La muerte no es el final

La muerte no es el Final - 1 Tesalonicenses 4:13-18Escuchar audio de esta predica 1 Tesalonicenses 4:13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 4:14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Eran cerca de las 9:30 de la mañana, en la clínica Maraya de Pereira, cuando murió don Ovidio González, de 79 años, después de haberse sometido al primer procedimiento de eutanasia legal en Colombia. El padre del reconocido humorista pereirano 'Matador', quien había solicitado su derecho a morir dignamente, fue hospitalizado el jueves en la noche, con el fin de prepararlo antes de aplicarle el medicamento que le ocasionaría un paro cardio-respiratorio.

Los familiares de González esperaron con paciencia fuera de la habitación, mientras el adulto mayor recibía la sustancia que, según ellos, acabó con su sufrimiento. Después de aplicada el corazón de don Ovidio dejó de latir, convirtiéndose en el primer colombiano en someterse a esta intervención, aprobada por nuestros legisladores.

Los allegados aseguraron que después de conocer que se había aprobado su eutanasia, el paciente pidió que se hiciera lo más pronto posible y de una manera discreta.

Si uno revisa dentro de nuestra sociedad vamos a descubrir que hay muchas personas que no tiene ningún tipo de expectativa con lo que ocurrirá después de un suceso como lo es la muerte, ya que ellos no tienen nada en que anclar su esperanza después de morir, siendo este un grupo que no vive preocupado porque va a pasar cuando mueran y esto ha hecho que en muchas naciones el número de eutanasias siga subiendo, sin embargo hay otras personas que si albergan esta preocupación.

Así que introduciéndonos en nuestro texto de estudio, inicialmente debemos notar que lo que el apóstol Pablo procura enseñar no es un tema que encierra revelaciones escatológicas. Aquí hallamos la narración ordenada de ciertos sucesos que ocurrirán en el futuro y que seguramente nos causaran una gran impresión, pero cuando leemos el texto con detalle podemos entender que en ese momento lo que Pablo desea es dar esperanza a un grupo de tesalonicenses que por alguna razón estaban perturbados por qué iba a pasar después de la muerte, y específicamente que había pasado con aquellos que ya habían partido de este mundo, este es realmente el tema principal y es la razón por la cual él comienza diciendo en el versículo trece: "Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza"

Pablo buscaría el que ellos entendieran de mejor manera aquello que tiene que ver con la vida después de la muerte, este es un tema poco hablado entre creyentes y no creyentes, incluso decimos con frecuencia: "La muerte es lo único que tenemos por seguro". Pero de seguro es uno de los temas de los que no nos gusta hablar.

La muerte no debe causar en nosotros una tristeza como la de quien no tiene ninguna esperanza.

1 Tesalonicenses 4:13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

Evidentemente los tesalonicenses estaban entristeciéndose más allá de lo esperado, este indicio nos lo da la manera como Pablo inicia "No quiero que no os entristezcáis como aquellos que no tiene esperanza". A estos hombres y mujeres les embargaba un sentimiento de dolor y al parecer la ignorancia acerca de este tema no les permitía manejar la muerte y en particular la de aquellos seres queridos o hermanos en la fe que ya habían partido.

Así que Pablo comenzara un tema nuevo en este capítulo cuatro con estas palabras: "Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen" y la palabra dormir en este caso en particular está contemplada como un "eufemismo"; esto es cuando una palabra sustituye a otra con la intención de hacerla sonar un poco más digerible, tal vez la palabra que queremos expresar pueda sonar un tanto vulgar o violenta o quizás un tanto hiriente y de esta forma podrá transmitir un mejor sentido. Por ejemplo a veces decimos: "El hermano fulano partió a la otra vida" Para decir: "Se murió". O "El hermano fulano se fue con el Señor" y lo que estamos tratando de decir es: "Se murió". De hecho lo que tratamos dar a entender es mucho más que lo que realmente expresamos. Ahora la tristeza de esta iglesia al parecer estaba fuera de toda proporción al punto que los perturbaba y Pablo con sus palabras deseaba que ellos anclaran su esperanza a todas esas cosas que ya habían sido profetizadas en la escritura.

Con respecto a la razón por la que estaban ocurriendo estas muertes no se tiene mucha claridad, pero algunos se atreven a afirmar que esta iglesia había comenzado a pasar por el martirio, sobre todo cuando Pablo dice: "que ellos estaban pasando por las mismas dificultades y persecución de la iglesia de Judá". Otros hablan de que su tristeza era producto de que él apóstol nunca antes le había enseñado de este tema y de allí la ignorancia , arrastrando el conocimiento que les había sido transmitido por su tradición y en donde no se hallaba la esperanza correcta que nos muestra la palabra de Dios. Incluso había abundante literatura judía Apocalíptica que se atrevía a afirmar que solo los que estuvieran vivos cuando el Señor viniera se irían con Él, dejando a los que habían muerto sin ningún tipo de esperanza.

