La honra una prueba de madurez

La honra una prueba de madurez - 1 Tesalonicenses 5:12-13Escuchar audio de esta predica 1 Tesalonicenses 5:12-13. Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

Lo que hallamos en estos versos son una serie de instrucciones de último momento de parte de Apóstol Pablo, esto era algo muy común en las cartas que se escribían en la antigüedad, ya que le permitían al autor hacer apuntes importantes de cosas que estaban quedando por fuera.

La carta a los Tesalonicenses no deja ver ningún tipo de evidencia de que existiera algún conflicto entre pastor y oveja como si lo hallamos en la iglesia de Corintio, sin embargo debemos saber que donde hay seres humanos los conflictos nunca faltaran.

Lo cierto es que Pablo les hace un reconocimiento en el Cap. 4: verso 1 Cuando les dice: Finalmente, amados hermanos, les rogamos en el nombre del Señor Jesús que vivan de una manera que le agrada a Dios, tal como les enseñamos. Ustedes ya viven de esta manera, y los animamos a que lo sigan haciendo aún más.

Tesalónica era una iglesia que se preocupó por vivir conforme a lo que se les había enseñado, de hecho su medida fue claramente más alta que la de otras iglesias, siendo Pablo como su pastor un testigo de esto. El apóstol anima, aplaude, felicita a estos hermanos sin esfuerzo, pero sin embargo ellos hallaran que quien ejerce paternidad espiritual sobre ellos aún tiene instrucciones para darles.

Algunas de las indicaciones que nos brinda este texto son preventivas y otras correctivas, asumiendo que siempre la prevención va a ser mejor que la corrección, en otras palabras no hay que olvidar que la vacuna siempre será mejor que la medicina. Así que Pablo les anima haciendo referencia a lo bien que están haciendo las cosas, pero apunta a través de sus indicaciones a que cada vez las pueden hacer mejor.

Estas exhortaciones van dirigidas a las ovejas para con sus líderes, sobre todo en las cosas que podemos hacer para romper con la unidad propuesta por Dios que debe mantenerse en la iglesia y que nos fue dada a través de él.

Hoy vemos que todos los movimientos modernos que se levantan a nuestro alrededor y que operan dentro del mundo han generado un desajuste en todo aquello que tiene que ver con la aceptación de la autoridad y esto sin ninguna duda incluso ha incidido en la iglesia de Dios. Es esa idea de creer que todos manejamos tal grado de independencia personal que podemos ejercer nuestra voluntad como mejor nos parece, desautorizando no solo a toda persona puesta por Dios como autoridad terrena, sino incluido nos atrevemos a cuestionarlo a Él y a su Palabra.

Por esto yo quiero leerte desde una traducción diferente el texto que es objeto de nuestro estudio en el día de hoy:

1 Tesalonicenses 5:12 Amados hermanos, honren a sus líderes en la obra del Señor. Ellos trabajan arduamente entre ustedes y les dan orientación espiritual. 13 Ténganles mucho respeto y de todo corazón demuéstrenles amor por la obra que realizan. Y vivan en paz unos con otros. NTV

1. Dios nos llama a través de la exhortación a tener la capacidad de honrar a otras personas.

1 Tesalonicenses 5:12 Os rogamos, amados hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden (Instruyen) en el Señor, y os amonestan;

En este texto Pablo utiliza un lenguaje paterno "Amados hermanos" Siendo claro que esto lo que representa es una exhortación y no una amonestación. Él les da una instrucción y luego les da las razones de ella, les da el sustento, la explicación, por qué este consejo es bueno, es válida y es importante. La palabra reconozcáis que hallamos aquí su significado más apropiado desde el griego es Honrar, siendo esta una palabra que dentro de nuestro generación no es muy reconocida como un valor, incluyendo a la iglesia de hoy.

