Integridad = Adoración

Integridad = Adoración. 1 Corintios 10:11Escuchar audio de esta predica 1 Co. 10:11. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. RV.

Esas cosas les sucedieron a ellos como ejemplo para nosotros. Se pusieron por escrito para que nos sirvieran de advertencia a los que vivimos en el fin de los tiempos. NTV

Las luces del mundo pueden ser atractivas para muchos creyentes hoy en día, aun así podamos estar cegados o vislumbrados por ellas la Biblia nos recuerda que estamos llamados a ser íntegros y esta integridad consiste en mantener los ojos puestos en Jesús el autor y consumador de nuestra fe. Así que la Integridad está íntimamente relacionada con la adoración.

Pablo le dice a Tito en Tito.2:7: presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad.

Esta palabra integridad está relacionada con la palabra "santidad" o "santo" se deriva de la misma raíz de la que en inglés "wholeness" (joulnes) que significa: integridad, todo, completo, sin tacha o defecto, sin división, estar completos, enfocados en Jesús.

Ahora bien, en la Biblia encontramos el libro de Malaquías quien nos muestra una radiografía de lo que el pueblo de Dios estaba viviendo desde diferentes tópicos para que frente a ellos nosotros re direccionemos nuestra vida, confiando en el Espíritu Santo que nos conduce a toda verdad y podamos ser más que vencedores como la Palabra nos dice que somos.

De esto es lo que el Señor nos quiere hablar en el día de hoy, porque, INTEGRIDAD ES IGUAL A ADORACION

La integridad, como muchas cosas en la vida del creyente están relacionadas con la adoración, no puedes pretender ser un adorador si no hay integridad en tu vida.

El libro de Malaquías nos muestra una radiografía de lo que el pueblo de Dios estaba viviendo desde diferentes tópicos luego de su retorno del exilio y antes de aprender de sus experiencias pasadas, se convirtieron en un pueblo en un pueblo tradicionalista, inmoral e indiferente para que frente a estas actitudes, nosotros re direccionemos nuestra vida, confiando en el Espíritu Santo que nos conduce a toda verdad y podamos ser más que vencedores como la Palabra nos dice que somos. 1Co.10:11.

1. LA DEVOCION POR DIOS PUEDE DISMINUIR.

Mal.1:2: Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob,

Dentro del contexto del libro de Malaquías fue dirigido a la nación de Israel unos cien años después del retorno del pueblo de su cautiverio y esclavitud en Babilonia. Al principio, la gente se había entusiasmado con la idea de reedificar Jerusalén y el Templo, así como restaurar el antiguo sistema del culto. Pero su celo e interés inicial pronto decayeron y comenzaron a cuestionarse, una vez más, la providencia de Dios, mientras su fe se degeneraba rápidamente por la indiferencia.

Malaquías (profeta: uno que habla en nombre de= Palabra) tendrá mucha corrección específica para Israel, pero antes de que Dios les corrija Él les asegura Su amor. Esto coloca el fundamento para su obediencia, porque si ellos le aman, ellos guardarán Sus mandamientos (Juan 14:15).

Morgan traduce esto como "Yo los he amado, Yo los amo, Yo los amaré," dice el Señor.

Devoción: es la disposición de la voluntad para cumplir con prontitud lo propio de una relación. Por ejemplo, un hombre devoto a su esposa. La devoción expresa la alianza de amor: afecto, cuidado, atención.

Nuestra devoción suprema o máxima es hacia Dios. La devoción a Dios es la disposición de la voluntad para hacer con prontitud lo referente al culto y el servicio a Dios. Esencial para la devoción es la disponibilidad para hacer cualquier cosa que honre a Dios, sea en público o en privado, sea oración o sea servicio. A la persona que tenga esta disposición se le llama "devota". La raíz de la auténtica devoción es un gran amor por Dios.

La devoción no es una actividad, es una actitud hacia Dios. Esta actitud se compone de tres elementos esenciales: el temor de Dios, el amor de Dios y el deseo de Dios. De esta actitud hacia Dios sale el carácter y la conducta que consideramos piadosos. Tantas veces tratamos de desarrollar un carácter y una conducta cristianos sin tomarnos el tiempo para desarrollar una devoción centrada en Dios. Tratamos de agradar a Dios sin tomar el tiempo para caminar con él y desarrollar una relación con él. Esto es imposible.

