Un dueño y un mayordomo.

Un dueño y un Mayordomo - Salmos 35:27Salmos 35:27 Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa, Y digan siempre: Sea exaltado Jehová, Que ama la paz (Bienestar) de su siervo.

Estamos hablando específicamente del tema del manejo del dinero, el área financiera, algo importante para los que vivimos en esta tierra, en este reino natural, ya que necesitamos aprender más sobre ello y esto nos llevara a evitar muchos problemas por el mal manejo de este, así que lo importante es que podamos aprender principios desde la palabra de Dios que nos ayuden con su correcta utilización. Como lo dije en la última predicación nadie nace siendo un dador, todos nacimos siendo tacaños y necesitamos aprender cómo ser generosos, cómo desde nuestra nueva naturaleza aplicar la palabra en nuestras vidas. Ya si aplicamos estos principios seremos bendecida y la vida de otras personas lo serán de igual manera.

Recordemos que es ser bendecido: Tener el poder de Dios sobre natural trabajando a nuestro favor.

Lo que hoy vamos a descubrir es como desatar la bendición de Dios, pero teniendo de presente que el diezmo y la ofrenda se trata de colocar a Dios en el primer lugar de nuestras vidas, sé que es un poco difícil para algunos este tema, pero obviamente Dios le ama independientemente de que usted lo haga o no, no es de lo que se trata esta enseñanza, pero si queremos una vida financiera bendecida debemos aprender a fluir en estas cosas, esto no quiere decir, ni que eres salvo, ni que no lo eres, ni que eres un mal cristiano, o un buen cristiano, pero sé que para algunos es duro esta parte, pero la biblia es quien tiene la autoridad para enseñarnos como poder tener esto y es por eso incluso que hoy vamos a mostrar una nueva película para ustedes llamada: "Duro de diezmar" y le aseguro que algunos serán protagonistas de esta ella.

Salmos 35: 27 Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa, Y digan siempre: Sea exaltado Jehová, Que ama la paz (Bienestar) de su siervo. La palabra paz aquí es Shalon y tiene por significado bienestar, prosperidad integral, Dios desea suplir nuestra necesidad, él desea darnos más que suficiente, Dios se deleita cuando nosotros prosperamos y somos bendecidos incluyendo el aérea financiera de la que estamos hablando específicamente. Que buen padre no quiere que su hijo valla bien, que no tenga necesidad, ni escases, ni pobreza, eso no es el plan de Dios de ninguna manera, aun en Proverbios 15: 6 dice: En la casa del justo hay gran provisión; Pero turbación en las ganancias del impío. Algunas ganancias lo que traen consigo es problemas pero la bendición de Jehová enriquece y no añade tristeza con ella, esa es la bendición pura de Dios.

Vamos a leer a través de la biblia más versos del diezmo y la ofrenda.Este nos muestra como Dios desata la vida bendecida para nosotros.

Hay que llegar al pleno reconocimiento que Dios es el dueño de todo y nosotros los mayordomos de todo cuanto ha puesto en nuestras vidas.

¿Qué es ser mayordomo? Criado principal de una casa o hacienda. Epítropos: Poder pleno para una comisión, para administrar domésticamente, para guardar algo o ser tutor.

Génesis 14:18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 14:19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 14:20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo. Hay varias ideas sobre Melquisedec, que era Jesucristo, que era un ángel, o un hombre, pero lo importante o transcendente es que él era un ejemplo de Jesús y debemos notar la acción de Abraham al reconocer que Dios es el dueño de todo y con este reconocimiento lo llevo a entregar sus diezmos.