Ahora cuando usted y yo miramos la escritura es impresionante el énfasis que esta hace en torno a esta palabra, solo quiero que observe algunos ejemplos: En Efesios 6:2 nos dice: Honra a tu padre y a tu madre. Romanos 13: 6 Honrad a los que merecen honra. 1 Timoteo 5: 17 Habla de la doble honra a los ancianos que gobiernan bien, 1 Timoteo 6: 1 Ordena el que los esclavos honren a sus amos. Es increíble las veces que la honra es ordenada en diferentes tipos de relaciones. 1 Pedro 2: 17 Dice que debemos honrar a todos y en especial al rey la figura de autoridad. 1 Pedro 3: 7 se nos manda a honrar a nuestras esposas. Y esto es solo una muestra del nuevo testamento en la que Dios hace énfasis en la necesidad de honrar a otras personas.

La verdad hermanos es que a nosotros se nos dificulta honrar a otros y la razón más importante para que esto no suceda es nuestro propio orgullo, ya que este se convierte en esa primera piedra de tropiezo. Con toda seguridad a todos nosotros se nos hace más fácil hacerle algún tipo de reconocimiento a quien está fuera de nuestro círculo, que a quien está dentro de el. Jesús lo dijo de una manera bien particular: "Nadie es profeta en su propia tierra" Ya que sus hermanos no creían en Él: "como voy a creer en Él si creció con migo".

Yo he escuchado personas que se refieren a algún hombre de Dios como: "Yo no puedo llamar a tal persona ¡pastor! porque él se crio con migo", Como si eso tuviera algo que ver con la función que Dios nos ha dado para cumplir. Esto muchas veces se trata de que si yo honro al que está cerca es como si estuviera reconociéndole superioridad sobre mí, en realidad esto no significa eso, sino por el contrario esto me va a ayudar a descubrir mi verdadero grado de madurez en el Señor. 1 Timoteo 4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

Tal vez este mensaje no sea algo fácil de predicar para mi como pastor, pero lo cierto es que hace parte del consejo de la palabra y Dios me anima a no dejar nada sin enseñar.

Tal vez podemos decir: "Bueno si yo le ofrezco honra esta persona se puede volver orgulloso" y eso no deja de ser cierto, pero el problema está en que Dios no me dio la potestad de mantener al otro humilde, esto con toda seguridad será un trabajo de su Espíritu y te aseguro que el si lo sabe hacer muy bien.

2. Dios nos llama a gozarnos con la honra que se le ofrece a otro.

1 Corintios 12:26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan. (Hay quienes accionamos este verso de manera contraria)

Claramente Dios a través de su palabra no solo nos llama a entristecernos con quienes padecen por alguna necesidad, sino que también nos invita a gozarnos con los que reciben honra y hay que tener claro que la honra no tiene nada que ver con la lisonja.

La lisonja está definida dentro del diccionario como: Adulación interesada que se le hace a una persona para ganar su voluntad u otra cosa. Y algo que debe quedarnos claro a través de esta es que en la honra no hay interés, esta no tiene nada que ver con esto.

El apóstol Pablo nos llama a honrar a aquellos que trabajan arduamente entre nosotros y no se si usted se ha percatado del trabajo por lo menos dentro de la iglesia que hace un pastor; Los pastores necesitamos enseñar la palabra, necesitamos aconsejar a las ovejas, necesitamos orar por ellas, defender la verdad, visitar a los enfermos, casar a los que se enamoran, enterrar a los que mueren, consolar a los que han perdido a sus familiares, estudiar continuamente la palabra para permanecer creciendo y ayudar a la congregación a crecer, reconciliar a los peleados, llevar amonestación a los que lo requieren, animar, confrontar el pecado, y muchas otras cosas que el tiempo no nos daría para describir, es un trabajo arduo, es un trabajo capaz de cansar a cualquiera, claramente hay una carga física, hay una carga espiritual y hay una carga emocional, Pablo lo definió en Gálatas 4: 19 como sufrir dolores de parto, ya que siempre habrá decepciones, incomprensiones, falta de apoyo moral, o en algunos casos será la carga económica, las quejas, las acusaciones, la falta de aprecio, las divisiones, todas estas cosas contribuyen a la fatiga del ministro que es un ser humano igual que cualquier otro.

