¿Cuál es tu LEGADO?

¿Cuál es tu LEGADO? - Mateo 6:33Escuchar audio de esta predica Mt.6:33: Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. NTV

"Viva para hoy" es la filosofía de nuestra cultura dando la idea que nuestra existencia fuera un momento, una cultura independiente, de ritmo acelerado donde en ocasiones, somos presionados para ver ese tipo de tutoría llevándose a cabo hoy.

Aunque esa idea no se exprese con palabras, con frecuencia es lo que comunican las decisiones y la conducta de las personas.

Sin embargo, debemos darnos cuenta, como cristianos, de que la manera como vivamos afectará mucho más que el simple "hoy". Nuestra manera de pensar, conducta y nuestra conversación, serán nuestro legado que impactará a otros cuando ya no estemos más en este mundo.

¿Cuál será su legado? ¿De qué manera continuará Dios actuando a través de tu ejemplo, cuando ya no esté más en esta tierra?

Cuando hablamos de dejar un legado, nuestros primeros pensamientos son: "¿Será que nos estamos poniendo viejos?", "¿será que ya tengo que pensar en que nos releven?, ¿Qué le voy a dejar a mis hijos?

1. QUE ES UN LEGADO.

Deut 6:7 Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Dejar los bienes materiales legalmente, a una persona u organización indicada. Dejar, transferir, conceder, traspasar, Herencia. Herederos. (Normalmente, hijos) Legado= cubre a todos, cualquiera otro. Se entiende que cuando una persona deja atributos, creaciones u otra forma de percepción personal, ese es su legado.

Legado: es él manda que en su testamento hace un testador a una persona individual o jurídica, estas personas son conocidas como legatarios. El legado es de origen latín "legatus".

Un legado puede ser constituido por cosas materiales, como por ejemplo: una joya, casa, etcétera, o por cosas inmateriales como: cultura, idioma, entre otras, tal como se observa en el Imperio Romano que dejó un fuerte legado cultural y, actualmente se verifica en diferentes sociedades, legado intelectual dejado por varios filósofos y pensadores del pasado.

Asimismo, el legado puede estar constituido por valores sentimentales, morales como es el caso de la honestidad, respeto, lealtad, entre otros que puede dejar una persona a otra. Específicamente, en lo que se conoce como legado familiar que va más allá del patrimonio económico se toma en cuenta el patrimonio emocional, tal como fue referido anteriormente.

Legado y herencia: En el ámbito jurídico, es muy importante no confundir ambos términos ya que para ellos existen diferentes procedimientos.

En una herencia, el heredero es una persona que sucede al difunto en la titularidad de bienes y deudas, a título universal y, es establecido por la ley. A su vez, el legatario adquiere bienes en concretos y no se extiende al pasivo de la herencia y, es establecido por el causante en el testamento.

En conclusión, la herencia se produce por la muerte de un individuo y a falta de testamento se aplica la ley, en cambio, el legado solo se produce por voluntad del testador.

Lo que otros adopten de ti, es tu legado.

Un ejemplo de esto es Thomas Edison: conductores de electricidad, Luz eléctrica, bombillo, fonógrafo, telégrafo, etc. Dejo la primera ciudad alumbrada con luz eléctrica.

Lincoln, Honestidad, integridad, espiritualidad, liberación de esclavos, preservación de los Estados Unidos.

En la Biblia: Abraham- Fe, Moisés – Líder de liberación de Israel, Pablo- predicador a Reyes, la mente a través de la cual el Espíritu Santo pensó. Escritor Bíblico NT. Estos han dejado un legado marcado, para nuestro beneficio, de una forma u otra.

En la historia de Rut tenemos algunos personajes que nos han enseñado de una forma u otras lecciones que no queremos olvidar. Tal vez te adelantaste a ver que dicen los siguientes versículos del libro de Rut y te encontraste con la genealogía, algo que a simple vista nos parecería aburrido, pero esta lista de nombres se torna importante porque de ella surge la historia de redención de Dios para la humanidad.