En el libro de Génesis, en el huerto del Edén Dios dio a Adán la administración de todo, pero él se reservo un árbol; el del conocimiento del bien y el mal, y este es un tipo de diezmo, él dijo tu puedes comer y disfrutar todo, pero esto es reservado para mi, así que no lo toques. Adán era el encargado del huerto, él lo cultivaba y lo manejaba, pero lo que paso es que termino creyéndose el dueño de este árbol y que no debía estar reservado para Dios, el dijo: "Pero yo también he trabajado y colocado todo mi esfuerzo en este huerto y porque no puedo comer de este árbol". Así que término perdiendo la idea de que era tan solo un administrador y no podía hacer lo que quería, ya que existían normas, y cosas exclusivamente reservadas para Dios. Y finalmente esto lo llevo a terminar viviendo el consecuente de su mala idea.

Hay quienes tenemos ideas como la que tuvo Adán, considerando: "Si yo me he esforzado tanto tengo derecho a todo, sin reservas o restricciones" y hay que tener cuidado con esto ya que no debemos comer lo reservado para Dios, y esto son; sus primicias, diezmos y ofrendas. Si en verdad en nosotros esta el reconocer que Dios es el dueño, entonces yo sabré que soy un mero mayordomo. Y la manera correcta de manejar el dinero es como su dueño quiera y las personas que no diezman y ofrendan es porque no han reconocido todavía que él es el dueño y necesitan renovar la mente en esta área, Él fue el que pago el precio por mi libertad, esto jamás lo debemos olvidar.

Todo nuestro poder y fuerza proviene de Dios y esto es lo que nos permite producir todo cuanto tenemos.

Deuteronomio 16 en el desierto te alimentó con maná, comida que jamás conocieron tus antepasados. Así te humilló y te puso a prueba, para que al fin de cuentas te fuera bien. 17 No se te ocurra pensar: "Esta riqueza es fruto de mi poder y de la fuerza de mis manos." 18 Recuerda al SEÑOR tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza; así ha confirmado hoy el *pacto que bajo juramento hizo con tus antepasados. "No se te ocurra pensar" les dice el Señor a los israelitas y la razón era porque todo cuanto ellos poseían provenía de una sola mano. Dios les había otorgado desde la libertad que ahora poseían, hasta la tierra en la que habitarían para ver la plenitud de su amor y bendición. recordemos que el Señor nuestro Dios es el dueño, el que nos otorga, la vida, el poder, la habilidad, la fuerza, la salud, los dones y talentos, así que él es el dueño de todo, las escrituras nos dice en los Salmos 24:1 De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.

Pensemos en esto como si alguno de nuestros hijos nos dice que tiene muchísima hambre, así que vamos con él a la chispita roja y le preguntamos que desea comer y el nos dice que un pollo entero asado, así que se lo traen y cuando él ve esto sus ojos le brillan, así que en medio de su hambre empieza a comer de todas la presas y al ver como come nos provoca y le decimos; "me regalas una alita" y el dice: ¡no! "Es mío, no lo toques papá, eso es mío" Que hijo tan lindo, ¿Qué puede pensar usted? "Yo le di todo el pollo y tanta carne y este hijo no me quiere dar nada" Dios nos da toda la vida y tan solo nos pide una alita, en este caso el diezmo y nosotros decimos ¡no! Es mío, ¡tan lindo el hijo!

Este ejemplo que voy a colocar tal vez no aplica para todos, pero algunos de nosotros en el pasado servimos al diablo, no teníamos una vida muy ordenada y con toda certeza no éramos nada santos y si recordamos con toda seguridad dábamos más que el diez por ciento al que hoy es nuestro enemigo, sin ningún dolor financiábamos con todo el gusto su obra. Trago, mujeres, la salida, la rumba, el goce de todas las cosas que hay en este mundo desorganizado y terminábamos dando más al diablo que lo que hoy podemos darle a Dios. Esto es para que pensemos en ello porque hoy en día Dios nos ahorra mucha Dinero.

En ciudades como esta uno ve que cuando llega el viernes los bares están llenos, lo que las personas consiguieron con tanto esfuerzo en la semana ahora lo van a entregar a Satanás y muchas veces no es una parte, sino el cien por ciento de lo producido. Y lo que queda de esto es ruina, ya que allí estaba el sustento de su familia, lo que Dios había provisto para sus necesidades. Por esto hay que preferir la bendición de Jehová que enriquece y no añade tristeza, porque es una vida limpia, pura y santa.