Es esta la razón por la cual el Espíritu de Dios hablando a través de Pablo nos insta a honrar a todos aquellos que nos dirigen en el Señor y os instruyen. La razón no es porque son superiores, sino porque ellos están haciendo un trabajo en el Señor que ha sido delegado por el mismo Dios. Un trabajo que definitivamente tiene muchas cargas, que viene con un gran paquete de responsabilidades.

Una pregunta para hacernos es: ¿Vivo lo que vivo por recibir malos concejos o vivo lo que vivo por no hacer el concejo?

3. Algo que va en contra posición al deseo de nuestra carne es el sometimiento a la autoridad.

Muchas veces tenemos nuestras propias justificaciones para revelarnos y explicar nuestras propias insubordinaciones. El Dios que merece toda honra nos manda a honrar, Dios que merece y tiene toda autoridad nos manda a someternos a las autoridades, a nuestros padres, a las autoridades civiles, a nuestros pastores, aquellas que son esposas a sus esposos. Dios sabe que hay salud para nuestras vidas en el ejercer este ejercicio espiritual.

La carta a los Hebreos nos da una indicación muy similar a la que hemos estado estudiando en el libro de Tesalonicenses. Hebreos 13:17 nos dice: Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso. (Esta es una oración que hemos venido efectuando)

Más claro que esto el Espíritu de Dios no pudo revelárnoslo, está claro que no es que los que ejercemos en el orden de la función pastoral somos superiores a la grey que nos ha sido encomendada, sino que daremos cuentas de los que han sido puestos a nuestro cuidado. Hallamos cuatro instrucciones en particular en este solo versículo. a. Obedecer a vuestros pastores, b. sujetarnos a ellos, la razón es que ellos velan por nuestras almas, salvo la excepción si nos guían hacia algo pecaminoso, c. Que podamos ser alguien que produce gozo a sus pastores al punto que los lleves a ejercer su pastorado con alegría, y por último d. Si ellos no se hallan alegres ejerciendo su llamado no terminara siendo provechoso para los miembros de la iglesia.

Yo mismo estoy bajo autoridad, no hay nadie en esta tierra que pueda vivir de forma correcta y estar por fuera de este principio. Mateo 8: 9 Lo sé porque estoy bajo la autoridad de mis oficiales superiores y tengo autoridad sobre mis soldados. Solo tengo que decir: "Vayan", y ellos van, o: "Vengan", y ellos vienen. Y si les digo a mis esclavos: "Hagan esto", lo hacen. (NTV)

Cuando nosotros honramos a nuestros líderes realmente estamos honrando es al llamado del Señor, esto tiene mucho que ver con ser fieles a la visión que Dios les ha dado, si sabemos que ellos no nos conducen por ninguna senda que va en contravía a lo que la palabra establece, ¿porque tan solo no nos sumamos al plan que Dios le ha dado?

La biblia nos describe las características que debemos ostentar quienes actuamos como ministros de Dios: 1 Timoteo 3:1 Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. 3:2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3:3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 3:4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 3:5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 3:6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 3:7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. 3:8 Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas; 3:9 que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia. 3:10 Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.3:11 Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. 3:12 Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas. 3:13 Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús.

