Construyendo una nueva historia

Construyendo una nueva historia - 1 Samuel 16:1Escuchar audio de esta predica 1 Samuel 16:1. El Señor dijo a Samuel: — ¿Hasta cuándo vas a estar triste por causa de Saúl? Ya no quiero que él siga siendo rey de Israel. Anda, llena de aceite tu cuerno, que quiero que vayas a la casa de Jesé, el de Belén, porque ya escogí como rey a uno de sus hijos. (DHH)

Existen cosas muy difíciles de superar y unas de las que más nos cuestan son las desilusiones y derrotas del pasado, generalmente nos damos cuenta que el resultado obtenido fue muy poco o nada en comparación con la inversión que realizamos, es ahí entonces donde aparece como nuestra compañera la desilusión por el aparente fracaso que experimentamos.

Pero qué hacer ante un caso de terminación de una historia?... El texto que nos sirve hoy como ilustración nos da una clara representación de que el desánimo no puede tomar ventaja en nuestra vida y debemos entender que no todos los finales serán felices, algunos serán tan solo necesarios.

Hay un pensamiento que se ajusta muy bien al tema a tratar, y es el siguiente:

"Nunca desistas porque alguien puso un punto final en tu vida, recuerda que después de un punto viene un espacio, y después de un espacio llega una nueva historia por vivir"

Debo entender que muchas de las cosas que pueden sucederme hacen parte del propósito de Dios, él nos escogió conforme a su voluntad para entregarnos herencia junto con Cristo Jesús (Efesios 1:11).

Que hacer después de un punto final?

- Debo dejar de lamentarme o dejar de sufrir, el lamento es poco productivo por la sencilla razón que el pasado no puede ser cambiado, solo podemos aprender de él aquellas lecciones que fueron necesarias. William Shakespeare dijo: El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho.

- Debo aprender a perdonar, el perdón es como una lluvia suave que cae en la tierra y la hace producir, es de doble bendición porque bendice a quien lo da, pero también a quien lo recibe, cuando perdonamos nos hacemos superiores a nosotros mismos.

- Debo olvidar lo que ya perdone, el escritor de Hebreos en el capítulo 10 nos recuerda la manera de perdonar de Dios, colocando junto al perdón el olvido, no un olvido que provocará una nueva caída, sino un olvido para no hacernos más daño.

La necesidad de un espacio intermedio.

Siempre que demos fin a una etapa de nuestra vida necesitamos de un espacio de tiempo en el cual algunos ejercicios tanto físicos como espirituales serán de mucha utilidad, debemos dedicarnos a:

Descansar, meditar y prepararnos para una nueva oportunidad de parte de Dios en el nuevo camino, en el primer libro de Reyes 19:7 se nos narra el momento en que el profeta Elías es reconvenido: Pero el ángel del Señor vino por segunda vez, y tocándolo le dijo: «Levántate y come, porque si no el viaje sería demasiado largo para ti.» (DHH)

Un nuevo comienzo.

El nuevo comienzo es una oportunidad de parte de Dios para que podamos construir otra vez, nunca es tarde para volver a empezar.

Me gusta mucho una frase de Lao Tzu que dice: Lo que la oruga llama el fin, el resto del mundo le llama mariposa.

Nadie puede volver atrás y comenzar de nuevo, eso no se puede hacer, lo que si podemos es tomar la decisión de comenzar de nuevo hoy mismo y construir las bases para un nuevo y mejor final.

Martin Lutero dijo: Aunque el final del mundo sea mañana, hoy plantaré manzanas en mi huerto

Isaías 43:18-19 dice: Ahora dice el Señor a su pueblo: «Ya no recuerdes el ayer, no pienses más en cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y verás que ahora mismo va a aparecer. Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril. (DHH)

"Lo que parece ser el final, suele ser en realidad un nuevo comienzo"
 
Pastor: Elmer Rodriguez
Noviembre 13 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.