II Parte - Viviendo en libertad

II Parte - Viviendo en libertad - Gàlatas 2:4-5Escuchar audio de esta predica Gálatas 2:4 y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, 2:5 a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.

No hay nada que nosotros podamos hacer para que Dios deje de amarnos, el amor de Dios es una acción hacia nosotros, no una reacción hacia nosotros y es una acción natural de parte de Dios que no esta basada en lo que nosotros somos, sino en quien es Él y Él es amor, por lo tanto no tratamos de ponernos a nosotros mismos en una circunstancia favorable para que Dios nos ame. Nosotros reaccionamos al amor de Dios que esta allí para nosotros, Dios no cambia para producir un cambio, Dios nos ama para cambiarnos y nada le puede cambiar más y darnos total libertad que su gracia. Cuando un creyente comprende eso es maravilloso, por que esto nos hace libres de cualquier esfuerzo propio.

Muchas personas diariamente procuran ser suficiente mente buenas para que Dios les ame, sin duda eso es una esclavitud infernal, por eso Jesús vino para por medio de la gracia darnos libertad.

Hablamos de esta libertad que tenemos en el Señor Jesucristo desde el punto de vista de una vida de libertad y de la dinámica de una vida de libertad, cuales son las dimensiones de esa vida.

Pablo menciona tres cosas por lo menos en esta epístola a los Gálatas. La semana anterior estudiamos que somos libres de la esclavitud del legalismo y hoy veremos las dos restantes dimensiones de esa vida.

1. Jesús vino para liberarnos de la Critica.

Gálatas 2:4 y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, 2:5 a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.

Desde las oficinas de las denominaciones vinieron algunos ejecutivos religiosos y encontraron que algunas personas que vivian en la gracia de Dios se regocijaban en esa gracia y ellos venían a imponer sus reglas y reglamentos.

El apóstol Juan nos dice en su evangelio que la ley vino por medio de Moisés y que la gracia y la verdad vinieron por Jesucristo (Juan 1: 17). Ahora ¿qué es la ley? La ley eran, reglas, reglamentos, requisitos, rituales, y restricciones. La ley nos fue dada para mostrarnos la clase de pecadores que somos y que no podíamos ser salvos solo por cumplir este conjunto de condiciones, la ley nunca podría salvarnos, si la ley pudiera hacerlo no era necesaria la venida de Jesús. La ley nos fue dada para que descubriéramos que necesitábamos un salvador.

Los Fariseos habías estudiado la ley, con su larga lista de reglas, reglamentos, requisitos, rituales, y restricciones y añadieron a esa ley una larga lista propia de ellos, 613 nuevos requisitos que revisaban constantemente y que celosamente se aseguraban que los ¡demás! Los cumplieran. Con esa lista comparaban las actividades de los apóstoles y de los demás seguidores de Cristo.

Pablo los identifica como falsos hermanos, los hacedores de reglamentos no vienen de fuera de la iglesia, sino de dentro de la iglesia, son falsos hermanos que intentan someter a los demás, son falsos hermanos que han escuchado algún gurú o algún seudo líder espiritual y les dijeron que esta o aquella es la forma o no hacerlo. Ahora no les hablo de los genuinos y santos mandamientos de Dios, que encontramos en la biblia, estoy hablando de asuntos preferenciales externos que la gente trata de imponer sobre nosotros, tratando de meternos en sus moldes personales y sometiéndonos por la critica. y Pablo que era un combatiente por la verdad dice: "Que él no les dio ninguna oportunidad" de hecho mire lo que dice en Gálatas 2:11 Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. En otras palabras Pablo le dice que es un hipócrita, por que había permitido que los judaizantes y los legalistas vinieran a criticarles y que si estaban viviendo por gracia no podían volverse atrás a la ley.

Por supuesto que debemos preocuparnos por lo que los demás piensan, por que no podemos herir la conciencia de los hermanos débiles espiritualmente. Pero permítame decirle algo al respecto, hay un buen numero de hermanos débiles profesionales, en realidad no es que lo sean sino que lo aparentan como una disculpa a sus pecados. No permita jamás que estos falsos hermanos le esclavicen o lo sometan. No deje que el problema de ellos se vuelva su problema, están enfermos y usted no puede enfermarse a si mismo tratando de que ellos se sanen, usted permanezca libre con la libertad que Cristo le hizo libre.

