Conforme a sus riquezas

Conforme a sus riquezas - Filipenses 4:19Escuchar audio de esta predica Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Filipos fue la primera iglesia abierta por Pablo en el continente Europeo, el apóstol había avanzado en su segundo viaje misionero y ahora quería ir hacia Asia y Bitinia, pero el Espíritu Santo se lo impidió, así que lo que acontece es que él recibe una visión donde un varón Macedonio le pide que pase al otro lado siendo guiado hacia su próximo destino; Filipos.

La primera persona con la que se halla es un una mujer vendedora de purpura quien se convertirá en la puerta abierta de parte de Dios para emprender la misión de evangelizar esta región, pero corto tiempo después se enfrentarían a la oposición a través de una esclava quien con un espíritu de adivinación procuraría entorpecer el trabajo que Pablo y Silas llevarían a cabo. Pablo con una intolerancia absoluta frente a las intenciones de satanás termina reprendiendo al espíritu que le permite adivinar, produciendo un revuelo entre los habitantes de Filipo que termina conduciéndolos a ser azotados y encarcelados por las autoridades de esta región.

A pesar de toda la adversidad la obra de Dios no se detendría, porque después de un tiempo de adoración y oración en medio de la noche, un fuerte terremoto removería los cimientos de la cárcel que haría que todas las celdas quedaran abiertas, pero tan milagroso como fue el terremoto, también lo fue el que ningún preso se escapara. El carcelero tras observar que todas las puertas estaban abiertas quiso quitarse la vida, pero una respuesta oportuna de parte de Pablo y Silas lo conduciría a detenerse y al ver tan maravillosa señal él y su casa terminarían convirtiéndose al evangelio de Cristo.

1. Nuestro estilo de vida o la manera en que reaccionamos frente a las circunstancias es una reflexión directa de aquello en lo que creemos.

Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Pablo con en estos versos está finalizando esta carta recordándonos al gran Dios que tú y yo tenemos, ese Dios extraordinario que nos acompaña siempre. Es como si al final él nos quisiera dar una perspectiva vertical de debajo de quien nosotros vivimos, existimos y nos movemos. Una y otra vez Pablo quiere afianzar al creyente, en la providencia de Dios, en su poder, en su fidelidad, en su amor. En el caso de los Filipenses Pablo los quiere ayudar a entender que el Señor que ha visto su suma pobreza es quien sustentara cada una de sus necesidades, independientemente de cual sea su naturaleza o el lugar o el tiempo de esta necesidad, Dios siempre se hará presente. Si los Filipenses pudieran creer eso y nosotros pudiéramos hacerlo de igual manera ese sería el fin de nuestras preocupaciones. Si nosotros aun vivimos con preocupaciones es porque muy en nuestro interior no hemos acabado de creer el texto con el que nuestro Padre quiere abrir nuestros ojos, el creerlo nos conduciría a poder tener nuestras vidas completamente resueltas, por lo menos en términos de afán y ansiedad.

Mateo 6:34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

El Señor Jesús nos insistió una y otra vez a su paso por la tierra que no debíamos preocuparnos, que cada día tiene su propio afán y que cada día que trae su propio afán está bajo el control de su Padre, ya que Él es quien alimenta las aves, Él que hace llover sobre buenos y malos, Él que embellece el campo con el vestido que le da a las flores con tanto esmero y cuidado, Él que tiene contado todos los cabellos de nuestra cabeza y ni un pajarillo cae al suelo sin que Él no se percate de ello.

2. La visión correcta que debe permanecer en nuestras mentes y corazones es que nosotros tenemos un gran Dios.

Filipenses 4:19 Mi Dios

Notemos como Pablo comienza refiriéndose a ese gran Dios; Él dice; "Mi Dios" Lo describe de una manera personal y cercana, si hay alguien que puede testificar de como Dios le ministro y le suplió es el autor de esta carta y él está procurando decirles a los Filipenses que si ellos logran establecer una comunión con el Padre tan personal y tan cercana que lleguen a tener la convicción que no solo es el Dios, sino "mi Dios", las cosas serían muy diferentes. Esta no es la primera vez que el apóstol se refiere en estos términos, él lo hizo en la carta a los Romanos, al igual que en la de los Corintios y la de Filemón. Él ha tenido un experiencia, diaria, recurrente, cotidiana en las peores necesidades que le permite hablar de algo con tanta autoridad ya que ha sido su experiencia personal y ahora desea que los filipenses conozcan a Dios de la misma manera.

