Por motivos de la situación actual de salud nacional debido al COVID-19 informamos que se suspenden las reuniones presenciales en la congregación y estaremos transmitiendo virtualmente los servicios que se desarrollan tradicionalmente los viernes a las 7:00pm y los domingos a las 9:00am. Te invitamos a estar conectados a través de las redes sociales @elcaminobogota (Facebook Live), el canal de Youtube y nuestra página.

Padres Que Marcan Sus Siguientes Generaciones

Padres que marcanEscuchar audio de esta predica  Jeremias 35:1-19

Hay una hermosa historia judía que dice así:

Durante los nueve meses que el bebé está en el útero de la madre, su alma, pasa el tiempo estudiando Torá. Durante nueve meses, cada alma está completamente inmersa en Dios, comunicándose directamente con su creador. Justo antes de que el bebé nazca, Dios manda un ángel que se acerca y toca la boca del bebé. Con su toque, el bebé se olvida toda la Torá que estudió en el útero y está listo para nacer. El salmo 139: 13-16: Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre, Mi embrión vieron tus ojos...
 
Así es que, cada vez que estamos expuestos a las enseñanzas sobre Dios y la espiritualidad, naturalmente nos sentimos atraídos, como si ya las hubiéramos escuchado alguna vez, mucho tiempo atrás. Cada uno de nosotros tiene una vaga memoria de aquellos meses de comunicación con nuestro creador y en el entorno familiar se suscitan una charla de hijos a padres en lo referente a Dios y es ahí donde nosotros como padres jugamos un papel importante para la formación de la fe en nuestros hijos más que su educación moral o ética.

1. Como padres es nuestro ser deber vincular a nuestros hijos a la fe que profesamos.

Si hay, por decirlo así, una bendición con la que nosotros como hombres nos sentimos bendecidos por nuestro Dios después de la salvación es: ser padres pues, es una de las cosas más plenas y compensadoras que podamos llegar a hacer. Yo lo llamo un milagro divino y tomar parte de este milagro, la vida de hijo a quien guiaremos a lo largo de la vida para que pueda cumplir su propósito en la vida y no cualquier propósito como: conocimiento, herencia material, "un futuro asegurado" sino el propósito de Dios para su vida. Como padres nos hemos preguntando ¿si hemos de partir de esta tierra que legado le hemos dejado a nuestros hijos? ¿Cuál va hacer el legado duradero de nuestra familia para ellos?

Si hay algo cierto que los judíos tienen claro es que la fe de sus hijos es formada por sus padres a tal punto que cada área de su vida gira en torno a la Palabra.

Son ellos quienes antes de que sus hijos nazcan le establecen una relación directa con su Dios, oran, escogen el nombre de ese niño o niña no por moda sino por propósito marcando la vida de ese niño por la eternidad, esto es vincular a nuestros hijos a la fe que profesamos. Vincular es ligar, fusionar, atar, empalmar, fundir. Al vincularlos le estamos diciendo en esto es lo que somos, lo que tengo y lo hago porque Él es el todo de mi vida. De hecho los padres judíos los vinculan tanto con la Palabra que un joven entre los 13 a 17 años cuando leen la Torá hacen parte de la historia como su propia historia familiar. Por ejemplo: ellos al leer lo hacen así: "estamos leyendo la historia de cómo Dios nos sacó de Egipto y nos salvó de los egipcios" nos/los.

Así como Dios Padre tomo un pueblo como Israel para enseñarle sus mandamientos, nosotros como sus hijos hacemos lo mismo con nuestros hijos y la Biblia nos da un ejemplo de como un padre como Jonadab enseño a sus hijos los mandamientos del Señor y como este influyo en sus generaciones siguientes en medio de una sociedad y familias en decadencia.

