Las Tres P de la Comunión

Las tres P de la Comunión - Lc 18:1-8Escuchar audio de esta predica Lucas 18:1-8. Cuando hablamos de oración, todos estamos de acuerdo que es vital hacerlo, pero la pregunta que surge es ¿Por qué no lo hacemos?, ¿Por qué nos cuesta? Tal vez te haya sucedido que sales de un seminario, de un retiro, del escuchar una predica acerca del tema y sales con el deseo de ser continuo en tu comunión con el Señor pero al pasar el tiempo como que comienzas a desmotivarte y concluyes que lo tuyo no es la oración desalentándote ante el hecho y teniendo un cierto retroceso en ello por no obtener respuesta ante tu petición.

Conviene reflexionar bien dónde está el problema principal para poder poner soluciones adecuadas.

Hoy el Señor a través de su Palabra nos anima, nos levanta a ser perseverantes en nuestra comunión con Él, porque Él, es el más interesado en que tu vida alcance todo aquello que su Palabra a determinado para nosotros, que podamos resistir los embates de la vida porque estamos cimentados en la roca inconmovible que es Cristo Jesús nuestra esperanza de gloria.

Sal.31:3: Porque tú eres mi roca y mi castillo; Por tu nombre me guiarás y me encaminarás.

Col.1:27: Pues él quería que su pueblo supiera que las riquezas y la gloria de Cristo también son para ustedes, los gentiles. Y el secreto es: Cristo vive en ustedes. Eso les da la seguridad de que participarán de su gloria. NTV.

El Señor hace referencia al tema de la oración por medio tres parábolas:

- La primera, "el amigo importuno" (Lc.11:5-13), invita a una oración insistente: "Llamad y se os abrirá". Al que ora así, el Padre del cielo "le dará todo lo que necesite", y sobre todo el Espíritu Santo que contiene todos los dones.
- La segunda, "la viuda importuna" o de "la viuda y el juez" (Lc.18:1-8), está centrada en una de las cualidades de la oración: es necesario orar siempre, sin cansarse, con la paciencia de la fe.
- La tercera, "el fariseo y el publicano" (Lc.18:9-14), hace referencia a la humildad del que ora ya que la justicia no es mérito humano sino una dadiva de la gracia de Dios.

Desarrollaremos el tema Hoy persevero en mi comunión/soy perseverante en mi comunión teniendo en cuenta la segunda parábola de la viuda y el juez en Lc.18:1-8 Basado en las tres P de mi comunión: La Perseverancia, La Paciencia y La Persistencia.

PERSEVERANCIA EN LA ORACIÓN.

v.1 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,

El Señor Jesús hace La recomendación de «orar siempre y no desmayar» (Lc.18:1) mostrándonos la necesidad de la perseverancia en la oración y la confianza en la perfección de Dios como la verdad esencial contenida en la parábola del juez injusto (Lc.18:2-8).

Dentro del contexto de esta parábola el Señor Jesús al final del capítulo 17 de Lucas de los versos 20-37 está respondiendo una pregunta hecha por los fariseos a cerca de la venida del Reino de Dios que para ellos tenía el sentido externo y material de dominio político sino que su Reino es interno y espiritual. Tener claro esto nos ayuda como creyente a que tenemos acceso confiadamente a su trono, es decir recibirlo a Él como nuestro Rey es también recibir su gobierno real, no solamente en nuestra vida y sobre nuestros asuntos sino a través de ella y por medio del servicio de amor que le dedicamos "el Reino de Dios está entre vosotros" dijo Jesús.

El compara a los últimos días con los tiempos de Noé y de Lot, que serían días difíciles, como ahora los hombres viven indiferentes acerca de su mensaje porque su segunda venida está cerca pero ahora Él nos dice que debemos vivir por Fe, una vida de fe en una época desprovista de fe. Así que, lo que tenemos en esta parábola es un párrafo sobre la oración para la hora presente con el propósito de que oráramos y no se desmayáramos y es el versículo1 donde nos ofrece 2 alternativas para cualquiera que estuviese viviendo en días difíciles. Tú y yo debiéramos escoger una de las dos. Tendrás que decidir lo que vas a hacer. Las personas que pasen por esos momentos difíciles se desanimarán, u orarán. Tales días serán de temor, o de fe pero Él Señor nos insta a que sea por la Fe.

