Un Camino, Una Guía, Un Destino

Un camino una guia un destino1Escuchar audio de esta predica Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
 
¿Todos los caminos conducen a Roma? Al menos en la época del Imperio romano, parecía ser así. El intrincado sistema de comunicaciones terrestres construido por los romanos se extendía desde África oriental a los bosques de Germania, desde la Península Ibérica hasta el Cáucaso y desde Inglaterra al Golfo Pérsico. Cerca de 400 vías, con más de 70.000 kilómetros de longitud, unían Roma con las zonas más recónditas del Imperio.

Los romanos construyeron esta red de caminos principalmente por razones militares y administrativas. En muchos casos, fueron las propias legiones las que trazaron el mapa de las calzadas.

Pero ¿Todos los caminos conducirán a Dios?, Es interesante encontrarnos con un hombre como Saulo, con una disciplina farisaica bien estructurada, una base religiosa trazada desde lo que para él representaba la verdad y una tradición bien fundamentada, y que termine afirmando que nada de eso lo condujo a la debida relación con Dios y que todo ello frente al conocimiento del verdadero Camino solo era basura.

Siendo así resulta interesante revisar en nuestra vida cuanto de lo que hay en ella se relaciona con un verdadero Camino, una verdadera guía y un verdadero destino. Hoy cuando vemos las acciones de los "cristianos", tenemos que preguntarnos: ¿qué consideración guardan de que solo existe un Camino, una guía y un destino para sus vidas?, ya que sus acciones muestran multiplicidad en estos tres aspectos.

1. Un solo Camino.


No existe ningún otro camino al cielo sino solo por Jesucristo, no piense de manera sentimental que todas las religiones del mundo están conectadas de algún modo, no es así ya que el mismo Señor Jesús dijo en Juan 14:6 Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si alguien pudiera llegar al Padre de alguna otra manera, ¿qué sería de Jesús?, esto lo haría un mentiroso y si Él es un mentiroso, no podría ser ni mi salvador, ni su salvador. Los apóstoles dijeron en Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Entonces Jesucristo no es el mejor camino, Él es el único Camino.

La Palabra desde el griego para Camino es: "jodós", y lo que significa es: "Progreso, la ruta" y figurativamente, "modo o medio". Esto debe llevarnos a una conclusión y es que solo existe un modo o medio para acercarnos debidamente al Padre, recibir su favor y caminar en una debida relación con Él: "Jesucristo"

Hechos 9:2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén. 9:3 Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; 9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 9:5 Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. 9:6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

Pablo estaba persiguiendo a los del Camino y con quien se encuentra es con Jesús; el Camino. Esto resulta interesante porque Saulo seguía una ruta que en el orden de su prudencia le parecía la adecuada, esta se hallaba sustentada en la religión y tradición de toda su vida, pero sin saberlo con quien se encontró en medio de su persecución fue con el verdadero Camino (Las personas que nos persiguen deben encontrarse con el Camino). Para los que leemos el relato esto pudiera parecer accidental, pero lo que nos revela es a un Dios que le tendió una emboscada a Pablo para que se encontrara con Él único y verdadero Camino.

Gálatas 1:8 Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 1:9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Quien creería que el más grande perseguidor del Camino como lo era Pablo, se convertiría en el defensor más vehemente del Camino.

Las religiones del mundo hoy no están en crisis, siempre lo han estado, incluyendo la evangélica y la razón es uno: "Solo existe un Camino y estés donde estés, profeses lo que quieras profesar, no importa cuán cerca estés, sino estas en el Camino que es Jesús, simplemente no estas.

Marcos 10:46 Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. 10:47 Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 10:48 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! 10:49 Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. 10:50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. 10:51 Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. 10:52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino. Estar en la orilla del Camino, no significa estar en Él.

Hechos 26:27 ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees. 26:28 Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano. 26:29 Y Pablo dijo: ¡Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechos tales cual yo soy, excepto estas cadenas! Estar a la distancia más corta no significa estar en él.

2. Una sola guía.


Romanos 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Esta es una afirmación claramente excluyente, ya que ese Espíritu Divino que esta todo el tiempo con el Padre y con el Hijo, debe estar con nosotros para siempre, para que seamos guiados, instruidos, movidos, avivados, impulsados e influenciados por Él, pues, de no ser así, no debemos atrevernos a considerarnos hijos de Dios. Pablo no reconocía la idea de una paternidad Divina que se extendiera a toda la humanidad como algunas religiones promueven. Aquí, la paternidad es para algunos y no para todos y el texto discrimina entre los que "Son guiados por el Espíritu de Dios" y el resto de la humanidad que no está bajo tal influencia.

