Las victimas de la tentación

2016-PredicaDom10Abril2016Escuchar audio de esta predica 1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 10:14 Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.

Voy a mencionar varias cosas con palabras claves para que usted las pueda recordar, quiero que las consideren al hablar de cómo convertir tentaciones en triunfos. La primera cosa que quiero que usted considere es: Las víctimas de la tentación, ¿Quién es tentado? ¿Quiénes pueden caer como víctimas de la tentación? La biblia nos dice en el versículo 12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga, esta es una advertencia para todos, todos podemos caer en tentación.

Segundo: quiero que se fijen en la fuente de la tentación, vean el próximo versículo. No nos ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana. Usted dirá: "yo tengo una tentación muy especial" Eso no es verdad, con toda seguridad usted tiene una tentación como cualquiera. Toda tentación es algo muy común y todos tenemos las mismas tentaciones de las mismas fuentes. De hecho solo hay tres fuentes de tentaciones; El mundo, la carne y el diablo. Ahora esto va a parecer complicado por un rato tan solo concéntrense y pronto todo tendrá sentido.

El diccionario define la tentación como; el impulso repentino que excita a una persona a hacer una cosa que está mal, también se define como el sujeto que induce o persuade a otra de cometer un acto penal que va en contra de la ley. Esta definición debe llevarnos a reflexionar sobre las personas o cosas que nos tientan a cometer pecados. Otra reflexión igualmente necesaria es pensar en cual es generalmente nuestra reacción ante la tentación, sabemos que las tentaciones no son siempre las mismas para todos, por ejemplo el decir una mentira es tentación para unos, pero para otros será ceder a las malas amistades, cada creyente sabe cuál son las áreas de su vida en las que las tentaciones son mucho más fuertes e incluso le harán caer en pecado. Hoy la palabra nos enseñara como combatir la tentación y no solo a combatirla sino a vencerla.

Ahora hablando de las fuentes de la tentación:

1. Hay tres fuentes de tentación. El mundo, la carne y el diablo.

¿Qué es el mundo?

La palabra mundo es la palabra griega "Cosmos" y lo que significa es un sistema, un orden, una filosofía, es maldad sistematizada y atrincherada y sin duda nosotros no debemos amarla.

En 1 Pedro 3:3 Hay una muy buena ilustración de esto. Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 3:4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

Aquí el Señor le dice a la esposa cristiana como ser bella y atractiva para su esposo. La palabra atavió en este texto es la misma palabra traducida como mundo en más de 100 lugares en la biblia, la misma palabra cosmos y lo que dice es que su cosmos, no sea el de peinados ostentosos, el de joyas o vestidos lujosos, esa es la razón para que cuando la mujer se maquilla se pone ¿qué cosa? ¡Cosméticos! ¿Que esta haciendo? Esta poniendo en orden su rostro. Pedro no está diciendo que está mal que la mujer use cosméticos, hay quienes incluso se atreven a relacionar el usar cosméticos con el hecho de cometer pecado y la verdad pienso que el verdadero pecado está en que algunas no lo usen, así que el escritor no está diciendo que está mal usar cosméticos, al igual que no dice que está mal usar joyas, de hecho Dios habla de sus santos como sus joyas, dice que la ciudad preparada para nosotros en el cielo es una ciudad de joyas. ¿Qué es lo que verdaderamente está diciendo? Que su cosmos no sea el del mundo, el del estilista, el de la última moda, el del joyero, en otras palabras; no permitan que el mundo les moldee, no dejen que el mundo les atrape, no dejen que eso les motive, les guie y les controle, no dejen que ese sea su mundo. Claramente el mundo es una fuente de tentación y deseo que lo identifiquemos como el enemigo externo.

