Una Vida Contracorriente

una vida contracorriente Filipenses 2:5-11Escuchar audio de esta predica Filipenses 2: 5- 11: RV 1960 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios (Diferente a ADÁN que quiso ser igual a Dios), no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

NTV 5 Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús. 6 Aunque era Dios,[a] no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. 7 En cambio, renunció a sus privilegios divinos;[b] adoptó la humilde posición de un esclavo[c] y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre,[d] 8 se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. 9 Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres 10 para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua declare que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre.

El Apóstol ratifica la idea de la imitación de Cristo, de mostrar a Cristo como el estándar.
Exhortación a los Filipenses.

Continuando con el estudio de la Carta del Apóstol Pablo a los Filipenses, hemos visto cómo éste habla acerca de la esperanza que hay en el Señor para con su pueblo, también hace una reflexión de la situación que él esta afrontando por estar encarcelado y cómo lo que muchos han creído que es para mal, al final ha salido para bien.

En conclusión, de lo que llevamos hasta aquí, vemos que la carta plantea una antítesis del gozo, porque se denomina la carta del gozo, pero escrita por una persona privada de su libertad.

Hoy voy a enseñar sobre el llevar una vida en contracorriente. Sin embargo, cuando muchos de nosotros buscamos por una u otra razón del Señor, pensamos poco en esta verdad que está implícita en toda la Escritura.

Pensemos en algo: La iglesia del señor esta llamada a ser luz en medio de las tinieblas ¿es correcto?; Sin embargo, si la corriente de este mundo es tinieblas, para ser luz hay que ir en contracorriente, lo cual requiere de una fuerza superior para vencer.
Entonces podemos ver que en Filipenses 2:5 en adelante el Apóstol Pablo plantea una exhortación a la iglesia de Filipo.

1. EL SENTIR DE CRISTO JESUS


Filipenses 2:5 - 6: 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios (Diferente a ADÁN que quiso ser igual a Dios), no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse.

Esta es una exhortación que viene después de haber hablado de la importancia de la unidad en la iglesia y de la necesidad de no estar pendiente de las cosas propias de nosotros sino, primeramente, de las cosas de las otras personas. Entonces allí entra el Apóstol a explicar el referente de Cristo.
v5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús.

La primera clave que se nos da en la Escritura es que nosotros sintamos lo mismo que Cristo Jesús sintió. Sin embargo, cuando la Escritura se refiere a “sentir” no esta haciendo referencia al sentimiento emocional como uno podría imaginarse a primera vista, la Palabra hace referencia a:

Sentir: (i) Presente continuo.

(ii) Ejercitar la mente, tener una opinión, estar dispuesto mentalmente, interesarse uno mismo por…, poner en la mira.

Cuando entendemos el significado de esta palabra, entramos en una sintonía diferente, porque nos lleva a involucrarnos en un estado de preparación mental que debe ser continuo.

Entonces, vemos que la Escritura nos está diciendo que nuestra mente debe tener una disposición, un interés en las cosas que Jesús tuvo interés no interesarse en las cosas que Jesús no tuvo interés.

Proverbios 14:12: Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.

Cuando vemos en la Escritura que todo aquello que el hombre considera bueno le lleva a la muerte, que maldito el varón que confía en el hombre, que la sabiduría del mundo es insensatez; la Palabra nos está dando una alerta clarísima acerca de cuáles son las fuentes de las que nuestra mente se esta ejercitando para que haya en nosotros el mismo sentir de Cristo Jesús, porque claramente hay dos: (i) son las fuentes que alimentan las corrientes de este mundo y delos hombres que son guiados por satanás (ii) la fuente de la cual Cristo se estaba alimentando desde siempre y es la comunión con el Padre.

Esto me lleva a pensar en el Pueblo de Israel, que para la salida de Egipto, Dios podría ser un concepto porque era algo que se podría nombrar como remembranza de los patriarcas (Abraham, Isaac, Jacob, etc), pero que para esa generación no pasaba de ser un concepto de alguien superior, como lo puede ser para nosotros hoy en día.

Ahora, ¿qué pasó en la historia? Que bajo el liderazgo de Moisés, el pueblo salió libre de Egipto, pero a consecuencia aquello que había en sus mentes por la estadía y esclavitud de Egipto, aunque estaban siendo liberados anhelaban regresar a la esclavitud. Esto para nosotros puede parecer ilógico o carente de sentido común; sin embargo, obedece a la lógica humana, que siempre prefiere estar en dirección a la corriente, porque hace parte de lo conocido, porque nos resulta fácil seguir las masas.

Ahora, la religión hace parte de ello de esa dirección que lleva la corriente, porque efectivamente esta planteando seguir una dirección sin un por qué.