4. Dios determina en su palabra que el amor debe ser la base de todas nuestras relaciones.

Tesalonicenses 5:13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

Básicamente en este verso el apóstol Pablo va a reforzar lo que ha dicho en el verso anterior para ayudarnos a entender lo que debemos hacer y si hay algo que no podemos pasar por alto es el amor que debe caracterizar aquello que Dios demanda que hagamos, entendiendo que este es la base de toda relación. En este caso en la relación oveja pastor o pastor oveja el amor debe ser lo que sustenta esta relación, porque la falta de amor es la causa de la impaciencia con los demás, es la causa de palabras que hieren, es la causa del egoísmo que no permite que yo comparta mi tiempo o mi espacio con otros, la falta de amor es la causa de los resentimientos, de las ir reconciliaciones, de los prejuicios y de los juicios. Por qué imagínate que honremos a los otros incluyendo a nuestros líderes diciendo: "Bueno no me queda de otra" o "Bueno si eso es lo que Dios dice: ¡toca!". Eso no es honrarnos en amor, ni con amor, Dios desea que amemos a quienes nos dirigen o instruyen, que tienen cuidado y responsabilidad sobre nosotros. Recuerde amar no es un sentimiento, es una decisión. Hay quienes tenemos comportamientos tan almáticas que nos conducimos con nuestros hermanos y líderes de acuerdo a lo que nuestra carne percibe o el diablo grita a nuestro oído. Hoy decimos amar hasta la muerte, pero mañana con la misma boca estamos desenado que mueran. Tenemos que dejar de vivir por sensaciones y darle paso a la vivencia espiritual continua a la que nos invita la Palabra de Dios.

Jeremías 3:15 y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia.

Un muy buen ejemplo lo hallamos en Hechos 20:36 Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. 20:37 Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, 20:38 doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco.

Este pasaje no muestra la relación de Pablo con un grupo de ancianos de la iglesia de Éfeso, él los manda a llamar para reunirse en la ciudad de Mileto por que no podía llegar hasta halla y él tiene que darles una serie de instrucciones sobre el cuidado pastoral y a la vez tiene que despedirse. Cuando él se despide de ellos, ellos no solo lloran, sino que lo hacen desconsoladamente, ellos no solamente lo abrazan ellos lo besan, ellos no solamente lo besan sino que lo acompañan hasta el barco, ellos no solamente se sometieron a sus direcciones ellos lo amaron. Y Dios nos da la razón en este texto porque debemos amar a nuestros líderes y es por causa de su trabajo. Este es un trabajo peligroso, (Riesgos profesionales), este es un trabajo en el que hay que cuidar ovejas que Cristo pago con sangre. Es un trabajo con alto riesgo, es un trabajo de múltiples tentaciones, es un trabajo como el del bombero en donde él va en rescate de la víctima y en muchos casos el pierde su vida. Es un trabajo que puede terminar desplazando lo prioritario por lo urgente, al darle más importancia a la necesidad de las ovejas antes que su relación y dependencia de Dios por su buena intención.

Conclusión

Él Apóstol Pablo termina haciendo un llamado a vivir en paz los unos con los otros y la paz es resultado de la unidad y la unidad es la ausencia de guerras y divisiones entre los hermanos. Pero para vivir en paz y unidad vamos a tener que amarnos, perdonarnos, soooportarnosss, tenemos que honrarnos, tenemos que creernos y dejar de ser tan sospechosos el uno del otro, tenemos que humillarnos, tenemos que reconocer a los que trabajan arduamente entre nosotros que hoz dirigen e instruyen, tenemos que amar a nuestros líderes y los líderes de manera incondicional a las ovejas. No es vivir en paz con aquellos que me caen bien, o que son como yo sino con todos. Que quiere el Señor esta mañana, que nos honremos unos a otros, que nos amemos unos a otros, que nos animemos unos a otros, que nos fortalezcamos unos a otros, que a través de cumplir con esta instrucción podamos mostrar la imagen de Cristo a través de nuestras relaciones y el mundo pueda ver al Cristo que vive en nosotros.

Terminemos haciendo un ejercicio de honra háblele de las cosas maravillosa que hacen otros por usted en este lugar.

Pastor: David Bayuelo
Noviembre 29 de 2015 

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.