Pero hay otra fuente de tentación; "La carne"

Gálatas 5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

¿Qué es la carne? Es esa inclinación que está en nosotros hacia la maldad, una predisposición heredada hacia el pecado, a veces lo llamamos el hombre viejo, es la naturaleza vieja, la naturaleza de Adán, se llama la carne, ustedes la tienen y yo también, nacemos con ella, la recibimos de nuestros padres, que la recibieron de sus padres, que la recibieron de Adán, así es la carne y está en ustedes y está en mí y en todos hay esa predisposición hacia el pecado y la biblia llama esta predisposición a pecar: "la carne". Y la llamaremos el enemigo interno.

La tercera fuente de tentación es el diablo.

El mundo es el enemigo externo, la carne enemigo interno y el diablo es el enemigo infernal. Yo deseo que usted este seguro de que hay un diablo, existe y el diablo quiere hacernos pecar. Y esta es la anatomía de una tentación: Imaginen que el mundo es un fosforo y su carne es un tanque de gasolina, imaginen que el diablo es quien prende el fosforo y lo lanza. Esa es la anatomía de una tentación, el diablo usa al mundo y la carne para hacer que pequemos, ahora si somos tentados seremos tentados en el área del mundo, de la carne o del diablo; el enemigo externo, el interno y el infernal, son las fuentes de tentación, nuestra tentación es muy común, es tentación humana.

2. El blanco de nuestra tentación.

Esto es otra palabra clave: donde nosotros seremos tentados, no con que seremos tentados, si no dónde seremos tentados.

1 Tesalonicenses 5: 23 Y todo vuestro ser; espíritu, alma y cuerpo sean guardados irreprensibles para la venida del Señor Jesucristo. Nosotros somos un espíritu, que tiene un alma y que habitamos en un cuerpo, fuimos creados a la imagen de Dios y Dios es un Dios trino, tenemos naturaleza trina, somos un Espíritu, con alma que habita en un cuerpo. Somos individuos, pero hay tres partes que constituyen al ser humano y encontraremos que cuando somos tentados, seremos tentados en el área de su espíritu, su alma, o su cuerpo y es muy importante que entiendan esto, porque si no lo entendemos no sabremos exactamente como pelear.

Dijimos que el mundo ¿Era qué? El enemigo Externo; quiero decirle donde el mundo los tentara, principal mente el mundo nos tentara en lo que es nuestra alma, ¿Qué es la palabra alma? En griego alma es la palabra "Sique" Común mente se conoce como: "Psiquis" Su alma es su mente, sus emociones, su voluntad, su Psiquis, su ego, su yo, la persona dentro de este cuerpo, eso es nuestra alma. Ella es la que nos da vida psicológica y el mundo, este cosmos, este sistema tentara primordialmente a nuestra alma, en el área de nuestro ego, eso es ser mundano, el pensar solo en el ego, si son cristianos mundanos piensan solo en su ego.

Génesis 13:1 Subió, pues, Abram de Egipto hacia el Neguev, él y su mujer, con todo lo que tenía, y con él Lot. 13:2 Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro. 13:3 Y volvió por sus jornadas desde el Neguev hacia Bet-el, hasta el lugar donde había estado antes su tienda entre Bet-el y Hai, 13:4 al lugar del altar que había hecho allí antes; e invocó allí Abram el nombre de Jehová. 13:5 También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas. 13:6 Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. 13:7 Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra. 13:8 Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. 13:9 ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. 13:10 Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. 13:11 Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. 13:12 Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma.

¿Por qué Lot hizo esto? ¿Por todas la actividad en las tierras de Sodoma y Gomorra? O escogió ir hacia halla por el pecado de Sodoma. No, no fue eso la razón, fue allí porque quería más pasto, ¿por qué quería más pasto?, pues para su ganado, bueno, ¿acaso le faltaba comida? ¿Tenía hambre? ¿Necesitaba más ganado? No necesitaba más ganado, ya era increíblemente rico, simplemente quería ser el hacendado más grande de palestina, eso era todo, no estaba tratando de ganar más dinero, solo estaba asegurándose, solo quería ser el primero y por querer ser el primero, por complacer a su ego dijo; "Yo quiero eso". Él estaba tratando alimentar su alma con cosas del mundo. Eso es tentación y hay muchos que hoy en día son tentados de la misma forma. El sistema del mundo dice: que debemos tener más, que debemos hacer más, debemos ser más, eso es el mundo todo eso es del mundo. La lujuria de los ojos, la lujuria de la carne, y el orgullo de la vida, no viene del Padre viene del mundo y atacan nuestras almas.

