Dios suplirá todo lo que os falte

Dios suplirá todo lo que os falte - Filipenses 4:19Escuchar audio de esta predica Filipenses 4:19. Esta carta fue escrita a la iglesia de Filipo, siendo esta la primera iglesia en el continente Europeo. Pablo había avanzado en su segundo viaje misionero hasta Troas y en este lugar el Espíritu Santo le impide ir a Asía y a Bitinia, así que teniendo una visión de un barón macedonio que le pide que pase al otro lado él se dirige entonces guiado por Dios a Filipo. A su llegada él se encontró a la orilla de un rio con una mujer llamada Lidia quien fue la primera convertida en el continente Europeo, luego se les atraviesa una chica endemoniado quien tiene un espíritu de adivinación el que es reprendido por Pablo produciendo un gran alboroto porque quienes se lucraban de ella los apresan y los meten en la cárcel. Estando allí ocurre un gran terremoto que remueve los cimientos de la cárcel quedando abierta todas las puertas, frente a esto el carcelero cree que todos han huido y se va quitar la vida, pero Pablo se lo impide ya que nadie se ha escapado, todos los presos permanecen en ese lugar. Cuándo él ve esta Señal tan portentosa decide creer, convirtiéndose en el segundo creyente después de Lidia, ósea una mujer adinerada y un pobre carcelero en la misma iglesia. Después de esto Pablo emprende su tercer viaje misionero y termina preso en Roma y 10 años después escribe esta carta los Filipenses.

Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Lo primero que descubrimos en la vida de Pablo es que:

1. Nuestro estilo de vida es una reflexión directa de la teología que nosotros verdaderamente creemos.

Pablo nos dice en: Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Lo que vemos en el apóstol cuando escribe esta carta y otras de sus cartas es toda aquella teología que él había logrado entender, y había logrado aplicar a su vida y entonces eso resulta en un estilo de vida que debe asombrarnos a todos nosotros y que si dudarlo debemos copiar. Una vez más Pablo está concluyendo esta carta de una manera similar a lo que él hace con otras cartas en donde nos recuerda que tenemos un gran Dios extraordinario, es como si nos deseara dar al final una perspectiva vertical de debajo de quien nosotros vivimos, existimos, nos movemos, y a la vez nos quiere dar una perspectiva horizontal de cómo debemos vivir en este lado de la gloria.

Una y otra vez Pablo quiere ayudar al creyente a afianzar su creencia en la providencia de Dios, en el poder de Dios, en su amor, en su fidelidad. En el caso de los Filipenses Pablo quiere llevarlos a entender que Dios ha de proveer cada una de las necesidades que ellos puedan presentar en el futuro, independientemente de cual sea la naturaleza de la necesidad, de cual sea el lugar de la necesidad o el tiempo de la necesidad, Dios siempre se hará presente. Si los Filipenses pudieron creer esto y si nosotros verdaderamente pudiéramos creerlo, este sería el fin de nuestras preocupaciones. Nosotros vivimos preocupados porque en el interior en lo más profundo de nuestro ser no acabamos de creer lo que nos dice el Señor en este texto (Filipenses 4: 19). Si no hubiese más que este versículo en toda la biblia y creyéramos lo que Dios intenta revelarnos en él, y no guardáramos ningún tipo de duda en nuestro corazón, con seguridad tendríamos nuestras vidas resueltas, por lo menos en términos de ansiedad y preocupación.

El Señor Jesús nos insistió una y otra vez en su paso por la tierra que no teníamos necesidad de preocuparnos por el día de mañana, que dejáramos que cada día trajera su propio afán y que ese día que trae su propio afán está bajo el control de su Padre que alimenta las aves, que hace florecer los arbustos del campo, que los viste más hermosos que cualquier hombre que halla ostentado la más grande gloria en esta tierra.

Algunos nos auto engañamos, hablamos de una teología con nuestra boca, pero nuestra forma de vivir expresa otra cosa, no hay concordancia en la supuesta confianza que expresamos en Dios, abrazamos con más fuerza y seguridad lo material como lo que nos puede sustentar, que lo que es nuestro Padre y lo que dice en su Palabra.