Pablo para nuestros tiempos nos dice: "No apaguéis al Espíritu."

1 Tes.5:19 o hablara de manera imperativa: "Ejercítate en la piedad" 1Ti.4:7

¿Es necesario ejercitarse para la devoción? Nosotros como cristianos podemos ser muy disciplinados y diligentes en nuestro trabajo, nuestro estudio, nuestro hogar, o aún en nuestro ministerio, pero somos perezosos al tener que ejercitarnos en nuestra vida espiritual. Preferimos pedirle a Dios "Señor dame devoción a ti", y esperar que el derrame un poco de devoción en nuestra alma de alguna forma misteriosa. Es cierto que Dios obra en formas misteriosas para hacernos más devotos, pero no lo hace sin el cumplimiento de nuestra responsabilidad personal. Debemos ejercitarnos para la devoción a Dios. Pablo dijo: "Ejercítate para la piedad" (1Ti 4:7). Usted y yo somos responsables de nuestro propio entrenamiento. Dependemos de Dios para recibir su poder, pero nosotros somos los responsables, no somos pasivos durante el proceso.

Un ejemplo de esto la hallamos en Apocalipsis 2:4 leamos del 1-3. Escribe esta carta al ángel de la iglesia de Éfeso. Este es el mensaje de aquel que tiene las siete estrellas en la mano derecha, del que camina en medio de los siete candelabros de oro: »Yo sé todo lo que haces. He visto tu arduo trabajo y tu paciencia con perseverancia. Sé que no toleras a la gente malvada. Has puesto a prueba las pretensiones de esos que dicen ser apóstoles pero no lo son. Has descubierto que son mentirosos. 3 Has sufrido por mi nombre con paciencia sin darte por vencido. 4 »Pero tengo una queja en tu contra. ¡No me amas a mí ni se aman entre ustedes como al principio! En otras palabras: Has dejado tu primer amor

Cuando la vitalidad espiritual se deprende o se desconecta del amor al Señor, se degenera o nos conduce en rutina, se nos vuelve ritual, porque sin amor somos solos címbalos que retiñen.

Es por esto que Malaquías le dice al pueblo salidos de la cautividad del amor de Dios por sus vidas como nos lo recuerda hoy.

Así que, mis amados, El entrenamiento en la devoción a Dios también requiere del ministerio educativo del Espíritu Santo a través de su Palabra. Su Palabra es el único medio que Dios usa para comunicarnos su voluntad. Es imposible tener una devoción activa a Dios sin ingerir su Palabra en forma constante, consistente y balanceada.

2. NUESTRA ADORACIÓN PUEDE PASAR DE SER GENUINA A RITUAL

Mal.1:6: El SEÑOR de los Ejércitos Celestiales dice a los sacerdotes: «Un hijo honra a su padre y un sirviente respeta a su señor. Si yo soy su Padre y su Señor, ¿dónde están el honor y el respeto que merezco? ¡Ustedes han tratado mi nombre con desprecio!

En el Antiguo Testamento vez tras vez Dios hacía un llamado de atención a su pueblo a tener cuidado de prestar atención y no desviarse en adorar ídolos, ya que ellos demostraban ser un pueblo incapaz de entender la revelación de Dios a pesar de oírlo y ver sus manifestaciones poderosas entre ellos conllevándolos a que al mezclar su adoración con otros dioses les era imposible ver la verdad del error, porque adoraban ídolos que tenían oídos pero que no escuchaban y Dios profetizo que el pueblo se volvería como los ídolos (Is.44:9-20) y así llegaron a ser de manera que el principios es: te conviertes en lo que adoras es por esto que en Mal.1:6 el Señor les pregunta al igual que lo hace con nosotros para reflexionar en nuestro interior y permitir al Espíritu Santo que nos conduzca a la verdad que necesitamos para que nuestra mente sea renovada y no ser meros oidores de su Palabra, así que si te conviertes en lo que adoraras te has detenido últimamente para contemplarte a ti mismo, ver como luces espiritualmente, porque la realidad es, como tú y yo lucimos hoy espiritualmente nos dice que o a quien hemos estado adorando, para esto necesito evaluarme ante ¿quién? Ante su Palabra que el espejo Santiago 1:23-24 donde vemos nuestro rostro natural, como luzco internamente como me comporto externamente porque estas dos cosas me van ayudar a mí y a ti como le estoy adorando.

