Coherentes: “De una sola Cara”

Coherentes: “De una sola Cara” - Mateo 7:28-29Escuchar audio de esta predica Mateo 7:28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; 7:29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. NTV Cuando Jesús terminó de decir esas cosas, las multitudes quedaron asombradas de su enseñanza, 29 porque lo hacía con verdadera autoridad, algo completamente diferente de lo que hacían los maestros de la ley religiosa.

Una pregunta obligada que nos deja este texto es: ¿quiénes eran los escribas?, dada la comparación que se hace con la persona del Señor Jesús.

Antes del exilio del pueblo de Israel en Babilonia, los escribas eran funcionarios del gobierno expertos en leer y escribir. Solían escribir cartas y copiar documentos. Durante el exilio, sacerdotes eruditos como Esdras estudiaron y copiaron las escrituras hebreas, y luego la labor de escriba alcanzó un significado específicamente religioso. En los tiempos de Jesús, los escribas eran conocedores de la Torá e interpretaban la ley oral y escrita. Por su entrenamiento y sus conocimientos especializados, formaban parte de una aristocracia intelectual y tenían una considerable autoridad.

Los escribas eran parte del Sanedrín, el más alto tribunal del judaísmo, y tenían sus oficinas en sinagogas y en dependencias judiciales locales. Estos eran los encargados de preservar, interpretar y aplicar la ley en la vida cotidiana; ayudaban en los tribunales en los casos judiciales, enseñaban la Torá y la ley oral a los estudiantes.

Ellos no recibían paga por su trabajo en el Sanedrín ni por enseñar, así que muchos eran comerciantes, artesanos u obreros, incluso algunos eran sacerdotes que pertenecían a los influyentes grupos de los saduceos o los fariseos. Como distintivo de su privilegiada condición social, los escribas vestían como lo hacía la nobleza, con amplias túnicas adornadas con borlas y flequillos. La gente los respetaba, los llamaban rabí y se ponían de pie cuando ellos pasaban por la calle.

Ahora la definición que el mismo Señor Jesús hace de estos hombres nos permitirá entender mejor lo que las personas están intentando decir: "Y les decía en su doctrina: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con largas ropas, y aman las salutaciones en las plazas, y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas; que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones. Estos recibirán mayor condenación." (Mr 12:38-44)

Tan peligrosa era la enseñanza y la práctica de los escribas, que Jesús no dudó en advertir a las multitudes públicamente mientras les enseñaba en el templo. Lo que quiso decirles es que no debían buscar orientación espiritual de ellos, puesto que la exposición que hacían de la Palabra de Dios a través de sus vidas era una absoluta negación de aquello que representaba la voluntad de su Padre, y que las palabras con que intentaban sorprender a la multitud estaban llenas de una absoluta hipocresía.

Quizá nos sorprenda la actitud tan abiertamente hostil que Jesús mostró constantemente contra los escribas y fariseos, sobre todo en una época como la nuestra en la que en nombre de la tolerancia no son bien vistas acusaciones tan directas, pero el Señor sufría viendo cómo el pueblo era llevado a la condenación por esta causa. En esas circunstancias, lo cruel habría sido permanecer callado.

De todas formas, lo peor del caso fue que cuando Jesús les señaló el problema, en lugar de arrepentirse, se convirtieron en sus peores enemigos y le persiguieron sin descanso.

1. Nuestra meta debe ser alcanzar una coherencia total.

Mateo 7:28 Cuando Jesús terminó de decir esas cosas, las multitudes quedaron asombradas de su enseñanza, 29 porque lo hacía con verdadera autoridad, algo completamente diferente de lo que hacían los maestros de la ley religiosa.

Coherencia: Cualidad de la persona que actúa en consecuencia con sus ideas o con lo que expresa.

Coherencia es la Palabra que mejor define al Señor Jesús dentro de todas las escrituras, a Él nunca se le hallo absoluta mente nada por lo que pudiera ser reprobado, cada una de sus acciones o las cosas que el expreso respaldaban su autoridad y respondían a todo lo que Él enseñaba.

Si hay algo en lo que debemos concentrarnos desde el mismo instante en que nacemos de nuevo es el poder alcanzar alinearnos con lo que dice la Palabra de Dios, allí se halla la clave para llegar eliminar todo aquello que nos puede conducir a la incoherencia y por ende a ver como nuestra vida no da un abundante fruto.

Marcos 7:13 invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas.

Jesús se halla denunciando que los religiosos de su época habían decidido vivir dentro de una hipocresía que desvirtuaba el poder de la Palabra de Dios, esto los conducía tanto a ellos como al pueblo que enseñaban a la improductividad de sus acciones, ya que en estas tradiciones no se hallaba el poder para transformar la vida de ningún hombre.