Cuando nosotros no confiamos en Dios el problema no se soluciona auto engañándonos, sino confrontando la falsa teología que practicamos. No sigamos mintiéndonos, no confiamos en Dios, vemos con desconfianza lo que él dice y la mayoría de las veces preferimos caminar en la seguridad de sus finitas capacidades. Por eso es que Jesús dijo: "Este pueblo de labios me honra. pero su corazón está lejos de mí". Estos hombres creyeron que podían engañarle y no pasaron más allá de su auto engaño, Él sabe lo que hay en nuestra vida, de ninguna manera podemos engañarle u ocultar la verdad en nuestros corazones ya que nuestro estilo de vida es una auténtica reflexión de lo que verdaderamente creemos.

2. La perspectiva y cercanía que alberguemos en nuestro corazón de Dios es determinante para vivir confiados.

Filipenses 4: 19 Mi Dios,

Pablo define a Dios en este verso de una manera muy personal, de una manera muy cercana y si hay alguien que pudiera testificar de la forma sobrenatural como Dios suple es precisamente este hombre; el autor de esta carta.

Él ha tenido una experiencia personal, cercana, continua, diaria a través de sus más grandes necesidades que lo han llevado a poder decir en sus diferentes cartas: "Mi Dios" y lo que procura en los Filipenses al igual que en nosotros es que le conozcamos de la misma manera y lo que quiere decirnos más halla; es que ese Dios quiere llenar cualquier necesidad, independientemente que sea física, emocional, material o espiritual, no importa la naturaleza de esta.

Si un día estamos cansados físicamente, emocionalmente Dios te dice a través de su Palabra que: "Aquellos que esperan en el Señor renovaran sus fuerzas, que correrán y no se cansaran" Pero necesitamos esperar en él, no podemos esperar en nuestra propia sabiduría, ni el poder de nuestra carne, necesitamos esperar es en Él y entonces tendremos nuestras fuerzas renovadas y correremos y no nos cansaremos y nos remontaremos como las águilas. Si estamos tristes Dios nos recuerda: "Que su gozo es nuestra fortaleza" Si estamos en necesidad de alimento Dios nos hace mirar la creación y nos dice: "Mira las aves del campo ellas no se preocupan y todos los días cuando se levantan tienen alimento para sus crías" Si nuestra necesidad es de otra naturaleza, si nos encontramos atrapados en una necesidad familiar, de enfermedad, matrimonial, o en cualquier otra situación incluso como la de Pablo que estaba encarcelado, Dios nos dice: "Mi gracia te es suficiente, mi gracia te sostendrá, mi gracia te dará aquello para que puedas descansar en medio de la situación que te oprime".

Jesús arranca la oración modelo diciendo: "Padre nuestro", algo muy similar a lo que hallamos en la perspectiva que Pablo tiene de Dios, recordemos que los judíos veían esto de una manera muy particular al punto que creyeron que Jesús era un hereje al referirse a Dios de una manera tan personal. David dijo: "Jehová es mi Pastor nada me faltara"

Hay quienes no exploramos en la simpleza que Dios nos ofrece para establecer y sostener una relación con él, y debemos tener en cuenta como Pablo, Jesús y David nos lo hace ve, que nuestra perspectiva es determinante a la hora de acercarnos teniendo conciencia de hijos, para poder obtener respuesta a todas nuestras necesidades conforme a todas las riquezas en gloria de nuestro Padre.

Romanos 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. ¿Lo crees o no lo crees? Si lo crees eres ciertamente rico, porque todo lo que Cristo herede tú lo heredaste. ¿Puedes creer eso?

Pablo lo dijo así: "Mi Dios es capaz de llenar cualquier necesidad en la que yo he estado, en la que estoy y en la que pueda estar porque soy su hijo"

3. Dios nos promete de una manera muy particular como suplirá todas nuestras necesidades.

Filipenses 4: 19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Si pudiéramos pensar por un momento lo que hay detrás de sus riquezas en gloria, porque es conforme a la inmensidad de esas riquezas que Dios promete proveer a nuestras necesidades. Debemos tomar en cuenta que toda riqueza aquí en la tierra es limitada.

Bill Gates ha sido denominado como el hombre más rico del mundo, él tiene mucho dinero, tiene muchos millones de dólares, pero lo que él tiene es limitado, sin duda todo lo que posee puede ser contabilizado y tiene un fin, no solo es limitado en cantidad, es limitado en su naturaleza, sus riquezas no pueden llenar todo tipo de necesidad, él no puede llenar las necesidades emocionales o espirituales y no solamente es limitado en su naturaleza, sino también en el tiempo ya que son riquezas temporales, son riquezas que del otro lado de la gloria no pueden ayudar a absolutamente a nadie, no sirven para nada, ni a él lo podrán ayudar, ni a ningún familiar que él pueda tener del otro lado (Misas que se pagan). Lo que él posee es limitado en cantidad, en su naturaleza, es limitado en el tiempo.