Otros hablan de que probablemente Pablo si les hablo ya que este era un tema vital y sería raro que él pasando varias semanas allí y no se acordara de un tema de tanta importancia como lo es la esperanza de vida eterna, pero a pesar de eso ellos no supieran manejar las perdidas.

Nosotros en ese sentido como iglesia tenemos esa experiencia también, sabemos que existe una vida eterna, tenemos nuestra esperanza puesta en Dios, pero cuando llega el momento caemos en una profunda tristeza, nos sentimos acongojados por aquellos que se van, no pensando que van a sufrir, sino porque nos harán falta.

Pablo claramente no les prohíbe entristecerse, de hecho él tiene claro que el Señor Jesús muy entristecido frente a la tumba de Lázaro lloro, de tal manera que si Pablo esta consiente de esto, no puede estar diciendo que el cristiano que ha creído o que tiene fe no llora, aún más cuando Pablo le escribe a los Filipenses les habla de Epafrodito diciéndoles que en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de él mismo, al no permitir que tuviese tristeza sobre tristeza. (Filipenses 2:27 )

Quisiera poder aclarar algo aquí, ya que hay quienes se preguntan por qué el Señor Jesús se entristeció si sabía que iba a resucitar a su amigo Lázaro. Juan 11:33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, 11:34 y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve. 11:35 Jesús lloró. La respuesta es que cuando Dios creo al hombre jamás contemplo el que tuviera pasar por una experiencia tan dolorosa como la muerte, esta nunca estuvo incluida en su plan perfecto.

Hay una tristeza natural en los humanos que Pablo reconoce en su misma persona cuando perdemos a alguien a quien amamos, a alguien a quien queremos a quien por este tiempo no vamos a tener la oportunidad de hablarle, pero esta tristeza necesita tener un límite, tiene que llegar hasta un punto, porque de lo contrario nos va a paralizar y luego se puede constituir en un mal testimonio para aquellos que no tiene a Cristo y nos ven a nosotros con Cristo teniendo el mismo grado de tristeza y congoja que aquellos que no le conocen, así que esto haría parecer como que Cristo y su doctrina no tienen ningún efecto en nosotros. Entonces Pablo empieza a introducir la idea de que no podemos entristecernos de la misma manera de aquellos que no tiene esperanza, porque nosotros si la poseemos.

Hay quienes tienen una esperanza equivocada (el purgatorio). Se trata de fieles orando para Salir de ese lugar de tormento.

Nosotros tenemos una promesa en la que podemos anclar nuestra vida, en la que podemos anclar nuestro futuro y podemos tener certidumbre en el presente de lo que nos ocurrirá en el futuro si seguimos los lineamientos revelados en la Palabra y de eso es lo que Pablo le está hablando a los creyentes.

La muerte debe causar en nosotros un gozo como quien tiene una gran esperanza.

Dos emociones diferentes albergadas al mismo tiempo en el creyente: (Tristeza y Gozo)

1 Tesalonicenses 4:14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

Pablo les habla a los tesalonicenses de aquellos que les preocupaban, de aquellos que durmieron en Jesús. La mejor evidencia de lo que les ocurrió según lo que Pablo está diciendo aquí, es lo que a Cristo le ocurrió; Él fue resucitado y Dios los trajo junto con los que durmieron en Él, esta última frase es vital, no dice simplemente a los que durmieron, sino a los que lo hicieron en Jesús, los que estaban en un estado de salvación cuando pasaran de esta vida a la próxima, aquellos que habían entregado su vida al Señor, que le habían recibido como Señor y salvador, los que tuvieron el perdón de los pecados por medio de su sangre en la cruz y ahora Él ejercía Señorío sobre ellos.

De esto urge una pregunta oportuna y significativa para los que estamos esta mañana en este lugar: ¿Estamos en Jesús o fuera de Él? No hay un estado intermedio o estoy en Él o estoy sin Él, Si estas en Él, cual es la evidencia, ¿una simple profesión de fe? ¿Un cambio de vida radical donde es obvio que Cristo es mi Señor? ¿Una certidumbre que el Espíritu Santo da a nuestro espíritu no algo emocional, algo más halla? De acuerdo a Romanos 8 que somos hijos.