¿Quién fue Jonadab? Fue hijo de Recab, quien perteneció a un grupo étnico llamado los Ceneos, al cual también pertenecía el suegro de Moisés. No eran Israelitas, eran extranjeros, pero habitaron entre los israelitas (1Cr.2:55; Jer. 35:6). El contexto en que se desarrolla su vida fue uno de los periodos más difíciles donde los israelitas del norte, casi en su totalidad, seguían la religión perversa creada por Jeroboam y el culto oficial a Baal establecido por Jezabel, esposa del rey Acab. Jonadab es mencionado como un personaje importante en el reinado de Jehú, rey de Israel del norte. Este rey fue usado por Dios para exterminar la descendencia del perverso rey Acab y el culto a Baal. Jonadab le dio su apoyo. (2 R. 10:15-16) Por el apoyo que le dio al rey Jehú en el exterminio del culto idolátrico en Israel, se considera un hombre que aun siendo extranjero, fue genuino seguidor del Dios de Israel.

Piense en todo lo que está en juego en cómo los padres crían a un hijo. Este pequeño ser humano podría ser armado con la manera de triunfar en la vida, o ser literalmente programado para fracasar — ¡quedar indefenso contra los múltiples problemas que la vida le arrojará! Además, los hijos de este hijo — los propios nietos de los padres — serán afectados directamente por los principios de crianza (buenos o malos), que a su vez podrían continuar siendo usados, potencialmente por generaciones futuras. Luego está el efecto que el niño tendrá sobre todas las demás personas con quienes entre en contacto durante el resto de su vida.

Jonadab como padre ejerció una influencia espiritual de manera drástica sobre su familia, él no les dio la opción de que ellos escogieran su rumbo sino que determino el camino a seguir en cuanto a su fe al punto que su siguiente generación recordaba sus palabras: Jer.35:6: Pero ellos dijeron: «No beberemos vino, porque Jonadab hijo de Recab, nuestro padre, nos ordenó diciendo: "No beberéis jamás vino, vosotros ni vuestros hijos.

Dios ha trazado para cada uno de nosotros un propósito de vida. el contexto en que nace Moisés es un contexto decadente, violento y cruel en Egipto antes que naciera el rey establece una ley donde manda a matar todos los niños hebreos y su madre quien lo tenía oculto por un tiempo decide colocarlo en una canasta a orilla del rio, su hermana a lo lejos le seguía y en ese momento la hija del Faraón sale a bañarse al río y escucha llorar al niño y tuvo compasión de él, Ex.2:7-9: Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? 8 Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, 9 a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. Una nodriza era una mujer que se le pagaba para que amamantara y criara al niño hasta los 5 años, lo que le permitía educarlo en la religión hebrea. Más tarde ello influyó en que Moisés buscara a su pueblo. Por más que el mundo este como un océano turbulento de poderosas corrientes, representado por las tendencias, arrastres y abrumadoras presiones no permitas, no desfallezcas, no te rindas, se determinante y firme en vincular a tu hijo en la fe que profesas.

2. Padres que macan sus generaciones son aquellos que tienen a Dios como su prioridad ligado a un propósito.


La juventud de hoy vive en un mundo muy diferente al de todas las generaciones previas. Es uno que les enseña que las carreras profesionales vienen primero — que la realización individual es más importante que la crianza de una familia — que las madres hogareñas se han convertido, y deberían ser, en gran medida una cosa del pasado — y que los hogares necesitan los ingresos de dos padres, o las familias no pueden sobrevivir. Es un mundo que enfatiza vivir casi exclusivamente para el hoy, porque el mañana puede que nunca llegue.

Los niños de hoy son cínicos, emocionalmente vacíos y poseen un tipo de mentalidad hastiada del mundo. Si bien muchos por fuera pueden parecer fuertes y hablar con rudeza, la mayoría son moralmente débiles y están espiritualmente vacíos por dentro. Ellos se han convertido en una generación de niños emocionalmente atrofiados. Como resultado, carecen de empatía — no pueden preocuparse por otros, y a duras penas pueden preocuparse por sí mismos. Les falta la fibra o firmeza moral para hacer lo correcto, incluso cuando es sencillo. Millones han llegado de forma inestable a la edad adulta creyendo que "si se siente bien, hazlo"

Es importante muy importante entender lo que Dios nos dice en cuanto a la familia, antes de escuchar la opinión de un hombre que dará su opinión basado en su conocimiento acerca de cómo criar a sus hijos acuda a la única fuente que tiene mucho que decir al respecto: La Biblia.