Rut 4:14-15. "Entonces las mujeres del pueblo le dijeron a Noemí: « ¡Alabado sea el SEÑOR, que te ha dado ahora un redentor para tu familia! Que este niño sea famoso en Israel. Que él restaure tu juventud y te cuide en tu vejez. ¡Pues es el hijo de tu nuera que te ama y que te ha tratado mejor que siete hijos!».

Rut 4:16-17: "16 Noemí tomó al niño, lo puso en su regazo y se encargó de criarlo.17 Las vecinas decían: «¡Noemí ha tenido un hijo!» Y lo llamaron Obed. Éste fue el padre de Isaí, padre de David

¿Qué legado dejará usted a la posteridad? Como hijos de Dios, como miembros de una iglesia, como discípulos, como padres, esposos, trabajador, empresario, veámonos en todas las esferas de nuestro andar

Cuando Dios le creó, Él tuvo un propósito muy específico en mente para su vida, y le doto de todas las capacidades y talentos que necesitaría para lograr Su plan.

Lamentablemente, la mayoría de las personas no se detienen a pensar en la voluntad personal del Señor para ellas, pero la Biblia revela claramente que Él tiene un doble propósito para Sus hijos: primero, que nos involucremos en Su trabajo, y segundo, que le demos honra y gloria a Dios

Ef.2:10: Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás. NTV

1 Co.6:20: Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. RV.

Todos dejamos un legado a nuestros hijos y cercanos, para bien o mal.

Una persona quejosa, criticona, mal hablada, que es iracunda o cualquier otro defecto de carácter moral, así afectará a los suyos. Ese es su legado. Una persona amorosa, que piensa bien las cosas, humilde, que ama a sus hijos, a su cónyuge, que es servidora, trabajadora, que honra a Dios. Este puede ser tu legado.

No es solo decir y enseñar, es ser un ejemplo, vivirlo.

Te puedes excusar de tu herencia, familia, crianza, de tu niñez, de tus malos tiempos, o Puedes creer que eres nueva criatura, las cosas viejas pasaron y eres una nueva creación en el Señor. La Biblia te fue dada para enseñarte el camino correcto para vivir, conforme a la voluntad de Dios.

Un día a una perrita que estaba embarazada le ocurrió un accidente y fue atropellada y perdió sus patas de atrás. La familia la llevo al veterinario con la esperanza de que por lo menos se pudieran salvar a los perritos. El veterinario dijo que los cachorros no sobrevivirían sino salvaban a la madre. El doctor les dijo que la única forma era cocer a la perra y que ella aprendería a caminar por sí misma. La perrita empezó y aprendió a empujarse con las patas de adelante y a empujar el resto de su cuerpo hacia adelante con un salto. Los perritos nacieron sanos y crecieron junto a su madre. La historia concluye diciéndonos que cuando los perritos empezaron a caminar "todos caminaban exactamente como ella." La Biblia nos fue dada para enseñarnos el camino correcto para vivir, conforme a la voluntad de Dios.

Deut 6:7 Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

El propósito de Dios como nuestro Padre es andar como su Hijo Anduvo. Ese es su Legado.

2. ¿COMO PADRES QUE LEGADO ESTAMOS DEJANDO A NUESTROS HIJOS?

Cuando hablamos de legado o herencia en primera instancia viene a nuestras mentes: propiedades, estudios, dinero, cosas materiales. Pero la Palabra nos dice que el orín y la polilla lo corrompen, no es que sea malo, sino que no es eterno.

¿A cuántos de ustedes les gustaría ver a sus hijos, hermanos sobrinos, ya crecidos y siendo fieles al Señor, sirviéndole a Dios, con matrimonios hechos en el cielo, donde Jesús es la roca, en fin caminando en bendición?

"Eso toma más que darles dinero o un regalo o cosas materiales, eso toma una fe genuina" Una fe que se VIVE y no solo se HABLA" Un compromiso de nosotros con el Señor para ser modelos y ejemplos para las generaciones que vienen detrás de nosotros.

Lo que usted haga hoy, es decir, las prioridades que demuestre a través de uso del tiempo y de sus recursos, como también la manera como maneje sus relaciones, dejará un testimonio para el bien o para el mal.