Pablo nos quiere decir que frente a ese gran Dios que tenemos, no importa la naturaleza de la necesidad, así sea física, material, espiritual o emocional. Si un día nos hallamos cansados física o emocionalmente el Señor nos dirá: "Isaías 40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán." Pero necesitamos esperar en Él, no podemos esperar en nuestra propia sabiduría o en el poder de nuestra carne y estos son los que tendrán sus fuerzas renovadas y correrán y no se cansaran y se remontaran como las águilas.

Si estamos tristes Dios nos recuerda que su gozo es nuestra fortaleza, si estamos en necesidad de alimento Dios nos dice: "Mira las aves del campo, ellas no se preocupan y cada día que se levantan ya tienen todo lo que necesitan para ellas y sus crías". Si nos encontramos en una situación de enfermedad el Señor nos dice: "1 Pedro 2:24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados." Si estamos en cualquier necesidad sea cual sea, en el caso de Pablo se halla en la cárcel Dios nos dirá: "Bástate mi gracia" Ella nos permitirá permanecer, reposados y confiados en medio de la dificultad en la que nos podemos hallar.

3. Lo mejor de esta verdad espiritual es como Dios nos promete suplir nuestra necesidad.

Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Hemos pensado por un momento lo que hay detrás de las riquezas en gloria, porque es conforme a esas riquezas que Él proveerá a nuestras necesidades. Toda riqueza aquí en la tierra es limitada, puede que haya en este mundo hombres muy prósperos pero lo que poseen siempre será finito, limitado, con seguridad podrá ser contado y tiene un fin, además que no puede llenar todo tipo de necesidades, no pueden llenar las necesidades emocionales, físicas y mucho menos las espirituales. De igual manera las riquezas de este mundo también son limitadas en el tiempo, ellas son temporales ya que no hay manera en que puedan ayudarnos de alguna manera después que muramos, como no pueden ayudar a ningún ser querido que este del otro lado de la gloria. Pero si pensamos en nuestro Dios el posee la tierra, todo lo que hay en ella y en todo el universo, ósea que hasta la prosperidad de estos hombres le pertenece a Él. Y si pensamos más halla, si alguien te da de su prosperidad material para suplir alguna necesidad, esa persona por mucho que tenga después de haberte dado tendrá menos de lo que antes tenía, pero cuando hablamos en términos de las riquezas de Dios, cuando Él nos da lo que tiene jamás disminuye, sino que después de darnos el tendrá exactamente lo mismo que tenía antes y estas son riquezas infinitas. Sus riquezas no solo son inagotables, sino que sus riquezas tampoco merman y lo ha tenido de esa manera por toda la eternidad y ahora Pablo me dice que de esas riquezas en gloria, inagotables y no mermables de eso es que va a suplir mi diminuta, finita, temporal, terrenal necesidad. ¿Qué representara tu problema y mi problema, cuando Dios puede suplirlo de una manera tan abundante, tan suprema, tan poderosa?

Tenemos dudas de un Dios que cuando mira fuera de si no hay nada más. Yo sé que algunos nos preguntamos ¿pero porque no llega eso que necesito? Porque por encima de nuestra necesidad esta su deseo de formar la imagen del Hijo en nosotros.

Ahora Pablo nos dice que esas riquezas se hallan en Cristo Jesús y esa frase está llena de contenido, quizás una de las frases de más contenido en toda la Palabra y la razón para colocar nuestra atención sobre ella es porque estas riquezas gloriosas e inagotables solo están dispuestas para los que estamos en Cristo Jesús y no para los que están fuera de Él. Así que si estoy en Él no tengo razones para dudar porque todas las riquezas que están en Dios están disponibles para mí. De la misma manera en que la vida de Pablo estaba permeada de Cristo así debe acontecer en la nuestra, que Él pueda inundar toda mi mente, todo lo que quiero, todo lo que persigo, todos mis planes, todo lo que deseo y cuando Él sea el dueño de todo eso entonces podré disfrutar de todas sus riquezas en gloria.

Conclusión

Yo tengo que saber de dónde es que me van a suplir saquemos un poco las cuentas para saber que tenemos: Efesios 1:7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, Romanos 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
 
Pastor: David Bayuelo
Julio 21 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.