Fervorosos

Fervorosos - Hechos 18:24-28Escuchar audio de esta predica Hechos 18:24 Llegó entonces a Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. 18:25 Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. 18:26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios. 18:27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; 18:28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo.

En el Nuevo Testamento encontramos a un hombre llamado Apolos quien es mencionado en nueve versículos, dos de Hechos, siete de primera de Corintios y uno de Tito. Pero, ¿Quién era este hombre? Hechos 18:24 nos cuenta: "Llego entonces a Éfeso un Judío llamado Apolos, natural de Alejandría (Aunque no nació en el territorio de Israel era considerado Judío por sus padres), varón elocuente y poderoso en las Escrituras.
 
Por ser de Alejandría, sabemos que Apolos era un hombre culto y educado. Alejandría era una ciudad que se destacaba por el vasto bagaje académico de sus ciudadanos. En ella existió la más grande biblioteca de la antigüedad. La elocuencia de Apolos consistía en que su convicción personal del evangelio y su dedicada y cuidadosa interpretación de las Escrituras, hacían su ministerio altamente efectivo.

La Palabra poderoso dentro de este contexto tiene el significado de importante. Apolos era un hombre poderoso en las Escrituras porque sabía interpretarlas correctamente y de igual manera comunicarla de manera que sus oyentes quedaban persuadidos de la verdad de Cristo. En el verso 26, la Biblia narra que Priscila y Aquila, le escucharon y a pesar de todas estas cualidades, encontraron algunos conceptos bíblicos que debía revaluar y entender de una manera más amplia. Ellos le explicaron y lo ubicaron, y luego lo enviaron, lo promocionaron. Él quiso ir a Acaya y Priscila y Aquila escriben a los hermanos para que lo reciban y dice la Escritura que fue de gran provecho para los hermanos. Apolos pudo realizar una labor de educación y formación de los hermanos de Acaya y en ese proceso Priscila y Aquila fueron determinantes. Ellos vieron el don, el llamado de Apolos y lo encaminaron correctamente.

En este punto hay que destacar en Apolos lo siguiente: A pesar de que era originario de una ciudad sumamente culta y de tradición académica, Apolos permitió ser ayudado y corregido por Priscila y Aquila una pareja que había llegado a Corinto procedentes de Roma y en cuya casa se reunía la Iglesia. Que provecho y que utilidad tuvo el Señor y su obra por la humildad de un hombre que se dejó guiar por otros a pesar de su origen.

En 1 de Corintios no dice que Apolos se enorgulleció de lo que hacía, fue la gente de Corinto quien no entendió el ministerio de Apolos y por eso lo compararon con Pablo. En Tito 3:13, el mismo Pablo recomienda a Tito que encamine a Apolos, en otras palabras, ayúdalo y envíalo adonde sea de utilidad para la Iglesia. Pablo no considera a Apolos una competencia ministerial, lo consideraba un hombre útil para el ministerio.

Pero algo que no podemos pasar por alto es la palabra con que es descrito este hombre y que brilla en medio de todas las virtudes que hallamos dentro de su descripción: Él era un hombre de espíritu "Fervoroso"

Fervoroso; Proviene de la palabra griega "zeo" que se relaciona con "celo", "Partidario", "hervir". Fervor viviente, caliente, lleno de ardiente celo. Es lo opuesto a dignificado, frio, sin emoción. En un contexto cristiano designa una temperatura espiritual alta, inflamada por el Espíritu santo. Apolos era todo un hombre apegado a las escrituras y lleno de fervor espiritual.

¿Qué condujo apolos a tener un espíritu fervoroso?

1. Apolos fue instruido en el camino del Señor.

Hechos 18:25 Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan.

La educación para los judíos era básicamente religiosa, en sus primeras etapas se centraba en el hogar. La educación de los niños y las niñas era responsabilidad de la madre durante los tres primeros años de vida, Luego se le enseñaba a las niñas sus deberes domésticos a lo larga de la infancia, mientas que los niños eran instruidos desde los tres años por el padre en lo concerniente a la ley, lo que les posibilitaba desde niños comprender la naturaleza de Dios por medio de lo que había hecho y por lo que demandaba en la ley. Deuteronomio seis es un pasaje clave: las palabras del shema (Credo), "Oye, Israel: Jehová nuestro Dio, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas," debían ser enseñadas, se debían tener conversaciones acerca de ella, debían ser empeladas en el culto para declarar simbólicamente que formaban parte de la mente y de la acción y debían ser empleadas como recordatorio cada vez que entrara o saliera de la casa. Está claro que Apolos como judío desde niño recibió esta instrucción, pero por lo que la escritura registra él había hallado a través de sus maestros la revelación del Mesías. Había recibido tanto la educación académica como la religiosa. De lo poco que sabemos de él por el libro de Hechos, podemos afirmar que fue un argumentador exitoso, estableciendo más allá de toda duda, la veracidad de las Escrituras. Su método probablemente incluía un razonamiento lógico y una presentación racional.

El apóstol Pablo en el libro de 1 Corintios 3 nos hace un comparativo en el orden de nuestra necesidad de crecer a través de la instrucción en la vida espiritual, ya que nos amonesta a madurar en el conocimiento de Dios, empezando con los rudimentos básicos de la doctrina que el describe como leche espiritual pero transcendiendo en ella hasta convertirnos en maestros.

