Bendecidos, porque fuimos restaurados

Bendecidos, porque fuimos restaurados - Efesios 1:3Escuchar audio de esta predica Efesios 1:3: Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo. NTV

El texto que acabamos de leer dice que ya fuimos bendecidos desde los lugares celestiales porque estamos unidos a Cristo.

Si algo maravilloso hace Dios en nuestras vidas, es honrar la fe que profesamos, pero además, derramar abundantes bendiciones en nuestras vidas cuando caminamos en fidelidad delante de Su Presencia. Basta que nos rindamos a Él, nos movamos en Su voluntad, y Él no se dejará esperar porque nos ama como sus hijos y quiere lo mejor de lo mejor para usted y para mí.

1. Bendición: La Palabra "Bendición" tiene 2 aspectos, debido a que la encontramos en el Antiguo Testamento (BERAKAH en hebreo) y el Nuevo Testamento (EULOGEO en griego);
a.) BERAKAH se traduce como: "Transferir el poder o favor de DIOS" (mediante la imposición de manos)
b.) EULOGEO: (elogiar) se traduce como: "Hablar bien de alguien"

BENDECIR tiene que ver con BIEN DECIR, así como "Maldecir" viene de "mal decir" o "hablar mal de alguien" -no sólo desearle mal... comprenden?

Al juntar el significado de las palabras hebrea y griega, podemos apreciar la profundidad del significado de la palabra "Bendición" (o la acción de bendecir); ésta comprende el "habla" y el "ungir o tocar" para transferir el favor de Dios (prosperidad, protección, etc.)

Desde la perspectiva de Dios hacia el hombre, su primera acción al crearlo fue bendecirlo (Gn.1:28) Dios los bendijo con estas palabras.

La Palabra nos dice en Job.42:12: Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero.

El primer estado de Job 1:1-3: nos dice que tenía 7 hijos y tres hijas, además que poseía 7000 ovejas, tres mil camellos, 500 yuntas de bueyes y muchísimos criados. El v5 ejercía el sacerdocio en su familia, pero a partir del v6 se inicia con una escena en el cielo, donde Satanás llega a acusar a Job ante Dios. Él insiste en que Job sólo le sirve a Dios porque Dios lo protege, y busca el permiso de Dios para probar la fe y la lealtad de Job. Dios le concede Su permiso, solo dentro de ciertos límites. ¿Por qué sufren los justos? Esta es la pregunta que se levanta después de que Job pierde a su familia, su fortuna, y su salud. (Muchos incluyendo nuestros familiares, amigos, hermanos, se levantan con una respuesta ante las circunstancias que podemos estar viviendo) en este caso, los tres amigos de Job, Elifaz, Bildad y Zofar, llegan a "consolarlo" y a discutir su aplastante serie de tragedias. Ellos insisten en que su sufrimiento es un castigo por el pecado en su vida. Sin embargo, Job permanece fiel a Dios a través de todo esto, y afirma que su vida no ha sido una de pecado. Un cuarto hombre, Eliú, le dice a Job que necesita humillarse a sí mismo y someterse a las pruebas usadas por Dios para purificar su vida. Finalmente Job cuestiona a Dios mismo y aprende valiosas lecciones acerca de la soberanía de Dios y su necesidad de confiar totalmente en el Señor.

Con Job el Señor nos enseña que nuestra fe debe descansar en el amor de Dios y en nuestro conocimiento de Él. La Soberanía divina significa que nuestro Dios es Todopoderoso. En Romanos 10:17 Así que la fe viene por oír, es decir, por oír la Buena Noticia acerca de Cristo.

SOMOS RESTAURADOS

Restauración: Volver al estado original. El término nacer de nuevo, indica algo que vuelve a ser nuevo. En otras palabras significa reemplazar la muerte espiritual con la vida espiritual. Jn.10:10: "Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia".

Job 42:10: Y quitó Jehová la aflicción de Job cuando él hubo orado por sus amigos y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.

A través de las circunstancias que vivió Job le ayudaron para reconocer que no conocía a su Dios al cual le presentaba sacrificios por si tal vez sus hijos hubieran pecado, sus circunstancias lo llevarían al punto de verle como su adversario y no como su abogado.

Las fallas de los hombres irreprensibles como Job, no llegan a ser vistas ni por el diablo, el "acusador", ni por los hombres.

Solo Dios puede encontrar en el hombre perfecto, imperfecciones; en el justo, injusticias; en el santo, alguna mancha que será necesario limpiar.

¿El proceso? El mismo Job lo declaró, "...Mas él conoce mi camino; me probará, y saldré como oro..." (23:10).

Ahora humildemente reconoce que su relación con Él no era lo que él creía, ya que Dios al hablarle desde un torbellino (Job.40:6) le mostró que estaba con él y más bien, reconociera que su autoestima, auto justificación y autosuficiencia era lo que le impedía que encontrara su todo en el Señor.

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Hoy no estamos solos tenemos al Espíritu Santo morando en nosotros, que nos llena y nos capacita.

Job es entonces restaurado en su salud, felicidad y prosperidad, mucho más allá de su situación inicial, asegurándole una vida larga y llena de días.

En nuestra vida, el proceso para cumplir Dios su propósito, se lleva cabo para presentarnos sin "mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha" delante de él.

Pero, ¿no soy justo? ¿No soy santo? Bueno, Dios "conoce mi camino; me probará, y saldré como oro..." (Job 23:10).

Es así que, la obra de Dios se lleva a cabo para cumplir su propósito: Efesios 5:1: "Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados"

Los propósitos de los hechos en la vida de Job, así como su historia narrada en el libro, muestran que Dios trabaja permanentemente en nuestra vida, afectando positivamente nuestro carácter, conducta y obra, para su gloria.

Santiago nos enseña que son bienaventurados los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo. Stgo 5.11

Solo en la intimidad con el Señor podemos experimentar y comprender su gran misericordia y compasión.

¡Somos bendecidos porque fuimos restaurados!

Pastora: Myriam Vargas
Abril 6 de 2014 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.