¿Cuál es nuestra evidencia? Porque todo lo que Pablo dirá de esta esperanza tiene que ver con que yo muera en Jesús y si morí en Jesús puedo tener la seguridad de que Dios Padre me traerá junto con él cuando el regrese o me llame a su presencia. (Ya no existe el seno de Abraham) Claramente una cosa no podrá darse sin la otra, la resurrección de Jesús está íntimamente ligada a la resurrección nuestra, la resurrección de Jesús paso a ser el tema central de la iglesia del primer siglo. De hecho la iglesia del primer siglo se levanta sobre la proclamación de la resurrección de Jesús. Un Jesús en la cruz solamente sin resurrección no nos podía dar absolutamente nada, Pablo elabora ese argumento de manera clara en 1 de Corintios 15 cuando dice que si Jesús no resucito, vosotros estáis aun en vuestros pecados y nosotros seriamos los más dignos de lastima por que hubiésemos creído en vano. La iglesia se levanta justamente porque había una tumba vacía, no había un cuerpo que se pudiera encontrar, porque había una promesa que Él cumplió teniendo la oportunidad de levantarse la iglesia sobre la predicación de alguien que había vencido la muerte, que había vencido el pecado.

La resurrección de Cristo es la certidumbre de la nuestra.

Cristo nos dio muestra de esto al resucitar a personas en su andar por esta tierra para que tuviéramos certidumbre de la resurrección, Él quería que nos quedara claro que esto no solo era una promesa sino que se cumpliría en la vida de todos aquellos que estamos en Él. Jesús nos dio un avance claro de aquello que iba a ser y nos dio más avances que eso el día que Cristo murió y el velo del templo se rasgó (Matea 27: 51 – 53) Como una garantía de lo que iba a pasar, Dios hizo que los sepulcros se abrieran, las rocas se partieron y estos santos que habían dormido, se levantaron y el domingo de resurrección después que Cristo resucito fueron y se aparecieron a sus familiares. Te imaginas este espanto, yo creo que ahora había que enterrar al otro que se había espantado. La resurrección de Cristo es la primera razón de esa esperanza que debe producir gozo en nosotros los creyentes.

La segunda razón para estar gozosos la hallamos en Tesalonicenses 4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Aquí hay una frase clave: "Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor" Pablo lo que quiere decir es: Yo no me lo estoy inventado, esto no es algo que yo deduje. Queda claro que de alguna manera, en algún momento el Señor hablo de esto y esto es equivalente a decir como lo hacían los profetas en el antiguo testamento: "Así ha dicho el Señor". No hay ninguna verdad que pueda estar por encima de esto y solo debemos creerlo. Algunos creyentes decimos creer en Dios pero le damos un sentido fabulesco a su Palabra, como si lo que estuviese allí solo fuera fantasía y como si realmente no fuera a ocurrir.

La tercera razón para estar gozosos es que Cristo prometió regresar de manera personal. Así que ahora Pablo da una descripción detallada y ordenada de lo que ha de ocurrir: Tesalonicenses 4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. El mismo Señor regresara y con voz de mando hará que los que durmieron en Él se levanten primero, esto concuerda con lo que vemos en los evangelios, cuando el Señor hace un ejercicio similar al pararse frente a la tumba de lázaro y ordenarle que saliera fuera y vemos que este respondió a la voz de mando del Señor. Jesús enseño que cuando el regresara con su voz el llamaría a los muertos. Juan 5: 28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; 5:29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. Los sepulcros vomitaran los cadáveres, para los creyentes sus almas se unirán a sus cuerpos y pasaran a resurrección de vida, ahora podemos decir como el apóstol Pablo: "Devorada ha sido la muerte. 1 Corintios15:55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? Los mares entregaran sus muertos, dice la Palabra de Dios: "Lo crees"

La resurrección del cuerpo para unirse con el alma ese es el momento final de la glorificación. Cuando yo muero y mi espíritu y alma pasa a la presencia de Dios, todavía no me encuentro total mente glorificado, mi cuerpo yace todavía sin glorificación.

La cuarta razón para estar gozosos es que nos vamos a juntar con nuestros seres queridos que murieron en el Señor. Tesalonicenses 4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Nuestros seres queridos que murieron con Cristo van a ser levantados primero y los que quedemos vivos vamos a ser arrebatados para juntarnos con ellos, te imaginas, eso será un día de gran jubilo, día glorioso, de regocijo, donde vas a ver aquella persona que habías dejado de ver. Si eso no es motivo de gozo nada en esta tierra va a producir gozo en tu vida. No os entristezcáis como los que no tiene esperanza, nosotros tenemos una esperanza, una esperanza viva.