Todo cuanto Dios demanda que le demos a Él, no es más que una prueba de fe.

Malaquías 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí (La iglesia local donde recibes tu alimento) y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Dentro de este contexto hallamos en el verso 6 que la escritura nos dice: Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. Hay cristianos que dicen que el diezmo no es para el día de hoy, que están bajo la gracia y no necesitan ofrendar o diezmar, si por lo menos conocemos un poco de la biblia sabremos que el diezmo es antes de la ley, durante la ley y después de la ley. Esto es como la oración, la oración estaba antes y después, es un principio de Dios, y sus principios jamás cambiaran, así que el no va a cambiar. Lo que el Señor dice en otras palabras es: que si eres diezmador serás bendecido, Él bendijo a los diezmadores del antiguo testamento, y Él bendecirá a los diezmadores del nuevo testamento.

El diezmo es una prueba, no sé si ha notado que el número 10 en las escrituras simboliza prueba. ¿Cuántas plagas hubo en Egipto? ¿Cuántos mandamientos? ¿Cuántas veces Israel fue probado en el desierto? ¿Cuántas veces probo Dios el corazón de Jacob cuando su suegro cambio su sueldo? ¿Daniel estuvo probado diez días? ¿La biblia registra diez vírgenes que fueron probadas?

El diezmo es una prueba, Dios quiere probarnos, el es Papá, él prueba nuestra fe, para ver si es cierto que hacemos todo cuanto decimos, para comprobar si estamos dispuestos al cumplimiento de su palabra. Esta es un área en la vida que no permite aparentar, lo hacemos o no lo hacemos, no hay ninguna posición mediana, es una prueba para ayudarnos a crecer, madurar, ser bendecido y ser bendición en la vida de otras personas.

Hebreos 7:7 Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor. 7:8 Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive. 7:9 Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos. Cuando nosotros pagamos los diezmos sin discusión alguna salimos ganando, por que el menor es bendecido por el mayor, y la biblia dice que Jesús es nuestro hermano mayor.

El darle a Dios lo que Él establece en su palabra debe ser algo del corazón.

Génesis 28:22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti. Está hablando Jacob cuando tubo la visión en Bet-el y este episodio fue una bendición para él, su corazón fue tocado, así que él decide hacer lo que su abuelo y su padre habían hecho para Dios, diciendo el 10 por ciento apartare para Ti y esto lo llevo a comprobar la bendición de Dios en su vida a pesar de todas las dificultades que afronto en la casa de su suegro.

Si hay algo que nosotros esperamos cuando recibimos algo de alguien es que nos lo entregue con todo el amor del caso, desde la comida que se pone en nuestra mesa en casa preparada por las manos de nuestra esposa, hasta el detalle con poco valor monetario pero lleno de un profundo afecto. De la misma manera Dios espera que lo que le traemos tenga una alta dosis de amor por él y un profundo reconocimiento por lo que ha hecho y representa para nosotros.

Cuando el diezmo llega a ser vida para nosotros es cuando se convierte en bendición, porque algunos lo tenemos por ley, por regla, por obligación y el diezmo y la ofrenda es vida, es algo que debe fluir con naturalidad, damos por que amamos, es una cosa de amor y generosidad y esta debe ser la idea correcta y hay bendición en esto, pero siempre debe provenir del corazón.

El diezmo y la ofrenda es un ciclo divino.

