El Secreto del Contentamiento

el secreto del contentamientoEscuchar audio de esta predica Filipenses 4:10 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad. 4:11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. 4:12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
 
Este pasaje ha sido motivo de controversias, como claramente los son otros en el orden de las escrituras, de hecho algunos se atreven a afirmar que estos renglones no se escuchan muy Paulinos, cuando en realidad el hacer una lectura teniendo en cuenta el contexto nos colocara frente a una comunicación correcta en el orden de la teología predicada por el apóstol Pablo.

Frases como la que hallamos en el versículo diez; ("En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí") han sido mal interpretadas dándonos a entender que parece que el apóstol estuviera estableciendo una queja por el descuido de la iglesia de Filipenses con su pastor y si lo leemos dentro del sentido correcto descubriremos que no hay nada más lejos de la realidad. Y así de esta manera hay otros cosas que se dicen en torno a estos versículos, pero para los que hemos estudiado con atención por lo menos esta carta, tendríamos que decir que de ninguna manera describen correctamente la intención de su corazón.

Hoy nuestro estudio procurara más halla de esto el poder adentrarse en la descripción que el apóstol hace de una serie de necesidades que proceden en la vida de cada uno de nosotros y de la iglesia.

1. La necesidad de sentir que alguien nos cuida, nos ama, nos apoya.

 

Filipenses 4:10 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad.

Más halla del regocijo que Pablo acostumbraba a manifestar por su cercana relación con Dios, en estas lineas se dedica a mostrar su gran gozo por estrecho lazo que guardaba con los filipenses. El esta consiente de que la comunión con ellos siempre ha sido buena y que por algunas razones de las que no tenemos mucha claridad, no habían podido a pesar de su deseo el bendecir la vida de Pablo en el orden de sus necesidades. Pero el texto nos deja ver como un hombre con experiencias tan sublimes a lo largo de su vida logradas en directa relación con el Padre (subió al tercer cielo, recibió una revelación directa de Jesús) nos este diciendo que esta en gran manera gozoso por el cuidado, amor y dedicación que otros hombres puedan tener por él. El texto nos deja claro que el no se alegro por lo que le enviaron, porque incluso nos descubre que sus necesidades estaban suplidas ampliamente, sino por el hecho de que alguien estaba sinceramente en linea con sus necesidades de cuidado, amor, protección, en este caso siendo suplidas por una iglesia que el amaba como lo era la de Filipo.

Cuando vemos a Pablo frente a una expresión como esta hallamos a un hombre sin vergüenza, y la razón es porque la humildad no tiene vergüenza, quien si lo tiene es el orgullo; porque el no se atreve a pedir, no se atreve a reconocer que necesita de otros, no se atreve a pedir ayuda, pero en el caso de del apóstol el nos dice: "Me alegra grandemente que tengan este cuidado de mi". En Pablo hallamos dos cosas valiosas que le permiten sin ningún tipo de reparos referirse de esta manera; Por un lado su humildad y por otro tener una conciencia limpia en cuanto a sus motivaciones.

Hay quienes pedimos muchas veces ayuda pero de una forma que no muestra humildad, sino un profundo orgullo, estamos gritando auxilio, pero sin perder la compostura en cuanto a nuestra arrogancia y egocentrismo. Para colocarlo en el plano de lo real; es cuando sentimos que nos humillamos si decimos: necesito sentirme amado, cuidado, apoyado, así que preferimos antes de mostrar algún tipo de inferioridad o debilidad ante los demás morirnos en la posición en que estamos. (A veces nos compramos como el niño que quiero pedir algo pero lo hace en medio de múltiplex berrinches).

En Pablo hallamos un buen modelo de lo que es una humildad sin ningún tipo de vergüenza y que aparece en sus diferentes cartas en la manera transparente en que él habla de sus necesidades personales, en este caso el estando en la carcel y se alegra de experimentar una vez más el cuidado, amor, respaldo, la bendición de la iglesia de Filipo.

2. La necesidad de aprender el secreto de vivir con contentamiento indistintamente de la circunstancias.

Filipenses 4: 11. No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. 12. Sé vivir en pobreza, y sé vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto de estar saciado como de tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad. (Biblia las Américas)

El apóstol Pablo nos esta dejando ver con claridad que él a aprendido algo que no conocía y que le llama: "Un secreto", pero antes de esto nos conecta con su pensamiento anterior diciendo: "No lo digo porque tenga escacez", él reafirma el hecho de que lo importante no se halla en lo que le fue suplido, pero sigue con su idea humilde de dejar al descubierto que en determinados momentos ha tenido la necesidad de algunas cosas, pero la razón por la que esto no lo ha afectado cuando lo ha padecido es porque ha aprendido el secreto de vivir tanto en la escasez como en la abundancia. Y si hubo alguien que verdaderamente careció de ciertas cosas en determinado momento fue el apóstol Pablo, si hubo alguien que verdaderamente padeció dificultad fue el apóstol Pablo. Miremos lo que nos dice primera de Corintios: 1 Corintios 4:11. Hasta el momento presente pasamos hambre y sed, andamos mal vestidos, somos maltratados y no tenemos dónde vivir; 12. nos agotamos trabajando con nuestras propias manos; cuando nos ultrajan, bendecimos; cuando somos perseguidos, lo soportamos; 13. cuando nos difaman, tratamos de reconciliar; hemos llegado a ser, hasta ahora, la escoria del mundo, el desecho de todo. 14. No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a hijos míos amados. (BA)

