El temor: una emoción paralizante

El temor: una emoción paralizante - Josué 1:9Escuchar audio de esta predica Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

El temor es un obstáculo y si pensamos en lo que hace crea ansiedad en nuestro corazón, divide nuestra mente, agota nuestra fuerza y dificulta todo lo que hacemos en l vida, de hecho Dios espera de sus seguidores que no sean temerosos, recordemos que en Mateo 10 Jesús envía a sus discípulos y al instruirles le dice en tres ocasiones que no teman, y nombro varias cosas a la que no debían temer. Mateo 10:29 ¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. 10:30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados. 10:31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

Cristo alrededor de toda su vida nos desafió a no temer, pero muchas veces lo hacemos. Tal vez hay razones específicas que son naturales y normales, cosas que nos dan temor, al pensar en la sociedad en la cual vivimos actualmente, todo lo que esta pasando, las crisis financiera que enfrentamos, las enfermedades nuevas y desconocidas que han llegado a nuestros países, para algunas de estas cosas no tenemos solución y así podemos seguir con la lista de razones que nos causan temor. La pregunta es ¿Cómo debemos responder?

Como seguidores de Cristo tenemos una respuesta especifica de cómo debemos responder, ¿significa que nunca sentiremos temor? No, pero no hemos de vivir en temor, debemos responder como quienes conocen al Dios del universo, al soberano, quien controla todo siempre en toda circunstancia, si creemos que él es esa clase de Dios sabremos que pase lo que pase él nos ayudara a superar lo que sea.

El pasaje bíblico que leeremos hoy se encuentra en el antiguo testamento y deseo leer como Dios le hablo a una persona, dándonos la clave para vencer el temor, para vivir consagrados a Dios, y tener una vida exitosa y prospera.

Uno de mis pasajes favoritos en cuanto al temor, se encuentra en el relato acerca de la vida de Josué́. Al iniciar su labor al frente del pueblo de Israel, el Señor le dijo: "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová́ tu Dios estará́ contigo en dondequiera que vayas". La misma promesa sigue vigente para nosotros. No hay necesidad de temer si confiamos en la ayuda poderosa del Señor.

En este pasaje bíblico nos dice que: si practicamos una cosa Dios cambiara nuestra vida para bien, para lo mejor.

Recordemos el contexto de este pasaje: el pueblo de Dios había llegado a la frontera de la tierra que el Señor les había prometido años antes, ya habían pasado por el mar rojo, el éxodo de Egipto, recibieron la ley de Dios en el Sinaí, cruzaron el desierto hasta esta tierra, ¿recuerda lo que paso cuando Dios envió a doce espías a reconocer la tierra que les había prometido?, diez de ellos dijeron, no podemos tomar esta tierra hay gigantes y cosas que nos causas un gran temor, pero dos de ellos dijeron, Josué y Caleb, ¡si podemos, Dios nos la entrego vamos! La gente escucho a los diez y no a los dos, como resultado de su actitud negativa decidieron no ir, de hecho estuvieron a punto de apedrear a Moisés, Josué y Caleb por que no querían ir tenían miedo, después de todo lo que Dios hizo de manera portentosa en sus vidas y dijeron no iremos, se quejaban y lloraban día y noche. Dios les dijo: "Muy bien hasta aquí". Durante los siguientes 40 años vagaron en el desierto, todos los mayores de 20 años fueron muriendo. Ahora estaban en el mismo lugar y escuche lo que sucedió.

Josué 1:1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 1:2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 1:3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 1:4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 1:6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Lo impactante de este pasaje bíblico es el principio que enseña lo que Dios le dice a Josué, ya que lo que le dijo se aplica a nuestras vidas cuando enfrentamos desafíos, dificultades, apuros, cosas que naturalmente causan temor.

Ahora la razón por la cual sé que Josué estaba titubeando, es esta y es que Dios le dijo tres veces: "esfuérzate y se valiente", "esfuérzate y se valiente", "esfuérzate y se valiente" Es interesante que Josué tomo el mandamiento que Dios le había dado y reunió al pueblo y anuncio lo que Dios le había dicho.

Josué 1:16 Entonces respondieron a Josué, diciendo: Nosotros haremos todas las cosas que nos has mandado, e iremos adondequiera que nos mandes. 1:17 De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que Jehová tu Dios esté contigo, como estuvo con Moisés. 1:18 Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandes, que muera; solamente que te esfuerces y seas valiente.