Un ejemplo claro de esto lo hallamos en 2Ti.1:5: Me acuerdo de tu fe sincera, pues tú tienes la misma fe de la que primero estuvieron llenas tu abuela Loida y tu madre, Eunice, y sé que esa fe sigue firme en ti.

Los padres y los abuelos tienen una profunda influencia en las vidas de sus hijos. Un abuelo influyó en la vida de su nieto diciéndole: Obedece a Dios y déjale todas las consecuencias a Él. Mucho más importante que cualquier herencia monetaria, es el conocimiento que me dejó, que sigue guiando mi vida.

Luego estuvo el legado de su madre. Ella siempre experimentó sufrimientos y dificultades, pero yo fui testigo de su perseverancia. Siempre me decía: "Nunca te rindas. Haz lo mejor, sé lo mejor y presenta la mejor cara. Sé lo que Dios quiere que seas". Su perspectiva y su tenacidad están grabadas en mi corazón y en mi mente. Me dejó algo mucho más valioso que cualquier cosa que el dinero puede comprar: un ejemplo a seguir. Como la mayoría de los hijos,

Aprendí mucho más viendo a mi madre que escuchando lo que ella decía. Al pensar en la diferencia que puede hacer su vida tanto ahora como en el futuro, reflexione en lo siguiente:

1 - Conocimiento del camino de vida de Dios

¿Dejará a sus hijos un amor por la Palabra de Dios? Cuando sus hijos y sus nietos sean grandes, al mirar atrás, ellos puedan decir: "Recuerdo que mis padres leían la Biblia y comentaban cómo Dios les hablaba por medio de ella. Recuerdo las decisiones que hacían basados en la Biblia". Ellos amarán y confiarán en la Biblia si saben que usted la apreciaba. Y a menos que les transmita una fe firme en la Palabra de Dios, usted les dejará indefensos frente a las vacías filosofías del mundo. -¿Heredarán sus hijos el legado de unos padres que oran? ¿Cuántas veces les han visto sus hijos de rodillas, clamando al Señor durante las adversidades, o dándole gracias por lo que Él es? Su vida de oración visible y audible es una imagen que quedará grabada en sus mentes, una imagen para la confianza futura de ellos en Dios. Sus hijos deben escucharles decir: "Tenemos que orar para pedir la dirección de Dios en esto". Ellos necesitan tener sus comentarios positivos cuando le mencionen la manera como el Señor está contestando sus oraciones. -¿Recordarán de qué iban regularmente a la iglesia para adorar al Dios vivo, no por obligación sino por el gran amor que le tenían a Él?

Imagine el efecto que tendrá al ellos recordarlos tomando notas durante el sermón, porque consideraban que el mensaje era importante; o el recordar

escuchando el sonido de sus voces cantando alabanzas al Señor. -¿Cómo han aprendido sus hijos a utilizar su dinero y su tiempo?

La manera como utilizamos nuestros recursos, es una lección clara para la generación de relevo. Una de las mejores maneras de enseñar a los hijos a confiar, es dando con alegría, "no de mala gana ni por obligación" a la obra de Dios (2 Corintios 9:7 NVI). Este les permite ser testigos directos de la manera como Él multiplica la inversión que usted hace. Lamentablemente, muchos padres no se dan cuenta del terrible legado que dejan cuando no ofrendan para la obra de Dios. Lo que están proclamando es: "No podemos confiar en que Dios proveerá para nuestras necesidades materiales".

Los hijos ponen más atención a nuestros actos, que a cualquier explicación que les demos. El legado de su testimonio Uno de los aspectos más importantes de su legado, es su testimonio cristiano.

¿Les escuchan sus hijos hablar de compartir su fe? ¿Apoya los esfuerzos de ellos de compartir las Buenas Nuevas?

El ejemplo de cómo reaccionen a la persecución, al sufrimiento y al dolor, es un parte importante de lo que dejarán a la nueva generación. Si ellos ven que usted pone su fe en el Dios vivo, ellos harán lo mismo. Ustedes están dejando un legado, quiéranlo o no, y sus hijos no son los únicos "beneficiarios". El mundo, es decir, sus amigos, parientes, compañeros de trabajo y vecinos, observa a los cristianos para ver si su mensaje es creíble.