En su Palabra es Él quien establece como se le debe adorar, no se trata de como quiero, ni de la manera como a mí gusta que deba hacerse se trata de como Él dice que debe hacerse.

Dios les hace un llamado de atención en como lo están haciendo ya que es un abierto rechazo de las normas de los sacrificios.

v.7: En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable.

La traducción literal del nombre hebreo para el pan de la proposición es "pan del rostro" o "pan de la presencia", Lev.24:5-9.

¿Cuál es el significado de estos panes? Tenemos que recordar, primeramente, que el pan es un sustento básico en toda la Biblia, a tal grado que se puede decir "No sólo de pan vivirá el hombre", y en la palabra "pan" se engloba todo lo necesario para el sustento físico. El pan de la presencia, entonces, representaba la provisión de Dios para las necesidades de su pueblo. El hecho de que había pan en la presencia de Dios significaba que él era la fuente de toda provisión para su pueblo. Esta realidad se subraya con el hecho de que había doce panes, uno para cada tribu de Israel. El significado va más allá de esto, sin embargo, porque notamos en nuestro pasaje de Levítico que los sacerdotes debían comer el pan en el lugar santo, frente a la presencia de Dios (que estaba en el lugar santísimo, encima del arca del pacto). Compartir una comida con alguien es una forma de tener un compañerismo cercano con esta persona. Cuando leemos, entonces, que los sacerdotes debían comer el pan en la presencia de Dios, podemos entender que ellos estaban compartiendo una comida con el Señor. Esto ilustra la relación cercana que debía formar la base del servicio de los sacerdotes a Dios. No servían a un dios como el de algunas de las naciones vecinas, un dios que les exigía que sacrificaran a sus hijos; servían a un Dios que les invitaba a comer con él.

(1 Sa.21)David está huyendo, llega a Nob y allí se encuentra con el sacerdote del lugar, le pide comida pero lo único que hay son los panes de la proposición, panes sagrados que se habían separado para Dios y solo los sacerdotes podían comer de este pan consagrado, (1Sa.21:3-6) Ahora, pues, ¿qué tienes a mano? Dame cinco panes, o lo que tengas. El sacerdote respondió a David y dijo: No tengo pan común a la mano, solamente tengo pan sagrado; pero lo daré si los criados se han guardado a lo menos de mujeres. 5 Y David respondió al sacerdote, y le dijo: En verdad las mujeres han estado lejos de nosotros ayer y anteayer; cuando yo salí, ya los vasos de los jóvenes eran santos, aunque el viaje es profano; ¿cuánto más no serán santos hoy sus vasos?)

David lo hace y sin embargo no levanta la ira de Dios.

Jesús confirma esto alrededor de mil años más tarde. Los discípulos tienen hambre, es el día de reposo, pero se ponen a arrancar espigas de trigo y a comer. Los fariseos los critican pero Jesús responde: "¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? . . . Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes . . ." (Mt.12 y Lc.6)

Nuestro Dios desea que actuemos con misericordia. Jesús saca este asunto del pan consagrado con David para mostrar que observar las leyes rituales era menos importante que la supervivencia de David.

Cuando pasamos al Nuevo Testamento, el nuevo pacto que Jesús inauguró, encontramos ecos de esta realidad. Jesús mismo se declaró el pan del cielo, y aunque el referente directo de esta declaración era el maná, podemos ver también en el pan de la presencia una prefiguración de Jesucristo, ya que el pan de la presencia representaba la provisión material para el pueblo de Dios, y Jesús representa la provisión espiritual que Dios ha hecho. De igual manera, cuando Jesús comparte con sus discípulos la última cena antes de su muerte, el referente directo es la cena de Pascua; pero podemos oír ecos de la cena que compartían los sacerdotes ante Dios, sobre todo cuando recordamos que la Biblia nos declara sacerdotes bajo el nuevo pacto Apocalipsis 1:5-7: y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, 6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. 7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.

