DIOS mi ayuda oportuna

DIOS mi ayuda oportuna - Salmo 46Escuchar audio de esta predica En Juan 17:15, Jesús ruega al Padre por nosotros, y le pide que no nos quite del mundo, sino que nos guarde del mal. Por ese motivo, es que en muchos de los Salmos, en especial el 46, la Escritura dice que el Señor es Jehová de los Ejércitos, nuestro refugio, el que va delante nuestro para vencer.

¿Por qué es importante tenerlo presente?

Porque en algún momento de nuestras vidas pasamos por momentos o situaciones donde la vida nos presiona ocasionándonos un desgaste físico y emocional que tratan de conducirnos al stress y aún peor a la depresión; aunque las dificultades parecieran ser de diferente tamaño, todas las ubicamos en la categoría de problemas y estando en esa situación, a veces nos preguntamos ¿si soy hijo de Dios porqué atravieso por tantos problemas? El sal.34:19: Los que son de Dios podrán tener muchos problemas, pero él los ayuda a vencerlos.

Como hijos de Dios nos ha sido dado el Espíritu Santo para sellar esta relación; el salmo 46 es una oración, un cantico de alabanza que cuando lo leemos y meditamos nos anima a saber que no importando lo que estemos atravesando Él es nuestra pronta ayuda.

Este salmo nos anima a saber que Su ayuda es oportuna.

1 TENEMOS ESPERANZA EN MEDIO DE LA TRIBULACION

Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar;

3 Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah

Muchos de los Salmos comienzan con la descripción de la crisis del salmista. En el Salmo 46 el escritor comienza con la descripción de Dios como su amparo, su fortaleza teniendo en mente las ciudades de refugio donde los fugitivos iban a protegerse. Él mira a Dios por salvación en los tiempos de dificultad y la encuentra. Él pudo decir esto por experiencia.

Dios debe ser el centro de nuestra esperanza

V1: Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Es nuestro "amparo" "refugio", significa 'escondite', haciendo alusión a una cueva de piedra, donde podemos escondernos contra la

tempestad, así como los animales buscan donde refugiarse ante un peligro inminente.

Pro.30:26: Los conejos, pueblo nada esforzado, Y ponen su casa en la piedra.

Dios es nuestra Fuerza ("fortaleza"). La palabra en hebreo significa "fuerza" o "poder". Cuando nos sentimos débiles, frente a las luchas de la vida, tenemos que poner nuestra mirada en Dios, y tomar fuerza de Él. Es el caso de Ana la mama de Samuel.

1Sa.2:1-2: Aquí Ana habló de "su poder" pero quiso decir su fortaleza en el Señor. Se regocijó en el hecho de que Dios le había dado un hijo. Resultó victoriosa sobre los que se burlaban de ella por ser estéril, y se alegró en Su salvación. Había experimentado una liberación.

Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación. 2 No hay santo como Jehová; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro.

Ana reconoció que su Dios tenía el poder para socorrerla en las circunstancias que apremiaban su vida.

V2-3: Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; 3 Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza.

El salmista aplicó la lógica de la fe. Si Dios es un verdadero amparo, fortaleza, y auxilio para nosotros, su pueblo, entonces no hay razón por el cual temeremos– aun en la mayor crisis, aunque la tierra sea removida, se traspasen los montes, aunque bramen y se turben sus aguas, aunque los montes tiemblen,

El principio que podemos obtener es: Hay esperanza en la tribulación, si concentramos nuestros pensamientos, nuestra atención en Dios y en su Palabra.

El Sal.119:114 Tú eres mi refugio y mi escudo; tu palabra es la fuente de mi esperanza.

La esperanza en la tribulación radica, no en conocer el resultado de la tribulación, sino en conocer al Dios que nos toma de la mano a través de ella.

SELAH: Es tomar o hacer una pausa con el fin de meditar en lo que ha escuchado.

2 TENEMOS CONFIANZA EN MEDIO DE LA TRIBULACION


Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. 5 Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana. 6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra.7 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Selah

¡Cuán fácil es desmoronarnos emocionalmente! ¿De dónde viene la estabilidad emocional y espiritual, para enfrentar los momentos de crisis en nuestras vidas? De nuestra confianza en Dios. Y esa confianza es el resultado de la aplicación de nuestra fe a las circunstancias que nos rodean.

En su contexto, de gran inseguridad y temor, la confianza del salmista le llevó a afirmar dos cosas:

a. El Secreto del Contentamiento (v.4)

Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo.

Jerusalén estaba bajo amenaza, y con ella, el templo de Dios. Pero justamente en ese contexto, el salmista dice que puede haber alegría. ¿Cómo? La "ciudad de Dios" tiene un "río" – "Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios".