Cuando somos salvados por la gracia de Dios somos libres de la esclavitud del legalismo y de la crítica. Bajo el legalismo estamos esclavizados nosotros mismo y bajo la critica somos esclavos de otros.

2. Cristo nos libera es de la esclavitud del fatalismo.

Gálatas 4:3 Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.

¿Qué quiere decir Pablo cuando habla de los rudimentos del mundo? Se refiere a las fuerzas elementales de la naturaleza, las estrellas, los planetas, la naturaleza en si mismo, su nacimiento, todo eso es fatalismo.

Gálatas 4:9 mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? 4:10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. 4:11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.

¿De que habla Pablo aquí? Habla de las personas metidas en la astrología, el zodiaco, los planetas, los elementos de la naturaleza, de los que dicen: ¡ah, ese es mi destino! O "Voy a leer mi horóscopo para ver que es lo que me va a pasar hoy" Pobres personas engañadas o esclavizadas por los rudimentos del mundo, esclavizadas por la señales. Usted y yo no deberíamos jamás leer el horóscopo, ni por curiosidad, por que sin duda eso es del diablo.

Astrología, astrólogos, tienen que ver con los astros, las estrellas los planetas y dicen que si las estrellas o planetas no están donde deben estar alguna catástrofe se va a producir, alguna tremenda catástrofe va a ocurrir. Me pregunto ¿y como saben ellos donde están los planetas y las estrellas y donde deben estar? porque de acuerdo a lo que yo se, solo Dios lo sabe.

Para un hijo o una hija de Dios no hay tal cosa como el desastre, porque de acuerdo con el apóstol Pablo sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas nos ayudan para bien, esto es a los que conforme a su propósito son llamados. ¡Dios es Dios! y yo no soy una victima del destino, así que no puedo decir: "!Oh! esa es mi suerte" o que la ubicación de los planetas o las estrellas no me fueron favorables.

Yo soy lo que soy, por la gracia de Dios y eso me hace libre. Bajo el legalismo yo soy esclavo de mi mismo, bajo la critica somos esclavos de los demás, bajo el legalismo es esclavo de las circunstancias, pero la gracia de Dios nos ha liberado de todas estas cosas, esa es la dimensión de la gracia.

3. ¿Cual es la dinámica de la gracia? ¿Cómo opera o como trabaja?

Todo esta centralizado en la cruz de Jesucristo.

Permítame mostrarle algo aquí. Este es uno de los versículos fundamentales en la biblia donde Pablo dice: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2:20) Note el contenido del verso que sigue: 2:21 No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.

Que declaración más extraordinaria; "No desecho la gracia de Dios" Si pudiéramos salvarnos por ser buenos hombres o buenas mujeres, entonces el calvario fue una tremenda equivocación, Pablo dice en Gálatas 3:1 ¡Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?

Entonces cual es la respuesta ¿Cómo Dios nos libera? Se podría decir que la cruz es nuestra estatua de la libertad, es la cruz la que proclama nuestra libertad, por que ella nos libera del legalismo, ya que cada demanda de la ley fue pagada por la preciosa sangre de Cristo.

La cruz nos libera de la critica por que todos nos pueden criticar todo lo que quieran, pero sabemos quienes somos y quien nos amo lo suficiente como para morir por nosotros, la cruz nos libera del fatalismo, porque estuvimos en la razón y la mente de Dios aun antes de la fundación del mundo. No tengo que estar esclavizado al concepto de destino a la influencia de los astros en mi vida o a la suerte. La cruz nos libera y lo hace con un propósito practico.

Veamos nuevamente Gálatas 2:20 dice: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Note que hubo la ejecución de una vida, estoy crucificado con Cristo y si usted es un genuino hijo o hija de Dios también es crucificado con Cristo, esto no es algo retorico es la verdad, Jesús murió por nosotros, pero cuando el murió nosotros morimos con Él, cuando Él fue clavado en la cruz como nuestro sustituto.

Ahora escúcheme con atención, decimos que Él llevo nuestros pecados a la cruz y que el murió por nuestros pecados. Si Él llevo nuestros pecados, todavía quedamos nosotros, ¿no le parece? El nos llevo a nosotros a la cruz para que muramos, así que el problema no es lo que nosotros hacemos, sino lo que somos. La paga del pecado es muerte, nuestro pecado exigía nuestra muerte y Jesús murió por nosotros y nosotros morimos con Él, crucificados con Cristo. Pero no solo una vida fue ejecutada, sino que una vida fue intercambiada y ya no vivo yo, más Cristo vive en mi, no solo es que Él murió y yo morí con Él, sino que cuando Él resucito, yo resucite con Él.