Mateo 23:27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 23:28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

Si queremos que nuestra vida avance en los propósitos de Dios viendo la plenitud de su deseos cumplidos en nosotros debemos dejar que el fuego de su Espíritu elimine todo aquello que no nos permite manifestarnos dentro de una coherente absoluta.

2. La coherencia se prueba cuando nuestros principios se vuelven inamovibles.

Juan 19:10 Entonces le dijo Pilato: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte? 19:11 Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene.

Jesús fue alguien inamovible hasta el último instante. En esta tierra vivió por los principios que predicaba, así que ni frente a la muerte claudico, Él siempre fue quien decía ser. Él siempre fue indistintamente de las circunstancias de una sola cara.

Mateo 26:33 Respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré. 26:73 Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. 26:74 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco al hombre. Y en seguida cantó el gallo.

Las circunstancias en nuestras vidas siempre nos descubrirán que tan congruentes somos, lo cierto es que uno puede tener una idea de quien es, pero Dios se encargara de desnudar una y otra vez lo que realmente se halla en nuestro corazón. El auto engaño es uno de nuestros peores enemigos y una de las condiciones que no nos permite avanzar y hacer que nuestras vidas sean productivas.

Hechos 4:19 Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 4:20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.

La condición de incongruencia en Pedro cambio totalmente, una nueva circunstancia probaría el punto al que había llegado. La razón por la cual Dios permite ciertas dificultades es que pueda ser descubierta la verdad de nuestro corazón y partiendo de aquí podamos optar por un cambio radical.

3. Para llegar a ser coherentes hay que cansarse de una doble vida.

Génesis 32:22 Y se levantó aquella noche, y tomó sus dos mujeres, y sus dos siervas, y sus once hijos, y pasó el vado de Jacob. 32:23 Los tomó, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía. 32:24 Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.

Jacob desde antes de nacer su nombre y sus acciones representaban lo que él era, alguien que vivía de manera constante una doble vida, él estuvo dispuesto a mantenerse en su mediocridad hasta que se sintió acorralado y entonces decidió enfrentar el tener que salir de ella.

Nuestra vida debe llegar a un punto en donde nos cansemos de la mediocridad, para darle paso a que salga por completo esa nueva creatura establecida en Cristo, que podamos sufrir una metamorfosis evidente y no tan solo algo parecido al original pero igual de falso que cualquier copia.

¿Preguntémonos que es nuestra vida hoy?, ¿será lo que verdaderamente ven los demás? ¿Lo que yo veo de mi es lo que Dios ve? Nuestros resultados siempre serán el producto de quien somos en realidad, el no engañarnos es fundamental pasara salir de nuestra mediocridad. Pongámoslo en estos términos; "Nunca he terminado nada de lo que comenzado (Tengo un sinnúmero de cosas inconclusas), no he logrado consolidarme en ningún trabajo, ni en nada que he emprendido, no he podido consolidar un plan familiar, mi economía nunca ha logrado ser estable, no he podido llevar una vida devocional constante, me cuesta establecer relaciones trascendentes, soy inestable emocionalmente, no he podido cambiar mi carácter, nunca he podido ser firme en mis principios, hay pecados recurrentes y ocultos en mi vida" Esta es la definición clara de una vida mediocre o una doble vida.

Juan 12:42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga. 12:43 Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.

Esta es la confrontación que Jesús les hizo una y otra vez a los escribas, fariseos y saduceos de su época, Él deseaba que ellos se cansaran de su incongruencia, si salían de allí podrían ser salvos, y para nosotros sigue deseándolo ya que es la única forma de que por fin tengamos vidas productivas. Juan 15:1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 15:2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

Hay quienes tenemos por seguro que con nuestra existencia le estamos haciendo un favor al mundo y lo cierto es que nunca contribuimos sino que todo el tiempo estamos consumiendo.

Nuestro enemigo procurara mantenernos en esa imagen falsa que proyectamos, ya que él sabe que el tiempo pasa y que él nunca corre a nuestro favor, este hace parte de la maldición de la caída del hombre porque todo empezó a deteriorarse desde que cayó.

Conclusión

El pecado no está en fracasar sino en sostenernos en el mismo lugar, hay que decidir que nuestra vida cambie y para eso hay que ser transformados por la Palabra en nuestra forma habitual de vivir.

David fracaso pero tuvo la suficiente valentía para reconocer su fracaso y procurar cada día de su vida de allí en adelante el alinearse con la voluntad de Dios, a pesar de sus consecuencias procuro caminar en los principios Divinos.

Hay que permitir que el ES a través de la Palabra identifique todo lo que no es genuino y después de pedir perdón hay que dejar que el haga su trabajo.

¿Cómo podemos romper con los hábitos que nos anclan no permitiéndonos avanzar? Acostúmbrese a nadar en contra de la corriente.
 
Pastor: David Bayuelo
Agosto 25 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.