La palabra, "río", se usa de un río grande, como el Nilo o el Eufrates (Gén.15:18). El problema es que Jerusalén es una ciudad construida sobre los montes; por ende, no puede haber un río pasando por la ciudad. Eso nos lleva a pensar que el salmista no está hablando de un río literal, sino de otra cosa.

La clave está en Ezq.47:1, 3-5, que habla del 'río' del Espíritu Santo y en Juan 7:37-39: ese río que corre en nuestro interior y es agua viva

Dios el Padre derramó ese 'río' sobre la Iglesia, el día de Pentecostés Hch.2.

Su presencia es la clave para tener gozo, en medio de las luchas y las crisis de la vida.

b. El Secreto de la Seguridad (v.5-6)

5 Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana. 6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra.

En tiempos difíciles, fácilmente nos 'movemos'. ¿Cuál es el secreto de la seguridad en momentos como esos?

La respuesta es:

La presencia de Dios (v.5a)

Dios está en medio de ella; no será conmovida.

¿Qué hace la presencia de Dios en medio de la ciudad? Le concede protección. Es por la presencia de Dios, que la ciudad "no será conmovida". Dios es el 'ancla' de la ciudad; Él da estabilidad. El resto del mundo puede tambalear, pero no la ciudad donde Dios está presente.

La ayuda de Dios (v.5b)

Dios la ayudará al clarear la mañana

El salmista no tiene duda alguna. Dios brindará Su ayuda a la ciudad; a Su pueblo. Pero, hay que notar algo – la ayuda vendrá "al clarear la mañana". En otras palabras, habrá un tiempo de 'noche', durante el cual nos sostenemos en fe en medio ese tiempo oscuro, sabiendo que en la mañana vendrá la ayuda divina.

¿Cómo nos ayuda Dios?

No nos salva de los problemas, "Sino que nos salva en medio de los problemas".

Dios entra en nuestras experiencias y nos ayuda y nos ayuda a través de ellas. Dios no salvo a Daniel del foso de los leones; lo salvo en el foso de los leones. Dios entro al foso de los leones con Daniel para impedirles que lo devoraran.

Dios no mando a David por una desviación alrededor del valle de sombra y de muerte; Dios se convirtió en el Pastor de David y camino con él por la senda del sufrimiento, la angustia y la muerte.

Esa es la manera más común en que Dios obra en la vida de sus hijos. No nos aísla del problema. No nos saca; pero si nos ayuda a salir. Dios nos ama y entra con nosotros en estas experiencias para ayudarnos y sostenernos porque está en nosotros.

3 TENEMOS SU AYUDA EN MEDIO DE LA TRIBULACION

Venid, ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra. 9 Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el fuego.

10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.11 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob

Habiendo establecido en las dos secciones anteriores la esperanza y la confianza en el Señor, el salmista nos anima a:

a. "Mira lo que Dios ha hecho" (v.8-9) contempla su Gloria

Venid, ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra. 9 Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el fuego.

Esto es tan importante hacer – tomar un tiempo para reflexionar, y hacer memoria de lo que Dios ha hecho a través de las edades, a favor de Su pueblo, y a favor de nosotros.

El salmo 66 es una alabanza por los hechos poderosos de Dios

V5: Venid, y ved las obras de Dios, Temible en hechos sobre los hijos de los hombres. V6: Venid, oíd todos los que teméis a Dios, Y contaré lo que ha hecho a mi alma.

b. "Escucha lo que Dios dice" (v.10)

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

"Estad quietos..." La palabra no significa 'deja de hablar' o 'guarda silencio', sino 'deja de actuar' "detén tu mano".

Es el hecho de reconocer la grandeza y la gloria de Dios mencionado en el versículo anterior, deténganse, ríndanse y reconozca que Yo Soy Dios Victorioso

En dificultades, nuestra tendencia a veces es a actuar, a correr por aquí y por allá; tratar de hacer algo por ayudarnos. Pero la clave es simplemente estar quietos y esperar en Dios.

1Sa.7:11-12: Y saliendo los hijos de Israel de Mizpa, siguieron a los filisteos, hiriéndolos hasta abajo de Bet-car. 12 Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová.

Su ayuda es Auxilio, socorro, colaborador, cooperador.

Tengamos presente este principio sea que atravesemos por medio de la tormenta o Dios nos levante por encima de ella para que no sintamos su efecto, nuestra confianza se basa en que tenemos su ayuda oportuna en medio de las tribulaciones.

CONCLUSION

SELAH: Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Podemos contar con que Dios está de nuestra parte, entonces es más que suficiente para escalar los problemas de la vida.
 
Pastora: Myriam Vargas
Febrero 25 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.