Un Verdadero Siervo II

un verdadero siervo II - filipenses 2:22-30Escuchar audio de esta predicaFilipenses 2:22 Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio. 2:23 Así que a éste espero enviaros, luego que yo vea cómo van mis asuntos; 2:24 y confío en el Señor que yo también iré pronto a vosotros. 2:25 Mas tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades; 2:26 porque él tenía gran deseo de veros a todos vosotros, y gravemente se angustió porque habíais oído que había enfermado. 2:27 Pues en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza. 2:28 Así que le envío con mayor solicitud, para que al verle de nuevo, os gocéis, y yo esté con menos tristeza. 2:29 Recibidle, pues, en el Señor, con todo gozo, y tened en estima a los que son como él; 2:30 porque por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mí.

Recordemos que Pablo resalta las cosas buenas que Timoteo ha hecho en favor de la causa de Cristo y que lo definen como un verdadero siervo, de hecho lo hace en términos: “De sus probados méritos”; ósea que no se trata solo de la opinión personal del apóstol, sino que para todos en la comunidad de los creyentes en Filipo a quienes él les está escribiendo esta carta era notorio el destacado comportamiento de su discípulo.


Pablo esta tan consiente de quien es Timoteo que se refiere a él de una manera especial a través de sus diferentes cartas: en 1 Timoteo 1: 2 le dice: Verdadero hijo en la fe… 2 Timoteo 1: 2 le dice: Amado hijo… 1 Corintios 4: 17, Mi hijo amado y fiel en el Señor… En Romanos 16: 21 le llama: mi colaborador. Timoteo es esa clase de hijo espiritual que no se le despegaba a su Padre, cuando Pablo escribió la carta a los Romanos, Timoteo esta con él, Colosenses, Timoteo esta con él, Filipenses, Timoteo esta con él, primera y segunda de Corintios, Timoteo esta con él, primera y segunda de Tesalonicenses, Timoteo esta con él, Filemón, Timoteo estaba con él, esto nos permite deducir porque pensaba, actuaba, hablaba y sentía como su maestro y porque guardaba el mismo interés por los filipenses. La confianza absoluta de Pablo en Timoteo le permite enviarlo como alguien con un testimonio incuestionable, ya que los filipenses conocen sus probados méritos.

Ahora Pablo está actuando como un extraordinario siervo ya que a pesar de estar en una cárcel les está enviando a quien le ayuda continuamente con la intención de que reciban su carta, puedan ser pastoreados y de esa manera puedan finalmente arreglar todas sus diferencias.

1. Un verdadero siervo debe ser alguien irreprochable.


Filipenses 2:22 Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio. 2:23 Así que a éste espero enviaros, luego que yo vea cómo van mis asuntos; 2:24 y confío en el Señor que yo también iré pronto a vosotros.

La palabra merito desde el griego es: “dokimé”, que lo que significa es; prueba, confiabilidad, experiencia. En otras palabras Pablo describe a su fiel discípulo en la carta que envía a los filipenses como alguien tan confiable como él mismo, como alguien que ya fue probado al punto que posee la experiencia suficiente para intervenir en sus asuntos y con la capacidad necesaria para sacarlos adelante.

1 Timoteo 3:6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 3:7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

Si Pablo hubiese enviado a alguien de dudosa reputación, o neófito en estos asuntos a los filipenses, no lo hubiesen aceptado o el conflicto se hubiera agravado, él se refiere a Timoteo como si fuera él mismo, con su misma experiencia y capacidad como pastor. Así que cuando hablamos de un siervo irreprochable esto no se trata de que nosotros nos demos una calificación a título personal, sino que podamos ser aprobados por una autoridad superior, y que las personas a mí alrededor puedan corroborarlo a través de un testimonio intachable. En este caso particular la voz de Dios está representada por la apreciación de Pablo, quien es quien escoge a Timoteo para esta misión.

Hoy se tiende a cree que los siervos se fabrican en serie y cuando revisamos la escritura nada más lejos de la realidad bíblica. Uno, tras otro, cada servidor en la Palabra incluyendo a Pablo y Timoteo requirieron el ser probados hasta alcanzar la estatura que les brindara la oportunidad de convertirse en verdaderos siervos. Nosotros debemos estar conscientes de nuestra medida, esta no debe estar suscrita a nuestra apreciación personal, sino a la que Dios nos asigne. Hay quienes hemos dejado de crecer por el auto engaño al que nos sometemos, y una verdadera exposición a Dios y su Palabra nos puede dar las claves necesarias del porque estamos anclados.

2. Un verdadero siervo tiene claro el sentido de la hermandad.


Filipenses 2:25 Mas tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades; Filipenses 2:28 Así que le envío con mayor solicitud, para que al verle de nuevo, os gocéis, y yo esté con menos tristeza.