2 crónicas 31:4 Mandó también al pueblo que habitaba en Jerusalén, que diese la porción a los sacerdotes y levitas, para que ellos se dedicasen a la ley de Jehová. 31:5 Y cuando este edicto fue divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra: trajeron asimismo en abundancia los diezmos de todas las cosas. 31:6 También los hijos de Israel y de Judá, que habitaban en las ciudades de Judá, dieron del mismo modo los diezmos de las vacas y de las ovejas; y trajeron los diezmos de lo santificado, de las cosas que habían prometido a Jehová su Dios, y los depositaron en montones. 31:7 En el mes tercero comenzaron a formar aquellos montones, y terminaron en el mes séptimo. 31:8 Cuando Ezequías y los príncipes vinieron y vieron los montones, bendijeron a Jehová, y a su pueblo Israel. 31:9 Y preguntó Ezequías a los sacerdotes y a los levitas acerca de esos montones. 31:10 Y el sumo sacerdote Azarías, de la casa de Sadoc, le contestó: Desde que comenzaron a traer las ofrendas a la casa de Jehová, hemos comido y nos hemos saciado, y nos ha sobrado mucho: porque Jehová ha bendecido su pueblo, y ha quedado esta abundancia de provisiones. La clave está aquí ellos trajeron diezmos y ofrendas y Dios los bendijo y ellos trajeron más y Dios los bendijo más, esto no es un ciclo vicioso, sino un ciclo divino, ellos trajeron a su casa y Dios les produjo montones.

Leamos Malaquías 3:10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 3:11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 3:12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos. En este pasaje encontramos Siete beneficios del ofrendador y diezmador.
1. Las ventanas de los cielos estarán abiertas. Las ventanas abiertas siempre habla de avivamiento, esto nos dice que los generosos siempre serán personas avivadas, alegres con Dios en viviendo en su presencia.
2. Dios promete prosperar al diezmador, puedes colocar a prueba a Dios en esto y el cumple su palabra.
3. Dios reprende por nosotros el devorador y la palabra reprender quiere decir: paralizar o invalidar. Y hay que ver este pasaje a la luz de el nuevo pacto por que hoy en día Dios no reprende al diablo nosotros lo hacemos, no podemos estar con brazos cruzados esperando que Dios lo haga, así que nosotros no permitimos que el diablo toque nuestras finanzas.
4. No os destruirá el fruto de la tierra; el diablo no puede tocar nuestras finanzas, Dios nos otorgara la sabiduría para nuestras inversiones, nos librara de estafadores y ladrones, poseeremos protección divina. Así que Dios nos ahorrara mucho dinero, la sabiduría de Dios estará dispuesta para nosotros.
5. Nuestra vid no será estéril, todo lo que hagamos prosperara, no perderemos jamás lo sembrado y comeremos el fruto del trabajo de nuestras manos, hay muchas formas de perder el fruto pero no va a pasar en nuestras vidas. Esto nos habla de la familia de Dios y nuestra familia tendrá protección divina, aquí incluso hay una promesa que podrás tener bebes.
6. Todas las naciones os dirán bienaventurados, seremos testimonio para otros por causa de lo que Dios ha hecho con nosotros. Cuando yo veo lo que Dios ha hecho en nuestras viviendo bajo estos principios descubro como los que están a nuestro lado incluyendo a nuestra familia solo les queda decirnos, felices bienaventurados.
7. Seremos tierra deseable, tendremos el favor de Dios para nuestra vida, hay personas que nos verán con buenos ojos y querrán invertir en nuestra vida, nos bendecirán y nos querrán ayudar. Si deseas anota estos siete beneficios en tu biblia, para que siempre lo recuerdes.

Lo que te puedo asegurar es que estos principios funcionan, hoy tú tienes la oportunidad de probar a Dios y si tú piensas que como pastor estoy presionando para que hagas esto, estas totalmente equivocado por que la prueba de ello es que tu puedes ver todo lo que hay ahora en este lugar y con seguridad hasta lo has disfrutado y esto se encuentra aquí a pesar de que nunca hallas dado nada para la obra de Dios. Así que por mi mente nunca ha pasado la idea de depender de lo que proviene de ti, por que el día que esto pase estaré confinado a que esta obra se acabe.
 
Mi idea es otra y es que tú puedas ser bendecido y se acaben todas las afujías, angustias, ansiedades que han estado impidiendo el que tengas una vida bendecida.
 
Pastor: David Bayuelo
18 de Noviembre de 2012

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.