios y a la fe que quiere suscitar en el corazón del hombre.

En el AT. Las promesas divinas van unidas a la idea de alianza o pacto, el primer depositario de una promesa es Abraham con una descendencia numerosa y la posesión de la tierra de Canaán Gén.15:5.

En el NT se usa la palabra griega evangelía para indicar la palabra dada, tiene afinidad con euangelion que es buena nueva.

Las promesas siempre se componen de dos partes: una condición y un resultado, el que depende del cumplimiento de la condición.

Bajo el pacto de la ley podemos encontrar las promesas que Dios hizo para bendecir a su pueblo. Por supuesto, existían condiciones que ellos tenían que cumplir para recibir el beneficio de la promesa. Por ejemplo, en Deuteronomio 28, Dios declara, "si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy (Condiciones), también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones..." (Resultado) (Deuteronomio 28:1-2).

NUESTRA CONFIANZA DESCANSA EN QUE AHORA TENEMOS UN MEJOR PACTO Heb.8:6

Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. v13: Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.

Cuando construimos un edificio, lo primero que tenemos que poner es el cimiento. Es el cimiento el que da fuerza y permanencia al edificio. Construimos un edificio sobre el cimiento.

Podemos vivir tranquilos en el edificio, pues no se moverá porque tiene un cimiento sólido. Sin un buen cimiento, el edificio podría caer fácilmente. En el mundo espiritual existe un mejor pacto (contrato), establecido (construido) sobre promesas. Son las promesas las que dan fuerza, poder y autoridad al pacto. Sin las promesas, el pacto está vacío. Todo lo que Dios hace en el mundo lo hace a través de sus promesas. Lo que Dios quiere hacer en tu vida lo hará por sus promesas. Sus deseos para ti dependen de tu conocimiento de las promesas que Dios te ha dado.

SUS PROMESAS ESTAN VIGENTES

Las promesas representan la manera que Dios usa para establecer su voluntad en el mundo. Nuestra ignorancia o pasividad en cuanto a las promesas de Dios puede determinar la calidad de nuestra vida.

En 2 Corintios 1:20, encontramos una declaración sorprendente. "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios." En otras palabras, cada promesa que Dios ha hecho al hombre durante la historia sigue vigente, y está disponible para quien la tome. Existen promesas bajo el Antiguo Pacto pero en el Nuevo son Mejores. Pero todas son en él Sí y Amén.

En 2P.1:3-4: nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia" Es decir: Todo lo que necesitamos para vivir nos ha sido dado. Ya está disponible. Si no vivimos conforme a su Palabra dada, estaremos sobreviviendo

¿Cómo podemos activar las promesas de Dios?

Las Promesas son como una semilla que se siembra en nuestra alma y debe ser cuidada con la Palabra dada por Dios Mr.11:22-24Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

1 - Llena tu mente y tu corazón con una visión de la promesa ya cumplida

Medita en la promesa día y noche hasta que sea real en tu corazón (Josué 1:8).
Mantén los ojos en la promesa y no en las circunstancias (2 Corintios 4:18).

2 - Proclama la promesa en voz alta constantemente.

Declara que ya es tuya (2 Corintios 4:13, Proverbios 18:20-21)
Actúa y habla como si fuera la verdad (Santiago 1:23-25)
Nunca dudes del poder de la promesa de Dios
Decide que vas a recibir lo que Dios dice (Santiago 1:6-8)

3 - No dejes de creer, hablar y actuar hasta que haya llegado la manifestación..
     a. No te rindes nunca (Hebreos 6:12)
     b. Sigue haciendo la voluntad de Dios (Hebreos 10:35-36)

Cuando uno capta el potencial que existe en las promesas de Dios, y entiende que todo se puede desatar por fe, la vida cristiana se transforma de una rutina religiosa y aburrida en una aventura de fe, victoria y triunfo.

Nuestro Dios es Fiel y en Jesús podemos descansar en cada Palabra dada como promesa a nuestras vidas.

1Tes.2:13 Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra (promesa) de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.

Pastora: Myriam Vargas
Febrero 23 de 2014
 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.