Viviendo en libertad

Viviendo en libertad - Gálatas 5:1Escuchar audio de esta predica Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

Una vez oí hablar de una dulce mujer que estaba sentada cerca de la puerta de embarque de un gran aeropuerto. Como disponía de algo de tiempo antes de que despegara su avión, había comprado un periódico y una bolsita de galletas. Sin embargo cuando se puso a leer en la comodidad de su asiento, oyó que alguien rasgaba un papel. Cuando bajo la vista, vio que el hombre sentado a su lado había abierto su bolsa de galletas y estaba sacando una. Como no le gustaban las discusiones, levanto el diario mientras pensaba; "! Como se atreve a comerse una de mis...!" Así que bajo el diario y tomó una galleta.

Mientras leía el diario y comía la galleta, intentaba concentrarse y olvidar su ira hacia el ladrón de galletas, justo cuando comenzaba a calmarse, le oyó volver a tocar la bolsa, y hecho una mirada de detrás del periódico, viéndole con las manos en la masa. Pensó: "A donde iremos a parar" ¡La gente no respeta la propiedad ajena!". Entonces frustrada, tomo otra galleta. Y así fue transcurriendo, hasta que quedo una sola galleta. Incapaz de reunir valor para enfrentar al hombre, se quedó sentada, furibunda, preguntándose que sería capaz ahora de hacer ese hombre.

No tuvo que preguntárselo mucho rato, ¡Porque lo siguiente que escucho fue como alguien partía la galleta por la mitad! Furiosa aparto el diario, para ver como aquel cleptómano se alejaba dejando sobre la bolsa la mitad de la galleta. Totalmente frustrada agarro el trozo de galleta y se lo metió a la boca; y justo entonces escucho el altavoz: "Último llamado para el vuelo 513". Por su puesto, se levantó de un salto, recogió sus cosas y corrió hacia la puerta de embarque.

Tras presentar su tarjeta de entrada al avión, se sentó agotada pero aliviada por haber dejado a sus espaldas aquel incidente tan desagradable. Cuando abrió su bolso para guardar el respaldo de su tarjeta de embarque, se quedó helada y palideció: Ante su vista estaba su bolsa de galletas. Cerrada e intacta. Mientras el avión despegaba pensó en lo poco amable que había sido con ese desconocido tan "generoso" y se maravilló, por lo rápidamente que había cambiado su punto de vista.

¿A estado usted convencido de algo y de repente una ráfaga de luz lo ha llevado a la conclusión que eso que creía no era tan cierto? ¿Se ha quedado usted helado y ha palidecido frente a las circunstancias que terminan confrontando lo que es su realidad? Hoy quiero mostrarles como las palabras escritas por el apóstol Pablo a los Gálatas terminaron mostrándoles que su convicción de vivir y mantener la libertad otorgada por el Señor Jesús a través de su sacrificio no era tan cierta como ellos creían.

Jesús vino a liberar a los cautivos espirituales, a romper el poder del pecado, a liberar a los prisioneros de satanás, satanás por el contrario quiere esclavizarnos y que seamos siervos del pecado. Es interesante vivir en un mundo que habla tanto de la libertad y conoce tan poco de ella. En estos tiempos se habla de la libertad de reproducción, ¿sabe usted lo que eso significa? Sencillamente la libertad de quitarle la vida a un bebe en el vientre de su madre, se habla de la libertad sexual, pero lo que están defendiendo es la "libertad" de vivir fuera de todo aquello que es natural. Y la gente rechaza a Dios porque dicen; que quieren ser libres.

Eso me recuerda del pasajero de un avión 747 que cruzaba el Atlántico, salió de repente de la cabina de los pilotos y dijo: "Tengo buenas noticias para ustedes, acabo de matar a los pilotos y ahora somos libres, ¿somos libres? ¿Libres para qué? Para que el avión se estrelle por no tener pilotos.

Hablamos de esta libertad que tenemos en el Señor Jesucristo desde el punto de vista de una vida de libertad y de la dinámica de una vida de libertad, cuales son las dimensiones de esa vida.

¿De qué somos libres?

