El cumplimiento de los tiempos.

El cumplimiento de los tiempos - Mateo 24:32-33Escuchar audio de esta predica Mateo 24:32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. 24:33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.

A menudo la gente experimenta ansiedad cuando piensa sobre el futuro; sin embargo, no debe ser así. Para aquellos que conocen a Dios, los pensamientos sobre el futuro les traen expectación y bienestar. Por ejemplo, Proverbios nos describe a una mujer que conoce y confía en Dios, Pv.31:25 "Y se ríe de lo por venir."

Hay dos pensamientos claves que se deben tener en mente en cuanto al futuro: primero, que Dios es soberano y está en control de todas las cosas. Él conoce el futuro y controla absolutamente todo lo que sucederá. La Biblia dice, "Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;...Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré." (Isaías 46:9-11)
 
Y lo segundo a recordar acerca del futuro, es que la Biblia subraya qué ocurrirá en "el final de los tiempos" o "los últimos días." Puesto que la Biblia es la revelación de Dios para la humanidad, y puesto que Dios conoce y controla el futuro (como lo dice Isaías en los versos arriba citados), entonces hay razón para creer que cuando la Biblia habla acerca de lo que ocurrirá en el futuro, es porque así sucederá. En cuanto a las predicciones acerca del futuro, la Biblia dice, "porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo." (2 Pedro 1:21). Esta verdad es evidente por el hecho de que, a diferencia de las profecías falsas hechas por otras religiones o por individuos tales como Nostradamus, la Biblia jamás se ha equivocado. Todas las veces que la Biblia ha predicho un evento futuro, ha sucedido exactamente como la Escritura dijo que sería.

Hoy se especula mucho en torno a lo que será el fin de este mundo, hay toda clase de vaticinios desde los más científicos y racionales, hasta los más esotéricos y llenos de ficción.

Hoy sobran los profetas que nos entretienen con fantasmagóricas predicciones que nunca se cumplen, lo que si escasea y hay que buscarlo con una lupa es un profeta cuyas predicciones se cumplan de veras al dedillo. ¿Lo hay? Le tengo magnificas noticias, si existe ese profeta alguien que nos puede decir con exactitud lo que ha de acontecer en este mundo. Un Profeta cuyas profecías se han cumplido con un rigor matemático. ¿Qué quién es? Se trata de: ¡Jesús! el verbo de la creación, el que fundo y hecho a andar el mundo. Él nos ha revelado el futuro y todas sus predicciones se hallan registradas en su Palabra que tiene la capacidad de alumbrar nuestro camino hasta el mismo fin.

En esa Palabra inspirada se halla un relato interesante; En cierta ocasión los discípulos de Jesús pasaron a ver el hito arquitectónico; el templo de los Judíos, el majestuoso templo de Jerusalén que acababa de ser reconstruido por el gobierno Romano, era una de las construcciones más valiosas de todo el imperio, una verdadera obra de arte, después de mirar el edificio Jesús hizo una asombrosa declaración a sus discípulos les dijo; ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.

Este era el edificio más imponente de la nación Judía y Jesús predijo que iba a ser completamente destruido, los discípulos quedaron anonadados y mientras subían al monte de los Olivos le hicieron al Señor la pregunta que nos interesa a todos: "Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?" Es de esperar que los discípulos de ser destruido el maravilloso templo, lo seria en conexión con la venida de Cristo y el fin del mundo. Pero en el libro de Mateo el capítulo veinticuatro hallamos que Jesús se refería a dos acontecimientos distintos. Uno de ellos su segunda venida, su retorno en gloria a esta tierra y el establecimiento de su sempiterno Reino aquí en este planeta, el otro sin embargo ocurriría en aquella época, la destrucción de la ciudad de Jerusalén y del templo.