Pablo tiene un segundo compañero que tal vez no era tan cercano como Timoteo, pero era cercano y que también estaba con él en Roma; se llama Epafrodito y él tomó la decisión indistintamente de su circunstancia de enviárselos a los filipenses así esto significara el quedarse solo. Ahora como lo vimos la semana anterior él se refiere a Epafrodito como; “mi hermano”, Este es alguien con quien guarda un misma consanguinidad espiritual y apuntando al hecho de que ambos procedían de la misma simiente de Dios. “Mi colaborador”; alguien que trabaja con él, esta es una expresión muy Paulina, de hecho aparece doce veces en sus cartas, es la expresión desde el griego para hablar de alguien que unido a otro pueden hacer un trabajo mejor que el que cada uno de ellos individualmente podrían hacer. Y; “Mi compañero de milicia”, Pablo no olvida nunca que estamos en una guerra espiritual y él sabe que tenemos un enemigo más grande, contra el que solos no podemos batallar, así que su idea al parecer apunta al ejercicio militar que efectuaba el imperio romano cuando se reunía para pelear y que los llevo a ganar muchas batallas, ellos se colocaban en una posición donde cada soldado se juntaba hombro con hombro y luego unían sus escudos convirtiéndose en una pared impenetrable que avanzaba. La batalla espiritual tiene que pelearse de la misma manera, donde miramos al hermano que va a mi lado y yo lo considero mi compañero de milicia, en una batalla que es más grande que cualquiera de nosotros y que no podemos pelear solos.

Epafrodito vivía en Filipo, así que cuando los filipenses se enteran de las circunstancias en las que se encontraba Pablo le envían a Epafrodito, es por esto que Pablo dice: “Vuestro mensajero y servidor para mis necesidades”. Lo que esto nos muestra es que Pablo está dispuesto a deshacerse de quien suplía sus necesidades y quedarse solo, él podía enviar un informe de la salud de su servidor con alguien más, pero se desprende de él para que toda tristeza que hubiese en la iglesia de Filipos fuera disipado al verlo. Cuantos de nosotros estamos dispuestos a sacrificar algo de lo que poseemos por nuestros hermanos, que tal un poco de nuestro tiempo, o de nuestros dones o incluso de nuestro dinero.

Ahora, Epafrodito quiere ir, y ¿Por qué quiere ir Epafrodito? Pablo nos dice que Epafrodito casi se muere. Filipenses 2:26 porque él tenía gran deseo de veros a todos vosotros, y gravemente se angustió porque habíais oído que había enfermado. 2:27 Pues en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza.

3. Un verdadero siervo deberá estar dispuesto a poner su vida en riesgo todo el tiempo por los demás.


Filipenses 2:30 porque por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mí.

Epafrodito probo su condición de siervo porque las escrituras nos dicen que el arriesgo su vida por causa del evangelio. Nosotros debemos hacernos consientes de esto, que si yo voy a vivir la causa de Cristo esta se halla plagada de riesgos.

Romanos 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 8:36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Pablo reconocía que la vida de un siervo todo el tiempo está en un continuo peligro, pero lo importante es que nada de lo que intente destruirnos podrá separarnos del amor de Dios. Es por esto que Pablo da la impresión que tuviera en poco su vida cuando dice: “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”.

Juan 15:12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. 15:13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Lucas 10:29 Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? 10:30 Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. 10:31 Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. 10:32 Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. 10:33 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; 10:34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. 10:35 Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. 10:36 ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?

10:37 Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.

Alguien tuvo que poner su vida para que nosotros pudiéramos tener la vida que Dios nos dio, la pregunta es: ¿Estamos dispuestos nosotros a hacer lo mismo?

Conclusión

Pablo después de mostrar las virtudes que caracterizan a un líder terminara mostrándole a la iglesia la forma como se debe honrar aquellos que guardan estos comportamientos.

Filipenses 2:29 Recibidle, pues, en el Señor, con todo gozo, y tened en estima a los que son como él. “Recíbanlo con gozo y en el Señor”: Lo que esto implica es que el este suplido, que este cómodo, que no le falte nada, que él este acompañado emocionalmente, suplan todas sus necesidades. Tenemos que aprender esto, porque el honrar a otros a la mayoría de los cristianos no nos resulta cómodo. Ninguno de los que hacemos algo para Dios a través de los hombres deberíamos esperar recompensas, pero eso no nos exime a los que recibimos el favor de Dios a través de la vida de estos hombres el hacerlo.

1 Tesalonicenses 5:12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; 5:13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

A veces ni siquiera pensamos en lo que los hombres de Dios tiene que padecer por causa de nuestro bienestar, las batallas espirituales que tienen que librar cada día, la preocupación por la falta de resultados en la vida de los hombres que hacen parte de la iglesia de Dios, las persecuciones continuas, los juicios injustificados, hay decepciones, hay incomprensiones, hay falta de apoyo moral, o en algunos casos es la carga económica, hay quejas, hay acusaciones, hay falta de aprecio, hay divisiones, todas estas cosas contribuyen a la fatiga del siervo que es un ser humano igual que cualquier otro.

Un verdadero siervo copia el modelo de Cristo.

Un verdadero siervo hace las cosas con amor genuino.

Un verdadero siervo no hace las cosas por ningún interés personal.

Un verdadero siervo debe ser alguien irreprochable.

Un verdadero siervo tiene claro el sentido de la hermandad.

Un verdadero siervo deberá estar dispuesto a poner su vida en riesgo todo el tiempo por los demás.
 
  
 
Pastor: David Bayuelo
Junio 22 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.