Hay una quinta razón para estar llenos de gozo: Estaremos con el Señor siempre" Mi unión con el Señor no es temporal, no es casual, no es momentánea, no es del encuentro en las nubes y se terminó, estaremos con Él por la eternidad, eso es una enorme esperanza y eso es un enorme gozo. El Señor prometió que Él vuelve, así que lo hará, Él Señor prometió que descenderá, así que lo hará, Él Señor prometió que el dará voz de mando, así que lo hará, El Señor prometió que los sepulcros se abrirán y los sepulcros entregaran a sus muertos, así que lo hará y ¿por qué el Señor lo dijo y cumplirá sus promesas? Recordemos que detrás de ellas esta su integridad, si el Señor llegara a fallar una de sus palabras, Dios dejaría de ser íntegro y si el dejo de ser integro Dios dejo de ser Dios. Y no hay ni una sola posibilidad de que Dios deje de ser Dios, así que podemos confiar en su promesa de resurrección. Dado todo esto ahora podemos comprender las palabras finales de Pablo: Tesalonicenses 4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. ¿Con cuales palabras? Con todas las que acabamos de hablar.

No te entristezcas como quienes no tiene esperanza, nosotros tenemos una esperanza de vida eterna, una esperanza viva, una esperanza en aquel que conquisto la muerte, que conquisto el pecado, que se levantó entre los muertos y que proclamo yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. El que cree en mi tendrá vida eterna y aunque muera vivira, no perecerá jamás.

Las últimas palabras de Steve Jobs.

He llegado a la cima del éxito en los negocios.

A los ojos de los demás, mi vida ha sido el símbolo del éxito. Sin embargo, aparte del trabajo, tengo poca alegría. Finalmente, mi riqueza no es más que un hecho al que estoy acostumbrado.

En este momento, acostado en la cama del hospital y recordando toda mi vida, me doy cuenta de que todos los elogios y las riquezas de la que yo estaba tan orgulloso, se han convertido en algo insignificante ante la muerte inminente.

En la oscuridad, cuando miro las luces verdes del equipamiento para la respiración artificial y siento el zumbido de sus sonidos mecánicos, puedo sentir el aliento de la proximidad de la muerte que se me avecina.

Sólo ahora entiendo, una vez que uno acumula suficiente dinero para el resto de su vida, que tenemos que perseguir otros objetivos que no están relacionados con la riqueza.

Debe ser algo más importante:

Por ejemplo, las historias de amor, el arte, los sueños de mi infancia...

No dejar de perseguir la riqueza, sólo puede convertir a una persona en un ser retorcido, igual que yo.

Dios nos ha formado de una manera que podemos sentir el amor en el corazón de cada uno de nosotros, y no ilusiones construidas por la fama ni el dinero que gané en mi vida, que no puedo llevarlos conmigo.

Solo puedo llevar conmigo los recuerdos que fueron fortalecidos por el amor.

Esta es la verdadera riqueza que te seguirá; te acompañará, le dará la fuerza y la luz para seguir adelante.

El amor puede viajar miles de millas y así la vida no tiene límites. Muévete adonde quieras ir. Esfuérzate para llegar hasta las metas que desea alcanzar. Todo está en tu corazón y en tus manos.

¿Cuál es la cama más cara del mundo? La cama de hospital.

Usted, si tiene dinero, puede contratar a alguien para conducir su coche, pero no puede contratar a alguien para que lleve su enfermedad en lugar de cargarla usted mismo.

Las cosas materiales perdidas se pueden encontrar. Pero hay una cosa que nunca se puede encontrar cuando se pierde: la vida.

Sea cual fuere la etapa de la vida en la que estamos en este momento, al final vamos a tener que enfrentar el día cuando la cortina caerá.

Haga tesoro en el amor para su familia, en el amor por su esposo o esposa, en el amor por sus amigos...

Trátense bien y ocúpense del prójimo.

¡Esto es morir sin esperanza!

Esto es como si alguien se tirara de un avión sin paracaídas y tiene la confianza de que va a sobre vivir, cuando tu analizas objetivamente la caída libre tu entiendes que no hay forma en que podamos sobre vivir a esa caída, de la misma manera no se puede vivir despreocupado y mucho menos con gozo cuando ignoramos lo que Dios ha determinado como su perfecta voluntad. Recuerda que esta esperanza de la que nos habla Pablo es solo para los que estamos en Él Así que corramos primeramente a aquellos a quienes amamos a anunciarles el evangelio desalvación.

Pastor: David Bayuelo
Noviembre 15 de 2015

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.