Prioridad: hace referencia a la anterioridad de algo respecto de otra cosa, ya que sea en tiempo o en orden. Aquel o aquello que tiene prioridad se encuentra primero en comparación con otras personas o cosas.

Un ejemplo de ello es Josué.24:15: Y si no os parece bien servir al SEÑOR, escoged hoy a quién habéis de servir: si a los dioses que sirvieron vuestros padres, que estaban al otro lado del Río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa, serviremos al SEÑOR. El no llamo al pueblo a quien servir porque creyese en la existencia de dos opciones desde la perspectiva divina. Al hacerlo estaba confirmando su propia lealtad a Dios e instando al pueblo a dar la misma respuesta. Es lo mismo de si me congrego, de si escojo una actividad de placer por servir, de cohabitar o casarme, etc.

Jonadab vio el panorama de decadencia e idolatría en que se encontraba el pueblo de Israel en ese momento pero su convicción se mantuvo firme y es por esto que su visión en cuanto a sus generaciones fue más allá, fue un hombre visionario que trascendió al tiempo, época, situaciones decadentes su visión era Que ellos vivieran muchos días sobre la faz de la tierra donde habitaran. (Jer. 35:7b) y no a la manera que dictara la época sino a la manera de Dios.

-La prioridad debe estar vinculada al propósito (presentar, expuesto delante de Dios, deseo, poner algo hacia adelante o para el futuro) si tenemos una prioridad pero no la vincula a su vida con propósito si prioridad carece de sentido, no contara para nada. Deut.6:1-3:

Esta es la Palabra que Dios le da por medio de Moisés a la nueva generación que va entrar a la tierra prometida. ¿Tiene alguna meta en la vida?, ¿tiene algunos deseos para sus hijos?, ¿Cuáles son los deseos que tiene para ellos?, usted puede decir: "bueno yo oro por mis hijos" –pero- ¿Por qué ora por sus hijos?,-ora por la salud de ellos, ora por su bienestar, ora para que sean famosos y tengan una vida fácil- ¿Cuántos podrían orar y decir Dios que bendición seria si llamaras a mi hijo al ministerio, si lo llamaras al campo misionero? Algunos pensarían que eso sería una gran pérdida, pero la Biblia dice que los hijos son flechas en las manos de guerrero (sal.127:4), ¿Cuál es su ambición para sus hijos? 3Jn.1:4: No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad. Lo he dicho muchas veces no me interesa si mi hijo es rico, famoso, me interesa que te conozca y te ame. Como esposos tenemos metas, como padres tenemos deseos para nuestro hijo. No establecemos sobre su vida metas porque no podemos controlarlo y nos frustraremos. Tenemos metas para usted mismo y deseos para otras personas. "Yo deseo hijos piadosos", "Yo seré un padre piadoso" porque puedo hacerlo, no dependo de nadie para hacerlo. Hay un propósito: "Oh Dios que mis puedan conocerte y amarte" si llegan a ser famosos, ricos, bien pero "Oh Señor mi deseo es que te conozcan y te amen"

La mayoría de los padres procuran trabajar duro para dejarle a su descendencia una herencia material (claro que hay muchos que para justificar y esconder su codicia dicen que lo hacen para asegurar a su familia), otros no se preocupan tanto por lo material, sino por dejarle a sus hijos una educación para que se defiendan en esta vida. Jonadab pensaba diferente, él vio que la largura de días no estaba en dejarles abundancia de riquezas materiales, ni tampoco en una alta formación académica secular; él vio en la codicia y en los placeres mundanos el enemigo que destruiría su familia, y seguramente por ello, estableció unas normas radicales para que sus descendientes las cumplieran, si querían vivir.