Ningún millonario en la tierra nos podría ayudar más allá de lo que sería una necesidad material y tampoco lo puede hacer en todo momento y en todo lugar, pero si pensamos en nuestro Dios el posee la tierra y todo lo que hay en ella y en todo el universo, Gates y todos sus millones le pertenecen a Dios.

Déjame ilustrarlo: Si Bill Gates te da 500 millones de dólares te dio mucho, pero le queda mucho más, pero le queda mucho menos. Cuando Dios da algo para suplir una necesidad, no importa si es a una persona o un billón de personas, cuando el termina de suplir él tiene tanto de eso que suplió al final como al principio antes. Así que sus riquezas no solo son inagotables, sino que ellas tampoco merman, cuando Dios da, lo que entrega no disminuye finalmente termina teniendo la misma cantidad y de la misma manera como lo ha tenido por la eternidad. Y ahora Pablo me dice que de esas riquezas en gloria inagotables y no mermables es de estas que él va a suplir mi diminuta, finita, temporal, terrenal, necesidad.

¿Cuál es tu problema y mi problema? Cuando Dios puede suplir de una manera tan abundante a través de sus riquezas, su poder, sus recursos, cuando estos son infinitos, inagotables.

Como podemos tener dudas cuando ese Dios solo hablo y se estableció todo lo creado, todo lo que está frente a nuestros ojos, ¿podemos tener alguna duda de que el hoy puede hablar a nuestra necesidad y simplemente veremos suplido todo lo que necesitamos? Algunos decimos; "pero no está llegando"; Quiero decirte que eso hace parte de su gracia, porque lo cierto es que el no solo está listo a suplir la necesidad, sino que él está detrás de ella para formar la imagen de su Hijo en nosotros.

4. El estar en Cristo es fundamental para obtener las riquezas en gloria que nos corresponde.

Filipenses 4: 19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

La frase; "en Cristo Jesús" es una frase llena de contenido, ya que para comenzar estas riquezas en gloria las que vemos descritas como inagotables solo se hallan disponibles para aquellos que están en Cristo Jesús, si yo no he creído en él, si yo no entregado mi vida a Dios, yo no estoy en Cristo Jesús y si no estoy en Cristo Jesús yo no puedo tener mis necesidades suplidas por sus riquezas en Gloria, ya que nos debe quedar claro que estas no son para los que están fuera de Cristo. Pero si estoy en él, no tengo razón para dudar porque todas las riquezas que están disponibles a la mano de Dios están disponibles para mí. (Solo los hijos tienen parte en esta herencia)

Estar en Cristo también nos describe un presente continuo, esto es que conforme perseguimos la obediencia de su Palabra así vamos viendo manifestada la revelación de sus riquezas en gloria para nuestra vida. Ya que esta disposición de las riquezas de Dios siempre presupone obediencia; Pablo le dice a los Filipenses en determinado momento en su carta; que estuvo bien que ellos vinieran a socorrer su necesidad, lo hicieron bien, los aplaude porque fueron obedientes, fueron fieles al ser generosos dándole a Dios, de esa misma manera pueden contar con que Dios les suplirá Porque en la infidelidad, en la desobediencia, en la rebelión, no necesariamente podamos contar con todas las riquezas en gloria a nuestro favor. Su gracia nos va a disciplinar en medio de nuestra desobediencia y eso hace parte de sus riquezas. Hay riquezas que Dios aún no ha dispuesto a nuestro favor porque necesita que seamos disciplinados, que seamos orientados por el buen camino, pero cuando esto suceda Él las dispondrá para ti y para mí. (Como cuando le damos algo a nuestros hijos a pesar de su desobediencia ellos terminan creciendo engañados)

El apóstol Pablo esta tan centrado en que todo es en Cristo, que en esta carta que apenas tiene cuatro capítulos el menciona la palabra: "Cristo" no menos de cuarenta veces. Todo es en Él, de Él, por Él y para Él. Y de esa misma manera la vida de Pablo, las cartas de Pablo, el pensamiento de Pablo, estaban permeadas de principio a fin con la persona de Cristo, de esa misma forma tu vida y la mía necesitan ser permeadas, no hay forma en que nosotros tengamos el aroma de Cristo, sino permitimos que Él permee mi mente, mi corazón, mis emociones, mis sentimientos, todo lo que siento, todo lo que pienso, todas mis agendas, todos mis sueños, todo lo que decido, todo lo que persigo, todo lo que deseo, cuando Cristo permeo todo eso, mi vida será un aroma grato a su presencia y entonces podremos decir; "Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia" y de esta manera podremos disfrutar de todas sus riquezas en gloria.

