Dedicados a la oración

Dedicados a la oración - Romanos 12:12Escuchar audio de esta predica Romanos 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración.

El objetivo del mensaje de esta mañana es que todos podamos darle el lugar a la oración y dedicarnos a ella en nuestra vida cotidiana. Es mi objetivo ya que esto es lo que la Biblia nos dice que hagamos. El texto que estudiaremos es Romanos 12:12 que forma parte de una larga cadena de exhortaciones que mencionamos la semana anterior. Allí dice que nosotros seremos "gozosos en la esperanza, perseverantes en el sufrimiento, dedicados (proskarterountes) en la oración."

Tu versión podría decir, "constantes en la oración" o "fieles en la oración." Todas ellas manifiestan aspectos claros de la palabra. Pero "Dedicados" es la manera más apropiada para ser traducida. La palabra se usa en Marcos 3:9 donde dice, "[Jesús] dijo a sus discípulos que le tuvieran lista (proskartere) una barca por causa de la multitud, para que no le oprimieran." Se apartó – dedicó- esta barca con el objeto de sacar a Jesús en caso de que la multitud se tornara amenazante. "Dedicado" – consagrado a una tarea, designado para ella.

Ahora bien, las barcas simplemente se quedan allí. Pero las personas no nos dedicamos de esa manera. Cuando la palabra se aplica a una persona, significa dedicada o consagrada se refiere a la acción sobre la tarea designada y de avance en la misma.

Lo notable de esta palabra es que cinco de los diez usos del Nuevo Testamento se aplican a la oración. Presten atención, además de Romanos 12:12 están: Hechos 1:14 (después de la ascensión de Jesús mientras los discípulos estaban en Jerusalén esperando el día de Pentecostes), "Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres y con María la madre de Jesús, y con Sus hermanos."

Hechos 2:42 (De las tempranas conversiones en Jerusalén), " Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración."

Hechos 6:4 (Dicen los apóstoles), "Nosotros nos dedicaremos de lleno a la oración y al ministerio de la palabra."

Colosenses 4:2 (Pablo nos dice a todos nosotros), "Dedíquense a la oración, perseveren en ella con agradecimiento."

Así que podemos decir de la escrituras del Nuevo Testamento que la vida cristiana normal es una vida dedicada a la oración.

Lo cierto es que si hay algo que no tiene sustituto en nuestras vidas es la oración, ya que ella es la más grande fuerza en el universo, pero tristemente es la menos utilizada, las personas siempre estamos tratando de obtener energía, pero la más grande y desperdiciada de las energías en el mundo actual es la oración.

Hagamos tres divisiones fáciles para hablar del principio de la oración.

1. La razón de la oración. ¿Por qué Dios quiere que oremos?

Mateo 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.7:8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 7:9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 7:10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 7:11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Jesús enseño de forma sencilla y clara que nuestro Padre celestial sabe de las cosas que tenemos necesidad aun antes de que las pidamos. ¿Entonces por qué tenemos que decirle que las necesitamos? ¿Y porque tenemos que pedirle lo que Él ya ha determinado darnos por lo hecho por Cristo en la Cruz del Calvario? ¿Alguna vez usted ha pensado en el misterio que significa la oración? Y por último ¿Por qué oramos?

Mateo 6:7 nos dice; Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 6:8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

En estos versículos aprendemos ciertas cosas, primero; no oramos para impresionar a Dios, lo cierto es que no necesitamos de mucha elocuencia para efectuar este ejercicio espiritual. Segundo; no oramos para informar a Dios, porque el Padre celestial sabe cuál son nuestras necesidades. Tercero; Oramos para invitar a Dios a que trabaje en nuestros corazones y en nuestras vidas.

a. El Factor delicia

Dios desea que le amemos y quiere tener comunión con nosotros, Dios puede administrar este universo sin nuestras oraciones, pero si Él lo hiciera así usted y yo no tendríamos el privilegio de trabajar con Él y tener comunión con Él.