La vida cristiana la Biblia la define como una carrera como una carrera que debe correrse 1Co.9:24: ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis

Como una lucha o competencia atlética en la que se debe actuar 1Tes.2:2: pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición.

Como una labor o trabajo 1Co.3:8: Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.

Y como pruebas o desafíos 1P.4:12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese. Obviamente, nadie puede continuar la carrera, estar firmes en las luchas de la vida, trabajar efectivamente o manejar los desafíos de la vida sin la perseverancia.

PERSEVERANCIA: 'Firmeza y constancia en la ejecución de los propósitos y en las resoluciones del ánimo'. Es poner énfasis en el curso de una acción frente a una dificultad u oposición. La perseverancia añade con mayor fuerza la idea de continuar bajo resistencia, bajo presión o frente a las adversidades de la vida, de seguir adelante a pesar de las dificultades, dadas las consideraciones ya hechas, la condición caída del mundo y su hostilidad hacia quienes desean vivir santamente y seguir al Señor, como 'resistir un invierno ártico'.

Un ejemplo en la Biblia de Perseverar es Noé que perseveró, incluso siendo criticado, humillado, despreciado, por construir el arca y salvó a sí mismo con su descendencia.

Perseverar en la oración es como un predicador solía decir: "cuando una persona ora por una cosecha de maíz, Dios espera que diga Amen con una azada en la mano". Uno no puede orar por una cosecha de grano y quedarse de rodillas todo el tiempo. Sería una necedad piadosa. El orar por una cosecha implica ponerse a trabajar. Esto es de lo que el Señor estaba hablando para los días en que los corazones de las personas estarían desfalleciendo. Recordemos: se trata de orar para no desmayar, perseverando en la oración Col.4:12: Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;

PACIENCIA EN LA ORACIÓN.

V.2-5: diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. 3 Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. 4 Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, 5 sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia.

En medio de las circunstancias difíciles que uno puede vivir si hay algo que puede llevarlo a uno a desfallecer es no tener la paciencia cuando uno ora y cree no recibir la respuesta.

Expresiones como no volveré a la iglesia, pues Dios se ha olvidado de mí, ya ni me responde, son las que dicen algunos y usan este mismo lenguaje de decepción. Creen que realmente el Señor se olvidó de ellas, y empiezan a buscar la mano del hombre, y de verdad, abandonan la esperanza en la palabra y en las promesas de Dios.

La viuda no estaba dispuesta a tomar las aparentes negativas como la verdadera respuesta. Ella sabía que el Señor era compasivo y que haría justicia a su pueblo aunque los hiciera esperar. Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.sal.40:1

José cuando tuvo que esperar para ver a su padre, dice la Palabra que la viuda le era molesta, incómoda y que cuando le decía al juez: "hazme justicia", no era una cosa casual. No estamos hablando de una pobre mujer quejosa y llorosa, sino de una bien plantada, capaz de mirar la soberbia de aquel juez cara a cara.

La palabra MOLESTA, que se usa aquí, en griego es la palabra KOPOS, y significa "pegar repetidamente debajo del ojo hasta que lo abre". Esta mujer no estaba hablando desde una posición de debilidad, estaba importunando al juez. ¿Será que Dios, si encuentra a su pueblo haciendo lo mismo, no contestará?

PACIENCIA: Significa constancia, perseverancia, firmeza. Es la capacidad de continuar de pie bajo circunstancias difíciles, no asumiendo una complacencia pasiva, un no reaccionar, no un simple aguantarse, sino con la entereza de quien resiste activamente ante los inconvenientes o las pruebas de la vida.

Heb.10:36. Perseverar con paciencia es lo que necesitan ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibirán todo lo que él ha prometido. NTV.

En otras palabras, el autor nos alienta recordándonos su antigua fidelidad en medio de las pruebas, su compasión y también su eminente retorno del Señor.

Hebreos 6:11-15: Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, 12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas. 13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, 14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. 15 Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.

Tenemos en Dios y en su anunciado propósito de bendecirnos en Cristo razones para estar esperar confiados. El cumplimiento de su promesa a Abraham ofrece la seguridad .de que Él hace lo que promete

- Ejemplo Abraham Ro.4, Heb.11.