1. No beber vino ni plantar viña. Es obvio que esta prohibición tenía el propósito de mantener alejada a su familia de los placeres mundanos. Quizá muchos buenos creyentes estarían de acuerdo que no era malo tener un cultivito de uvas y tomarse uno o dos vinitos, pero Jonadab no pensaba así hizo el compromiso de que ni sus hijos, ni sus nietos, ni sus tataranietos bebieran vino. Prov.20:1: El vino produce burlones; la bebida alcohólica lleva a la pelea. Los que se dejan llevar por la bebida no pueden ser sabios. Él sabía el efecto del vino, sabía que la embriaguez se iniciaba con el primer sorbo y había visto los resultados devastadores, había visto familias y pueblos destruidos por el consumo de vino. De cualquier forma Jonadab presentó a su familia pruebas muy sólidas y contundentes para ordenar a sus descendientes alejarse totalmente de los placeres mundanos y de todo aquello que les pudiera servir de tentación.

2. No edificar casa ni sembrar. Tener una casa y cultivar para sustentar la familia es ideal, pero no lo era en su época para Jonadab. Él vio que las personas que habían pasado de una vida nómada a una vida sedentaria, para tener más comodidad, si bien habían alcanzado su objetivo, tenían ahora muchos problemas. Jonadab pensaba que la vida no depende de la posesión de muchas cosas, creía que el amor a las riquezas es la raíz de todos los problemas. Él quería que su descendencia llevara una vida más simple, que no entrara en el camino de la codicia, así podría evitar ser destruida, quería que sus generaciones vivieran dependientes de Dios. Al evaluar cuál sería la opción más acertada vio la vida nómada como la que generaba mayor seguridad para ello. Lo que debemos aprender de este pasaje es el interés profundo que Jonadab tenía porque su familia no fuera codiciosa y se evidencia el arduo trabajo realizado para lograrlo. Det.8:11-18.

3. Padres que marcan sus generaciones son aquellos que pasan su posta de la fe a sus siguientes generaciones.

Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita.Sal.112:2

Si queremos que nuestras generaciones futuras sean marcadas por nuestra fe es nuestro ser deber persuadirlos a creer en nuestro Dios. Deut.6.6-9:

Como padres comenzamos a enseñarles a nuestros hijos aun antes que nazcan, se lo entregamos al Señor en oración diciéndole "quiero que uses a mis hijos", como Ana lo hizo con Samuel, eso es persuasión y para hacerlo debe depender del Espíritu Santo.

¿Qué resultados obtuvo?

1. Los recabitas subsistían con tales principios en la época de Jeremías. Habían pasado no menos de 200 años, cuando Jeremías por orden de Dios, les ofreció vino, ellos, aunque sabían que el profeta era un siervo de Dios, se reusaron por completo a beberlo y dieron las razones. (Jer.35:5-11)

2. Son alabados por Dios por honrar a su padre. Dios los toma como ejemplo de la forma como un hijo debe honrar a su padre, algo que Israel no hacía con Dios. (Jer.35:12-17)

3. Dios les promete que no faltaría un varón que esté en la presencia del Señor todos los días. Dios promete entonces la preservación de su posteridad para que algunos de los recabitas tuvieran el privilegio de servirle al Creador. Un recabita llamado Malquías, personaje importante en la época de Nehemías ayudo en la reconstrucción de los muros de Jerusalén (Jer.35:18-19; Neh.3:14)

Conclusión:

Jonadab dejó un tesoro precioso para que su familia viviera muchos días y Dios lo bendijo en su propósito. Es importante que reflexionemos sobre qué clase de tesoro estamos dejando para los nuestros. ¿Estamos seguros que el legado que estamos dejando para ellos será bendecido por Dios?

"Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad" Dn.12:3
 
Pastora: Myriam Vargas
Octubre 20 de 2019

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.