Para Pablo la actitud que debiéramos tener y la actitud con la que deberíamos vivir es la misma que hubo en Cristo Jesús cuando abandono su gloria. De la misma manera el apóstol considero todo lo que había ganado, todo lo que había obtenido, todo su currículo, todo lo que para el tenia significado, propósito y valor como estiércol, a fin de conocer a Cristo. Compara eso con lo que nosotros muchas veces hacemos, comprometemos nuestro tiempo, talentos y tesoros, diversión a expensas de Cristo, por el contrario Pablo sacrifico todo lo demás a fin de poder conocer a Cristo. Nosotros muchas veces queremos conocer todo lo demás a expensas de considerar en poco a Cristo, entonces nos queda muy grande el decir: "Para mí el vivir es Cristo".

En Cristo Pablo entiende que el todo lo puede porque Él le fortalece, ese es la manera correcta de vivir, esa es la teología que él llego a creer, esa es la teología que nosotros deberíamos creer.

Conclusión

Pablo Dice que Cristo proveerá todas mis necesidades a través de sus riquezas en Gloria. ¿Pero cuánto tenemos?, porque si es que él va a proveer en sus riquezas en gloria, eso implicaría que estas se hallan a mi disposición y yo deseo saber con qué cuento, yo quiero sacar mi cuenta, yo quiero pasar el balance para saber cuánto tengo.

Romanos 2:4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?

Esto es parte de nuestra cuenta; la paciencia de Dios para contigo, para conmigo, la tolerancia de Dios en tu desobediencia y en la mía, la tolerancia de Dios en nuestra rebelión, en nuestra infidelidad, en nuestra incredulidad, las riquezas de su paciencia, que sobreabundo en bondad para con nosotros, esperando que nos arrepintamos de las cosas que aun hacemos mal, esto hace parte de mis riquezas en gloria.

Efesios 1: 7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

En otras Palabras cada cosa que tenemos es en su gracia, ella es la que lo hace posible, Dios nos sostiene cada día a ti y a mí en las tormentas de la vida por medio de su gracia, sino fuera por su gracia hace tiempo que él nos hubiese dejado ir, su gracia nos retiene en su mano, su gracia nos sostiene en las peores corrientes de la vida, su gracia nos sana. Cuando oramos queremos que Dios nos escuche y responda y existe una sola razón para que esto suceda: "Su gracia". Por esto el apóstol concluye en una de sus cartas; "Por gracia soy lo que soy" ¿Cuántos podemos decir esto no con nuestra boca sino con nuestras vidas?

Será que podemos seguir creyendo que es el trabajo que hoy poseo por su gracia el que me sostiene, o que la familia que poseo por su gracia es la que me motiva a vivir, o el tiempo con el que hoy cuento por su gracia tendrá el poder limitar mi existencia.

Ahora esa gracia que es en Cristo Jesús le costó a Jesús todo, la gracia en Cristo Jesús no es gratuita, lo es para mí, pero no es gratuita le costó a la persona de Jesús todo lo que Él era literalmente.

Escucha lo que el apóstol Pablo le escribe a los Corintios: 2 Corintios 8:9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

Las riquezas sobre abundantes de su gracia fueron compradas en la cruz a precio de sangre, de manera que cada vez que tú y yo recibimos gracia, tú y yo tenemos que recordar que la gracia es las riquezas de Dios a expensas de Cristo.

Ilustración del El hombre que compro un boleto de barco sin saber a qué tenía derecho.

Ves a las escrituras y reconoce las riquezas de las cuales eres participe en Cristo Jesús obedece lo que ellas dicen y prepárate para vivir una vida sin afán y ansiedad.
 
Pastor: David Bayuelo E.
Noviembre 20 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.