Consumado es

Consumado es - Juan 19:30Escuchar audio de esta predica Juan 19:30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

Hay quienes podrían creer que ante la caída del hombre Dios tuvo que recurrir prontamente a un plan "B", lo cierto es que las escrituras nos dan suficiente evidencia que la redención era una obra planeada milimétricamente desde antes de todo lo creado. El discípulo amado del Señor Jesús lo afirma así en el Apocalipsis cuando dice: "Que Cristo es el cordero inmolado antes de la fundación del mundo".

Siete frases significativas fueron pronunciadas por el Señor en la cruz: "Padre perdónalos porque no saben lo que hacen", "Hoy estarás conmigo en el paraíso, "He aquí a tu hijo, he aquí tu madre", "Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?", "Tengo sed", "Consumado es", y "Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu". Todas guardan un gran sentido, pero una en especial "Consumado es" ya que marcaría la conclusión de un plan concertado por la trinidad antes de la creación y que guardaría la consecución de todo.

Los tipos, las promesas, y las profecías fueron ahora plenamente cumplidos en Él, incluso por lo que la creación gime a una sola voz con dolores de parto esperaba que aconteciera para su redención.

Spurgeon el príncipe de los predicadores se atrevió a afirmar que esta frase es equivalente a: "Una gota de agua en medio de un océano de significado" Y ciertamente cuando vemos lo que esta encierra para nosotros descubrimos que es así.

1. En las Palabras de Cristo hallamos un plan concluido.

Juan 19:30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

La palabra consumado proviene del griego "tetelestai" y lo que significa: Es que es un hecho que se completó, pero que tiene implicaciones para siempre. Dentro de este contexto: es el último acto que completa un proceso.

Ahora, esta era una palabra usada por un siervo cuando volvía a su amo después de haber terminado una tarea. Con esta palabra el esclavo decía: El trabajo está acabado.

De igual forma era un término usado por los religiosos judíos quienes al buscar un cordero para el sacrificio el templo lo hacían con mucha cautela y al encontrarlo decía "tetelestai": el trabajo está cumplido.

Juan 17:4 Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Este verso hace parte de la oración sacerdotal de Jesús efectuada en favor de sus discípulos, no solo los de ese momento sino de todos aquellos que recibirían su redención y en ella está declarándole a su Padre que todo lo encomendado lo ha hecho fielmente.

Hay cristianos que vivimos en el error de esperar que Dios efectué cosas que ya fueron concluidas dentro de su plan, muchos oramos de manera incorrecta al pedir que nos haga favores que ya están hechos y que solo a nosotros nos corresponde dentro de la autoridad restaurado en su sacrificio reclamarlos con fe. Es por esto que el apóstol Pablo ora; "para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos" (Efesios 1:17- 18)

Juan 19:28 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed.": Salmos 69:21 Me pusieron además hiel por comida, Y en mi sed me dieron a beber vinagre.

2. En las Palabras de Cristo hallamos que nuestra deuda fue cancelada.

Juan 19:30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

"tetelestai" Este era un término de la vida comercial griega. Se usaba cuando se realizaba el pago completo y final de una deuda. Existen también antiguos recibos con esta palabra impresa, lo que indica que la deuda de alguien había sido pagada completamente.

Levítico 17:11 Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación (Un tercero cubriendo nuestra deuda) sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona. Hay quienes se preguntan si las leyes sacrificiales deben cumplirse hoy en día, la razón para que estas prácticas se dejasen de efectuar es porque a través de ellas lo que se procuraba era ponerse a cuentas con Dios, lo único es que estas nunca podrían cubrir la inmensidad de nuestra deuda por el pecado, sino tan solo aplacar la ira de Dios por la maldad de los hombres.

Dentro de las prácticas comerciales de los bancos hay una que se efectúa cuando la persona no ha logrado cumplir con el pago total de su deuda y es que el deudor es llamado para pedirle que se ponga a cuentas por lo menos con los intereses y de esa manera evitar el pasar a una acción legal. Esto es equivalente a lo que hacían los hombres al sacrificar animales delante de Dios dentro de las leyes sacrificiales, el problema era que los sacrificios cubrían los intereses pero mantenían intacta el capital.

Colosenses 2:13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 2:14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz.

La idea de clavar el documento se remite probablemente a una costumbre de aquel entones que consistía en colocar en un lugar público el pagare con la firma del acreedor en señal del pago de la deuda, como aviso que el acreedor ya no tenía más demanda sobre el deudor. La manera acostumbrada de fijar la deuda era mediante clavos y Pablo no pasa por inadvertido el hecho de que Cristo al pagar nuestra deuda haya sido puesto en un lugar público a la vista de todos, fijado allí por medio de clavos. Si el documento fue clavado en la cruz, es porque la muerte de cruz fue el medio por el cual nuestra deuda fue completamente pagada, hoy tú y yo no le debemos nada a nadie, la deuda ya no existe.

3. En las Palabras de Cristo hallamos que satanás ya no tiene ni autoridad ni poder sobre nuestras vidas.

Juan 19:30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

Cristo le asestaría un golpe mortal a Satanás en su cabeza ya que la primera profecía Mesiánica se había cumplido: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar" Cristo produciría una destrucción masiva y a gran escala en el reino de Satanás, todo empezaría a desmoronarse y todos los súbditos de este reino ahora tendrían otra elección que la del pecado y la muerte eterna. Ellos conocerían la Verdad y esta los haría libres de la esclavitud.

Colosenses 2:15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

¿De que los despojo? De la capacidad de acusarnos delante del Juez justo exigiéndole nuestra muerte eterna por nuestros muchos pecados. Recordemos que antes de Cristo vivíamos conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia (Efesios 2: 2)

Romanos 8:1 Pero ahora, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.

Ya no hay porque temer a Satanás, él no tiene manera de ejercer absolutamente ningún poder sobre nuestras vidas, su accionar está limitado a la revelación que tengamos de lo hecho por Jesús en la cruz del calvario. Ya que cuando no conocemos la vergüenza de la que este fue objeto en la cruz del calvario, nos hará tener sumidos en una condenación de la que ya fuimos librados. Estos son los cristianos que hablan de una soberanía Divina a la que se atribuyen obras que solo provienen de un enemigo que nos mantiene engañados en medio de la ignorancia que podamos tener de lo consumado por Jesús en la cruz.

Conclusión

"CONSUMADO ES" En definitiva estas palabras fueron el grito de logro que no solo escucho el centurión que se hallaba al pie de la cruz, sino que lo oyó la creación y el mundo entero. Este grito se trataba de una obra redentora que había llegado a su fin, que había conseguido que se saciara la ira de Dios por el pecado y se desatara su infinita gracia sobre los hombres.

Así que:

En las Palabras de Cristo hallamos un plan concluido.

En las Palabras de Cristo hallamos que nuestra deuda fue cancelada.

En las Palabras de Cristo hallamos que satanás ya no tiene ni autoridad ni poder sobre nuestras vidas.
 
Pastor: David Bayuelo E.
Febrero 17 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.