PERSISTENCIA EN LA ORACIÓN

Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. 7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? 8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Esta parábola con frecuencia se usa para enseñar el valor de la oración insistente hasta el extremo de causar molestia. Esta es una parábola de contraste y no de comparación.

Nuestro Señor estaba diciendo: "Cuando os dirijáis a Dios en oración, ¿pensáis que Él es un juez injusto? Cuando os acercáis a Él por medio de la oración ¿creéis que actúa por los motivos que actúan algunos en política? ¿Creéis que Él hará algo simplemente por razones de conveniencia personal? De ninguna manera. No es así. Dios no es un juez injusto.

Si aquel juez injusto escuchó a aquella viuda porque ella persistió en presentarse continuamente ante él, entonces, ¿por qué te desanimas de dirigirte a Dios, quien no es un juez injusto, pero que realmente quiere escuchar y contestar la oración? ¿Por qué muchos creyentes es la actualidad se encuentran tan desanimados en su vida de oración? ¿No sabías que Él es un juez justo? No tienes que perseguirle para rogarle, para suplicarle. Dios desea actuar a favor tuyo. Si tuviésemos la actitud y perspectiva correcta, ello cambiaría nuestra vida de oración, porque nos acercaríamos a Su presencia sabiendo que Él quiere escucharnos. A veces actuamos como si Él fuese un juez injusto, a quien tenemos que aferrarnos con abrumadora insistencia, porque si no, no nos escuchará en absoluto. Recordemos que Él es un juez que obra con justicia. Como dice el versículos 8, hablando de los que se dirigen a Él en oración:

Sólo la fe nos inspirará a persistir a pesar de las dificultades, los obstáculos y la oposición. Es una fe que debemos pedir a Dios que nos dé, y una que también debemos ejercitar cada día, de modo que no vivamos tanto por la vista, sino en la práctica continua de la confianza en el Señor y sus promesas.

En hebreos 11:6 dice "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan"

1Cr.16:11: Buscad a Jehová y su fortaleza; buscad su rostro continuamente

PERSISTENCIA: insistencia, constancia en el intento o ejecución de una cosa. Tiene que ver con un aprender constantemente, continuar sin sentido; adherirse firmemente; agarrarse bien.
Fe es la actitud, la postura... que nos permite conectarnos con los recursos del reino de los cielos. Con las verdades del Reino de los Cielos. Esa apertura a lo que Dios ha declarado y esa sencillez de corazón que nos permite creer que si Dios lo dijo, que si lo dice la Palabra de Dios, es real y que puedo ir al banco con ello. Amén. Eso es fe. Es una actitud de receptividad a las promesas y a las declaraciones de Dios.

Y uno de esos elementos... Yo he hablado hasta aquí, por ejemplo, acerca de, de que en estos tres personajes, el paralítico y sus amigos, Bartimeo, la mujer con el flujo de sangre, hemos hablado acerca de lo que decía... esa fe que es atrevida, esa fe que procede forzosamente como el Reino de los Cielos, esa fe que puede ser a veces violenta y a veces hasta un poquito descortés y como que se impone a las cosas. Esa fe que no admite barreras, esa fe que no obedece al temor, esa fe que no se deja intimidar porque la empresa parece improbable, incierta y hasta imposible. Esa fe que no deja que los obstáculos, no importa cuán grande sean, nos impidan ir detrás de nuestros objetivos porque creemos que Dios es poderoso para allanar las montañas que están detrás de nosotros.

Pablo le dice a Timoteo Persiste tú en lo que has aprendido...2Ti.3:14

Hoy decide ser perseverante, paciente y persistente en la oración y conocer el tiempo perfecto del cumplimiento de sus promesas, y que nuestra fe aumente y podamos ser agradables a Él.

Tú decides.
Rendirte o Luchar.
Vivir en Victoria o en Derrota.
Tener FE o Dudar.
Levantarte o estar Postrado.
Avanzar o Detenerte
Fuerte o Débil.
Valiente o Cobarde. Tener Paz o Aflicción.

Pastora: Myriam Vargas
Mayo 24 de 2015 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.