Ahora que hay de la carne, La semana anterior dijimos que la carne no es el cuerpo, pero la carne va contra el cuerpo. La carne es esa predisposición de pecar y la carne ataca el cuerpo. El cuerpo está sujeto a tentaciones, tentaciones físicas, cosas como el apetito, lujuria, vagancia, violencia, estas son áreas de tentación. La carne va a usar nuestro cuerpo para poder expresarse, de hecho muchos de nosotros somos tentados hoy en día en estas áreas.

2 Samuel 13:1 Aconteció después de esto, que teniendo Absalón hijo de David una hermana hermosa que se llamaba Tamar, se enamoró de ella Amnón hijo de David. 13:2 Y estaba Amnón angustiado hasta enfermarse por Tamar su hermana, pues por ser ella virgen, le parecía a Amnón que sería difícil hacerle cosa alguna. 13:3 Y Amnón tenía un amigo que se llamaba Jonadab, hijo de Simea, hermano de David; y Jonadab era hombre muy astuto. 13:4 Y éste le dijo: Hijo del rey, ¿por qué de día en día vas enflaqueciendo así? ¿No me lo descubrirás a mí? Y Amnón le respondió: Yo amo a Tamar la hermana de Absalón mi hermano. 13:5 Y Jonadab le dijo: Acuéstate en tu cama, y finge que estás enfermo; y cuando tu padre viniere a visitarte, dile: Te ruego que venga mi hermana Tamar, para que me dé de comer, y prepare delante de mí alguna vianda, para que al verla yo la coma de su mano. 13:6 Se acostó, pues, Amnón, y fingió que estaba enfermo; y vino el rey a visitarle. Y dijo Amnón al rey: Yo te ruego que venga mi hermana Tamar, y haga delante de mí dos hojuelas, para que coma yo de su mano. 13:7 Y David envió a Tamar a su casa, diciendo: Ve ahora a casa de Amnón tu hermano, y hazle de comer. 13:8 Y fue Tamar a casa de su hermano Amnón, el cual estaba acostado; y tomó harina, y amasó, e hizo hojuelas delante de él y las coció. 13:9 Tomó luego la sartén, y las sacó delante de él; mas él no quiso comer. Y dijo Amnón: Echad fuera de aquí a todos. Y todos salieron de allí. 13:10 Entonces Amnón dijo a Tamar: Trae la comida a la alcoba, para que yo coma de tu mano. Y tomando Tamar las hojuelas que había preparado, las llevó a su hermano Amnón a la alcoba. 13:11 Y cuando ella se las puso delante para que comiese, asió de ella, y le dijo: Ven, hermana mía, acuéstate conmigo. 13:12 Ella entonces le respondió: No, hermano mío, no me hagas violencia; porque no se debe hacer así en Israel. No hagas tal vileza. 13:13 Porque ¿adónde iría yo con mi deshonra? Y aun tú serías estimado como uno de los perversos en Israel. Te ruego pues, ahora, que hables al rey, que él no me negará a ti. 13:14 Mas él no la quiso oír, sino que pudiendo más que ella, la forzó, y se acostó con ella. 13:15 Luego la aborreció Amnón con tan gran aborrecimiento, que el odio con que la aborreció fue mayor que el amor con que la había amado. Y le dijo Amnón: Levántate, y vete.

En Amnón se hallaba esa vieja predisposición de Adán para pecar que despertó la lujuria en él, esa tentación sexual y sintió el arrebato del deseo sexual por su propia hermana y sin duda se convirtió en algo incontrolable para este hombre. Sus emociones físicas fueron atacadas por la carne y la naturaleza de Adán termino imponiéndose para llevarlo a cometer tal vileza. A Lot le importo su ego, pero las pasiones de Amnón estaban bajo ataque, su físico estaba bajo el ataque de la carne y es así como el enemigo externo ataca el alma, el enemigo interno ataca el cuerpo.