El este pasaje nos lleva a descubrir que lo que Dios le dijo a Josué fue un gran desafío: Escuché lo que le Dijo: "Josué Moisés ha muerto estas a cargo, yo estaré contigo pero tu llevaras a este pueblo a la tierra prometida" Yo creo que eso infundiría temor en casi a cualquiera de nosotros, por eso le dice tres veces esfuérzate y se valiente.

¿Ha sentido que Dios le ha dicho algunas vez que haga eso? "Esfuérzate se valiente, no temas"

Todos enfrentamos cosas que nos causan temor, que nos retan, y al ver a nuestro alrededor decimos: ¿Cómo puedo lograr esto? ¿Qué haré? Es por esas dudas que a veces un temor pequeño se hace grande, la clave para todo esto se encuentra en este pasaje, pienso que es uno de los pasajes más importantes del antiguo testamento en lo que respecta a nuestro diario vivir y cómo enfrentar nuestros temores angustias y todo lo que divide nuestra mente y drena nuestras fuerzas y lo que impide que alcancemos los logros propuestos por Dios, la clave está en este pasaje bíblico.

Ahora definamos primero que es valentía: Deseo que escriba esta definición para que no la olvide y fíjese en lo siguiente, valentía no es simplemente, determinación, terquedad y tenacidad, sino que valentía se refiere a la cualidad de mente o espíritu que nos permite enfrentar la oposición a los desafíos de la vida con audacia, calma y firmeza.

No significa que nunca sentiremos temor, pero valentía es; la expresión de como enfrentamos el temor, con audacia, calma y firmeza, ósea en esos momentos no podemos sucumbir y decir: ¿Que voy a ser? y angustiarnos, Dios dijo esfuérzate y se valiente, se firme, se determinado, ten plena confianza.

Ahora uno de los graves problemas es que muchas personas creen que Dios no les hable, y una de las principales razones de no creerlo es: porque saben que hay algo en sus vidas que no está bien; puede ser culpa, temor, duda, lo cual impide que entiendan la Palabra de Dios en sus mentes, y pasa a menudo que un creyente ora y le pide a Dios que hacer, pero al parecer no es tan fácil como pensaba por lo que entonces decide hacer otra cosa.

La pregunta es esta: ¿Qué nos hace desconfiar de Dios? Si Él nos pide que hagamos algo, recordemos quien lo está pidiendo: Él Dios omnipotente, omnisciente, Dios todo poderoso, quien conoce nuestro futuro y cada detalle de él, la situación que enfrentamos y la magnitud del reto que tenemos por delante el Señor la conoce.

¿Qué quiere Dios que hagamos? que sigamos sus instrucciones, no las nuestras, ni las de nuestro amigos, Él desea que hagamos lo que él dice con exactitud.

Si Dios no instruye a hacer algo y Él está más que dispuesto a hacerlo, porque él no nos retaría a hacer algo sin antes darnos lo mismo le dio a Josué. Claro que el desafío propuesto fue grande pero escuchemos lo que le dijo y luego reflexionemos en algo.

Josué 1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Desde el momento en que somos salvos esas tres promesas también son nuestras, el Señor nos dice lo que le dijo a Josué: "Estaré contigo", "No te dejare", "Ni te desamparare"

Si lo cree diga! Amén!

"Estaré contigo" podemos apropiarnos de ello, "No te dejare" podemos declararlo hoy, "Ni te desamparare" Podemos afirmarlo hoy.

Ahora Josué 1:7 nos dice: Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Si somos seguidores de Cristo tenemos las promesas de Dios en nuestras vidas así que sea cualquier cosa que enfrentemos recordemos: Poseemos la promesa de su presencia, la promesa que Él nos guiara, dirigirá, no nos desamparara, Él estará con nosotros. Él dice. "estaré contigo no te dejare" "Confía en mí, puedes contar conmigo".

Ahora esta es la clave, la parte de este pasaje en la que muchos no piensan, lo pasan por alto, así que escuchemos con atención: Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Entonces cual es la clave dice: Sino que de día y de noche meditaras en él. Que significa meditar: Puedo decirle lo que no es: No es leer toda la biblia en un año, tampoco es leerla rápidamente en la mañana antes de trabajar.

Mediación significa: no solo voy a leerlo, sino que voy a pensar en lo leído, manteniéndolo en mi mente, observando bien lo que Dios dice, aplicándolo a mi vida y hacerle preguntas a Dios, ¿Qué quieres decirme Señor, qué tienes en mente? ¿Cómo me esforzare y seré valiente?