Jesús nos ha abierto el camino a la presencia de Dios, ya que él es el templo verdadero. En él se cumplen todas las sombras, los símbolos que prefiguraba el templo de Jerusalén. Él es nuestro pan, el pan que satisface todas nuestras necesidades.

La adoración llena el corazón del creyente en su vida cotidiana antes de que pueda ser debidamente expresada públicamente.

V 10: Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice Jehová de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda.

A Jehová no le complacían las ofrendas de los codiciosos sacerdotes, que cobraban hasta por cosas tan simples como cerrar las puertas o encender el altar. Es esencial, pues, que el amor a Dios y al prójimo sea el verdadero motivo de nuestros actos de adoración, incluida nuestra participación en el ministerio cristiano. ¡Jamás lo hagamos por dinero!

3. NUESTRAS ACTIUDES Y RELACIONES PERSONALES PUEDEN PASAR DE PURAS A IMPURAS

TRATOS ENGAÑOSOS:

Ma. 2:10: ¿No tenemos todo un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos portamos deslealmente el uno contra el otro, profanando el pacto de nuestros padres?

Considerando el hecho de que todos los israelitas tenían un antepasado común, Adán según su origen y Abraham según los lazos consanguíneos, que estaban vinculados a un pacto: "Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. (Éxodo 19:5), y que Dios podía ser considerado como un Padre para ellos, el Señor les pregunta: ¿Por qué, pues, profanamos el pacto de nuestros antepasados al traicionarnos los unos a los otros? La profanación al pacto divino radicaba en la forma de cómo trataban a sus hermanos: con extrema deslealtad y fraude.

La palabra que se traduce como traicionar proviene del hebreo bagad la cual se empleaba para referirse a tratos engañosos que se realizaban entre las personas lo cual Dios desaprobaba completamente ya que Él ama la verdad y no puede regocijarse en el fraude: "He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría", (Salmo 51:6). Los engaños son uno de los pecados más comunes incluso dentro del pueblo cristiano ya que generalmente no llegamos a comprender lo terrible que este pecado es delante de Dios. Podemos cometer este pecado cuando mentimos en nuestros negocios al no vender la pesa exacta, o cuando tergiversamos la información en nuestra empresa para vernos bien o sacar algún provecho o cuando engañamos a una persona para que no se entere de algo que estamos encubriendo. Todos debemos vivir como hijos de luz, en verdad como Él es Verdad.

YUGO DESIGUAL:

Mal.2:11-12: "Judá ha sido traicionero. En Israel y en Jerusalén se ha cometido algo detestable: Al casarse Judá con la hija de un dios extraño, ha profanado el santuario que el Señor ama. En cuanto al hombre que haga eso, quienquiera que sea, que el Señor Todopoderoso lo excluya de los campamentos de Jacob, aun cuando le lleve ofrendas".

Cuando Dios sacó al pueblo de Egipto, y estableció un pacto con ellos en el desierto, una parte del compromiso del pueblo de Israel era no casarse con personas de otras naciones. ¿Cuál era la razón detrás de esta ley? Dios pidió esto, no por ser racista, sino por razones espirituales. El término detestable se traduce del hebreo toebá (וֹעֵבָה) la cual es una palabra fuerte que indica asco estomacal. El pueblo había hecho algo tan horrible que la impresión podía enfermar del estómago a alguien; y eso era la unión en yugo desigual. En el reclamo que Dios hace a Israel por unirse en yugo desigual, encontramos varios principios que explican la prohibición de tal pecado.