Pablo dice: "Yo he aprendido" y esto claramente es algo que solo Dios enseña a lo largo de nuestro trasegar por la vida cristiana, nunca lo podremos aprender en la escuela o en la universidad y en Pablo descubrimos que el permitir ser enseñado en esto hizo posible que su gozo no fuera vulnerado; estuviera en pobreza o en prosperidad, la fuente de su contentamiento nunca estuvo asociado con el suplir de sus necesidades.

La carencia muchas veces termina siendo la que revela la verdad en nuestro corazón, si Dios permite que ciertas cosas que estaban ya no estén y eso se lleva con sigo nuestro gozo esto nos permitirá ver la verdadera radiografía de nuestro corazón. No se si has notado pero hay quienes están en escasez y no están gozosos y hay otros que se hallan en prosperidad y tampoco lo están, a pesar de su situación siguen envidiosos, codiciosos, amargados, entristecidos y es por esto que Pablo nos dice: "Yo he encontrado el secreto".

Ahora, entre más corta es nuestra visión de la providencia Divina, más fluctuante es nuestra experiencia de gozo y entre más alta es esta visión más constante es nuestra experiencia de gozo, el reconocer que Dios tiene especial cuidado de nuestra existencia, que Él controla todo indistintamente de las circunstancias, nos mantiene en una experiencia de vida de absoluto contentamiento, sin miedos y con la total convicción que que todo lo que este pasando finalmente cooperará para mi bien.

3. La necesidad de depender de Cristo.

Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Pablo no esta diciendo como algunos afirman. "Todo lo puedo hacer en Cristo que me fortalece". Lo que Pablo nos quiere decir es: "Que todo lo que Dios planeo desde el principio en su perfecta voluntad y para su gloria yo lo puedo hacer en Cristo porque el me da la fuerza"

2 Crónicas 16: 9 Porque los ojos del SEÑOR recorren toda la tierra para fortalecer a aquellos cuyo corazón es completamente suyo. (BA)

Dios de manera activa y constante recorre la tierra identificando los que son suyos para fortalecerlos y ahora Pablo nos dice: "Yo todo lo puedo en Cristo que nos fortalece" Y ahora entendemos porque: ya que Dios anda recorriendo la tierra continuamente y cuando el encuentra uno cuyo corazón es completamente suyo, Él pone entonces su poder, su disposición, de tal manera que esta persona pueda llevar a cabo a pesar de las circunstancias el propósito por el que fue puesto en esta tierra.

Esto nos permite entender como Pablo puede decir con tanto margen de liberalidad: "Se vivir en la pobreza y se vivir en la prosperidad", ya que él todo lo puede en Cristo que lo fortalece. Ahora su teología nunca apunta a enseñar que podemos hacer todas las cosas indistintamente de que estén dentro o fuera de la voluntad de Dios, solo lo que se halla encaminado dentro de la pureza y el proceder correcto guarda validez dentro de esta afirmación, todo lo contrario a vivir dentro de la perfecta voluntad de Dios termina drenando la fuerza que necesito para cumplir mi propósito.

Nosotros necesitamos no solo saber que todo esta bajo el poder y control de Dios, sino también tener la confianza de que en Cristo tengo toda la fortaleza para poder salir adelante, toda la fuerza para poder vencer y llegar al final del cumplimiento de su propósito para mi vida.

Conclusión

La única manera que podemos retener el gozo que Dios nos da: es aprendiendo que para mi el vivir es Cristo y todo lo que este incluido dentro del plan que Él ha dispuesto para el cumplimiento de mi propósito incluyendo el día de mi muerte, porque este resultara en ganancia.

La Biblia registra esto, pero la única manera de aprenderlo es a través de la universidad de la vida y Dios es el Rector y Maestro de esta universidad. Y el problema de esta universidad es que no sabemos cuantos niveles tiene cada materia, ni cuanto es la duración de cada uno de ellos y a veces tendremos la sensación que ya estamos por terminar y el rector nos manda a repetir algunos créditos porque no quedaron bien aprendidos. Otra cosa es que nuestro titulo no nos lo entregara de este lado de la eternidad, sino del otro lado de ella, pero lo bueno es lo que dirá: "Terminado a nuestra misma imagen"
  
 
Pastor: David Bayuelo
Octubre 12 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.