Así que meditar no es solo leer, es más bien leerlo, creerlo, asimilarlo, aplicarlo a nuestras vidas y hacer preguntas.

a. Lo maravilloso es que cuando empezamos a meditar en un pasaje bíblico nuestro espíritu se calma, se tranquiliza y el temor empieza a disiparse, no solo calma nuestro espíritu sino que empieza a purificar nuestra alma, porque cuando meditamos en la palabra de Dios colocamos su santa palabra en nuestra vida, nuestra mente, pensamientos, conciencia y nuestro subconsciente calman nuestro espíritu y esto purifica nuestro corazón, así que entre más leemos más entendimiento tendremos, por que entre más puro es el corazón más claro es el entendimiento.

b. Mejora nuestra percepción, clarifica nuestra dirección. Ósea le pedimos dirección a Dios, ya que al empezar a meditar en un pasaje aumentara nuestra fe, porque empezaremos a creer lo que Dios nos dice, aumentara nuestra percepción de Dios.

Si usted se pregunta ¿cómo puedo vivir una vida victoriosa en el cristianismo? Aquí está la clave y es meditar en la palabra de Dios, esa es la clave de todo, porque lo que recibimos es la perspectiva de Dios en nuestra mente, lo vemos cada vez más grande todo lo que dice ser, vemos que Dios no nos dejara, no nos desamparara, ni nos fallara, no podemos perder. Meditar es la basa de nuestra relación con Dios, es la manera como debe ser.

Ahora a continuación le daré cinco puntos directos que nos dan el plan de acción para desarrollar valentía:

¿Desea tener valentía?
1. Haga que la meditación en la palabra de Dios se convierte en su guía. Si meditamos en la palabra Dios, nos mostrara como superar cualquier reto y nos dará la guía que necesitamos.
2. Recordar experiencias pasadas de la fidelidad de Dios en nuestro desafíos, como enfrentamos retos pasados y clamamos a Dios leímos la Biblia y como Él a través de ella nos hizo superar aquel momento. (Hay que tener un retrovisor)
3. Observar la valentía de otros y su desenlace. Recordar alrededor de nuestras vidas como Dios ha bendecido a otras personas, lo que ha pasado como me desafía y me da aliento, al ver las pruebas de otras personas y como las superaron confiando plenamente en Dios y ver cómo les próspero y les dio éxito en sus vidas.
4. Luego viene la pregunta crítica y muchos no quieren hacerse. ¿Que pasara sino lo hacemos? ¿Sino obedezco a Dios que pasara? ¿Si lo obedezco que pasara?
5. Recordamos su promesa: "Estaré contigo, no te dejare, ni te desamparare" Si me sigues y haces lo que digo, prosperare tu camino y todo te saldrá bien. Esa es la promesa del Dios todo poderoso, quien tiene todo poder para guiarnos y darnos éxito y prosperar en la vida. No me refiero a eso de decláralo y recíbelo, podemos decirlo reclamarlo y nunca recibirlo, pero al meditar en la palabra de Dios él nos mostrara que reclamar. Cuando sabemos lo que hace Dios a través de su palabra su verdad inunda nuestra mente y sucede que nos volvemos más como Él, porque pensamos como Él piensa, lo vemos actuar en nuestra vida de una manera maravillosa, lo vemos responder oraciones que nunca había contestado, lo vemos actuar en nuestras relaciones interpersonales, ¿Por qué? Porque nos enfocamos en Él y esta es la clave de todo esto.

Si me enfoco en el problema este crecerá, crecerá y será cada vez más grande, si me enfoco en Dios, todo lo demás se disipará, en la presencia del Dios Santo, Omnipotente, Maravilloso, indescriptible, inmensurable, todo problema se convierte en nada, porque él es Dios.

Hay quienes hoy nos hallamos diciendo: "Si lo hubiese escuchado, si hubiese creído en lo que me decía" con toda seguridad su presente fuera otro, así que el asunto no está en lo que hemos dejado de hacer sino en lo que hoy podemos hacer para convertirnos en los valientes que comprueban el cumplimiento de sus promesas.

CONCLUSIÓN:
Como humanos, todos somos acosados por temores reales o imaginarios que pueden resultar en consecuencias funestas. No obstante, Dios tiene planes específicos para quienes se acogen a sus promesas y depositan su confianza en Él para triunfar en la vida. Estos incluyen requisitos indispensables para los cuales Él nos ha capacitado y suplido los elementos necesarios para cumplirlos.

No dudemos, entonces, que obtendremos la victoria si dependemos incondicionalmente de Él, de su Palabra y de la disciplina necesaria para esforzarnos y ser valientes y lograr hacer frente a cualquier obstáculo, por terrible que parezca.

Pastor: David Bayuelo E.
Mayo 10 de 2015 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.