En el capítulo 15 de Juan el Señor Jesús se refirió así mismo como la vida verdadera y nosotros somos los pámpanos y en el verso cuatro dijo: "Permaneced en mí y yo en vosotros, como el pámpano no puede llevar fruto en sí mismo, sino permanece en la vid, así tampoco vosotros sino permanecéis en mí. Jesús está haciendo énfasis en la realidad y la necesidad de permanecer en Él, porque sin Él nada podemos hacer. Y en el verso siete Jesús dijo: "Si permanecéis en mis y mis Palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis y os será hecho. La oración es la manera como tiene Dios que nos peguemos a Él, es una manera en que habitemos en Él y El en nosotros, hasta que alcancemos la misma clase de relación que tiene la vid y los pámpanos. Nosotros no lo podemos hacer sin Él y él no quiere hacerlo sin nosotros.

Una vez recibí la invitación de un amigo a que saliéramos a pasear en su auto, después de recorrer algunas calles el me pregunto que si yo sabía conducir, si lo había hecho alguna vez, a lo que le respondí que no, luego el me pregunto que si querría conducir su camioneta, a lo que emocionado le respondí que me encantaría, así que él se detuvo y cambiamos de asientos y estando lado a lado el empezó a decirme para que servía cada cosa, muy bien eso junto a sus pies son los pedales, este son los testigos del auto, este es el volante y empezó a decirme que haga esto y aquello y de pronto me doy cuenta que estoy conduciendo el auto, que emoción tan extraordinaria sentí. Pero quiero decir sin ninguna sombra de duda que yo no hubiera podido hacerlo si un experto conductor como mi amigo no hubiera estado a mi lado, él hubiera podido conducir esa camioneta sin mí, pero yo no lo hubiera podido hacer si él, pero él me dio el privilegio de conducir ese auto con él, fue una experiencia maravillosa que nunca la olvidare y mientras conducíamos juntos hubo una especie de unión invisible entre los dos, invisible pero tremendamente real y fuerte, tuvimos comunión, yo dependí de él, aprendí de él y el me permitió compartir su responsabilidad y el privilegio de sus deberes y no puede dejar de pensar; "Esto es como la oración"

Nosotros no lo podemos hacer sin Dios y Dios no quiere hacerlo sin nosotros, pero cuando el permite que cooperemos con Él tenemos la emoción tenemos la emoción de cooperar en el manejo de su basto universo. Así que la oración es genuina cuando permanecemos en Él y El en nosotros

b. El factor del desarrollo.

La oración es una de las formas en que crecemos, ósea nos desarrollamos en oración. Juan 15:7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

Algunas veces oramos y parece que no llega ninguna respuesta y comenzamos a estudiar la Palabra de Dios y empezamos a buscar el rostro de Dios y empezamos a crecer en gracia y en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo hasta que llegue la respuesta que puede ser; si, no o espera.

Un Jovencito puede querer una cita con una chica y él le pregunta si quiere salir con él y ella le dice que no y él se pregunta: ¿Por qué no quiere salir con migo? ¿Será que tengo mal aliento?... Así que le presta más atención a su higiene dental y le vuelve a pedir una cita y ella le dice que no. Ahora él se pregunta ¿Será cuestión de mi aspecto en general? Así que va al gimnasio, se corta las uñas y el pelo, busca una manera más adecuada de vestirse y luego le pide a la chica salir con él y ella le dice nuevamente que no. El pobre muchacho esta desconcertado y se pegunta ¿Debe ser algo más? Tal vez mis modales, tal vez la forma en que como y el mejora sus modales sociales y una vez más ya casi sin esperanza le pide a la chica que salga con él y para su sorpresa ella le dice que sí. ¿Qué sucedió? Que en todo ese proceso de querer salir con ella, él estuvo mejorando su manera de ser, sus modales, su aspecto físico, tratando de que ella le acepte, en otras palabras él estuvo creciendo en forma integral y eso es exactamente lo que la oración hace.

