Una pausa activa

Una pausa activa - Salmos 46:10Escuchar audio de esta predica Salmos 46:10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

Recordemos que en mi última enseñanza les hable de tres eventos que mostraban la suficiencia de Dios para con su pueblo; un Moisés que presenció como se abría el mar Rojo frente a sus ojos, dándole paso a toda una multitud que hasta hacía un momento se sentía perdida y luego como las mismas aguas se tragaron a su enemigo el faraón y su ejército (Éxodo 14).

Un rey Josafat que marcho conforme a la indicación de Jahaziel sobre el cual vino el Espíritu de Jehová para decirles: "No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande; porque no es vuestra la guerra, sino de Dios", para luego observar cómo sus enemigos los de Amón y Moab se levantaron contra sus aleados los del monte de Seir, para matarlos y destruirlos; y cuando hubieron acabado con los del monte de Seir, cada cual ayudó a la destrucción de su compañero (2 Crónicas 20).

Y finalmente el rey Ezequías quien tenía por delante una derrota inminente en manos del ejército Asirio, quienes ya habían tomado varias de las ciudades fortificadas de Judá y se acercaban como una amenaza real a Jerusalén, pero Dios a través de una muestra portentosa de poder envía a su ángel en medio de la noche para que destruyera su enemigo, matando a ciento ochenta y cinco mil soldados, cumpliendo fiel mente la Palabra que le dio a través del profeta Isaías.

En estas tres ocasiones el Señor demando de su pueblo quietud, un reposo que podemos describir como una pausa activa de parte los protagonistas de estas historias, ya que antes de presenciar las manifestaciones gloriosas de poder de parte de nuestro Padre, ellos efectuaron ejercicios espirituales que lo que procuraban era mostrar su dependencia y confianza absoluta en el Señor.

1. Una pausa activa es caminar en obediencia a su Palabra.

Éxodo 14: 15 Luego el SEÑOR le dijo a Moisés: « ¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha! 16 Toma tu vara y extiende la mano sobre el mar. Divide las aguas para que los israelitas puedan pasar por en medio del mar, pisando tierra seca.

Moisés había tenido una conversación previa con Dios donde el Señor le hizo saber de manera puntual no solamente el plan que cumpliría con su pueblo a través de la derrota del ejército Egipcio, sino el camino exacto que debían seguir; "Éxodo 14:1- 3 Habló Jehová a Moisés, diciendo: Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-zefón; delante de él acamparéis junto al mar. Porque Faraón dirá de los hijos de Israel: Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado." Así que no debe ser motivo de extrañeza la manera como le responde al libertador de su pueblo, ¿Por qué clamas a mí? En otras palabras era como decir: "Si ya tú conoces mi voluntad, si Yo te guie por mi Palabra hasta aquí, ¿por qué no marchas con firmeza en el único Camino que tienes por delante?

¿Cuál es la primera clave que nos brinda este pasaje con respecto a los ejercicios espirituales que nos mantendrán en la absoluta quietud a la que nos llamó el Señor? Conocer su voluntad a través de su Palabra y seguir paso a paso sus indicaciones nos procurara un esfuerzo nulo que nos conducirá a la victoria sin necesidad de desgastarnos.

Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Lucas 22:41- 44) En circunstancias similares a las del pueblo de Israel se encontró el Señor Jesús en el monte de los Olivos, Él fue guido por su Padre hasta allí, era como si estuviera en estrecho, sin ninguna salida y frente a sus ojos un gran mar representado por su pasión, muerte y sepultura, pero Él a pesar del temor decidió confiar y simplemente seguir el camino trazado por Dios desde antes de la fundación del mundo. Debió ser aterrador verse frente al mar y luego tener que pasar entre los muros de agua que se levantaban a la derecha y a la izquierda mientras escuchaban a su enemigo acechándoles a sus espaldas, pero solo una cosa les quedaba hacer confiar en las Palabras de su Dios.

¿Dónde está la verdadera dificultad en nuestra vida cristiana? ¿Por qué vivimos en un continuo desgaste? La razón está en no seguir el Camino trazado por Dios para nuestras vidas, por hacer resistencia a su Palabra, por vivir diariamente en lo bueno que parece ser nuestra prudencia. Me gusta la manera como lo dijo Moisés: No temáis; estad firmes, ¿En qué? En lo que Dios les había dicho. Y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis. Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. (Éxodo14: 13 – 14) ¿Queremos que por fin y para siempre terminen esas luchas que hemos tenido? Entonces hay que rendirse a su perfecta voluntad.

2. Una pausa activa es mostrarle a Dios nuestra dependencia a través del ayuno y la oración.

2 Crónicas 20: 2 - 4 Y acudieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: Contra ti viene una gran multitud del otro lado del mar, y de Siria; y he aquí están en Hazezon-tamar, que es En-gadi. Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová: y también de todas las ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Jehová.

Josafat se vio sorprendido por esta invasión, no se sabe con exactitud qué excusa tenían estas naciones para atacarlo. Venían del otro lado del mar, óseo del mar muerto donde había estado Sodoma, y de Edom. Las naciones vecinas temían en otro tiempo al rey de Judá, pero tal vez su unión fallida con el rey de Israel Acab al ir a la guerra había rebajado la estima en que le tenían anteriormente. Lo interesante de este pasaje es que no dice que Josafat pasara revista a sus fuerzas frente a este peligro inminente, pero su principal preocupación fue obtener el favor de Dios, de hecho la conciencia de su culpa le hizo temer. "Humilló su rostro para consultar a Jehová." Inmediatamente señalo un día de ayuno y oración con tal de confesar unidos sus pecados y pedir socorro a Dios y el pueblo que vino de todas partes lo hizo así en los atrios del templo. Josafat fue el portavoz de la congregación en este acto, al igual que su oración.