Supongamos que yo cometo un homicidio y soy condenado a morir en la silla eléctrica, luego de ejecutada la sentencia viene un doctor, me toma el pulso, comprueba mis signos vitales y firma mi certificado de muerte. ¿Puede la ley hacerme algo mas? ¡De ninguna manera! ¡Yo estoy muerto y bien muerto! Ahora suponga que por un milagro inexplicable, yo vuelvo la vida, ¿Podrían nuevamente ponerme en la silla eléctrica? ¡De ninguna manera! yo ya había sido sentenciado y ejecutado. Nosotros morimos con Cristo, la ley ya no tiene ninguna demanda sobre nosotros, ya hemos pagado con el precio de nuestra vida la culpa y si vivimos es por que Él murió y resucito y con nosotros sucedió lo mismo; una vida ejecutada, una vida intercambiada, es una vida con nuevas energías, la vida que ahora vivo y que la vivo en la fe del hijo de Dios. Note que no dice fe en el Hijo de Dios, sino en la fe del Hijo de Dios, ósea; Su fe en mi, su vida en mi, el habita en mi humanidad, no es eso maravilloso, eso es libertad y es la gracia de Dios la que nos libera.

Conclusión

Recuerdo la historia de Moisés cuando estuvo en el desierto, vio una zarza ardiendo, pero no se consumía, ese hecho en si mismo era milagroso, imagínese un matorral seco ardiendo, completamente envuelto en llamas y sin embargo las llamas no reducían a cenizas esa planta, bien podríamos asumir que esa zarza estaba bastante seca y que bien hubiera podido ser fácil que fuera consumido por las llamas. ¿No le parece? Moisés en ese entonces era un exiliado en el desierto, había tratado de ser un misionero y había matado a un hombre, no premeditada sino accidentalmente, pero el asunto es que mato aun hombre y cuando Moisés estuvo en ese lugar en el desierto, Dios le dijo; Moisés quita el calzado de tus pies, porque el lugar que pisas es Santo, y la zarza ardía y no se consumía. Moisés seguramente la vio y dijo: "Qué zarzal más maravilloso a pesar del fuego no se consume, esta ardiendo por Dios".

Si yo estuviera ardiendo en fuego mi cuerpo en poco tiempo estaría convertido en un montón de cenizas, pero esta zarza esta en llamas y no se consume. ¿Quisiera ser como esa zarza ardiendo de esa manera, quisiera que mi vida ardiera par Dios, para siempre? Ahora imagínese que Dios le dijera a Moisés; "Hijo mío quiero decirte algo, ¿Tu crees que este zarzal es algo especial? Quiero que veas que hay otras plantas en este lugar y yo puedo hacer lo mismo con cada una de ellas, ¡Moisés no es el zarzal!, Soy Yo en el zarzal lo que hace la diferencia, Yo puedo hacer lo mismo con cualquier planta.

Sabe algunas veces vemos a algunas personas consagradas y decimos: ¡Qué siervo, que sierva más consagrados, me gustaría ser así, mira lo que hacen por Dios! Y Dios dice; No es lo que ellos hacen, es lo que Yo hago en ellos, lo entiende. Cualquier planta sirve donde quiera que este no solo en el desierto, Dios puede utilizar a cualquier persona que permita que Dios la utilice.

Que es lo que Pablo dijo: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más Cristo vive en mí y eso es la verdadera libertad, mi querido hermano, no deje que nadie lo someta, que lo ponga bajo el yugo de esclavitud, permanezca libre en la libertad con que Cristo lo hizo libre, el nos ha liberado de la esclavitud del legalismo, de la esclavitud de la critica, de la esclavitud del fatalismo, en Cristo somos en verdad libres.

¿Tiene usted esa clase de libertad? No la clase de libertad para hacer lo que a nosotros nos place eso es libertinaje, sino la libertad de saber que ya no es esclavo del pecado. La única manera de experimentar eso es teniendo a Cristo en el corazón, es recibiéndolo como Señor y salvador. ¿tiene usted esa relación con Él? Si aun no la tiene en este mimo momento usted puede hacer esa decisión espiritual.

Pastor: David Bayuelo E.
Mayo 15 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.