De Mente Fuerte

De mente fuerteEscuchar audio de esta predica 1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
 
Si los hombres pudiéramos reconocer nuestra fragilidad sabríamos que separados de Dios nada somos. Solo piensa por un momento como algo minúsculo tiene la capacidad de desencajarte o robarte la paz mental y podrás descubrir lo frágil que eres al dejar de depender de Dios y su fortaleza. (Escuchamos algo como: "Quiero hablar contigo" y todo nuestro mundo se nos descompone)

Pablo a través de este capítulo desea llevar a los corintios a reflexionar como a pesar de que los israelitas antiguos gozaban de muchas ventajas espirituales, los pecados de adulterio que cometieron resultaron en la pérdida de la carrera espiritual y quedaron bajo el juicio de Dios.

Ahora, la iglesia de Corintio tenía una gran población gentil y muchos cristianos que hacían parte de ella provenían de este pueblo, en lugar del judío. Algunos seguramente no conocían bien la Escritura Hebrea o la historia de Israel. En los versículos 1 al 5 Pablo les da un breve relato del triste destino del pueblo de Israel, que disfrutaba de privilegios espirituales mientras vagaba por el desierto, pero que aun así por sus malas decisiones terminaron sufriendo el juicio de Dios. Pablo quiere asegurarse de que los cristianos de corintio conozcan bien la historia, pero también desea que entiendan lo que significó para ellos, para que no la repitan.

Los pecados cometidos por los Israelitas en su trasegar por el desierto eran ejemplo de la infidelidad de muchos en la dispensación de la gracia, y los castigos que Dios ejecuto en ellos son también la lección manifiesta que nos enseña a recoger los frutos de las experiencias de los tiempos pasadas y a escarmentar en cabeza ajena.

La aplicación que el apóstol hace en el versículo 12 es clara. Los fieles de Corinto estaban muy orgullosos de su posición, de sus dones, de sus predicadores. También los israelitas lo habían estado, puesto que eran el pueblo escogido por Dios; sin embargo cayeron. Se ha dicho muy bien que: "La oculta soberbia conduce a la lujuria manifiesta". Cuando estas caídas se dan en un cristiano genuino, son el producto de no reconocer que su fuerza y fortaleza provienen de una sola fuente: de Dios mismo, quien es el único que nos puede hacernos fuertes de mente.

1. Solo en la dependencia de Dios tendremos mentes fuertes.

1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

Pablo introduce su afirmación en este texto a través del conector, "Así que", para hacerle saber a los corintios y a los cristianos de todos los tiempos que si los Israelitas tropezaron y cayeron a pesar de la presencia activa de Dios en sus vidas y sus manifestaciones de poder de forma continua, nadie estaría exento de esta realidad. Pablo describe que estos hombres caminaron bajo la nueve de la presencia de Dios, vieron el mar abrirse frente a sus ojos siendo bautizados en él, comieron del mana espiritual durante cuarenta años, su sed fue saciada por el agua que broto de la roca espiritual que les seguía y la roca era Cristo, pero a pesar de ello su incredulidad o falta de dependencia Divina los condujo a terminar postrados en el desierto en medio de idolatría, fornicación, murmuración e incluso se atrevieron a tentar al Señor. El apóstol afirma que estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.

Mateo 26:35 Jesús le está haciendo una advertencia a sus discípulos y en especial a Pedro antes de ser apresado para su crucifixión y él le responde: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo. La soberbia de estos hombres los condujo a la comprobación de la advertencia hecha por el Señor, si hubiesen escuchado y tomado en cuenta sus Palabras no hubieran tropezado, pero su incredulidad o falta de dependencia termino derribándolos, al igual que el pueblo que pereció en el desierto.

Debemos saber cómo cristianos que Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu. (Proverbios 16:18). Que peligrosa resulta ser la presencia de la soberbia en nuestras vidas, no he visto la primera persona que se sienta suficiente en su "credulidad", incluso superior a los demás que no haya terminado con sus dientes regados en el pavimento.

Mucho cuidado con la súper espiritualidad, porque esta es la viva expresión de una mente débil, una mente que depende de su propia capacidad y siempre está asociada con una falsa visión de sí mismo. Se siente superior a los demás, se es prejuicioso y suele ser derribado con mucha facilidad.

2. La lucha es en la mente por tanto hay que procurar fortalecerla.

1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

Pablo no está afirmando que se esté firme, como muchas veces se ha interpretado esta palabra, sino apunta a él que imagine estarlo, o lo considere, o deseo llegar a ello. Ahora lo más profundo que él nos comunica está en que la firmeza en nuestra vida cristina se establece en nuestra mente, en nuestros pensamientos. Aquí es donde se hace necesario la renovación de nuestro entendimiento, porque la debilidad o fortaleza de nuestros pensamientos determinara la calidad de nuestro carácter.

1 Corintios 10:5 Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. 10:6 Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. (La codicia es la expresión viva de una mente débil) 10:7 Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. 10:8 Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. 10:9 Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. 10:10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.

Una mente es firme o fuerte, cuando lo que está asentado en ella corresponde con el pensamiento de Dios, con su Palabra, entonces así seremos inamovibles frente a nuestras convicciones, no habrá manera en que podamos ser derribados, tendremos a nuestra disposición el arma más poderosa para enfrentar a nuestro enemigo. (Jesús ante la tentación)

Mateo 26:69 Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: Tú también estabas con Jesús el galileo. 26:70 Mas él negó delante de todos, diciendo: No sé lo que dices. 26:71 Saliendo él a la puerta, le vio otra, y dijo a los que estaban allí: También éste estaba con Jesús el nazareno. 26:72 Pero él negó otra vez con juramento: No conozco al hombre. 26:73 Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. 26:74 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco al hombre. Y en seguida cantó el gallo.

El que camina por pisos resbalosos, siempre estará expuesto a la caída. Una mente débil siempre será susceptible al pecado.

La calidad de nuestros pensamientos determinara nuestras victorias.

3. Reconocer nuestra debilidad nos hará vigilantes de nuestros pensamientos.


1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

1 Corintios 10:12 Si ustedes piensan que están firmes, tengan cuidado de no caer.

El apóstol Pablo les anuncia que todo el tiempo debían estar monitoreando su pensamiento, porque de él dependería su caída o el que permanecieran en pie, ya que la aparición de la suficiencia en sí mismos siempre resultaría peligrosa.

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 17:10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

Dios es el único que tiene la capacidad de hacernos ver lo que realmente somos, lo que realmente llena nuestra mente, Él es el conocedor de todas nuestras motivaciones, así que cuando Pablo nos invita a vigilar nuestros pensamientos, no es a través de nuestros ojos, sino a través de la dependencia del Señor, para prevenir la caída. Lo que esta débil hay que correr a fortalecerlo.

2 Samuel 11:1 Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. 11:2 Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 11:3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 11:4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa.

Mateo 26:40 Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Conclusión

Llevar el rotulo de cristiano nunca será suficiente. Hoy vemos hacia el interior de la iglesia y hay cristianos liberales, hay cristianos nominales, hay cristianos culturales, hay cristianos que viven en inmoralidad sexual y están en la iglesia cada domingo, al final lo que nos da la calidad de vida y de santificación que la Palabra describe, son los pensamientos que gobiernan nuestra mente, esto no es solo cuando decimos creer lo que Cristo ha dicho, sino cuando lo vivimos, ya que esta es la verdadera evidencia de nuestra credulidad.
 
Pastor: David Bayuelo
Junio 16 de 2019

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.