Mente Sana, Cuerpo Sano

mente sana cuerpo sanoEscuchar audio de esta predica Romanos 12:2 Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.
 
Pablo reconoce en este texto la importancia de que los hijos de Dios puedan gozar de una mente renovada, ya que en ella es donde se libran las verdaderas batallas. Desde este campo de guerra es donde se han gestado nuestras mayores triunfos, pero de igual manera nuestras enormes derrotas, sin duda nuestro enemigo es conocedor de esta realidad, él sabe qué si estamos alineados con el pensamiento del mundo esto le garantiza una victoria segura y es por ello que el apóstol es enfático en la necesidad de exponernos a un proceso continuo de renovación de la mente que nos transforme conduciéndonos a mantener una vida integralmente victoriosa.

Hoy en día los que hacen estudios de mercado han aprendido esta lección e invierten todo lo que sea necesario para capturar la mente de las personas y así poder mejorar la venta de sus productos, de igual manera las redes sociales, los vendedores de pornografía, de drogas, de alcohol han capturado la misma idea y una de las cosas que se proponen es invadir la mente de las personas para enfermarlas con sus productos y así tener consumidores de por vida.

Lo cierto es que los hombres primero pensamos y luego actuamos, nunca actuamos sin haber pensado antes. De tal forma que podemos afirmar que la mente gobierna nuestras vidas, guiándonos a ser santos o llevándonos a tener vidas enfermas por el pecado. Antes de que podamos equivocarnos de palabras o de acción con seguridad ya hace tiempos que he venido pecando en la misma área de pensamiento, toda acción siempre será precedida de un pensamiento, no importa si el pensamiento era santo o pecaminoso en ambos casos nosotros hemos pensado primero lo que luego decidimos actuar, por tanto podemos concluir que nuestras batallas no son perdidas en el momento en que yo caigo en la tentación, sino que estas son pérdidas o ganadas en nuestra mente antes de yo ir a actuar. Nosotros primero ganamos la batalla o perdemos la batalla y luego actuamos.

1. El pensamiento de este mundo primero enfermara nuestra mente y luego todo el cuerpo.


Romanos 12: 2Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente.

Lo que Pablo procura decir es: "Mantengan una mente sana, no dejen que ninguna de las cosas de este mundo les robe la sanidad que les fue dada a través de la persona del Señor Jesucristo y lo que haya que limpiar en sus mentes permitan que Dios a través de su Palabra lo quite para que puedan sufrir una verdadera transformación".

1 Corintios 5:4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús. 5:6 No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? 5:7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. 5:11 Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. En el contexto de este pasaje el apóstol Pablo está juzgando un caso de inmoralidad en la iglesia de Corintio que ha sido pasado por alto y que claramente procura contaminar la pureza de las mentes de lo que hacen parte de la iglesia; un joven que se dice creyente ha tomado para si la esposa de su padre. Ahora, hay algunas cosas en estos textos que deseo resaltar: Pablo dice: "el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne", claramente esta es una medida disciplinaria en donde el hermano al ser separado de la comunión con la iglesia lo que procura es liberarlo de la cautividad en la que se halla su mente, pero por otro lado también nos dice: "¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?", el apóstol desea impedir que este mal siga propagándose por todo el cuerpo de Cristo hasta contaminarlo por completo, y es por esto que los manda a extirpar radicalmente lo que puede conducirlos a su destrucción, "Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros". Mente sana cuerpo sano, Pablo perseguía la renovación de la mente de los Corintios para que el cuerpo de Cristo permaneciera sano.

Hay quienes nos volvemos contemplativos con las cosas que se han establecido en nuestra mente y que no proceden del pensamiento de Dios, sino del mundo y estas son las que inducen incluso nuestro cuerpo a un estado de enfermedad, Pablo está mostrando a través de las escrituras por duro que parezca la radicalidad con que hay que tratar estos asuntos, para arrebatarles el poder que nos puede destruir.

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Todo esto que se puede hallar en nuestra mente enfermara con seguridad nuestros cuerpos.

2. Si nuestra mente es conquistada por el pensamiento del mundo, nuestro cuerpo estará en problemas.


Romanos 12: 2Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente.

Pablo desea que sepamos que vivimos en una constante lucha espiritual y el territorio que nuestro enemigo procura conquistar es nuestra mente, es por esto que él nos llama a efectuar un barrido constante de todo aquello que no se halla alineado con el pensamiento de Cristo y que nos puede conducir a adaptarnos a las formas destructivas de este mundo.