Rompe la Unidad del Pueblo de Dios

El pueblo de Dios es unido, porque tiene un mismo Padre y un mismo Dios. Por lo tanto, Dios espera que su pueblo reconozca esta unidad, y viva en forma consecuente con ello. Casándose con personas de otras naciones rompe la unidad del pueblo de Dios, y atenta contra el propósito de Dios de elegir a Israel ya que la mezcla de culturas contamina su vida con costumbres paganas y los impulsaba a adorar dioses extraños. De igual forma la unión de un cristiano con un incrédulo hace imposible la comunión con Dios, ya que mientras uno quiere consagrarse al Señor, el otro desea las cosas del mundo, y por ello Pablo dijo: "No formen yunta con los incrédulos. ¿Qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión puede tener la luz con la oscuridad? ¿Qué armonía Cristo con el diablo? ¿Qué tiene en común el creyente con un incrédulo? ¿En qué concuerdan el templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente. Cómo él ha dicho: Viviré con ellos y caminaré entre ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por tanto, el Señor añade: Salgan de en medio de ellos y apártense. No toquen nada impuro, y yo los recibiré. Yo seré un padre para ustedes, y ustedes serán mis hijos y mis hijas, dice el Señor Todopoderoso".

2 Corintios 6:14-18

Profana el Pacto con Dios

Al salir de Egipto, el pueblo de Israel entró en un pacto con Dios. Una de las cláusulas era no contraer matrimonio con incrédulo. Al hacerlo, estaban rompiendo el pacto; es decir, estaban yendo en contra de una promesa hecha a Dios.

Ofende Profundamente a Dios

"Judá ha sido traicionero. En Israel y en Jerusalén se ha cometido algo detestable: Al casarse Judá con la hija de un dios extraño, ha profanado el santuario que el Señor ama".

Las expresiones traicionero, detestable y profanado describen el gran disgusto que el Señor sentía por el hecho que los israelitas se estaban uniendo en matrimonio con naciones paganas a tal punto que habían profanado el mismo santuario de que Dios tanto amaba. ¡Esto es lo que el yugo desigual causa a Dios!

DESLEALTAD A LAS ESPOSAS Y DIVORCIO

Ma. 2:14-16: Claman: « ¿Por qué el SEÑOR no acepta mi adoración?». ¡Les diré por qué! Porque el SEÑOR fue testigo de los votos que tú y tu esposa hicieron cuando eran jóvenes. Pero tú le has sido infiel, aunque ella siguió siendo tu compañera fiel, la esposa con la que hiciste tus votos matrimoniales. (La mujer de tu pacto) RV. 15 ¿No te hizo uno el SEÑOR con tu esposa? En cuerpo y espíritu ustedes son de él. ¿Y qué es lo que él quiere? De esa unión quiere hijos que vivan para Dios. Por eso, guarda tu corazón y permanece fiel a la esposa de tu juventud. 16 « ¡Pues yo odio el divorcio! —dice el SEÑOR, Dios de Israel—. Divorciarte de tu esposa es abrumarla de crueldad —dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales—. Por eso guarda tu corazón; y no le seas infiel a tu esposa». NTV. (Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales) RV

Dios inicia un nuevo reclamo al pueblo de Israel, ellos se preguntaban por qué el Señor no aceptaba con agrado sus ofrendas que presentaban y hasta inundaban su altar con lágrimas y quejidos. El Señor les responde: "Y todavía preguntan por qué". La razón del disgusto del Señor es obvia: "Pues porque el Señor actúa como testigo entre ti y la esposa de tu pacto". Mientras más aumenta el porcentaje de divorcios en una nación, más mira Dios la situación como un escándalo nacional. Ese parece ser el sentido de las palabras de Malaquías con respecto al divorcio. Aparentemente, en Judá después del cautiverio, una cantidad considerable de esposos estaba portándose deslealmente al divorciarse de sus mujeres. Esta traición involucra una retractación de sus votos matrimoniales, pero también representaba una traición para el Señor. En el Nuevo Testamento este sigue siendo un tema controversial ya que lamentablemente la tasa de divorcio ha crecido no solo entre los incrédulos, sino entre la iglesia incluyendo sus ministros. Nuestro Señor Jesús toco este tema durante su ministerio: "Algunos fariseos se le acercaron y, para ponerlo a prueba, le preguntaron: ¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo? ¿No han leído ̶ replico Jesús ̶ que en el principio el Creador los hizo hombre y mujer, y dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Le replicaron: ¿Por qué, entonces, mando Moisés que un hombre le diera a su esposa certificado de divorcio y la despidiera? Moisés les permitió divorciarse de su esposa por lo obstinados que son ̶ respondió Jesús ̶. Pero no fue así desde el principio. Les digo que, excepto en caso de infidelidad conyugal, el que se divorcia de su esposa, y se casa con otra, comete adulterio".