2. Desarrollo de carácter

Según el mensaje de Pablo en Efesios 6:4 y Colosenses 3:21, así como muchos otros pasajes, es responsabilidad de los padres darles a sus hijos la crianza que los prepare para la vida que agrada a Dios.

Es la FAMILIA y no la iglesia ni la escuela cristiana, la que tiene la responsabilidad primordial de la instrucción bíblica y espiritual de los hijos. La iglesia y la escuela cristiana solo ayudan a los padres.

(a) Dedicar a sus hijos a Dios desde comienzo de su vida (1S 1:28; Lc.2:22).
 
(b) Enseñarle a temer al Señor y apartarse de la maldad, amar la justicia y apartarse del pecado. Inculcarles la actitud y el juicio de Dios ante el pecado (Heb.1:9).
 
(c) Enseñarles a obedecerlos mediante la disciplina bíblica (Dt.8:5; Pr 3:11-12; Pr 13:24; Pr 23:13-14; Pr 29:15, 17; Heb.12 1:7).
 
(d) Protegerlos de las influencias impías enseñándoles que satanás se esfuerza por destruirlos espiritualmente a través de la atracción del mundo y por medio de compañeros inmorales (Pr 13:20; 1 Jn.2:15-17).
 
(e) Hacerles saber que Dios SIEMPRE está observando y evaluando lo que hacen, piensan y dicen (Sal 139:1-12).
 
(f) Llevarlos en los primeros años de la vida a la fe personal, al arrepentimiento y al bautismo en agua en Cristo (Mt 19:14).
 
(g) Enseñarles el texto: «Compañero soy yo de todos los que te temen (Dios)» (Sal 119:63).
 
(h) Animarlos a que se mantenga separados del mundo y que testifiquen y trabajen para Dios (2Co 6:14-7:1; Stg.4:4). Enséñeles que son extranjeros y peregrinos en esta tierra. (Heb.11:13-16), que su verdadero hogar y ciudadanía está en el cielo con Cristo (Fil 3:20; Col 3:1-3).
 
(i) Instruirlos en cuanto a la importancia del bautismo en el Espíritu Santo (Hch.1:4-5, 8; Hch.2:4, 39).
 
(j) Enseñarles que Dios los ama y que tiene un plan específico para la vida de ellos (Lc.1:13-17; 1 P.1:3-9).
 
(k) Instruirlos diariamente en la Palabra de Dios, en la conversación y en un tiempo devocional familiar (Dt.4:9; 6:5-7; 1Ti 4:6; 2Ti 3:15).
 
(l) Alentarlos mediante el ejemplo a una vida de oración. (Hch.6:4; Efe 6:18; Stg.5:16).
 
(m) Prepararlos para sufrir y soportar la persecución por causa de la justicia (Mt 5:10-12). Deben saber que "todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución" (2 Ti 3:12).
 
(n) Encomendarlos a Dios en intercesión constante e intensa. (Ef.6:18: Stg.5:16-18). En Juan 17 encontramos la oración de Jesús por sus discípulos que es un buen modelo de las oraciones que los padres debemos hacer por nuestro hijos.
 
(o) Debemos de tener tal amor e interés por nuestros hijos que ellos, cuando sean padres estén dispuestos a hacer el mismo sacrificio al Señor para llevar a sus hijos a la fe en Jesucristo.(Fil 2:17).

CONCLUSION

Hay tres cosas que puedes hacer con tu vida: Usted puede desperdiciar su vida, usted puede gastar su vida o usted puede invertir su vida. El mayor uso de su vida es invertir en algo que dure. Es necesario invertir su vida en una causa que te supere a ti mismo, y no hay causa más grande que el reino de Dios.

¿Cuál será su legado? ¿De qué manera continuará Dios actuando a través de su ejemplo, cuando ya no esté más en esta tierra? Les animo a tener una actitud deliberada, no sólo en cuanto a su impacto aquí y ahora, sino en relación con su influencia para Jesucristo por toda la eternidad.
 
Pastora: Myriam Vargas
Septiembre 11 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.