2 Corintios 11:3 Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo. (LBA) Pablo establece una relación en la manera como mi mente puede ser desviada de ofrecer una devoción pura y verdadera a Cristo, con la forma en que satanás desvió la mente de Eva cuando logro involucrarla en una conversación, él sabía que si lograba ese acceso a sus pensamientos con seguridad Eva perdería la batalla. Pablo a través de este texto desea desenmascarar la estrategia de satanás.

Nuestro enemigo procurara ganar el acceso a nuestra mente de la misma forma que lo hizo en el caso de Adán y Eva, él lo llevo a cabo de una manera muy sutil, de una forma que parece ingenua, es por esto que lo hace en forma de pregunta, como si el no supiera la respuesta, como si hubiera algún tipo de ignorancia en él. ¿Es verdad que Dios dijo? ¿Con que Dios ha dicho esto o aquello? La pregunta que hace es el cebo que utiliza para introducirse en la mente de Eva y desde entonces ese ha sido su modo de operar en todo tiempo, ¿Será cierto?, ¿Es verdad? ¿Dios dice eso? Si hay algo que él mundo siempre procurara para lograr involucrarnos en una batalla metal, es implantar en nuestro mente la duda de la veracidad de Dios.

En el capítulo tres de Mateo Cristo sale del Jordan habiendo oído: "Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia" Y después de esto Satanás lo encuentra en el desierto y le hace una especie de pregunta: ¿Será verdad que tú eres el Hijo de Dios? Como tratando de ingresar a su mente y ponerlo en conflicto con las palabras que acaba de escuchar de la boca de su mismo Padre. Pero Jesús conociendo sus artimañas no entra en una conversación para tratar de probar si él es o no el hijo de Dios, sino que simplemente lo reprende con lo que llena su mente: la Palabra de Dios.

Todos nosotros enfrentaremos a diario situaciones que necesitan una respuesta y si permitimos que estas sean usadas por nuestro enemigo para acceder a nuestra mente y establecer fortalezas estaremos con seguridad expuestos a perder la batalla espiritual, a salir heridos, profundamente dañados y enfermos.

No le permita a satanás que acceda a su mente y mucho menos que la llene de rencores contra Dios o contra su prójimo, él sabe cómo enfermarlo.

3. El antídoto contra la enfermedad de la mente el cuerpo, es la renovación de nuestro entendimiento.


Romanos 12: 2Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente.

Recordemos que renovar es sustituir una cosa vieja por otra nueva de la misma clase, reemplazar algo. Ósea que Pablo nos plantea que en el lugar donde han estado los pensamientos del mundo hay que colocar unos nuevos, pero no cualquier clase de pensamiento sino exclusivamente los de Dios.

Filipenses 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

La frase inicial: "Por lo demás" nos deja ver que Pablo ya está concluyendo su carta, pero no lo va a ser sin antes entregar a los Filipenses la estrategia espiritual que involucre su mente y que les permita usarla correctamente de tal forma que ellos puedan ganarle la batalla al mundo y sus pensamientos. Luego el texto continuo con una descripción detallada del pensamiento de Dios, ya que en Él está todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, todo lo virtuoso, todo lo digno de alabanza. Pablo nos plantea la única estrategia efectiva para defendernos de los ataques de nuestro enemigo, aquí se halla y no necesitamos de nada más. Tan solo debemos llenar nuestro pensamiento de todo lo que es el pensamiento de Dios.

Si yo deseo tener una mente y un cuerpo sano, necesito ponerme los lentes de Dios y ver la vida y el mundo de tal forma que el día de mañana yo no concluya erróneamente que las cosas son de una manera y no como Dios lo dice. Esa es la razón por la que todo pensamiento toda acción, toda palabra que no esté alineada con la verdad establecida en las escrituras es digna de ser desechada.

Lucas 11:24 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí. 11:25 Y cuando llega, la halla barrida y adornada. 11:26 Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero.

Si nuestras mentes no están saturadas de la Palabra de Dios el mundo la va a saturar. Lo cierto es que nuestras mentes hoy en día están más saturadas de lo que viene por la internet y la televisión que lo que es el conocimiento de Dios y allí está la razón de todos los estragos que satanás está produciendo en nuestra mente y en nuestros cuerpos.

Conclusión

Juan 13:10 Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos. 13:11 Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos.

Ya nosotros fuimos limpiados por la sangre de Cristo en nuestros espíritus, pero nuestras mentes necesitan exponerse a un continuo proceso de limpieza hasta el día que muramos o hasta que Cristo venga y así de esta manera mantener una mente sana y un cuerpo en el mismo estado.

Limpiémonos de los pensamientos del mundo no daremos lugar al diablo y así mantendremos nuestros cuerpos sanos.
 
 
Pastor: David Bayuelo 
Enero 27 de 2019

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.