Pablo menciona tres cosas por lo menos en esta epístola a los Gálatas. Y lo primero que hoy estudiaremos es que somos libres de la esclavitud del legalismo.

Gálatas 1:6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 1:7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

El apóstol dice en el verso seis que algunos estaban abandonando el evangelio y el verso 7 que algunos pervertían el evangelio. ¿Por qué algunos abandonaban el evangelio? Por culpa de aquellos que pervertían el evangelio. Vera, satanás es un pervertido y todo lo que hace es tomar aquello que es bueno, puro, santo y justo y pervertirlo. ¿Por qué el diablo prefiere pervertir el evangelio, en vez de negarlo? Bueno, si él puede pervertir el evangelio y hacernos creer en un evangelio corrupto y no el verdadero usted y yo estaremos conformes con lo falso y seremos cristianos sintéticos. Dios quiere que creamos en el verdadero evangelio, mientras satanás quiere que usted y yo creamos en un evangelio que ha sido pervertido, un evangelio que es una imitación del genuino evangelio de Cristo.

Gálatas 1:8 nos dice: Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.

La expresión sea anatema significa: sea condenado al infierno. En nuestros días para muchos eso es tener una mente estrecha, pero aquí no estamos hablando de asuntos de preferencia, estamos hablando de asuntos que tiene connotaciones eternas. Cualquiera que quita o aumenta o cambia o distorsiona o pervierte el evangelio del Señor Jesucristo será sometido al más severo juicio de Dios. Y tampoco estamos hablando de preferencias denominacionales, ni del estilo de bancas o sillas, o del color de los pisos en las iglesias, tampoco estamos hablando de cuál será el equipo ganador en el torneo de futbol, estamos hablando de un asunto de veracidad eterna.

Pablo dice en el verso nueve: Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Él no está tratando de complacer a la gente, porque claramente no es el mensajero el que valida el mensaje. ¿Cómo sabe usted que lo que estoy hablando ahora es la verdad? Usted dirá; Bueno pastor creo que usted es un buen hombre y preparado, confió en lo que dice, "bueno gracias por eso", pero yo no soy el que le da valor al mensaje.

Supongamos que el próximo domingo aquí en la iglesia de pronto apareciera un genuino ángel más brillante que el sol del mediodía, no hay ninguna duda que es un ángel del cielo y dirigiéndose a toda la congregación dijera: "Amados en Cristo han sido sumamente bendecidos, he sido enviado desde el cielo para informarles que tengo una nueva revelación, que tengo un nuevo evangelio". Ante un evento así que dice Pablo: ¡SEA ANATEMA, SEA MALDITO ESE ÁNGEL"

Ahora, suponga, solo suponga, que yo en uno de estos domingos le dijera: "Hermanos y hermanas, recuerdan ese antiguo evangelio sobre el que acostumbraba a predicarles, bueno eso estuvo bien en el pasado, hoy tengo un nuevo y moderno evangelio para esta nueva y moderna época". ¿Qué es lo que me diría Pablo? ¡SEA ANATEMA!

Si yo les dijera que he cambiado mi manera de pensar y que tengo una nueva revelación de Dios, diferente a lo que la Biblia establece, la ira el juicio, el anatema, de Dios caería sobre mí.

Gálatas 1:10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. Pablo está diciendo: Yo soy un embajador, no un político, no he venido para hacerles cosquillas en los oídos, no he venido para complacerles a ustedes, hay un solo evangelio, no dos, ni tres, Jesucristo es el único camino al cielo. Y ese fue el permanente mensaje de Pablo.

Los teólogos liberales, modernos seguramente piensan que Pablo tuvo una mente sumamente estrecha. A propósito de esto queremos que las personas que nos sirven tengan una mente correcta o estrecha, nuestro banquero, el piloto del avión en que viajamos, nuestro doctor, pero de alguna manera en las cosas más importantes, como es nuestro destino eterno queremos ser amplios de mente, aceptando que no importa lo que uno crea mientras lo creamos sinceramente.