¿Cuál es la segunda clave que nos brinda este pasaje con respecto a los ejercicios espirituales que nos mantendrán en la absoluta quietud a la que nos llamó el Señor? Ayunar y orar, porque el hacer estos ejercicios espirituales es dejar en manos de Dios nuestras batallas.

El primero parte del ejercicio visto desde este contexto es señal de humillación a Dios por los pecados cometidos, por no caminar en su perfecta voluntad y darle pasó a nuestra propia prudencia. En el capítulo anterior podemos ver como el Señor a través del vidente Jehú hijo de Hanani, le dijo al rey Josafat: ¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová? Pues ha salido de la presencia de Jehová ira contra ti por esto (2 Crónicas 19: 2). Aquí se está haciendo referencia a la alianza efectuada con el gobernante más perverso que tuvo la nación de Israel; el rey Acab sin el consentimiento del Señor y que finalmente termino con su muerte y la salvación del rey Josafat.

Y la segunda parte es una señal que lo que muestra es el regreso a la absoluta dependencia del que todo lo puede, de hecho vemos el registro de la oración que Josafat efectuó, en donde lo primero que hace es reconocer el dominio soberano de la Divina providencia, dándole a Dios toda la gloria, luego se apoya en el pacto de Dios con su pueblo, para después hacer mención del templo que han edificado al nombre de Dios, porque era señal que el Señor habitaba entre ellos para bien, y finalmente profesa su entera dependencia de Dios en cuanto a su liberación.

1 Juan 1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros. La Palabra pecar proviene de la palabra griega "hamartia" que significa erra al blanco, "error trágico", o "error fatal" defecto, fallo o pecado. Según lo que el apóstol Juan nos dice ninguno hijo de Dios sin excepción está libre de pecar en algún momento, pero nuestra pronta confesión nos librara de todo mal.

Un predicador llamado Adrian Rogers dijo en una ocasión; "La mayoría de las cosas en esta vida pueden ser sustituidas incluyéndonos a nosotros, pero no hay sustituto para la oración, otras cosas pueden ser buenas y finas en sí mismas pero no son un sustituto. La elocuencia no es sustituto para la oración, ni la energía, ni el entusiasmo, ni el intelecto son sustitutos para la oración, porque no hay absolutamente nada con lo cual usted pueda sustituir la oración. Como yo lo siento la oración es la más grande fuerza en el universo, pero tristemente es la menos utilizada. La gente siempre están tratando de obtener energía, los científicos están tratando de obtener la energía de los océanos que hay en el movimiento de las olas, o como utilizar la energía nuclear o la energía Eólica, pero la más grande y desperdiciadas de las energías en el mundo actual es la oración."

La oración jamás nos robara la quietud, por el contrario nos conduce a convertirnos en espectadores del poder ilimitado de Dios ejercido sobre nuestras circunstancias.

3. Una pausa activa es presentar nuestras cargas al Señor en medio de nuestra oración.

2 Reyes 19:14 Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores; y después que las hubo leído, subió a la casa de Jehová, y las extendió Ezequías delante de Jehová. 19:15 Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová

Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. 19:16 Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente.

Senaquerib rey de siria envió una carta a Ezequías rey de Judá insultante y blasfema para persuadirle que Jerusalén se rindiera: "No te engañe tu Dios en quien tú confías". Para asustar al rey Ezequías y soltarlo de su ancla se engrandece a sí mismo, se jacta de sus éxitos. Se jacta arrogantemente de los países que ha conquistado, todas las tierras a las que ha logrado llegar. Ezequías fue lo bastante humilde para recibir y leer la carta. Después de leerla no pensó en darle una respuesta provocativa sino que se fue al templo, tomo las cartas y las extendió delante de Jehová, no porque Dios necesitaba que se las mostrase, sino para indicar que reconocía la soberanía de Dios en todas las cosas. Este hombre adoro al Dios quien había blasfemado Senaquerib, apela a Dios acerca de la insolencia y arrogancia del rey de Siria, ora para que Dios se glorifique ahora con la derrota de Senaquerib y con la liberación de Jerusalén y Dios le asegura que su oración había sido escuchada.

La oración de este rey perseguía decir lo que es imposible para nosotros los hombres es posible para Dios.

Lucas 23:46 Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró. Esta fue la última oración hecha por Jesús antes de morir y en ella hallamos una expresión de absoluta entrega a su Padre. Este es el mejor ejemplo que nosotros podemos tener, ya que la mejor muestra de fe que podemos expresarle a nuestro Padre, es correr a él cuando las circunstancias adversas se revelan en nuestras vidas. El Señor Jesús nos los dijo en Mateo 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Debemos reconocer que Él tiene el poder para retornarnos a la calma, al reposo, a la quietud.

Conclusión

Él Señor Jesús dijo: Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Y los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Él les respondió: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. (Lucas 18:25 – 27)

Otra manera de leerlo podría ser: ¿Quién, pues, podrá entrar en la quietud? Él les respondió: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

Efesios 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 2:9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Quiero mostrarte la razón del porque cada acto portentoso de Dios exigía que solo su mano se manifestase; porque cada uno de ellos buscaba indicarle a los hombres que no había absolutamente nada que ellos hicieran que los pudiera salvar de su condenación eterna. Hoy Dios sigue haciendo lo mismo para recordarnos y reafirmarnos su más grande promesa cumplida; Su Hijo muriendo por nosotros en la cruz del calvario.

Me gusta la manera como lo dijo el rey Josafat: Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. (2 Crónicas 20. 20)
 
Pastor: David Bayuelo
Febrero 18 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.