Ahora Jesús procedió a decirles a los discípulos lo que iba a ocurrirle al templo. Mateo 24:15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 24:16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. Daniel había profetizado la destrucción de Jerusalén y él les advierte que estas predicciones se cumplirían muy pronto. En Mateo 24: 17 y 18 les declaro: El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; 24:18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. En otras palabras les dijo que huyeran para salvar sus vidas, porque cuando vieran a los ejércitos sitiando la ciudad de Jerusalén la destrucción sería inminente. En Lucas 21: 20 Jesús advirtió: 21:20 Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. 21:21 Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. 21:22 Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. 21:23 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo.21:24 Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.

En el año 66 después de Cristo 33 años después de que Jesús hizo esta predicción, el ejército Romano al mando de Cestio Galio, el gobernador romano de Siria, vino a terminar con una rebelión que se había levantado en Jerusalén, al ponerle sitio a la ciudad sus habitantes soportaron el asolamiento impuesto por el ejército Romano y finalmente se retiraron desalentados de hecho por no haber sido capaces de tomar la ciudad. Aquellos que siguieron las instrucciones dadas por Jesús escaparon a la destrucción de la ciudad de Jerusalén y no murieron cuando la ciudad fue tomada por el ejército Romano, cientos de miles de personas murieron en el asedio por no seguir las instrucciones del Señor al no retirarse de la ciudad cuando se retiró el ejército romano.

Esto nos enseña una lección espectacular sobre la importancia de atender y estudiar las profecías y atender las señales de los tiempos. Quienes creyeron a Cristo y estuvieron atentos a las señales predichas fueron salvos, mientras los incrédulos perecieron. Así será en el fin del tiempo los creyentes representamos a aquellos que velamos, mientras los descuidados e incrédulos perecerán.

Que sucedió con el magnífico templo, Tito el emperador Romano responsable de la toma de Jerusalén tenía órdenes de salvar el templo pero uno de sus soldados lanzo una antorcha encendida a través de una puerta y el templo se volvió un infierno ardiente, no quedo ni una piedra sobre otra.

Las predicciones hechas por Jesús a sus discípulos cuarenta años antes sobre la destrucción de Jerusalén se cumplieron. ¿Debemos ignorar las predicciones que Jesús nos ha dado con relación al fin de los tiempos o atenderemos su llamado a lo que está listo a cumplirse? ¿Cómo sabremos cuando está cerca la segunda venida del Señor? Jesús nos dio señales muy claras: veamos algunas de ellas para este tiempo:

1. Nación contra nación.

Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. El siglo 20 fue el siglo más sangriento para la historia humana. La primera guerra mundial vio a 20 millones de personas sacrificadas en el altar de la guerra, la segunda guerra mundial fue testigo de la destrucción de 50 millones de personas. Aunque muchos vaticinaban que la violencia y el odio por fin terminaría aún seguimos teniendo guerras, parecería que el mundo se ha vuelto una caldera de odios y guerras, esta es una de las señales de los últimos tiempos las naciones hablan de paz pero se arman para la guerra. Otra de las profecías bíblicas dice; 1 Tesalonicenses 5: 3 cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Todos quieren la paz pero nadie la consigue.

La biblia nos dice que en los últimos días en esta tierra el hombre tendrá la habilidad para destruirla. Apocalipsis 11:18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. Nunca antes los hombres habían tenido la habilidad de destruir la materia de la cual está hecha la tierra, con la invención de la bomba nuclear el hombre tiene ahora esa habilidad. Sabemos que hay un mercado negro en donde estas armas sofisticadas de la antigua Unión Soviética pueden ser adquiridas por gobiernos tiranos como el de Nor Corea y lo que es peor por grupos terroristas con alkaeda o ISIS.

¿Quiénes son los dueños de estas nuevas bombas nucleares y que pretenden hacer con ellas? Son interrogantes inquietantes, considere que algunas de estas bombas caben en una maleta común, lo que permiten transportarlas con facilidad y plantarlas en cualquier parte y no olvidemos que cada una es capaz de destruir ciudades completas.