Mateo 19:3-9. El plan original de Dios es que lo que Él ha unido nada lo separe, en ningún momento el alentaría el divorcio, ya que, violenta las intenciones divinas para con el cónyuge y los hijos.

Malaquías habló claramente acerca de la actitud de Dios hacia el divorcio. El profeta advirtió claramente: cuídense en su espíritu. Una actitud ligera hacia el divorcio era un síntoma del problema en la actitud del corazón de la persona hacia el Señor.

CINISMO DEL PUEBLO:

El diccionario define cinismo como: desprecio ante las prácticas de acciones o doctrinas que se hacen con severidad o dureza.

Lc.20: 20-21: Esperando su oportunidad, los líderes mandaron espías que se hicieron pasar por hombres sinceros. Trataban de hacer que Jesús dijera algo que pudieran informar al gobernador de Roma para que lo arrestara.21 —Maestro —le dijeron—, sabemos que dices y enseñas lo que es correcto y no te dejas influir por lo que piensan otros. Enseñas con verdad el camino de Dios.

Ma.2:17: Habéis hecho cansar a Jehová con vuestras palabras. Y decís: ¿En qué le hemos cansado? En que decís: Cualquiera que hace mal agrada a Jehová, y en los tales se complace; o si no, ¿dónde está el Dios de justicia?

Es lo mismo que ¿Dónde está el Dios de justicia en este mundo injusto?

Llegamos al final del capítulo 2 y cierra la sección de los pecados del pueblo con otra pregunta que ellos hacían y que no era más que un retrato de su indiferencia espiritual: ¿En qué lo hemos cansado? Dios está cansado de la gente que, en lugar de someterse a Él, discute en contra de su voluntad justificando su actitud pecaminosa con su errada conclusión: Todo el que hace lo malo agrada al Señor, y él se complace con ellos. Esta era una manera hablar en contra de Dios expresando su disgusto al no ver las respuestas que tanto estaban esperando: la restauración del reino de Israel Ellos decían: Es mejor ser malo ya que nadie saca provecho de ser justo y a los impíos les va mejor. Ante las injusticias de la vida decían de manera sarcástica: ¿Dónde está el Dios de justicia? Cuando llegue la justicia, lamentarán haber hecho ese tipo de planteamientos.

Es esa actitud de desaliento y de indiferencia por ver que los malos prosperaban y ellos a su modo de ver no. Tenían una visión arrogante y distorsionada de la justicia de Dios.

Un ejemplo de ello lo encontramos en EX.14:11-12 cuando en su peregrinar por el desierto el pueblo añora su vida en Egipto y ve de manera cínica lo que Dios hizo en ellos despreciando su libertad para volver a la esclavitud.

El pueblo de Dios en los días de Malaquías estaba deprimido y desalentado porque parecía que los inicuos prosperaban y tenían mejores momentos que los piadosos. Esto los llenaba con dudas e incredulidad, y se quejaban de que cualquiera que hace mal agrada a Jehová. Su visión era arrogante y distorsionada.

CONCLUSION:

Uno de los puntos de la enseñanza titulada Dios os suplirá todo lo que os falte que predico nuestro Pastor el domingo pasado uno de los puntos de hecho, el primero Nuestro estilo de vida es una reflexión directa de la teología que nosotros verdaderamente creemos

Dios nos está llamando a re direccionar nuestra mirada hacia Jesús, a seguir su ejemplo sin que nada íntegros nada nos distraiga, ni nos aleje de la meta final, dar la gloria a Dios, ser hombres conformes a la medida de Cristo, alcanzar madurez espiritual.
 
Pastora: Myriam Vargas
Noviembre 27 de 2016

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.