Pedimos al Señor algo y no tenemos respuesta y decimos otra vez; "Señor será que tengo egoísmo en mi corazón, será mi falta de fe, será mi poco interés en estudiar tu Palabra, será mi falta de entrega y compromiso contigo". La oración no es solo una delicia, sino una forma de desarrollo, nos ayuda a crecer en la gracia y conocimiento de nuestro Señor y salvador.

c. El factor de dependencia.

Dios nunca quiere que vivamos independientes de Él, si Dios fuera a hacer las cosas por nosotros sin nuestras oraciones, fracasaríamos en tener la clase de dependencia que debe existir entre la vid y los pámpanos, seria trágico que Dios administrara este universo, sin tomarnos en cuenta para nada sino conocemos la delicia de la oración, nunca conoceríamos el crecimiento y el desarrollo que viene con la oración.

Así que seamos que entendamos la filosofía de la oración o no, sabemos que Dios nos ha invitado a orar, nuestro Señor nos manda que oremos.

¿Qué es lo que pedios en nuestra oración? En Mateo 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Observemos esto; Primero pedir, simplemente pedir, Dios no ordena que pidamos, sabe usted que el gran problema en la oración, no es la oración no contestada, sino la oración no ofrecida. Miremos que dice Santiago 4:3 Pedís, y no recibís. Jesús dice que pidamos así que una oración no ofrecida no solo es una tragedia sino que es un pecado, en Lucas 18: 1 Jesús se refirió a la necesidad de orar siempre y también enseño que debemos velar y orar. Filipenses 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. La oración para nosotros debe convertirse en algo tan natural, tan normal como respirar. Pablo dijo que debemos orar por todo, porque si le interesa a usted también le interesa a Dios.

Ahora si usted no sabe orar por algo o sabe que sería erróneo orar por algo, entonces también es un error hacerlo. No divida su vida entre lo secular y lo sagrado. No diga: "Orare si voy a predicar un sermón", pero no tengo que orar cuando voy de compras, ¿cree usted que hay algo de malo cuando va de compras? O cuando vamos a jugar futbol, o cuando invertimos tiempo en nuestros pasatiempos. Ir de pesca.

(Yo solo era un niño cuidando la tienda, mi padre me daba un carrete que le sobraba y termine pescando después de orar un gran pez). Bueno usted puede pensar que eso fue algo frívolo, pero ninguno de nosotros tiene nada que hacer sino es que oramos por lo que hacemos, no importa lo que sea, sino podemos orar por algo, entonces no tenemos por qué hacerlo, la Biblia dice en todo con oración y suplica. ¿Puede pensar en algo que sea demasiado grande para DIOS O DEMASIADO PEQUEÑO? Para que no lo note o para que lo note.

Pablo dice en Filipenses 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Así que debemos pedir y alguien me preguntara: ¿Pastor y que si quiero algo incorrecto? Bueno usted no debe pedir lo incorrecto pero si puede decirle al Señor estoy pidiendo algo que es incorrecto ayúdame a eliminar eso de mi corazón, no importa lo que sea preséntaselo a Dios en oración ya que nuestra responsabilidad es el pedir, la responsabilidad de Dios es el dar, siempre y cuando nuestro pedir sea de acuerdo a su voluntad.

Conclusión

Pero no solo debemos pedir, sino que también debemos buscar, cuando nosotros estamos buscando hay algo que a veces no podemos ver o que tal vez no conocemos y si usted está buscando algo es porque eso se halla perdido, y usted está tratando de encontrarlo, de saberlo, podríamos decir estamos tratando de descubrir algo. Así que volviendo a nuestro pasaje inicial; Romanos 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración. El apóstol nos comunica que lo que estamos buscando para mantenernos gozosos en la esperanza y pacientes en la tribulación es una sola cosa y esto es dedicarnos a la oración.
 
Pastor: David Bayuelo
Mayo 14 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.