El texto nos proporciona una prueba muy sencilla, pero tajante y decisiva, que sería recomendable que nos la aplicáramos a nosotros mismos. Si hubiera dicho: "Los que son bautizados, los que toman la santa cena, los que cumplen algunos preceptos, los que alguna vez hicieron la oración de fe, estos son hijos de Dios" Esto nos podría producir alguna calma, después de comprobar que estamos alineados con estas cosas: pero, como estas cosas no han sido dispuestas así, ninguno debería pasar por alto efectuarse con prudencia el examen que el texto nos sugiere.

Ahora, el Espíritu de Dios comienza a hacer su trabajo en los hijos de Dios, desde que se propició un encuentro genuino con el Camino, ya que Él fue el que nos condujo al arrepentimiento, Él fue el que nos mostró el infierno en el que estábamos, pero también nos señaló el fiel propósito establecido por Dios para nuestras vidas. Su prudencia está totalmente sujeta a la voluntad del Padre, por tanto su guía nos garantiza solo transitar por lo que es correcto en el propósito que Dios trazo para sus hijos.

Hechos 9:10 Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor. 9:11 Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora, 9:12 y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista. 9:13 Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén; 9:14 y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre. 9:15 El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; 9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.

Dios solo estableció a su Espíritu como el que puede guiar la vida de sus hijos de principio a fin, todo lo que aceptamos y está fuera de Él debe ponernos a dudar de que tan cierto es que Dios realmente ejerce su paternidad en nosotros.

El instrumento más poderoso que usa el Espíritu Santo para guiar en el camino correcto es la Palabra. Ese es el mapa del Camino, la guía en la mochila de los que peregrinamos en esta tierra; y si eres guiado por la Palabra de Dios, el Espíritu de Dios es la Palabra y obra a través de ella, y eres guiado por el espíritu de Dios. Cita capitulo y versículo para una acción y si no has desvirtuado su esencia puedes estar seguro que has actuado rectamente. Pues tenemos la Palabra profética más segura, a la cual hacéis bien al estar atento, como una antorcha que alumbra en lugar oscuro.

Mateo 4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

3. Un solo destino.


Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Pablo nos descubre que este texto que ha funcionado como antídoto frente a la adversidad solo funciona para un segmento en particular, "Los que aman a Dios, que son los mismos que conforme a su propósito son llamados"

Así como Dios determino un solo Camino, una sola Guía, también estableció un solo destino o propósito. Ahora la única manera de llegar a este es conociendo el Camino y dejando que mi vida sea guiada por el Espíritu de Dios.

Jeremías 1:4 Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: 1:5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. Aquí está su destino o propósito.

Hechos 9:15 El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; 9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre. Pablo se le revelo el Camino, la guía y su único destino. Es importante que descubramos al igual que el apóstol hacia dónde vamos.

Toda la vida despegada del propósito de Dios es un sin sentido, es algo vacío, es como dijo Salomón: Vanidad de vanidades. No importa cuánto yo haga, cuanto yo disfrute, cuanto yo tenga, al final siempre será vanidad de vanidades.

Yo necesito entender lo que es mi propósito, porque hay mucha gente que confunde propósito con actividades, de manera que cuando nos sentimos sin propósito nos involucramos en muchas actividades y eso me hace creer que estoy viviendo en el propósito y lo uno y lo otro son cosas muy distintas.

¿Entonces que es propósito? Sino es ruido, sino es actividades, sino es una profesión. Propósito es la razón por la cual fuimos creados, la única razón por la cual Dios nos trajo a esta tierra. El objetivo que inspira la creación de alguien. Te he nombrado a Jeremías como profeta para las naciones, a Pablo como testigo fiel del evangelio para que testificara ante reyes y esta es la razón por la cual a pesar de que el apóstol estuvo en innumerables dificultades él permanecía firme.

Conclusión

Si eres hijo de Dios, para ti solo existe un camino, una guía y un destino.
  
 
Pastor: David Bayuelo
Octubre 26 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.