Marcos 3:14 nos dice que el Señor Jesús estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, 3:15 y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios:

Este pasaje hace alusión al llamado que el Señor hizo a quienes le acompañarían como apóstoles en su ministerio. Notemos el orden de prioridades en medio de la asignación; el llamo a doce en primer lugar para que estuvieran con él, en segundo lugar para que fueran a predicar y en tercer lugar para que fueran a sanar enfermos y expulsar demonios. La primera asignación no es hacer algo; sino a estar con él, esto nos lleva a saber que antes de hacer algo tenemos que ser instruidos. Jesús era el tipo de Entrenador o Maestro que exigía que antes de ir tenemos que quedarnos, porque es necesario aprender cosas. Antes de predicar o proclamar el evangelio ellos tenían que aprenderlo y no solo aprenderlo sino creerlo y luego que lo aprendemos y lo creemos lo podemos proclamar con el mismo fervor de nuestro Maestro, nosotros no podemos convencer a nadie de un evangelio en el que no creemos y eso solo se adquirió recibiendo instrucción a los pies de Jesús.

¿Queremos ser fervorosos? Hagámonos consientes que necesitamos ser instruidos en la Palabra de Dios.

2. Apolos tenía la humildad que se requería para ser corregido.

Hechos 18:26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.

Algo muy significativo que no debe pasarse por alto es su humildad y deseo de aprender más. Aun siendo un erudito, con una educación formal elevada, estaba dispuesto a aprender más acerca de Jesús y de la obra del Espíritu santo a través de humildes creyentes como Aquila y Priscila, La Palabra nos muestra el amor en Priscila y Aquila, ellos ayudaron a Apolos a ampliar su revelación y que humildad la de Apolo para dejarse enseñar por este matrimonio. Dice la escritura: "Y le expusieron más exactamente el camino de Dios" Al parecer esto hace referencia a la incompleta concepción de Apolos sobre el ministerio del Espíritu Santo, lo cual sería descubierto por Pablo al visitar a los efesios, a quienes Apolos había ministrado. Hechos 19:1 Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Éfeso, y hallando a ciertos discípulos, 19:2 les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.

Marcos 3:14 nos dice que el Señor Jesús estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, 3:15 y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios:

Nos damos cuenta que los discípulos tenían que aprender cosas pero ser corregidos al mismo tiempo, ya que había todo un nuevo carácter que formar, que cultivar, porque tenemos que deshacernos de cosas a los pies del Maestro. Ellos tenían que deshacerse de mentiras que habían abrazado como verdades, ellos tenían que deshacerse de hábitos pecaminosos que habían aprendido a lo largo de los años, ellos tenían que deshacerse de fórmulas pecaminosas para manipular y lograr sus propios objetivos, formas del mundo, en otras palabras había toda una nueva cosmovisión para ver el mundo y ver la vida que aprender. Ellos tenían toda una vida con una visión errónea y ahora frente a ellos había una nueva que tenían que aprender y poner en práctica. Pero al mismo tiempo se estaban desaprendiendo de cosas que habían adquirido por cientos de años, ellos tenían que aprender otras, había una teología bíblica que aprender.

Puede que cada uno de nosotros tenga una formación adquirida a través de los años en el Señor, pero lo importante ahora no es considerar que son dogmas inmodificables sino que debemos exponerlos todos en presencia de la Palabra para sufrir una desaprensión y a la vez una aprensión que nos lleve no solo a proclamar un mensaje de labios sino a través de nuestro carácter.

Es nuestro deber procurar una concepción completa en cuanto a las escrituras, ya que el que haya faltantes en el orden de nuestra fe nos puede conducir a no vivir la vida fervorosa que el Señor desea para nosotros.

Así que la humildad debe ser predominante en nuestras vidas, para poder aceptar ser corregidos y ser sabios en oír la corrección, no tomar la corrección como un fracaso sino como un trampolín hacia el cumplimiento de los propósitos Divinos.

Filipenses 3:7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

3. Apolos tenía un celo profundo por las escrituras.

Hechos 18:28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo.

Con un convencimiento absoluto en medio de su fervor, es lo que no quiere decir Lucas al referirse a apolos como alguien que le expuso la Palabra a los judíos. Está claro que este hombre siempre expuso el evangelio con la valentía que le imprimía su convicción, él no tenía ninguna duda de que Jesús era el Cristo. Una vez que aprendió el tremendo significado del advenimiento de Cristo, le fue imposible permanecer en silencio. Llegó a ser un misionero apasionado que predicaba el evangelio dondequiera que iba: "fervoroso, hablaba y enseñaba lo concerniente al Señor" (vers. 25). Apolos sacó provecho de su conocimiento de las Escrituras y también de sus estudios en filosofía y retórica, cuando "refutaba públicamente a los judíos" (vers. 28). Se comprometió con el ministerio cristiano y dejó huellas de su entusiasmo en Acaya, Éfeso y especialmente en Corinto.

Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Está claro que el no guardar un profundo celo por nuestra doctrina nos lleva a navegar entre dos aguas, es como andar en un camino serpenteante y a no concebir una vida que arde en medio del fervor por Cristo.

Conclusión

No juzguemos a nadie más por la incapacidad de nuestras almas, una mirada consiente a través del ES puede descubrirnos y darnos una nueva oportunidad de colocarnos en línea con una vida fervorosa.

Hoy nuestros ojos pueden estar tan cerrados que nos lleven a creer que la realidad en la que caminamos es la verdad de Dios, dejemos que la Palabra nos corrija para que nuestras vidas vuelvan a arder.

Solo en el Señor está el poder para hacernos despertar del letargo en el que podemos estar, pero nuestra disposición y perseverancia serán fundamentales para ver la acción poderosa que el Señor quiere efectuar en nuestras vidas. Sin duda será difícil, pero mientras nosotros hacemos lo posible, Dios hará lo imposible.

"Oro para que Dios nos libre de todo letargo espiritual".

Romanos 12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor; 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;
 
Pastor: David Bayuelo
Abril 30 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.