Ahora hay un tercer enemigo; el infernal; "El diablo" ¿Cuál es su blanco primordial? El atacara nuestro espíritu, que diferencia hay entre el espíritu y alma; El alma nos da conciencia de nosotros mismos, el espíritu nos da conciencia de Dios, conocemos a Dios por medio de nuestro espíritu. Las plantas tienen un cuerpo pero no tiene alma, los animales tiene un cuerpo y tienen un alma, ósea tiene conciencia de si mismos, pero un animal no tiene espíritu, el hombre tiene espíritu. Por eso el hombre es más que solo un animal. El hombre puede conocer que a Dios y la biblia dice: Que Dios es Espíritu y lo que le adoran es necesario que le adoren en espíritu y verdad y el Espíritu le da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Así que el espíritu del hombre es el medio de comunicación, adoración, alabanza y conocimiento espiritual y que quiere hacer el diablo, el diablo nos quiere separa de Dios. Así que el enemigo infernal, el diablo ataca principalmente nuestro Espíritu.

Lucas 22:31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 22:32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

¿Cuál fue la tentación de Simón Pedro cuando negó al Señor Jesús? Esto primordialmente no tenía que ver con su ego, no estaba bajo ataque sexual o bajo la lujuria de la carne, su fe titubeo, satanás lo había pedido para zarandearlo como a trigo lo que más quiere hacer satanás es separarnos del todo poderoso Dios.

3. ¿Cómo podemos sobreponernos a la tentación?

Tres palabras claves para tener en cuenta en este punto: Huir fe y resistir.

Contra la lujuria de la carne la clave es Huir, la Biblia dice en: 2 Timoteo 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.

Claramente no nos dice que peleemos contra esta tentación, dice que huyamos, sea cual sea lo que nos causa tentación en nuestra carne lo que hay que hacer es huir, alejarnos, debemos correr sin siquiera pensarlo. No deje que sus pensamientos se aniden.

Contra el mundo como derrotamos al mundo; la clave es: fe.

1 Juan 5:4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. La mundanalidad solo es un síntoma de que la palabra de Dios no está en nosotros. Como derrotamos la mundanalidad. El auto sin gasolina, la luz en el tablero. Si usted encuentra que es mundano y que el mundo lo está metiendo en su molde, lo que está pasando realmente es que no nos hemos enamorado del Señor, no tenemos una fe genuina y por eso tenemos problemas con el mundo. No pelee con el tablero de su vida póngale gasolina, póngale la Palabra de Dios. Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Cuando nos alimentamos de la Palabra de Dios, del pan de vida (Jesús) y el diablo nos ofrece un plato de migajas duras, usted dirá: "No gracias estoy satisfecho" Cuando estamos llenos de Jesús no tenemos que andar por allí comiendo algarrobas. Así que si la mundanalidad es el problema su solución es la fe. Fijémonos en Jesús, veamos quien es, dejemos que el Señor nos satisfaga.

Contra el enemigo infernal; el diablo, la clave es resistir. Santiago 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. No nos dice que corramos, nos dice que resistamos, no en nuestra fuerza sino en la fuerza de Dios. Esto nos llama a defender nuestra posición, pararnos con tal firmeza en lo que Dios nos ha enseñado en su Palabra que no nos dejemos robar el espacio o el lugar que la Biblia describe que es nuestro, en este caso a través de la obediencia a todo aquello que representa la voluntad de Dios. Debemos pararnos con la Palabra, con la Sangre, con el nombre de Jesucristo. Y no digan que no funciona hasta que ustedes no lo pongan a prueba.

Conclusión

Vencemos la carne huyendo, vencemos al mundo con la fe que crece por la Palabra de Dios y al Diablo lo resistimos como un enemigo vencido que solo procura robar nuestra posición.

Efesios 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Pastor: David Bayuelo E.
Abril 10 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.