La generación que salió de Egipto no pudo entrar en la tierra prometida porque no pudieron unirse a la visión del Señor y no pudieron unirse a la visión del Señor sencillamente porque no hubo en ellos una disposición de su voluntad y de su mente de conocer al Señor personalmente, sino que siguieron la corriente de aquellos que iban detrás de Moisés.

Lo delicado de esta situación es que nosotros podemos estar fallando en el mismo error y pensar que por el hecho de estar siguiendo a una persona, a un líder, un culto, etc., nuestra vida esta adquiriendo el mismo sentir de Jesús, el cual es requerido para atender la exhortación del Apóstol Pablo en la carta a los filipenses.

Entonces, el Apóstol Pablo nos exhorta a mantener una actitud permanente determinada por una voluntad que entiende que necesita ganar una fuente para transformar su entendimiento que va en contracorriente del mundo.

Pero siguiendo con el texto, Cristo tuvo una actitud mental para mantener comunión con el Padre, que lo llevó a una acción:

2. NADA A QUE AFERRARNOS


Filipenses 2:6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse.

En este texto de la Escritura, se nos indica cuál fue esa consecuencia del sentir de Jesús, quien no estimó su posición para aferrarse. Esto nos lleva a encontrar un contraste dramático.

Génesis 3:5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

Aquí el hombre (hablando como género humano) fue tentado con el ser igual a Dios, pero aquel que era Igual a Dios no tuvo esto como algo a que aferrarse sino que estaba tan confiado de la voluntad del Padre, que ni siquiera el ser igual a Dios iba a ser un impedimento para que el plan de redención se cumpliera.

Cuando uno piensa esto, es imposible no revaluar lo que uno tiene como valioso; vivimos aferrados a cosas materiales, a relaciones interpersonales, incluso a relaciones familiares como cosa a que aferrarnos.

Pero no solo eso, estamos aferrados a absolutos que nos hemos creado en nuestro propio parecer; entonces nuestra disposición mental para recibir de la Palabra de Dios venga de quien venga y esto se llama orgullo, sobre lo cual sabemos que es destructivo. Pero no siempre sabemos que lo tenemos presente en nuestras vidas.

Si Cristo no se aferró a ser Dios para cumplir su propósito, ¿qué tienes tu que no puedes soltar en tu vida?

Filipenses 2:7-8: 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Despojar: vaciar, hueco – voluntario.

¿Qué hace que nosotros hagamos algo voluntariamente? Un entendimiento renovado.

Ahora Cristo aceptó voluntariamente algo que no era chevere, el mismo Apóstol Pablo estaba gozoso estando preso, no solo una vez sino varias veces enfrentó azotes, prisiones, bullying.

Esto no es tan comercial verdad?

Siervo: Esclavo, atado, encadenado

Semejante: similar en apariencia

Humillar: bajar la cabeza

Ahora, dice el texto que Él se hizo obediente hasta la muerte y no cualquier muerte: muerte de cruz.

Note un detalle, el dice que primero se humillo a sí mismo para ser obediente, esto nos muestra una obediencia voluntaria después de rendir sus argumentos a la voluntad del Padre, accionó en obediencia.

Solo tú sabes por qué estas aquí esta noche, solo tú sabes por qué oras, solo tú sabes por qué ofrendas, solo tú sabes en el fondo por qué sirves. Pero el humillarse voluntario aumente requiere de un fundamento tan solido, que no te deje volver atrás.

En esta noche te invito a preguntarle al Señor a que vives aferrado que no te ha permitido seguir adelante en el cumplimiento de su propósito.

3. LA VIDA A CONTRACORRIENTE TAMBIÉN TIENE RECOMPENSA


Filipenses 2:9-11: 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Exaltar: mayor cargo

Nombre: carácter

Por qué se dobla toda rodilla? Por un carácter forjado a través de vivir una vida contracorriente.

La enfermedad se dobla delante de nosotros porque nuestro carácter, nuestra fe es forjada por un trasegar contracorriente de este mundo.

El pecado se dobla delante de nosotros por un carácter de una vida contracorriente.

CONCLUSIÓN

En nuestra vida Cristiana no podemos perder de vista el panorama completo. Todo es hecho por Cristo, pero necesitamos forjar nuestro carácter a su imagen, Él está allí poniendo la ruta, marcando el paso; nuestra labor es imitarle.

Hay una frase que dice que la religión es el opio del pueblo, yo estoy de acuerdo. Porque cuando tú te dedicas a ir para donde está Vicente tu vida irá en la dirección de la corriente y si quieres ser luz en la oscuridad necesitas ir en contra de esa corriente que apaga y lleva a la frustración. El punto es que para ir en contracorriente, tus músculos necesitan estar fortalecidos porque hay una fuerza un tiende a arrastrarte y tú con el poder de Dios puedes vencerla.
 
¿Como? 

Llenándote de la Fuente de vida eterna, para tener el mismo sentir que hubo en Cristo.
 
 
Pastor: Oscar Rosas
Mayo 4 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.