El Señor dijo que en los últimos días habría desastres de todas clases.

2. Habrá Hambre.

Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Se calcula que 57 millones de personas mueren al año en el mundo eso quiere decir que 156000 se mueren cada día de inanición. Dentro de los miles de millones que habitan esta tierra el 60% sufre de mala nutrición y un 20% morirá de hambre. Como una señal antes del fin Jesús dijo que habría hambre.

El hambre existente hoy sobre pasa los dos tercios de la población mundial y la pregunta es ¿con que serán alimentados las generaciones por venir?, está comprobado que en tiempos de escases de alimentos se aumentan las guerras, las pestes. Jesús dijo que habría:

3. Pestilencias

Según el diccionario esto es lo mismo que plaga o enfermedad extraña. Las plagas persisten a pesar del avance de la medicina moderna. Sida, malaria, neumonía, tuberculosis, ébola, sífilis, gonorrea, cólera. La organización mundial de la salud calcula que hay unos 40 millones de casos de sida, naciones enteras están pereciendo frente al avance de esta enfermedad.


4. La contaminación ambiental.

La biblia había predicho que la tierra envejecería en Isaías 51:6 Alzad a los cielos vuestros ojos, y mirad abajo a la tierra; porque los cielos serán deshechos como humo, y la tierra se envejecerá como ropa de vestir, y de la misma manera perecerán sus moradores; pero mi salvación será para siempre, mi justicia no perecerá. Que mejor descripción se nos puede dar del cielo y la tierra en su marcha decadente, el aire de nuestras ciudades se halla envenenado por químicos nocivos, ya hoy en día nos es común escuchar de alertas naranjas en nuestro propio país por la contaminación del aire, en muchos lugares el agua ya no se puede beber, insalubridad producida por sustancias toxicas y otros desperdicios que vertimos en las fluentes fluviales de la tierra. Se ha vuelto un problema donde colocar los desperdicios nucleares y los trabajadores de las grandes fábricas reciben compensación por el envenenamiento que sufren.

¿Dónde podremos obtener energía, aire y agua puros? ¿Dónde podremos obtener alimentos sanos? Con el rápido aumento de la población mundial el ser humano afronta serio problemas que amenazan su supervivencia.

Lucas 21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

5. Terremotos.

La biblia nos habla del aumento de estos eventos naturales. Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 24:8 Y todo esto será principio de dolores. Ha habido un aumento casi perpendicular en la incidencia de terremotos cada año se registran seis mil terremotos considerables en el mundo, solo en los últimos noventa años ha habido un millón quinientas mil fatalidades. En los últimos años han ocurrido terremotos que han cobrado la vida de más de 20.000 a 30.000 personas de una sola vez.

Lucas 21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; Nótese que se describe al viento y las olas como tormentosos. Hemos visto en todo el mundo visiones climáticas extraordinarias, tifones tremendos, las marejadas, tornados, huracanes, tsunamis, erupción de volcanes han cobrado la vida de millones de personas y propiedades materiales.

6. La biblia nos muestra también las condiciones morales antes del fin.

Jesús comparo las condiciones antes del fin a las halladas en Sodoma y Gomorra, dos de las ciudades más pecaminosas que hayan existido y que Dios tubo que destruirlas con fuego del cielo. Lucas 17:28 Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; 17:29 más el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. 17:30 Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. Judas dijo: 1:7 como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. El apóstol Pablo hablando de las condiciones morales Romanos 1:26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 1:27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. 2 Timoteo 3:2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3:3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 3:4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 2 Timoteo 3:13 más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.