Nos molesta de que hay un solo camino al cielo, porque para quedar bien con todos decimos que: Todas las religiones son buenas y eventualmente conducen a Dios. ¡NO! Y mil veces ¡NO!, eso no es cierto hay un solo evangelio que es el evangelio de la gracia de Dios. Y espero que usted esté de acuerdo conmigo en eso y si no lo está lo más seguro es que no me seguirá escuchando.

¿Qué es lo que le da autenticidad al evangelio? ¿Cómo podemos discernir si es o no el genuino evangelio? Pablo nos da al respecto tres importantes puntos.

1. La prueba de la provisión: En otras palabras ¿De dónde proviene? Los versos 11 y 12 tienen la respuesta. Gálatas 1:11 Más os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; 1:12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.

El evangelio no es el invento de ningún hombre, no es algo que a Pablo de pronto se le ocurrió, es algo que Dios mismo le dio, no es una invención humana, sino que es una revelación divina y Pablo dice; que fue una directa y divina revelación, así que como primera cosa el verdadero evangelio proviene de Dios mismo.

Sabe, la vida cristiana no se trata de decisiones simples como ir a la iglesia de mi elección, sino que se trata de ir a un lugar donde se predique todo el concejo de Dios, ósea en donde se predique la integralidad de la Palabra de Dios. ¿Quiénes son los hombres para decirnos lo que es bueno o malo? ¿O es que no existe un Dios que ya hablo? Pablo dice: "Este evangelio no lo aprendí de los hombres, no lo aprendí de mis amigos, mientras tomábamos una bebida. Por lo tanto el evangelio es autenticado por la fuente de la cual proviene.

2. La prueba del mensaje: ¿Cómo somos salvos?, volvamos al verso 6 Gálatas 1:6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. Cualquier evangelio que no sea el evangelio de la gracia, no es el genuino evangelio. ¿Cómo somos salvos? Efesios 2: 8 Dice: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 2:9 no por obras, para que nadie se gloríe. Somos salvos por la gracia de Dios traída por Cristo en la cruz y como él la completo nadie puede quitar nada de ella y nada puede añadir nada a ella, porque es el trabajo sobre natural de Dios.

3. La prueba del personaje: El Señor Jesucristo es el personaje central del evangelio, el evangelio es acerca del nacimiento, la vida, los milagros, el martirio, la muerte, la resurrección y la ascensión de Cristo, eso es el evangelio, la vida y la muerte de Jesús por nuestros pecados. Él es el personaje central del evangelio, no es un evangelio que hace referencia a Él, sino un evangelio que se centra en la persona de Jesucristo.

¿Qué es la salvación? Hermanos, la salvación no es un credo, no es sencillamente saber algunas cosas, como el plan de salvación, usted puede saberlo y sin embargo irse al infierno, porque usted no se salva por el plan de salvación, sino por el hombre que provee ese plan de salvación. La salvación tampoco es un código, usted puede decir: "Yo creo que he sido correcto e iré al cielo" Pablo dice que si la justificación vino por la ley, entonces Cristo murió en vano. Si pudiéramos salvarnos por vivir correctamente entonces la cruz de Cristo no serviría para nada. La salvación tampoco es una causa; Podríamos decir yo soy salvo por que asisto a la iglesia el Camino, bueno la salvación no es una iglesia, no es una religión, no es un credo, no es una causa, es una persona que se llama: ¡JESUCRISTO!

Sabe por qué tenemos tanta confusión religiosa en el mundo, porque la gente acepta credos, no a Cristo, se unen a una iglesia sin conocer a Jesús, la salvación no es creer en algo es recibir a alguien. La fuente del genuino evangelio es Dios, la salvación es únicamente por gracia, el personaje del evangelio es Jesucristo y la biblia habla claramente que Jesús no es un buen camino al cielo, sino que es el único Camino al cielo. Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Esta realidad bíblica de que Jesús es el único camino al cielo, ¿le ofende, le molesta, le disgusta? pues lo siento muchísimo, esa es la verdad de Dios, cualquier otro es un evangelio falso y la ira de Dios, el juicio de Dios caerá sobre él.