7. Falsos profetas y falsos cristos.

Esta es una de las señales más significativas predichas por Jesús, el Señor advirtió que esa venida de esos falsos cristo y profetas aparecerían para engañar al mundo. Mateo 24:23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. 24:24 Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 24:25 Ya os lo he dicho antes. 24:26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. 24:27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Nuestra falta de deseo por perseverar en una relación genuina y continua con Dios nos deja expuestos. Nuestra frialdad espiritual causada por correr tras los deseos, afanes y ansiedades de este mundo, nuestro esperar que alguien más haga la tarea que nos corresponde, nuestra falta de criterio causado por la meditación de la Palabra que nos conduce a la sobriedad y discernimiento que este tiempo requiere. El ser amadores de nosotros mismos no descubriendo que nadamos en la doctrina del error.

De nuevo se nos dice en Apocalipsis 1:7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.

Nadie tendrá que avisarnos cuando venga Jesús con todos sus santos ángeles.

8. El evangelio a todo el mundo.

La última y más grande de las señales que dio Jesús fue la proclamación del evangelio en todo el mundo, de todas las señales es la única que no se ha terminado de cumplir. Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. El libro de apocalipsis describe esta gran proclama Apocalipsis 14:6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo. Se da cuenta usted que estamos viendo el cumplimiento de esta profecía y esta noche en medio de esta predica es la predicación de este mensaje eterno a toda criatura. El mensaje eterno se está proclamando a través de la radio, la televisión, el internet, las reuniones evangelizadoras, los estudios bíblicos.

El tiempo se acaba y los pecados que produjeron la destrucción del mundo en tiempos de Noé están hoy presentes, el hombre está empecinado en su propia destrucción. A juzgar los eventos que están teniendo lugar, Jesús comparo nuestros días con los días de Noé, las personas que vivían en días de Noé, estaban sumamente ocupadas con los negocios de esta vida sin preocuparse mucho por las cosas espirituales.

Jesús dijo en Mateo 24:37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 24:38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 24:39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. El Señor nos dijo que su venida seria en un tiempo similar a los días de Noé, la gente vería la vida con simplicidad en función a sus deleites pero no tendría tiempo para Dios.

Los últimos granos de arena en el reloj del tiempo están cayendo ahora, pronto el hijo de Dios traspasara el espacio celeste acompañado de la innumerable hueste espiritual, Dios desea ese día, no porque desee destruir al mundo, sino para llevarnos a nosotros sus hijos a ese hogar que nos está esperando.

Este mundo nos deja ver todas las señales predichas antes de la venida del Señor Jesús, todos nos indica que estamos a vísperas de su retorno, pero sucede algo similar a lo que aconteció antes de su primer advenimiento, las profecías Mesiánicas eran claras, indicaban cuando ocurriría el Cristo esperado, pero a pesar de los patriarcas, profetas, hombres y mujeres sabios, y hasta la intervención directa de ángeles del cielo, la escritura nos dice que a lo suyo vino y los suyos no le recibieron.

Mateo 24:33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. 24:34 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.

Conclusión

El buque de vapor centro América embarco a su tripulantes Neuyorquinos y zarpó rumbo al canal de Panamá, mientras surcaba los mares del atlántico sur se le presento una preocupante hendidura, otra embarcación ante su señal de socorro vino a su rescate y le pregunto por el reporte de daños, a lo que respondieron que estaban tratando de reparar una rajadura pero el agua seguía entrando. El barco amigo inmediatamente le solicito que pasaran a los pasajeros a su embarcación siendo lo más prudente, pero como había caído la noche el capitán del Centro América que no quería trasbordar con riesgo a sus pasajeros en la oscuridad, repitió entones: "Quédese hasta el amanecer" a riesgo de correr un peligro innecesario. En medio de la noche se agravó la situación y desde el buque de rescate se veía al Centro América como se hundía rápidamente sin que ellos pudieran hacer nada era demasiado tarde.

Dilatar cuando se requiere actuar con prontitud es peligroso, más cuando se trata aun de un asunto de vida o muerte eterna.
 
Pastor: David Bayuelo
Abril 28 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.