¿Cómo es que el evangelio nos salva? Si no entendemos que hemos sido salvados por la gracia de Dios, siempre estaremos esclavizados al legalismo, nunca podrá decir: "Alabado sea Dios, sé que soy salvo" Pero si entiende que es salvo por que la gracia de Dios entonces estará libre de la esclavitud del legalismo, no se encontrara bajo el yugo del esfuerzo propio.

Si alguien me pregunta: ¿Pastor David está seguro que se ira al cielo cuando muera? "Por supuesto que sí" Y usted dirá: "Parece que se tiene mucha confianza" Allí es donde usted se equivoca, Esa es la forma en que sé que voy a ir al cielo, no teniendo confianza en mí mismo, porque si la tuviera no podría saberlo, porque siempre tendría que estarme preguntando: ¿Soy lo suficientemente bueno? ¡"Creo que lo soy; porque no miento, no robo, no maldigo, no me emborracho, pero a veces pierdo los estribos"! Pero cuando entiendo que me salve por la gracia de Dios todo dependerá no de mí sino de Él. No debo vivir con mi cabeza agachada todo el tiempo, por el contrario debo vivir erguido y decir: "¡Alabado sea Dios, sé, que se, que soy salvo"!

Debemos atesorar en nuestro corazón que nosotros somos hijos de Dios, no esclavos de Dios. Gálatas 4:7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo. Esa es la libertad que nosotros tenemos, si usted está tratando de salvarse por medio de la ley, haciendo esfuerzos por ser bueno, usted es un esclavo, si usted es salvo por gracia, es un hijo.

Un esclavo es aceptado en base a lo que hace, pero un hijo es aceptado en base a quien es. El esclavo esta ansioso de complacer a su amo para ser aceptado, el hijo descansa en el amor del Padre y sabe que es aceptado. El esclavo es aceptado en base a su desempeño, el hijo es aceptado en base a su relación, el esclavo es aceptado en base a su productividad, el hijo es aceptado en base a su posición, el esclavo sabe que si fracasa puede perder consideraciones, el hijo sabe que si fracasa aunque sea disciplinado amorosamente seguirá siendo el hijo de su Padre, seguirá perteneciendo a la familia.

No olvide que la gracia de Dios es el amor que Dios nos demuestra a pesar de que no tenemos algún mérito y no depende de nada que nosotros hagamos. Dios nunca dice: "Te amo porque, o te amare si es que" Esas son expresiones condicionales, pero el amor de Dios es incondicional. Si el amor de Dios dependiera de ciertas condiciones nuestras, por ejemplo; fidelidad, bondad, gentileza, misericordia, o cualquier otras, si una de esas condiciones cambia en nosotros entonces el amor de Dios por mi tendría que cambiar, ¿no le parece?

Pero como todo depende de Dios y Dios no cambia, su amor por nosotros nunca cambia.

Conclusión

¿Conoce usted el amor de Dios? O mejor aún ¿Tiene usted el amor de Dios? Usted puede conocer del amor de Dios, pero tener el amor de Dios solo se alcanza cuando se tiene a Cristo en el corazón y tener a Cristo en el corazón no es cuestión de religión sino de relación.

Si usted aún no tiene una relación personal y vital con él, ¿Por qué no hacerlo ahora mismo? En la intimidad de su mente y corazón usted puede decir: Eterno Dios reconozco que intelectualmente, se de ti pero este conocimiento no ha significado nada en mi vida espiritual que de hecho no le he puesto mayor atención hasta ahora, sé que soy pecador y vivido esclavizado por el pecado y quiero dejar de serlo, por eso vengo a ti por tu gracia y misericordia, Señor Jesús tu eres el único que puede darme total y completa libertad de mi vida pasada, porque tu diste tu propia vida para darme perdón, salvación y vida nueva, en este momento abro mi corazón para recibirte como mi salvador y Señor, te entrego el control de mi vida para que me hagas la clase de persona que Tú quieres que sea, ayúdame a vivir firmemente por ti y para ti, bajo cualquier circunstancia y sin temor a las consecuencias, lo pido en tu Santo nombre. Amen.

Pastor: David Bayuelo E.
Mayo 8 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.